El Minuto

Noticiero

2021: Argentina en peligro

El Minuto | Este año que finaliza, la Argentina se ve atravesada por serios problemas, políticos, sociales y económicos. Preocupa la escalada de la violencia del crimen organizado, en la segunda ciudad del país: Rosario, unido a la violencia de grupos mapuches en el sur, ante un gobierno nacional que se niega a ver la realidad. La oposición, ha logrado una tímida victoria en las elecciones parlamentarias, que impiden sesgos autoritarios de la actual coalición gobernante, pero carece de ideas claras para lidiar con los problemas estructurales del país. No cabe duda que la Argentina está en una situación de vulnerabilidad.

Por: Jorge Alejandro Suárez Saponaro | Director El Minuto para Argentina 

Justicia perseguirás…

El gobierno ante el resultado de las elecciones, de 24 distritos en juego, 14 fueron ganados por la oposición. El oficialismo perdió el control del Senado, algo que no sucede desde los años 80. Esto ha puesto nerviosos a sectores duros del kirchnerismo. Unido a la divisiones internas de la coalición para llegar a un acuerdo con el odiado FMI. La vicepresidente de la Nación, una vez más estuvo envuelta en la polémica. En un contexto de inflación, de recortes de jubilaciones, unido a la decisión del Poder Ejecutivo, de retirar $ 12.000 millones destinados al pago de juicios a los jubilados, en los medios fue publicado, que la Administración Nacional de Seguridad Social o ANSES, no apeló una decisión judicial, que involucraba un reclamo de la vicepresidente, Dra Fernández de Kirchner, que hoy día cobra una abultada pensión y jubilación especial (2,5 millones de pesos mensuales, o sea más de US$ 20.000) por haber sido ex jefa de estado y como viuda de un ex jefe de estado, a pesar que la legislación especial lo impide, agregándose el cobro de un abultado retroactivo.

Pertenecer tiene sus privilegios y el fallo en base a una particular interpretación, le dio la razón a la vicepresidenta. Mientras tanto miles de jubilados, ven como languidecen sus reclamos ante la Justicia Federal de la Seguridad Social, y en muchos casos los sorprende la muerte a la espera de la sentencia favorable o el cobro de los haberes reclamados, las constantes apelaciones del ANSES, no hace más que retrasar las cosas. La vicepresidenta, tuvo otra buena noticia en esta ajetreada parte del año: el sobreseimiento, junto a sus hijos, por una de las tantas causas que debe enfrentar, por parte la Cámara, antes de llegar a juicio oral, estando previsto que este se llevara a cabo. Lo que generó una nueva polémica pública. Igual la Dra Fernández de Kirchner, tiene que dar explicaciones en numerosas otras causas por corrupción, así que tiene un largo derrotero en el fuero federal.

El ex presidente de la Nación, Ing. Mauricio Macri, no podía quedarse fuera de la vieja tradición argentina, de terminar procesado – una de las excepciones del caso fue el Dr Raúl Ricardo Alfonsín – por instigar espionaje ilegal a los familiares del submarino ARA San Juan, perdido en noviembre de 2017, en un siniestro que aún queda por dilucidar lo que realmente pasó, desde el punto de vista judicial.

El Dr Bava, un juez vinculado al oficialismo, titular del juzgado federal en Dolores, procesó al ex presidente, y le trabó embargo por varios millones, agregándose el hecho que no podrá salir del país. Desde Juntos por el Cambio, criticaron la medida, mas allá que compartimos, que la causa tiene ribetes políticos, eso no exonera al ex jefe de Estado, de dar explicaciones por una política de asfixia presupuestaria en el área de Defensa, que llevó que el país perdiera un activo estratégico, que es contar con Arma Submarina.

Inflación, deuda externa, pobreza, los males de siempre…

La economía, sigue con altos niveles de inflación, un Banco Central que impuso muchas restricciones que impiden a miles de argentinos, a poder pagar en cuotas viajes al extranjero, lo que alimentó aún más el malhumor social. El desempleo es un serio problema, tema sobre el cual los sindicatos, solo guardan silencio o hacen tímidas críticas. Los movimientos sociales, presionan en cambio todos los días por mas subsidios, para alimentar sus poderosos aparatos clientelares. Las posibilidades de generar empleos, se esfuma con las medidas del gobierno en materia de control de precios, cepo al dólar, alza de impuestos – entre ellos el curioso impuesto a los envases – y restricciones de exportaciones de productos agrícolas, especialmente carne, que ha beneficiado especialmente a Uruguay, que está ocupando nichos de mercado, que antes eran de Argentina.

En el marco de tensiones internas, el gobierno inició los primeros acercamientos con el FMI, pero su titular, dio a conocer que las negociaciones estaban lejos de alcanzar un acuerdo. En otras palabras, Argentina se niega a tomar medidas de austeridad en el sector público. El gobierno busca distraer la presión sobre el acuerdo con el FMI, cargando tintas contra el ex presidente Macri, como si todo el problema de la deuda externa, fuera responsabilidad de su presidencia. Alfonso Prat Gay, ex ministro de economía de la gestion macrista, de una manera audaz, desarmó el argumento oficialista sobre la deuda del FMI. “le dejo a Cambiemos obligaciones a pagar por u$s 86.000 millones en los primeros dos años.

Un préstamo completo del FMI por año y al contado”, En su cuenta de Twitter continuó, esta vez contra el ministro de Economía actual, Martín Guzmán: “¿Así que Guzmán llora porque ‘Juntos por el Cambio dejó una deuda de u$s 45.000 millones con el FMI a pagar en 3 años’? ¿No sabe que CFK dejó deudas vencidas y por vencer por u$s 86.000 millones en 2 años?”, Los datos surgen de la misma gestión de la ex presidenta, en la base de datos de la Secretaría de Finanzas, en un informe que data de fines de 2015.

El Dr Prat Gay, sostuvo que el kirchnerismo en 2015, dejó u$s 62.000 millones de deudas más holdouts mientras que también dejó u$s 24.000 millones no registrados. Agregó en su “hilo” de Twitter, que durante la segunda presidencia de la Dra Fernández de Kirchner, fueron acumuladas deudas por US$ 18.000 millones por armonización de cajas previsionales y restitución del 15% de coparticipación (decreto firmado horas antes de irse). “todas estas deudas no registradas fueron canceladas por Juntos por el Cambio” en el período 2016-2019. “Solo en 2016, los vencimientos de capital que tuvo que afrontar Cambiemos superaron los u$s 42.000 millones, por todo concepto, más otros u$s 12.000 millones de intereses. Esto no exonera a la gestión de Cambiemos, los gruesos errores de política económica, pero pone en evidencia, que el sectarismo político impide que existan consensos para recuperar la confianza de los mercados internacionales.

El sector privado ha pagado muy caro, por un lado el delirio de la cuarentena del 2020, y por otro la pesada carga impositiva que tiene que afrontar. No existe voluntad política para llevar a cabo una reforma tributaria, y especialmente mejorar la capacidad de controlar el alto nivel de informalidad que caracteriza a la economía argentina. Mientras el Banco Central intenta frenar la escalada del precio del dólar, la inflación carcome el bolsillo de los sectores menos favorecidos.

Desde la oposición, las propuestas no son mejores, sino más bien sienten una nostalgia por las políticas de los 90, como señaló el ex presidente Macri, al reivindicar la figura del fallecido presidente Dr Carlos Menem olvidándose de la corrupción de su gobierno, del endeudamiento astronómico, desempleo, los atentados terroristas contra la Embajada de Israel y la AMIA, y largo listado de hechos de corrupción, y el legado de una pobreza estructural del 30%), algo que comparte el espacio de los llamados libertarios, liderados por Espert y Milei. El contexto socio económico del país, es complejo, y pareciera que el liderazgo político no es consciente de ello.

El Observatorio Social de la Universidad Católica, estima que el desempleo real es del 28.5% (14.5% desempleados y el restante, subempleados, trabajadores temporarios, beneficiarios de planes sociales. Los sectores más golpeados fueron las mujeres (parece que el Ministerio de Género, no ha tomado nota de ello a pesar de tener un presupuesto abultado de varios miles millones de peso), jóvenes, y mayores de 59 años.

El área más afectada, ha sido el Gran Buenos Aires, pero los niveles de pobreza en muchos conglomerados es preocupante, como pone en evidencia el citado Observatorio en 2020: Chaco, con el 53,6% de la población; seguida por los partidos del Gran Buenos Aires, con el 51%; Concordia, 49,5%; San Nicolás-Villa Constitución, 43,6%, y el Gran Tucumán, con el 43,5% del total. Por franja de edades, el INDEC, organismo oficial señaló en el segundo semestre de 2020, la pobreza en Argentina fue de 57,7% entre menores de 15 años; de 49,2% en personas de 15 a 29; de 37,2% en las de 30 a 64; y de 11,9% en mayores de 65 años, Los jóvenes y niños, el futuro de la Nación, son lo más afectados por el drama de la pobreza y marginalidad.

La inseguridad de todos los días.

Mientras que el liderazgo político está enfrascado en sus luchas mezquinas, siendo ejemplo de ello la fractura que tuvo el bloque de la Unión Cívica Radical, integrante de la coalición Juntos por el Cambio, por mero duelo de egos. El oficialismo aprovechó esta situación de debilidad para intentar imponer su reforma del Consejo de la Magistratura, dado que existe un fuerte rumor, que la ley vigente, herencia del kirchnerismo, sea declarada inconstitucional.

En este contexto, el país atraviesa una escalada del delito en grandes aglomerados urbanos, especialmente en el Gran Buenos Aires y Gran Rosario. En este último caso el gobierno ha enviado un limitado número de efectivos de fuerzas federales, el responsable del fiasco en materia de seguridad de la Provincia de Santa Fe, que se ve afectada seriamente por el avance del narcotráfico, Marcelo Saín fue designado asesor del ministro de seguridad, Aníbal Fernández.

El crecimiento de este fenómeno viene desde hace más de una década, los grupos criminales, tienen control territorial de barriadas pobres, han estado infiltrando lentamente estructuras de seguridad y judiciales locales. La temible banda Los Monos, ha sido protagonista de incidentes serios en Rosario, atacando edificios del poder judicial, funcionarios, etc. Las crecientes disputas de grupos por el control del comercio minorista de drogas ilegales, genera violencia, que llega a la misma población en general. El despliegue masivo de fuerzas de Gendarmería y Prefectura Naval en el Gran Buenos Aires, para suplir las carencias de las fuerzas policiales de la Provincia de Buenos Aires, ha dejado importantes vacíos, especialmente en la frontera norte, sumamente sensible al tema del narcotráfico. Este es una amenaza real para Argentina, entre 2010-2014 por ejemplo, según un trabajo de la experta en seguridad, Carolina Sampó, el narcotráfico creció un 50%.

En lo referente a la Provincia de Buenos Aires, la cuestión de la seguridad, pareciera estar en un callejón sin salida. El titular de la cartera, Sergio Berni, prometió reclutar 40 mil efectivos adicionales. Quien los va pagar, de donde sacará semejante cantidad de efectivos, solo el ministro en cuestión lo sabrá. El gobernador, Dr Kicillof, permanece ausente a este problema, mas allá de carga tintas a su antecesora, Lic Vidal.

Así observamos acusaciones cruzadas, cargan tintas contra un poder judicial colapsado, la provincia, tiene que lidiar con una situación altamente riesgosa. El crecimiento del delito, es alarmante, unido a la violencia de los hechos, especialmente en incidentes de robo en manos de delincuentes que usan motocicletas, denominados popularmente motochorros, que pone en evidencia, una clara incapacidad para prevenir el crimen. Las fuerzas policiales carecen de recursos adecuados, unido a la falta de una decisión política para hacer frente al problema y actuar en consecuencia.

La provincia carece de una política criminal, que busque reducir la tasa de reincidencia, incrementar también la sanción de los delitos. Es sabido que el grueso de los delitos, quedan impunes. La Justicia, cooptada en gran parte por cuestiones ideológicas, impulsadas por el Dr Zaffaroni, ha sido muchas veces benévola con delitos graves, como también en materia de excarcelaciones. Por ejemplo en plena crisis sanitaria, 4000 delincuentes de suma peligrosidad, fueron liberados por razones humanitarias, cuando las cifras de contagios por COVID en los penales fueron extremadamente bajas.

La ideología, impide que se aplique la normativa aprobada en 2016, destinada a derribar aeronaves que violen el espacio aéreo. Algo que se aplica en Brasil, Bolivia, Venezuela (su régimen suscita muchas simpatías por sectores del oficialismo). Esta situación permite que los cielos argentinos sean un colador, donde numerosas aeronaves se dedican al transporte de drogas y contrabando. Lamentablemente las cuestiones ideológicas, ponen en riesgo la seguridad nacional. El crecimiento de los grupos criminales se traduce en corrupción, mas violencia, trata de personas, negocios extorsivos, que a la postre afectan la inversión y desarrollo.

Rosario, la segunda ciudad más importante del país, es factor de preocupación, los índices de criminalidad son elevados. 16.42 cada mil habitantes y en 2020, la tasa de homicidios se ha cuadriplicado.

Los conflictos entre distintos grupos criminales por controlar barriadas pobres y espacios para ventas de droga, han disparado la violencia. Los poderosos grupos criminales que operan en dicha ciudad son conducidos por sus líderes en penales de Santa Fe y la Provincia de Buenos Aires. Lo que indica falencias en materia de seguridad en el sistema penitenciario y medidas para lidiar con presos altamente peligrosos.

Asimismo se observa el drama de la extorsión denunciado por el periodista rosarino especializado en estos temas Germán De los Santos, dada a un canal local, en el programa Cuestión de Fondo: Este esquema va más allá del narcotráfico. Hoy, otro problema gravísimo es el de la mafia, extorsiones, por ejemplo.

Los Monos y otras bandas, sobre todo como si fuesen franquicias de Los Monos, bandas más chiquitas, más barriales, van a una concesionaria de autos que opera la mitad en blanco y la mitad en negro, provee muchos autos para blanquear dinero del narcotráfico, y le exigen 25.000 dólares por mes. “Si no pagás, te tiroteamos”.

Hubo 600 casos de balaceras en el primer semestre. El contexto marginal ayuda a que las bandas criminales recluten asesinos a sueldo por poco dinero, o para otros menesteres criminales. El estado, ausente. El citado periodista señaló que los grupos criminales están infiltrando sindicatos, especialmente de peones de taxis, empleados municipales, y portuarios. Los grupos criminales han atacado a 14 jueces, al nuevo edificio del poder judicial de la Provincia de Santa Fe, en Rosario. Los tentáculos de los grupos criminales se van extendiendo a sectores importantes de la política, lo que implica que tarde o temprano, el crimen organizado, controlara en parte las estructuras del poder del Estado.

Argentina tiene serios problemas de control fronterizo, especialmente en el norte, tanto terrestre, como en las vías fluviales. Los recursos destinados al control, son exiguos. Las características de economía informal en muchas localidades fronterizas, favorece la actividad criminal, por ejemplo, el contrabando. La miseria, la falta de oportunidades, y una presencia casi fantasmal del Estado, generan condiciones para que organizaciones criminales se radiquen y cuenten con suficiente “recurso humano” para sus operaciones.

Agregándose la escasa cooperación regional, como limitaciones en materia de control del lavado de activos. Argentina tiene todos los ingredientes para seguir el camino de México o Colombia, con un sistema judicial debilitado, un poder político indiferente y con niveles de infiltración del crimen en estructuras políticas, gran mercado negro de armas, fronteras porosas, y elevados niveles de marginalidad, crean una combinación explosiva a largo plazo. Otro tema preocupante, el aumento del consumo de estupefacientes, como señaló en su momento, el experto en seguridad Eugenio Burzaco. Asimismo, en su libro junto a Sergio Sergio Berensztein, Poder Narco, estimaron el mercado local de drogas en unos US$ 1.000 millones.

Desde hace años, varios miles de colombianos se han radicado en el norte del país, lo que sido objeto de llamamientos de funcionarios de la Justicia Federal, el propio gobierno colombiano, como expertos en temas de seguridad. Grupos liderados por peruanos, controlan barrios de emergencia de la Ciudad de Buenos Aires, dedicados al tráfico de drogas. Pareciera que no existe voluntad real del Estado, de recuperar el control de los espacios perdidos, generando una situación de alto riesgo.

Éramos pocos y llegaron los mapuches

En el sur del país, en áreas de reconocido valor turístico, un grupo radicalizado, conocido como Resistencia Ancestral Mapuche, sobre una lectura completamente falseada de la historia, inició un proceso de radicalización, que se mostró con fuerza durante la muerte del activista Santiago Maldonado. Muerto por un accidente, ahogado en un arroyo, luego del desalojo de una ruta por parte de Gendarmería. El fenómeno del indigenismo fue creciendo, y con el nuevo gobierno, gracias al apoyo del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, los grupos radicalizados encontraron sostén político. Así hemos observados ocupaciones violentas de terrenos fiscales, propiedades privadas, además de actos vandálicos contra iglesias, símbolos nacionales, como ataques a ciudadanos en balnearios. En el mes de octubre, se registraron ataques incendiarios en las zonas turísticas de El Bolsón y Bariloche. A pesar de lo que dice la normativa antiterrorista, el gobierno

descarta que este grupo, ligado a la Coordinadora de Comunidades en Conflicto Arauco Malleco de Chile o CAM. Los incidentes con este grupo vienen del 2014, siempre acciones de sabotaje, como la destrucción de un sector del tren turístico conocido como La Trochita, incendios, amenazas a puesteros en el campo, destrucciones, vandalismo. Una verdadera gimnasia revolucionaria, seguro para endurecer cuadros y prepararlos para una etapa de lucha armada. Esto lo vivió en la Argentina, con el accionar de grupos extremistas en los 60 y 70, empezaron de la misma manera que el RAM, para luego terminar con las armas en la mano. La escalada del conflicto vino de la mano de la extradición del líder del RAM, Facundo Jones Hualas, condenado a nueve años de prisión en Chile.

Facundo Jones Hualas


La gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, entró en conflicto con el gobierno federal, cuando este negó ayuda ante la escalada de violencia, de un grupo sedicioso, que además ha ocupado tierras federales como los Parques Nacionales. Las fuerzas policiales a todas luces, están sobrepasadas y no tiene capacidad para lidiar con un grupo opaco, del cual se desconocen sus liderazgos, operando en células independientes. Explotan hábilmente el factor sorpresa, acompañado por una importante red de simpatías de sectores políticos, que están incluso dentro del mismo gobierno, lo que les da cobertura para evitar una respuesta mas contundente del Estado, quien tiene una incapacidad de actuar acorde a la ley.

La llamada Cuesta del Ternero a 15 km de la localidad de El Bolsón, donde funciona una explotación forestal, fue ocupada y a pesar de la orden de desalojo de la Justicia. Los usurpadores del RAM siguen en el predio, rodeados por fuerzas de seguridad, en una suerte de medida de no innovar. La Justicia Federal también va a paso de tortuga con el desalojo de los ocupantes que están en tierras de Parques Nacionales, teniendo como base un área cercana a Villa Mascardi, a 40 km de San Carlos de Bariloche. La ocupación de estos terrenos data de 2017.

En ese año un informe del gobierno, atribuyó al grupo RAM casi un centenar de atentados/incidentes y un muerto. Razones políticas, impidieron, que el gobierno federal desactivara estos grupos. El caso Maldonado, fue sin ninguna duda un hecho, que impidió posiblemente acciones más contundentes. El Obispado de San Isidro, en un predio donde tiene un centro vacacional para chicos de bajos recursos, sufrió la usurpación y destrozos de los mapuches del RAM, y espera una salida negociada.

No entraremos en detalles sobre el trasfondo del conflicto, donde se mezclan intereses netamente económicos, dado que los reclamos se centran sobre territorios que son de gran valor, por varios motivos, sustentado una visión totalmente tergiversada de la historia. Los mapuches no son originarios de Argentina, y la visión que tiene el grupo RAM, como sus aliados trasnochados, dista de la realidad histórica, este grupo tiene todos los indicios de cometer actos de sedición.

Al respecto cabe señalar lo que dice la Constitución Argentina, en su artículo 22 “El pueblo no delibera ni gobierna sino por medio de sus representantes y autoridades creadas por esta Constitución. Toda fuerza armada o reunión de personas que se atribuya los derechos del pueblo y peticione a nombre de este, comote delito de sedición”.

Pero lo más grave, que años de abandono, la infiltración de determinados sectores ideológicos en estamentos del estado, ayudan a la radicalización. Una combinación, donde observamos que estos grupos CAM/RAM, ocupando propiedades rurales, manipulación de grupos que alegan presuntos derechos ancestrales sobre determinados territorios (generalmente de gran potencial económico) junto al accionar de ONG de derechos humanos y organizaciones políticas, permitirá la puesta en marcha de una máquina de propaganda, donde de alguna manera justificarán su accionar ante la opinión pública, y particularmente los grandes medios de comunicación. Las consecuencias políticas de las acciones que tome el Estado, sin ninguna duda desgastarán al gobierno de turno, sea el camino que tome al respecto.

El estado nunca libró la batalla cultural que había que llevar a cabo, combinado con otros factores, permite que elementos radicalizados crezcan y engrosen las filas de este peculiar grupo, el RAM, que tiene una postura intransigente, y rechaza cualquier tipo de negociación con autoridades argentinas.

Al cerrar canales de diálogo, la única vía es la lucha armada. Este grupo ha subido la apuesta y en febrero de 2021, en la localidad de General Viamonte, hubo un intento de incendiar una cisterna de combustible de un hangar de aviones, el mes anterior en la localidad de Agustina, fueron incendiadas 60 hectáreas de un campo de trigo. Estas dos localidades son de la Provincia de Buenos Aires. Hechos reivindicados por el grupo RAM.

La presión que ejerce las fuerzas del orden chilenas en la llamada Macrozona Sur, impulsará a muchos integrantes del grupo CAM, ya con entrenamiento y experiencia en hechos violentos, puedan infiltrarse y llegar a la Argentina. El citado grupo, se sospecha que tuvo ligazones con las FARC desde 2006/2008, además de recibir la influencia de grupos de extrema izquierda. La presencia de este grupo en Argentina, fue informada oficialmente por Colombia en los años 2004 y 2010. La falta de acción del Estado, no hace más que ayudar a consolidar al RAM, que tarde o temprano será un dolor de cabeza, cada vez mayor, y pone en riesgo, objetivos de alto valor estratégico como son plantas de agua pesada en Neuquén, las explotaciones de petróleo y gas, y de energía hidroeléctrica. Prevenir es mejor que curar, premisa que parece que desconocen los “expertos” de seguridad que asesoran a muchos políticos en Argentina.

Argentina está en peligro, por múltiples factores. La corrupción, la anomia social, pobreza, elevados índices de indigencia y marginalidad, una justicia incapaz de dar respuestas adecuadas, y la falta de políticas consistentes, lejos de prejuicios ideológicos, que terminan siendo de alguna manera funcionales a las amenazas que se ciernen sobre el país. El poder del crimen organizado avanza, y paulatinamente esta disputando el poder territorial al propio Estado.

Asimismo, en el sur un grupo, aspira a convertirse en insurgencia armada y crear un estado “mapuche”. Mientras tanto la dirigencia política tiene otra agenda y no toma conciencia de la situación que atraviesa el país., o no lo quiere hacer. Sea como fuere, la Patria está en peligro, a pesar que no lo quieran ver.

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish