sáb. Dic 14th, 2019

Argentina: El llamado Fondo Nacional de Defensa ¿Realidad o ficción?

En estos días en la Cámara de Diputados recibió media sanción el proyecto presentado por el diputado kirchnerista Agustín Rossi, posible ministro de defensa del presidente electo Alberto Fernández, de creación del llamado Fondo Nacional de Defensa.

En estos días en la Cámara de Diputados recibió media sanción el proyecto presentado por el diputado kirchnerista Agustín Rossi, posible ministro de defensa del presidente electo Alberto Fernández, de creación del llamado Fondo Nacional de Defensa.


Por: Jorge Alejandro Suárez Saponaro. Director Diario El Minuto para Argentina


La Cámara apoyó el proyecto con 188 votos a favor, ocho en contra y dos abstenciones, lo que puso en evidencia el consenso que existe para hacer algo por la Defensa nacional.

Agustin Rossi fue ministro de defensa, durante la última etapa del gobierno de la presidente Cristina Fernández de Kirchner, autor de un proyecto de ley, que prevé la creación del Fondo Nacional de Defensa. En el diario La Nación del 22 de noviembre de 2019, indica que aportaría a las Fuerzas Armadas un presupuesto extra de $ 14.000 millones, más o menos al cambio del dólar de este año que termina unos US$ 225 millones.

Que para la grave situación que atraviesan las Fuerzas Armadas, esos fondos son de suma utilidad. Según el ministro de defensa saliente, Oscar Aguad, la creación del fondo implica unos US$ 500 millones por año, más US$ 300 millones de incremento previsto por la ley de presupuesto presentada por el gobierno del actual presidente Mauricio Macri.

El proyecto en cuestión prevé un incremento progresivo para conformar el FONDEF o Fondo Nacional de Defensa, que parte del 0.35% del total de los ingresos corrientes previstos para el 2020, hasta llegar al 0.8% en el 2023. Son recursos de afectación específica, destinados a la modernización y recuperación de equipamiento para las Fuerzas Armadas. El tema será su cumplimiento, en un país que atraviesa una crisis económica y que urge medidas de austeridad fiscal.

La creación de fondos específicos para las Fuerzas Armadas, no es algo nuevo. La ley 24948 de Reestructuración de las Fuerzas Armadas, aprobada en 1998, y dada a conocer con bombos y platillos, tenía previsto un fondo de US$ 1.000 millones. La ley nunca se reglamentó, ni se implementó. En su momento el Estado Mayor Conjunto en el año 2.000, presentó ante las autoridades de defensa de aquel momento dos planes, con un monto total de US$ 4700 millones, con una duración de quince años, con una expectativa de promover el sector industrial nacional y crear 28.000 puestos de trabajo.

La crisis de 2001 y el proceso político que se inició en 2003, abiertamente hostil a todo lo militar, dejó en la nada dicho proyecto. En 2008, este corresponsal en el ámbito de la Escuela de Defensa Nacional, consultó con un experto en temas de logística del Estado Mayor Conjunto, sobre dichos planes, y confirmó que había quedado en la nada.

Es una buena noticia la creación de fondos especiales para recuperar capacidades de defensa, pero creemos que solo es un ínfimo aporte para solucionar los graves problemas que atraviesa el sector. Estamos ante un área que desde hace décadas precisa reformas. Lo hemos señalado en El Minuto. Las Fuerzas Armadas tienen un despliegue que responde a una realidad de otros tiempos, a ello se suma distorsiones en materia de personal (sobran cuadros permanentes) y un ministerio de defensa que es una gigantesca máquina burocrática, que es una pesada carga al contribuyente. Es por ello que creemos que debería instrumentarse mecanismos de financiación, sin recurrir al “bolsillo” del contribuyente.

Financiar la defensa y no morir en el intento

En 2018 fue dictada una Directiva de Defensa Nacional que sienta bases o pautas orientadoras sobre el perfil de Fuerzas Armadas que requiere el país. Por lo que ha trascendido en diversos medios, la nueva gestión, no tendrá continuidad, lo que indica que volveremos a foja cero nuevamente., en un área que es preciso tener una visión de mediano y largo plazo. Sea como fuere, sería positivo tomar la citada directiva, como punto de partida para planificar la reforma del área de defensa.

En lo referente al financiamiento, es sabido que existen bienes que son posibles enajenar por US$ 1.000 millones, a ello cabe agregar terrenos de Dársena Norte, en el puerto de Buenos Aires, que el Estado nacional recuperó luego de un largo pleito judicial, valuados por US$ 500 millones. Este

valioso patrimonio debería conformar un fondo fiduciario, que podría financiar la modernización de las fragatas de la Armada Argentina, la puesta en servicio de dos submarinos, entre otras cosas, además de mejoras en la aviación naval. En lo referente a las otras fuerzas este fondo podría costear el programa del avión de entrenamiento avanzado IA63 Pampa, la modernización del avión táctico Pucará, adquirir un nuevo sistema de entrenamiento básico, por citar algunos ejemplos. Asimismo sería conveniente tener en cuenta las previsiones de la Ley Federal de Pesca que establece un mecanismo de financiamiento para equipamiento de vigilancia y patrulla, que debería incorporarse al fondo de financiamiento de la defensa.

Existe un potencial con propiedades dedicadas a la cría de ganado, perteneciente al Ejército (que en gran parte iban ser objeto de enajenación) que pueden convertirse en unidades económicas rentables, generando recursos de afectación específica. Existen talleres de mantenimiento y reparación aeronáutica con personal altamente calificado, como de reparaciones navales, que pueden generar recursos, en el marco de programas de joint ventures con el sector privado. El complejo industrial de defensa que sobrevivió a décadas de desidia y privatizaciones, con un programa de ordenamiento y reestructuración, puede convertirse en algo rentable económicamente hablando.

Existen diversos caminos para generar recursos, que podrían volcarse en el sector industrial nacional que puede brindar diversas soluciones a la Defensa nacional. Veremos con el transcurso de tiempo, si las promesas se transforman en realidad.

© Diario el Minuto, innovación digital. Todos los derechos reservados & Oed Marcelo | Teléfono: (56-2) 232829875 | contacto@elminuto.cl
Abrir chat