mar. Nov 12th, 2019

Argentina concretó venta de aviones Pampa III a Guatemala

La Fábrica de Aviones (FAdeA) construirá tres aviones Pampa en las instalaciones de avenida Fuerza Aérea

Guatemala destino de exportación del avión argentino Pampa.El país centroamericano se posiciona como el primer cliente de este excelente entrenador avanzado.

 Por: Jorge Alejandro Suárez Saponaro. Director Diario El Minuto para Argentina

Una verdadera sorpresa para la empresa estatal de industria aeronáutica argentina FADEA con la decisión del gobierno de Guatemala de adquirir el excelente avión de entrenamiento avanzado IA 63 Pampa Serie III. Un desarrollo que data de los años 80. Desde la propia Guatemala nos comentaron que autoridades de dicho país se reunirán con el Ministro de Defensa argentino, Oscar Aguad, para cerrar un contrato por la compra de dos reactores de entrenamiento avanzado FADEA/FMA IA 63 Pampa Serie III.

Este avión cuenta con una serie de mejoras en su aviónica, motores, electrónica y según el diario argentino Clarín, el contrato rondaría unos 28 millones de dólares, por dos aeronaves, con opción a tres más.

El avión Pampa estaba compitiendo con el L 39NG, una versión mejorada del célebre avión checo L39, pero dado que está en fase de desarrollo, prevaleció la oferta argentina (encontrándose según el fabricante del avión Pampa, FADEA, que existen conversaciones con Paraguay y Bolivia). Finalmente el contrato se hizo realidad cuando el presidente Mauricio Macri y su par de Guatemala Jimmy Morales suscribieron el acuerdo para dar paso a este verdadero hito para la industria aeronáutica argentina.

El presidente Mauricio Macri presentó en la base aérea El Palomar a su par de Guatemala, Jimmy Morales, -quien se encuentra de visita oficial- el avión biplaza IA63 Pampa III,

FADEA (cuyo nombre es Fábrica de Aviones de Argentina Brigadier San Martin SA) es heredera de la vieja Fábrica Militar de Aviones Sociedad del Estado, cuyos orígenes se remontan a 1926. Argentina tiene una larga historia en materia de industria aeronáutica.  En lo que concerniente al avión Pampa, es un avión desarrollado por la vieja Fábrica Militar de Aviones o FMA en los 80 en cooperación con la empresa germana Dornier.

En 1979, la Fuerza Aérea Argentina, emitió una directiva para el reemplazo de los reactores de entrenamiento avanzado Morane Saulnier MS 760 París, producidos en su momento en el país bajo licencia.  El desarrollo del avión Pampa significó la modernización de las instalaciones de la FMA y para 1984 estaba operativo el primer prototipo.  La idea original de la Fuerza Aérea Argentina era producir 64 aeronaves para reemplazar los venerables MS 760 Paris y complementar a los cazabombarderos A4 Skyhawk.

Las difíciles relaciones entre el estamento militar y el gobierno del Dr Alfonsín, unido a los problemas de presupuesto, impidieron que la Fuerza Aérea tuviera los 64 aviones esperados, sino que se redujo a mucho menos, a unos 20.

EL FMA IA 63 Pampa,  es un avión de entrenamiento avanzado y de ataque ligero, monoturbina, biplaza y de ala alta. Muchos expertos recuerdan las líneas del avión, con el Alpha Jet del consorcio Dornier Dessault.  El piloto y tripulante se sientan en tándem.

El avión tuvo varios desarrollos posteriores, con intentos para ofrecerlos al mercado internacional, además de la propia Fuerza Aérea.  Un desarrollo conjunto con la empresa norteamericana Vought, dio origen al Pampa 2000, que fue elogiado por los pilotos de Estados Unidos que lo probaron. La decisión del Departamento de Defensa de adquirir el Pilatus PC 9, que dio a la versión de Raytheon, el Texan II, frustró la posibilidad que el Pampa se alzara con el “contrato del siglo”. Ello no impidió que siempre existiera interés en el avión por parte de Fuerzas Aéreas de la región, incluso Israel.  

La privatización de la FMA, dejó las instalaciones en manos de Lockheed Martin Corp. En su gestión se desarrolló en avión Pampa II, que incluyó mejoras diversas, en materia de aviónica, sistemas eléctricos, énfasis en el entrenamiento con armamento. Se construyeron unas seis aeronaves de esta versión. Tiempo después vinieron los Pampa II -40, versión remotorizada con Honeywell TFE731-40-2N, un 20% de empuje mayor que los motores originales.  En 2013, fue presentado el Pampa III, modernizado con sistemas de la empresa israelí Elbit System, mejorando sustancialmente sus capacidades de entrenamiento para pilotos de caza. 

Este excelente avión cuenta con el siguiente armamento: ametralladoras: 1 pod Colibrí de 7,62 mm; Cañones: 1 DEFA-Giat 554 30 mm en el morro con 150 municiones; Puntos de anclaje: 5 Alkan Type 63 con una  capacidad,  de 1300 kg, para cargar una combinación de 6 mbas de propósito general Mark 81 de 118 kg o Mark 82 de 227 kg. Cohetes: de 70 mm o 57 mm.  En su momento se habló de una versión que pudiera contar con un radar que facilitara operar misiles aire – aire de corto alcance. Idea que solo quedó como un trascendido periodístico en su momento, pero que algún experto se mostró favorable, sin encontrar mucho entusiasmo en la Fuerza Aérea.

La venta de dos aviones Pampa III a Guatemala es un hecho de suma importancia para la Argentina, y  especialmente para FADEA, empresa afectada por mucho tiempo por malos manejos, especialmente al colocar al frente a responsables que eran elegidos por afinidades políticas. La falta de un plan de negocios y el único cliente, la Fuerza Aérea Argentina, asfixiada por la falta de inversión y constantes recortes de gasto en Defensa.  Argentina ha exportado el avión IA -58 Pucará, un avión de ataque liviano a  Uruguay (muy querido allí por sus pilotos), Colombia y Sri Lanka, donde no están mas operativos.

El Pucará es un avión sólido y probado en combate. Los británicos que los recuperaron y lo pusieron en vuelo tras capturar algunos ejemplares luego de la Guerra de Malvinas, ponderaron su calidad constructiva y fiabilidad. El avión Pampa es otro orgullo de la industria argentina, por su calidad, prestaciones, costo operativo.  Lamentablemente la mediocridad y mezquindad de los líderes políticos, impidieron que fuera un éxito exportador.

La Fuerza Aérea de Guatemala.

Este componente del Ejército de Guatemala, consta de no más de 1400 efectivos y opera 40 aeronaves, la mayor parte de ella cargadas de años.  Está organizada en tres comandos regionales. En su momento operaba 6 Cessna A-37 Dragonfly, de ataque ligero, hoy fuera de servicio. De la flotilla de aviones de ataque ligero Pilatus PC 7, solo funcionan 2.  La aviación de transporte opera 4 King Air C90, 3 King Air 300; 1 Beech F 90, 1 Beech 200 y 1 Beech 300; la flotilla de helicópteros incluye 4 Bell 412EP, 1 Bell 206 L, 5 Bell UH -1H, 8 Bell 212 (aparentemente fuera de servicio), flotilla de aviones de entrenamiento formada por 5 T 35 Pillán de origen chileno y 1 Cessna T 41 Mescalero; aviones de observación: 1 Piper PA 31-350, 2 Cessna 206 y 1 Cessna 210,  1 Bellanca Decathlon, 2 King Air 65-A90. 

Las fuerzas militares de Guatemala han estado marcadas por la crisis de seguridad interna, protección de fronteras y lucha contra el narcotráfico, donde Estados Unidos ha tenido un papel relevante transfiriendo aeronaves, vehículos tipo jeep, embarcaciones. En medios especializados en temas de defensa habían mencionado en reiteradas oportunidades, el interés de la Fuerza Aérea de Guatemala o FAG de adquirir radares, poner en servicio la totalidad de la flotilla de los Pilatus o llegado el caso reemplazarlo por aviones Tucano provenientes del mercado de segunda mano.

La Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) entregará, luego de 10 años, tres aviones IA 63 Pampa III a la Fuerza Aérea …

La llegada del avión Pampa le permitirá a la FAG contar con una herramienta adecuada para ejecutar acciones para disuadir a posibles intrusos del espacio aéreo y eventualmente derribarlos. Es un gran salto para este país. En medios argentinos se indicó que existe un firme interés de los guatemaltecos en adquirir 3 aviones adicionales. Una flotilla de aviones Pampa Serie III le permitirá al país contar con avión de fácil mantenimiento y operación, que le permitiría cubrir sus necesidades en materia de defensa del espacio aéreo. Las necesidades de la  FAG, no se agotan con la llegada de los Pampa, precisa poner a punto sus helicópteros Bell (el Ejército argentino puede asistirlo en este aspecto), recuperar sus Pilatus PC 7 y adquirir aviones para cooperar en la lucha contra incendios forestales, vigilancia marítima.

La venta del Pampa, podría ser la puerta, para que la Argentina, pudiera ofrecer sus radares de vigilancia desarrollados y producidos por la empresa estatal de alta tecnología INVAP (que ha vendido reactores nucleares a los australianos, produce satélites y materiales de tecnología puntera en diversas aéreas).  Argentina puede ofrecer a Guatemala interesantes soluciones para la defensa y seguridad de Guatemala.

AfrikaansArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish