El Minuto

Noticiero

Argelia, Lección de Diplomacia en Tiempos de Guerra

El Minuto | Uno de los episodios con drama real que no necesitan cinematografía para expresar el dolor de toda una nación es la vivencia del pueblo saharaui, tanto en el Sáhara Occidental como en los desiertos de Tinduf (Argelia) donde vive injustamente las consecuencias de una invasión realizada a su territorio en 1975 y cuyas generaciones transcurren a la espera de una cuasi milagrosa solución.  

Por: Gary Ayala, director de El Minuto, en Perú

Argelia, dio un paso firme en el ámbito internacional al suspender el 8 de junio de manera inmediata el acuerdo de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación establecido con España el 8 de octubre del 2002 debido al extraño y sorpresivo viraje que el gobierno de Pedro Sánchez asumió frente a la situación contenciosa entre Marruecos y los representantes saharauis. El caso se trata en las Naciones Unidas y allí se considera a este territorio ubicado al noroeste de África con orillas al Atlántico como no autónomo y con un proceso pendiente de referéndum de autodeterminación.   

El “giro injustificable” que menciona Argelia respecto de la actitud del jefe de Estado español lo agudiza más al denominar a la propuesta marroquí como “ilegal e ilegítima”.

El raudo y atemorizado mensaje expresado por el ministro de Relaciones Exteriores español, José Manuel Albares, quien refirió “no temer” represalias en el suministro de gas, reveló el verdadero temor: Quedarse sin gas.

El suceso escondido al mundo

El pueblo saharaui es oriundo del norte de África, fue colonia española, pero al salir ese país hispano de su territorio en 1975 lo invadió el rey de Marruecos ese año y desde allí vive prisionero detrás de un muro de 2,750 Km de largo, más extenso que la distancia entre Tumbes y Tacna (extremos peruanos). Dicha construcción es conocida como “El Muro de la Vergüenza”, su mantenimiento asciende a más de un millón de euros por día.

Los territorios del Sahara Occidental -lugar específico de la nación saharaui- tiene una riqueza impresionante en reservas: oro, uranio, fosfatos (para detergentes y abonos), petróleo, gas, arena industrial y un rico banco de peces en el Océano Atlántico. Abarca una superficie de 266,000 Km2 y todo lo aprovecha Marruecos.

Más o menos 700 mil personas quedaron atrapadas en el encierro las cuales viven bajo una opresión donde los derechos humanos son vulnerados a diario y donde las mujeres son el blanco principal como una metodología de exterminio de la población saharaui.

Un grupo de aproximadamente 200 mil personas logró escapar antes de la construcción del muro y se establecieron decenas de kilómetros más hacia el Este en el desierto del Sahara en jurisdicción ya de Argelia que humanitariamente brindó sus terrenos.

El lugar de sobrevivencia se llama Tinduf donde se ubican los Campamentos de Refugiados Saharauis. En tal contexto, el 27 de febrero de 1976 se fundó la República Árabe Saharaui Democrática, la misma que está reconocida por 85 Estados del mundo entre ellos el Perú.

Acusaciones de Alto Nivel

No obstante la legislación vigente del derecho internacional y las contundentes expresiones de importantes foros como son las resoluciones de la ONU y de la Corte internacional de La Haya que descalifican la acción marroquí, el jefe de Estado español ha brindado su respaldo al régimen invasor lo cual ha indignado a la propia población española y analistas especializados sobre este tema internacional, y principalmente al gobierno argelino que sigue muy de cerca el padecimiento de los saharauis.

La Agencia oficial de Argelia fue muy clara en su comunicado al referir que la decisión tomada por el gobierno español constituye una violación de la legalidad internacional y de las obligaciones morales y políticas sobre el territorio referido.

El diplomático del Ministerio de Relaciones Exteriores de Argelia, Amar Belani, encargado argelino del Sahara Occidental y los países del Magreb, dijo al mismo tiempo que a Marruecos no le importan los convenios internacionales ni las prácticas virtuosas que establecen las relaciones interestatales y que aquel país sufre gravemente de un complejo de inferioridad. Acusó a dicho país de utilizar métodos sucios como el espionaje de dignatarios extranjeros vía el spyware Pegasus, entre los cuales estaría incluido, el de España.

La Asociación Profesional de Bancos y Establecimientos Financieros de Argelia tienen ahora la indicación de congelar las domiciliaciones y operaciones de comercio exterior de productos y servicios con España. Una grave situación para la dinámica socioeconómica bilateral. Todo a causa de la decisión tomada por el gobierno de Pedro Sánchez el 18 de marzo de este año y ratificada en la primera quincena de junio en el Parlamento de diputados español: Apoyar la tesis marroquí de no reconocer la plena autodeterminación del pueblo saharaui.

La crítica situación de los europeos luego de las prohibiciones de EE.UU., para que la UE se abstenga de comprar gas a Rusia ha devenido en un agravamiento. El 46,9% del gas llegaba a España vía el Gasoducto principal por Cádiz (desde Argelia a través de territorio marroquí) y por Almería desde Argelia con Medgaz. Pero luego de la ruptura de relaciones diplomáticas entre Argelia y Marruecos dada a conocer el 24 de agosto del 2021, todo el suministro se cambió al abastecimiento por Medgaz.

El suministro del gas de Argelia para España es algo estratégico, una medida política desde el gobierno de Sánchez ha colocado en riesgo a todo un país que ya está sufriendo las consecuencias de la guerra ruso-ucraniana en un continente que no da para más crisis.

El Ministerio de Industria español difundió que la decisión de Argel pone en riesgo a casi 3.000 millones de euros en exportaciones españolas y que podría afectar a más de 4.000 empresas que realizaron negocios con el país africano durante el último año. El ministro de relaciones exteriores, Albares, confía en que el caso se debe resolver en la Comisión Europea, en Bruselas, lugar hasta donde acudió luego a pedir ayuda.

La representación argelina en dicho foro ha declarado que alterar los movimientos financieros no es el objetivo de la medida asumida y además ha afirmado que la presente situación no define el suministro de gas a España y a la Unión Europea.

La reacción del gobierno del presidente, Abdelmajid Tebboune, ha fijado su posición como política exterior, pero sobre todo, ha marcado una posición ética frente a la violación de los derechos humanos, a la violación del derecho a la libre autonomía de los pueblos, al legítimo anhelo de una nación que solo anhela construir su propia historia en plena época de convivencia global.

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish