El Minuto

Noticiero

Barbados: La Joven República caribeña

El Minuto | En numerosos medios tomaron nota que la isla de Barbados, una antigua colonia británica, tuvo un cambio constitucional, se ha convertido en República, dejando atrás el régimen monárquico, vigente desde la independencia, teniendo como jefa de Estado, la Reina Isabel II, lo que significaba mantener estrechos lazos con el Reino Unido, que ha quedado roto con la implantación de un régimen republicano. El cambio fue un largo proceso político, que data desde la misma independencia en 1966.

Por: Jorge Alejandro Suárez Saponaro | Director de Diario El Minuto para Argentina

El pasado 30 de noviembre, coincidiendo con el 55 aniversario de la independencia del país, fue proclamada la República, en una ceremonia, presidida por la primera jefa de Estado y flamante presidenta de Barbados, Sandra Mason, que previamente fue la gobernadora general, o sea la representante oficial de la Reina Isabel II en la isla. El Príncipe de Gales, Carlos de Windsor, recibió una condecoración en dicho acto y participó en la ceremonia, además de la nota de color de la presencia de la cantante Rihanna, celebridad en los Estados Unidos y que en la isla, es una verdadera heroína nacional.

El cambio constitucional, tiene que ver con el reclamo de romper, lo que la sociedad local, consideraba una atadura o legado de tiempos del colonialismo. El pesado colonial del país, tiene en su legado, la esclavitud, una herida abierta en los vínculos entre la población afro descendiente y el Reino Unido.

Hubo cambios simbólicos, previo al establecimiento de la República, como retirarse del Comité Judicial del Consejo Privado de la Reina, que funciona como tribunal arbitral para muchos países de la Comunidad Británica, el retiro de la estatua del Lord Nelson en la principal plaza de la capital Bridgetown, en 2020.

El establecimiento de la república, fue visto por los isleños como la verdadera declaración de la independencia. Hasta el pasado 30 de noviembre, los jefes de gobierno, ministros, jueces y otros altos funcionarios, en la toma de posesión de sus cargos, juraban lealtad a la Corona, por ello, muchos isleños, veían que el pasado colonial de alguna manera se mantenía. La nueva presidente de Barbados, ha hecho hincapié que el cambio constitucional, no supone una ruptura con el Reino Unido, sino que mantendrán los estrechos lazos políticos y económicos que unen ambos países, además de mantenerse dentro de la Comunidad Británica de Naciones, el Commonwealth, por ende, Londres, mantendrá cierta influencia en Barbados, como en gran parte de los países miembros de la citada organización de ex colonias del imperio británico.

El turismo, en gran parte proviene de Gran Bretaña, y este país, es el destino de gran parte de las exportaciones de Barbados. Existen otros países que mantienen a la Reina Isabel II, como jefa de Estado, que aspiran a convertirse en república. Jamaica, pareciera que va en ese camino, e incluso el minúsculo Tuvalu, que fue noticia, dado que por el cambio climático puede desaparecer bajo el Océano Pacífico, han cuestionado el liderazgo de la Reina británica, junto a líderes políticos de países de la Comunidad Británica, en estos tiempos de crisis. Esto se extiende a países como Australia, donde el sentimiento republicano tuvo un revés en 2001, pero que aún se mantiene en sectores de la política de dicho país. .

La presencia británica en la isla data e 1627, luego de haber cambiado de manos varias veces, primero españoles y luego portugueses. La población aborigen local, arawaks y caribes, fueron exterminados, ya sea por enfermedades o como victimas de la esclavitud de los europeos. Los ingleses, gracias al uso de mano de obra esclava de origen africano, transformaron a la isla en un importante productor de caña de azúcar. Bajo dominio de Inglaterra, Barbados, fue una de las colonias más importantes de América inglesa.

Activo centro del tráfico de esclavos, la producción de ron y azúcar generó importantes ganancias a los ingleses. Durante una primera etapa, la isla tuvo una fuerte presencia de pequeños propietarios, que fueron absorbidos lentamente, para quedar el territorio en mano de terratenientes, dedicados al cultivo de azúcar, luego que el tabaco dejara de ser un negocio rentable. En 1816, estalló una rebelión de esclavos, conocida como Rebelión de Bussa, por el esclavo que la lideró. Esta fracasó por la superioridad militar de los británicos y la falta de adhesión de los libertos. Cientos de rebeldes fueron ejecutados. En 1826, por medio de una ley local, se mejoraron en cierto punto los derechos de los esclavos, y finalmente en 1834, esta odiosa institución fue abolida.

El despertar nacional, llevó tiempo, dado que la política local estaba en manos de los dueños de las plantaciones y colonos de ciertos ingresos, que tenían derecho a voto. Sir Grantley Adams en 1938 fundó la Liga Progresista de Barbados, que más tarde se conoció como el Partido Laborista de Barbados (BLP). Este movimiento político buscó mejorar la calidad de vida de los sectores más empobrecidos, pero no cuestionó los lazos constitucionales con Londres. En 1951, cambios legales permitieron que las mayorías pudieran decidir y Adams en 1953, alcanzó el cargo de primer ministro.

Entre 1958-1962, el país formó parte de la fallida Federación de Indias Occidentales, del cual fue un entusiasta promotor. Localismos, intereses de las elites locales, impidieron que las colonias británicas del Caribe pudieran formar un estado independiente único. Adams, perdió el cargo de primer ministro, ante el avance del líder progresista Errol Walton Barrow, en 1961. Sus reformas, destacándose la educación gratuita, comidas escolares, fueron muy populares, junto a otros programas sociales. Luego de una serie de conversaciones con el Reino Unido, Barbados, alcanzó la independencia en 1966, teniendo a Barrow como jefe de gobierno. La idea de que la forma de gobierno fuera republicana data de la misma independencia. En los 70, la Comisión Cox, estudió el tema de implantar una república, pero la ciudadanía no apoyó la idea. En 1994, el Partido Laborista planteó la idea nuevamente, y en 1998, impulsó crear una comisión para establecer el cambio constitucional.

El país ha tenido una activa política exterior en el Caribe, especialmente entre las antiguas colonias británicos, fue por ejemplo uno de los impulsores del mercado común del Caribe, o CARICOM, donde el primer ministro de Barbados tiene un rol importante.

Barbados es un país de 430 km2, y 285.000 habitantes, ha logrado desarrollar su economía y tener un elevado nivel de vida en comparación con los países de la región. El régimen fiscal, llevó a considerar al país como “paraíso fiscal”. El país depende fuertemente del turismo, especialmente de Europa y Estados Unidos, país con el cual mantiene estrechos lazos (apoyando por ejemplo la invasión de Grenada en 1983, enviando un contingente militar), que la crisis COVID ha generado un fuerte impacto negativo en la economía local.

En su momento, en el marco de programas de diversificación de la economía, fueron impulsadas la radicación de industrias ligeras, como la electrónica. China se está convirtiendo en un socio importante para Barbados, lo que sin ninguna duda puede verse como fuente de preocupación de Londres, que pierde influencia económica, además de política con el cambio constitucional, pero también por parte de Estados Unidos, que históricamente ha tenido un papel muy importante, a nivel seguridad, político y económico.

La joven república, mantendrá el régimen parlamentario, con un primer ministro y Parlamento bicameral, siguiendo el modelo británico, que se asemeja también por el bipartidismo, donde el poder se alterna entre dos grandes partidos, Partido Laborista Democrático y el actual Partido Laborista de Barbados. Este pequeño país, también cuenta con fuerzas armadas, la Fuerza de Defensa de Barbados, que fueron desplegadas en los 80, en la invasión de Grenada.

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish