el minuto

Noticias

Argentina Divorciada del Futuro

El Minuto | Mientras Argentina se muestra al mundo divorciada al futuro y comenzando a pelear por su presente, el mundo ante el prolongado conflicto bélico entre Rusia y Ucrania sin resolver comienza a mirar con buenos ojos que es lo que este país distante puede llegar a ofrecer. Europa está comenzando la búsqueda de suministros tanto en su petróleo como gas donde el 40 % dependía de Rusia.

Por: Daniel Defant | Corresponsal de España.

La oportunidad que se nos presenta y no solo a nosotros como país, sino también al Mercosur como  probables suministradores energéticos reorientando el tratado firmado con la (U.E) Unión Europea.
El interrogante en cuestión es:
¿Sabrá Argentina aprovechar esta oportunidad?… Sera posible ante estas circunstancias relanzar el Mercosur?
Hoy se ofrece la oportunidad, más aún si se toman como base los recursos de Vaca Muerta que se está desarrollando, pero necesitamos muchísima más inversión y ver la posibilidad de exportar gas a Europa que será competitivo para el desarrollo productivo argentino.

Argentina puede ofrecer seguridad alimentaria y seguridad energética. Sin embargo, la fotografía del presente es mala. Somos importadores netos de energía y este año vamos a tener déficit de la balanza comercial energética de unos 5.500 millones. Para hacer esta oferta energética en el próximo lustro necesitamos 50.000 millones de dólares adicionales a lo que se invierte cada año. Estos dólares difícilmente vengan a una Argentina entrampada separada del futuro y peleando por el presente.

¿Que se estaría necesitando para esto suceda?
Antes que nada, consensos básicos, reglas de juego claras en torno a una estrategia de desarrollo contemplada dentro de un plan de estabilización económica para sumarnos a la transición energética que hoy en el mundo hay. Lamentablemente si no se aprovecha esta oportunidad estaremos viendo una vez más ver el tren pasar. Un tren que solo pasa una sola vez y nos cabe el impacto de lo altamente improbable, titulado el cisne negro, de Nassim Taleb, donde se compara la actitud de los contemporáneos con la de los pavos en los días previos a la cena de acción de gracias.

En el presente tenemos un presidente buscando posesionarse en la presidencia del Mercosur mientras alguien desde las tinieblas más oscuras espera un veredicto que pondría punto final a los años de mayor corrupción en la obra pública. En el otro punto extremo del planeta se nos ve en Qatar entre los ocho mejores equipos del futbol mundial.

No se puede dejar pasar aquel día tras día en que los pavos son visitados por un ser humano que les lleva alimento y bebida en que podrían llegar a pensar que esa persona es casi su mejor amigo. Su actitud demuestra que se preocupa por su bienestar, su seguridad, salud y alimentación, y no hay  razones para sospechar que en algún momento dejara de hacerlo. Sin embargo, en el fatídico día de acción de gracias quizás llegue a darse cuenta, será demasiado tarde, que estaba equivocado, cuando ese mismo ser humano le retuerza el pescuezo para agasajar a sus invitados.

La actitud de ese pavo  podría resultarnos ridícula, a nosotros que todo lo sabemos, porque somos seres humanos con el diario del lunes, pero no difiere mucho de la forma de pensar de la mayoría de los de  nuestra especie. De hecho, la propia ciencia nos enseña que tenemos que pensar de esa forma:
tomando determinados patrones que se repiten en el tiempo y volviéndolos parte de nuestra lógica para entender el mundo. Así, nos llenamos siempre la boca con frases que nos dan la ilusión – a nosotros mismos y a quienes nos escuchan- de que sabemos lo que nos pasa y lo tenemos controlado.
Todo va bien hasta que la propia realidad se encarga de tirar por la borda todas nuestras certezas. Si pensamos solo en términos de lo probable y de lo que ya sucedió, nunca vamos a estar listos para aquellos eventos que nos terminan tomando por sorpresa, y por ende tienen un enorme impacto en nuestra vida. Llevar este pensamiento al extremo podría preocuparnos, y es bueno que esto sea así.
Vivimos en un mundo donde la mayoría de las cosas importantes son muy difíciles de predecir o de comprender, y donde en cualquier momento podría pasar por algo que nos cambie radicalmente sin que lo esperemos, pero no nos alarmemos…. al menos no demasiado.

Existen formas de no ser tan frágiles y sensibles a estos cambios que son inevitables. Muchos de ellos están desarrollados de esta forma, pero la primera, y principal, es no ser tan pavos. Creer, creer y creer es saber que todos creemos y entendemos lo que quiere la gente. Si San Martin pudo cruzar los Andes y Gates vio cumplir su sueño, porque no podríamos pensar en un futuro donde las personas con discapacidad tengan una mejor calidad de vida sin pagar un solo peso, ¿o donde Argentina supere sus problemas socioeconómicos?
Para cambiar el mundo es necesario empezar por algo más chico, cercano y palpable. Pongo un ejemplo para se entienda un poco mejor. Si un chico de 17 años quisiera construir un reactor nuclear o un dispositivo biomédico de alta complejidad, probablemente acabaría frustrado en el mejor de los casos, o incendiando la casa y todo el barrio en el peor de los casos. Por esto de ninguna manera quiere decir que tenemos que perder esa capacidad inocente o ingenua de seguir soñando. Argentina divorciada con el futuro y peleando por su presente tiene losrecursos… solo le falta dar batalla.

Soy optimista que la va a dar.
No interesan los gobiernos, no interesan los credos, no interesan las ideologías. Lo que más interesa es la actitud, liderazgo y resiliencia para dar ese salto estelar y único para alcanzar el cometido. El mundo está en una búsqueda que argentina puede ofrecer. Tiene una usina de conocimientos. Una revolución tecnológica en pie. Existe un sin fin de oportunidades escondidas. El mundo Post COVID es un mundo en crisis, hay mezcla de velocidad e incertidumbre que es signo común de nuestro tiempo revuelto.

Para finalizar debo decir que en este rio en que se destaca el arte de pescar oportunidades como ocurre con los peces no pesca el pescador que tiene la mejor caña sino el que interpreta mejor donde va el rio. Dicho en criollo y sin paralelismos ni goteras: aquellos países, instituciones e individuos que tengan buenos recursos materiales, tecnológicos o económicos tienen muchas más chances que los más vulnerables de salir bien parados en un mundo incierto, pero aquellos que por diversos motivos no tienen las mejores condiciones materiales o se encuentran en contextos de mayor vulnerabilidad, la capacidad de identificar hacia donde se mueve el mundo es crucial. Un buen jugador de ajedrez siempre tiene que estar un par de jugadas más adelante que su adversario. Lo estamos, si salimos.
No lo estamos, la verdad no sabría que decir.

Nacional

El Minuto | Desde el inicio de la administración del presidente Gabriel Boric, se ha instruido al Ministerio de Desarrollo Social a potenciar el Registro...

El Minuto | Conmoción en Arica tras el hallazgo de una mujer acribillada en un vehículo en la población Santa Rosa. El trágico suceso ocurrió...

El Minuto | Durante la mañana del domingo, una panadería en la intersección de Carmen con Sargento Aldea fue víctima de un asalto por parte...

El Minuto | En una carta dirigida al Sr. Alcalde de la Ilustre Municipalidad de Lampa, Jonathan Opazo Carrasco, la presidenta de la ONG Vecinos...

El Minuto | Ricardo Bravo Cornejo, reconocido abogado y administrador público, ha asumido la representación legal de destacados criminales que han marcado la agenda mediática...