mié. Sep 18th, 2019

Argelia, Una Nueva Etapa

4 min read
Escribe: Gary Ayala Ochoa Desde que el ex presidente de Argelia, Abdelaziz Bouteflika, entregó su carta de dimisión el 2 de abril al presidente del Consejo Constitucional, Tayeb Belaiz, se ha iniciado una nueva etapa en el país del norte africano donde más de 42 millones de personas esperan un nuevo proceso electoral dentro de su sostenido sistema democrático.

Desde que el ex presidente de Argelia, Abdelaziz Bouteflika, entregó su carta de dimisión el 2 de abril al presidente del Consejo Constitucional, Tayeb Belaiz, se ha iniciado una nueva etapa en el país del norte africano donde más de 42 millones de personas esperan un nuevo proceso electoral dentro de su sostenido sistema democrático. El hecho no solo provocó un impacto sociopolítico en las áreas de influencia del Magreb africano sino también en los vecinos de Europa que se benefician principalmente del gas transportado por la vía submarina del Mar Mediterráneo.  Al parecer, todo está bajo control, la efervescencia en las calles bajó y la vida continúa.

Escribe: Gary Ayala Ochoa. Director del Diario el Minuto en Perú

Como era lógico, el Poder Ejecutivo integrado actualmente por 27 ministerios experimentó cambios desde el pasado 31 de marzo cuando incluso se repatrió a experimentadas personalidades para garantizar la necesaria estabilidad del Estado frente a un proceso que, nadie duda, es episódico pero estratégico en la responsabilidad de garantizar una adecuada transferencia de gobierno. En la nueva etapa, con Noureddine Bedoui como Primer Ministro (ex ministro del interior),   se ha convocado, entre otros, al experimentado diplomático formado en la Escuela Nacional de Administración de Árgel, Sabri Boukadoum, quien fuese el Representante Permanente de Argelia en las Naciones Unidas entre el año 2013 y marzo de 2019, además de Director de América en el Ministerio de Asuntos Exteriores desde al año 2009 al 2013. El cargo confiado ahora es el de ministro de Asuntos Exteriores, un encargo muy sensible y de significado trascendente para el país.

Precisamente, en el mes de octubre del año 2016, cuando intervine como Petitioner sobre el Sahara Occidental en la IV Comisión de Descolonización de la ONU realizada en la sede central de Nueva York, conocí al Embajador Boukadoum, me recibió en su despacho oficial en Manhattan y tuvimos una plática muy amical, hablamos de diversos puntos sobre política internacional y además evidenció una noción muy clara sobre Machu Picchu. Recuerdo que le llevé un paquete del manjar peruano conocido como “turrón de Doña Pepa”, lo abrió, pidió cubiertos, lo partió en fracciones y convidó a los presentes. Hubo una conversación muy acogedora y en términos de sincera amistad. Gran embajador.

Actualmente, Argelia, tiene entre las prioridades de su política exterior, la contribución al mantenimiento de la paz y la seguridad en África, sobre todo, frente a la situación existente en el Sahel, Mali y Libia; asimismo, la lucha contra el terrorismo y el extremismo violento; el alargado tema de la descolonización del Sahara Occidental; el posicionamiento creciente de su diplomacia en el ámbito de la ONU, la Unión Africana y la Liga Árabe. También es muy importante su intermediación en los conflictos del mundo árabe y la consolidación de sus relaciones con socios estratégicos como los Estados Unidos, los países de la Unión Europea, China y Rusia.

Sabri Boukadoum, ha exhortado a los altos funcionarios de su Cancillería a mantener una actitud: “Ser vigilantes y disciplinados en esta coyuntura particular”, y “Defender la soberanía de Argelia, permanecer leales al país, a la sangre derramada por los valerosos mártires y a todos  aquellos que lucharon por la libertad de Argelia”.

Sus palabras han sonado muy propicias. Alguna nación vecina y los críticos del país hubiesen querido que las movilizaciones estudiantiles que cuestionaban un quinto mandato presidencial evolucionen a la violencia, pero no fue así. La remisión del expediente de la renuncia -luego de 20 años en el poder del presidente Bouteflika- de parte del Consejo Constitucional al Parlamento (compuesto por la Asamblea Nacional Popular o Cámara Baja y el Consejo de la Nación o Senado) afirmó el Estado de Derecho.

El Frente de Liberación Nacional, FLN, partido fundado por los nacionalistas argelinos durante la guerra contra el yugo colonial francés que gobierna el país desde su independencia el 5 de julio de 1962, asume hoy el natural desgaste de dos décadas en el gobierno. Después de todo, las ciencias sociales explican que cada coyuntura muestra un retrato diferente de su sociedad y advierten que en el camino las organizaciones políticas se renuevan, se reinventan y presentan a nuevos protagonistas que llegan con su propia generación.

Por nuestra parte, seguiremos teniendo en América Latina a las tres embajadas argelinas más grandes de la región asentadas en las ciudades de México, Brasilia y Buenos Aires aparte de las sedes diplomáticas en otras ciudades. Que vengan buenos tiempos para Argelia luego del temporal, su devenir registra el gran costo humano que significó alcanzar su independencia y el derecho a construir su propia historia.

AfrikaansArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish