mié. Oct 16th, 2019

Argentina rechaza una fragata donada por Corea del Sur.

fragata de la Clase Ulsan.

Una decisión poco acertada

En enero de 2019 el gobierno de Corea del Sur ofreció la donación de una fragata de la Clase Ulsan, que sería adaptada para cumplir funciones como patrullero de altura. Meses después de una inspección por parte de una comisión naval la oferta sería rechazada con una serie de argumentos poco creíbles.

Por: Jorge Alejandro Suárez Saponaro.Director. Diario El Minuto para Argentina

En enero de 2019, Corea del Sur ofreció un buque tipo fragata de 2300 toneladas, construidos en astilleros coreanos Hyundai Heavy Industries y Daewoo Shipbuilding & Marine Engineering, y puesta en servicio en 1986. Sus características son: buque tipo fragata, cuyo armamento consta de 2 lanzadores cuádruples de misiles Harpoon, tiene 103.7 metros de eslora, una velocidad máxima de 34 nudos (63 km/h) con una autonomía de 8.000 millas náuticas a 16 nudos, planta motriz de dos turbinas de gas LM 2500 de General Electric (GE) y dos motores diesel (crucero) MTU 16V 538 TB82 en una configuración combinada de diesel o gas (CODOG).

fragata de la Clase Ulsan.

El buque sería transferido solo con los dos cañones de 76 mm y cuatro de 30 mm, adaptado a labores de patrulla marítima. Este buque fue desprogramado junto a dos buques similares y un par de corbetas Pohang. Estas últimas, una serie muy numerosa, varias fueran transferidas a Perú en el marco de un interesante programa de cooperación.

La propuesta fue sometida un análisis por parte de expertos de Cancillería, dado que se busca que el buque no estuviera sujeto a restricciones impuestas por el Reino Unido en materia de armamento, además de la inspección naval. Finalmente luego de varios meses, hubo un dictamen negativo que como fue informado por Ambito.com, la Armada rechazaba el buque por razones logísticas, dado que incrementaría los costos, dado que las fragatas de la Flota de Mar emplean motores de factura británica. Que es de público conocimiento los problemas que ha tenido Argentina para obtener repuestos, más cuando la situación en relación con Malvinas se tensa. Este argumento está cargado de contradicciones.

La Armada opera varios tipos de buques con distintos tipos de motores. Ahora se agregan los patrulleros comprados a Francia, una polémica compra a través de deuda externa que a los argentinos, les saldrá US$ 400 millones. Esta negociación se desarrolla sobre la posible venta de cazas ligeros y de entrenamiento avanzado FA 50 Golden Eagle.

Rápidamente la empresa británica Leafield Logistics & Technical Services, dio a conocer la posibilidad de proveer repuestos. Consultado a un brillante oficial naval argentino, hoy en retiro nos señaló Que extraoficialmente los británicos nos ofrezcan repuestos para las turbinas de nuestros buques, no implica que obtendremos de ellos los que necesitamos.  N

o cabe duda que el rechazo del buque, de los cuales todavía unos cuatro siguen operativos en Corea – y por ende el tema del soporte logístico queda asegurado – ha sido un grueso error. La aceptación de este buque permitiría una alianza con la sólida industria naval coreana, que podría brindar una solución a la modernización de las fragatas Meko 360 de la Flota de Mar. Esto incluiría el cambio de los motores británicos. En su momento el poderoso astillero Daewoo se acercó a la estatal Astilleros Río Santiago, con la propuesta de construir el buque anfibio tipo Makassar. El punto flojo del buque ofrecido por Corea del Sur, es que no cuenta con capacidad para operar helicópteros. Pero esto no es un obstáculo insalvable. Bangladesh opera un buque similar y puede operar helicópteros.

fragata clase Ulsan a la Armada argentina. Autoridades castrenses en una ceremonia en Puerto Belgrano.

El buque en cuestión ofrece una serie de oportunidades, como le fue señalado por otro destacado oficial naval que nos indicó que las turbinas LM 2500 se caracterizan por su alta fiabilidad, le permite al país apuntar a la posible adquisición de fragatas MEKO 200 operadas por Australia, que estarán posiblemente a la venta en 2021. Seguir con las plantas Rolls Royce es un despropósito, dado que se ha dejado de fabricar y por los condicionantes políticos, además es material anticuado. El disponer de cañones OTO Melara de 76 mm, habilita al empleo de munición Vulcano, que extiende el poder de fuego a más de 35 km, dándole al buque gran poder de fuego. A un costo moderado, y dado la posibilidad de adquirir medios adicionales similares, habilitaría a contar con una flotilla para tareas de patrullado y también para adiestrar tripulaciones.

Perú hizo todo lo contrario a la Argentina, aceptó en su momento la donación de corbetas Pohang, de 1.200 toneladas, configuradas para patrulla de altura. Esto abrió las puertas para una serie de acuerdos de cooperación militar. En el ámbito naval, la empresa estatal SIMA Perú llevó a cabo la construcción de buques anfibios tipo Makassar. Un diseño simple, muy marinero de gran calidad y costo accesible., la marina peruana adquirió dos barcos para poder transportar unos 450 infantes de marina, además de poder operar con helicópteros medios.

SIMA Perú también lleva a cabo la construcción de buques de patrulla bajo licencia coreana, del tipo Taeguk modificadas, de 55 metros de eslora. La cooperación alcanzó el ámbito aeronáutico, Corea del Sur entregó ocho aviones tácticos A 37 de segunda mano, para luego vender un lote de aviones turbohélice KT 1, que fueron ensamblados por SEMAN Peru, la empresa de industria aeronáutica de la Fuerza Aérea de Perú. Incluso los aviones peruanos recibieron mejoras para llevar mayor armamento para misiones de ataque ligero. Colombia pareciera que seguirá los pasos del Perú y aceptó la donación de una corbeta, convertida en patrullero marítimo. La tensión con Venezuela, convierte en un mercado prometedor.

¿Qué diferencia con Perú no? Mientras los hermanos peruanos generaron un lazo de cooperación que dio como resultado la posibilidad de construir modernos buques de patrulla costera, dos buques de asalto anfibio y transferencia de tecnología aeronáutica, la Argentina opta por endeudarse para fabricar barcos de escaso valor militar en Francia, compró aviones T6 Texan II sin compensación industrial alguna, pero eso si también pagados con deuda externa.

Vale recordar al lector, que existe una ley “Compre Argentino” que regula mecanismos de transferencia tecnológica y participación de empresas locales en contratos de este tipo. La flota de mar está hoy amarrada en puerto y la posibilidad de contar con un socio para apoyar un programa de modernización, con una industria naval muy competitiva, fue arrojada por la borda bajo el fútil argumento de la “cadena logística”. Más de un lector se preguntará de donde podría sacar el dinero para financiar una hipotética modernización.

Los terrenos recuperados por el Estado Nacional en la zona de Dársena Norte (zona del Puerto de la Ciudad de Buenos Aires), pertenecieron a la Armada en su momento. Según la fuente la tasación de dicha área ronda entre los US$500/800 millones Dinero más que suficiente para pagar la modernización de los principales medios de combate de la Armada Argentina. Otra vez, una oportunidad perdida.

AfrikaansArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish