elminuto

Noticias

Basler BT 67: una solución para las Fuerzas Armadas y de Seguridad Argentinas y de América Latina

Compartir

Las Fuerzas Armadas en Argentina, como de varios países de la región, atraviesan una dura situación, por décadas de recortes de presupuesto, como también de políticas claras.

 

Por: Jorge Alejandro Saponaro | Director El Minuto de Argentina.


 

Entre las necesidades, encontramos la necesidad de contar con medios aéreos de transporte, patrulla, y vigilancia. Los recientes incendios forestales, puso en evidencia la falta de medios aéreos adecuados para combatirlos. El mercado internacional ofrece distintas soluciones/propuestas, pero gran parte de ellas costosas para el erario argentino. En este peculiar mercado encontramos al Basler BT 67, basado en el legendario Douglas DC 3.

La empresa Basler Turbo Conversions LCC con base en el estado norteamericano de Wisconsin, reconstruye los veteranos DC3 en aeronaves completamente nuevas, con certificación de la prestigiosa FAA, la Administración de Aviación Civil de Estados Unidos.

El legendario Douglas DC 3/C47, diseño base del BT 67.

El Douglas DC 3, verdadera leyenda de la aviación, nació en 1933, como exigencia del naciente mercado de transporte comercial, dando origen a una aeronave para 21 pasajeros, vendiendo un lote inicial de 400 unidades. Sus prestaciones en materia de velocidad, seguridad, costos de operación, lo convirtieron en un éxito comercial dentro y fuera de Estados Unidos.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial, muchos DC 3 fueron “militarizados” dando paso al C 47, construyéndose miles de ellos. El fin de la guerra, hizo que miles de estos aviones fueran reconvertidos para el transporte de pasajeros.

Los cambios en el sector aerocomercial, los nuevos desarrollos, la aparición de los reactores, no jubiló del todo al DC3, que siguió volando con sus motores radiales en muchas aerolíneas y agencias estatales del todo el mundo, incluso en los propios Estados Unidos.

Incluso fueron desarrollados versiones modernizadas como el Basler BT 67. Para muchos expertos, el DC3 es considerado uno de los mejores aviones del siglo XX, una verdadera leyenda. El avión tuvo diversas variantes, incluso en el ámbito militar, con el AC 47 Spooky, empleado profusamente en el conflicto del Sudeste de Asia.

Fuerzas aéreas de otros países también emplearon esta versión armada, como Taiwán, Colombia, El Salvador, Vietnam del Sur, Rhodesia y Sudáfrica. El DC3 fue objeto de conversiones y programas de modernización, siendo la primera la de Conroy, con motores Rolls Royce, que también empleó motores Pratt & Whitney.

Greenwich Aircraft Corporation también desarrolló una versión con motores Pratt & Whitney y fuselaje alargado. En Sudáfrica la empresa BSAS International, modificó un medio centenar de DC3/C47. El proyecto más exitoso, desde el punto de vista comercial y técnico ha sido el de Basler Turbo Conversions LLC, con el BT 67, objeto de esta nota.

Basler Turbo: creador del BT 67

La empresa tiene sede en la localidad de Oshkosh, el estado de Wisconsin, Estados Unidos. En sus orígenes era una empresa dedicada a viajes regionales, operando los venerables DC 3, con destino a centros turísticos canadienses. Warren Basler, creador de la empresa, vio la necesidad de buscar un reemplazo al DC 3. Especialmente la planta motriz original, no era fiable, por su antigüedad y la escasez de repuestos.


Basler BT 67.


Asimismo, Basler estudió que reemplazar el DC 3 no era algo sencillo. Esto lo llevó a buscar como solución el cambio de la planta motriz original, Wright Cyclone, por los Pratt & Whitney Canada PT6A 67 R, hélices Hartzell HC-B5MA-3 / M11276.

El desarrollo iba destinado a buscar como cliente la empresa de correos Federal Express, que empleaba esta aeronave dentro y fuera de Estados Unidos. A pesar que el contrato con dicha empresa no cerró, Basler decidió apostar a un segmento de mercado de aeronaves especiales, especialmente en áreas con limitada infraestructura aeronáutica.

La existencia de un importante stock de fuselajes, permite a la empresa poder cumplir con la conversión de aeronaves por treinta años. Por sus características, le permite incorporar modernos sistemas de aviónica, como sensores, etc, a requerimiento del cliente. El mismo fabricante resalta que por sus características de vuelo, lo hacen ideal para tareas de vigilancia y relevamiento cartográfico.

El BT67 es avión STOL, cuya construcción responde a las estrictas normas de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos o FAA. Esto incluye certificados para operar en hielo (-56 C).

El proceso industrial que es una completa reconstrucción con componentes nuevos y recuperación de originales, ha llevado a la autoridad de aviación civil a certificarlo como una aeronave nueva, con célula a cero horas y sin fatiga.

La excelente relación costo eficacia, su larga vida útil, recibió elogios, destacándose el comentario de la célebre revista FORTUNE, que lo calificó como el “Producto de viajes del siglo”. Las principales características del avión son: Tripulación: Dos (piloto y copiloto). Capacidad: 38 pasajeros.

Longitud: 20,65 m Envergadura: 28,95 m. Altura: 5,15 m. Peso vacío: 8618,2kg. Peso cargado: 13607,7kg. Carga útil. 4989,5kg. Planta motriz: 2 motores Pratt & Whitney Canada PT6A-67R, turbohélices.

Potencia: 955,2 kW (1281 shp) cada uno. Hélices: Hartzell de velocidad constante Diámetro de la hélice: 2,92 m. Velocidad crucero (Vc): 388,9 km/h. Alcance: 3700 km con 45 min de reserva y tanque de combustible de largo alcance. Techo de vuelo: 7620 m (25000 pies).

La planta motriz elegida para el BT 67 se caracteriza por su alta confiabilidad y durabilidad, y bajos costos operativo. El motor de Pratt es empleado por unos 12.000 aviones de cien tipos distintos en 160 países en todo el mundo, lo que permite haber acumulado cientos de millones de horas de servicio y una amplia disponibilidad en materia de repuestos y apoyo logístico.

El BT 67 es de fácil mantenimiento, su fabricante, como expertos en el tema aeronáutico, señalan las ventajas de la construcción modular, posibilidad de mantenimiento en el terreno, menos horas hombre en dicho menester, inspecciones diarias de cinco minutos, las inspecciones de cien horas (dos horas), en 14 horas se puede reemplazar el motor de manera rápida, por citar algunas de las características que el fabricante menciona. El sitio de la empresa explica de manera concreta y clara las características del avión, sus posibles configuraciones a requerimiento del cliente.

Un avión para todo uso

El BT 67 es un avión multifacético, cumple las más variadas misiones para agencias civiles, de seguridad y militares, en ambientes geográficos y climáticos exigentes. Operadores privados emplean el BT 67 en el Ártico canadiense, como las firmas Ken Borek Air (investigación), Cargo North, y North StarAir, con éxito desde hace muchos años. El gobierno canadiense emplea también el Basler para el Servicio Geológico.

China adquirió el BT 67 para su agencia de investigación ártica; tanto organismos especializadas como empresas, operan aviones adaptados para realizar investigaciones científicas, como el caso del Instituto alemán de investigaciones marinas y árticas, Alfred Wegener.

Las empresas sudafricanas Spectrem y ALCI que realizan tareas de investigación geológica, transporte, apoyo a bases antárticas, son usuarios de este excelente avión.

En un artículo de un medio especializado que habla de la experiencia sobre el empleo de estos aviones en la Antártida señala lo siguiente Capaces de transportar en su versión combi 18 pasajeros más carga, los Basler BT-67 utilizados en la Antártida están equipados con esquís y volados por una tripulación de dos pilotos.

Un avión verdaderamente extraordinario en todos los sentidos de la palabra, el BT-67 no solo cuenta con la estructura de avión más reconocible del mundo, sino que puede operar en cualquier entorno. Desde las selvas de Borneo hasta el desierto del Sahara y las gélidas temperaturas de la Antártida, el Basler BT-67 está preparado para el trabajo.

El multifacético avión, puede ser empleados para lucha contra incendios contando con un kit que puede ser montado en el avión en apenas 20 minutos. Además tiene una capacidad 25% mayor que el Air Tractor 802, utilizado en estos menesteres. El Servicio Federal de Bosques de Estados Unidos, opera aviones Basler BT 67 adaptados para lucha contra incendios forestales.

El Departamento de Estado contrató en su momento, aviones BT 67 para misiones de transporte en Afganistán. La compañía estadounidense, Airborne Support, adquirió aviones BT 67 adaptados para lucha contra la polución ambiental, lo que indica que agencias estatales, como servicios de salvamento marítimo o bomberos, protección civil, pueden emplear este tipo de aviones en distintas configuraciones, según las exigencias del cliente/operador.

Esta magnífica aeronave, ha sido la opción para la Policía Nacional de Colombia, que emplea el BT 67 en apoyo a operaciones contra el narcotráfico, transportando al personal, llevando a cabo evacuaciones médicas y apoyo a destacamentos policiales en áreas poco accesibles.

También lleva a cabo operaciones para la eliminación de plantaciones de droga, que dado las capacidades de la aeronave, permite llevar a cabo acciones sobre áreas importantes de cultivo, en clara ventaja respecto a helicópteros o aviones ligeros. La base del BT 67 de la Policía colombiana, está en Bogotá.

El avión por su bajo costo de mantenimiento, adquisición, como de operación en pistas poco preparadas y áreas con limitada infraestructura aeronáutica, impulsó a países de recursos limitados adquirir el BT 67 como avión de transporte táctico.

En Colombia, un derivado de este, apodado “Fantasma” por su bajo nivel de ruido, por lo que dificulta ser observado a tiempo por grupos terroristas y narcotraficantes, cuenta con un armamento, que le permite llevar a cabo operaciones de apoyo aéreo cercano.

En febrero de 2021, el “Fantasma” volvió a servicio activo, luego de un período de reparaciones y mantenimiento, una inspección de 2.000 horas en instalaciones logísticas de la Fuerza Aérea Colombiana.

Los trabajos incluyeron renovación del 35% de la estructura, nuevo sistema de navegación, y mejoras para la seguridad en vuelo.

La aeronave operada por Colombia, forma parte de un lote de 5, adquiridos en 1986, repotenciados en 1991 y que han tenido un uso exhaustivo en operaciones de contrainsurgencia, dado su poder de fuego, capacidad para realizar operaciones nocturnas. El excelente rendimiento de la aeronave llevó a Colombia a desarrollar un simulador de vuelo, único en su tipo en el mundo.

La experiencia adquirida en el caso colombiano, como de otros clientes militares, permitió que Basler Turbo ofreciera en 2017, al Departamento de Defensa Nacional de Filipinas, un lote de aviones BT 67 “cañoneros” perfectamente equipados para lidiar con los grupos terroristas e insurgentes que operan en el sur del país, además de aviones de patrulla marítima.

Razones financieras y políticas internas de Filipinas, impidieron que la interesante oferta de Basler – algo destacado por medios filipinos y de defensa especializados – se hiciera realidad.

En América Latina, el BT 67 han volado en las fuerzas aéreas de El Salvador y Guatemala, cumpliendo funciones de transporte. Tuvieron un uso exhaustivo por parte de dichos países, teniendo una larga carrera operativa, en ámbitos con escasa infraestructura aeronáutica y limitado mantenimiento, por los reducidos presupuestos de defensa.

En medios especializados señalan claramente las ventajas de volver a servicio el BT 67 puesto en reserva por la Fuerza Aérea de Guatemala. Por solo US$ 4 millones, el avión con repuestos, recorrida de su célula (la misma no tiene vencimiento), mejoras en los equipos de a bordo, podría volar diez o quince años más. El costo es muy inferior que adquirir una aeronave de prestaciones similares, pero con ligera capacidad de carga inferior.

El BT 67, ronda unos 5000 kilos, frente a 2500 kilos, que por el mismo precio puede adquirirse en el mercado (Do 228, CASA C 212, etc.). Cabe agregar que los repuestos del BT 67 son fáciles de obtener y el apoyo logístico está más que garantizado.

En El Salvador, los aviones Basler llegaron en los 90, la falta de inversión y la desidia política, terminaron con la carrera operativa de aeronaves, de suma utilidad, especialmente en materia de transporte táctico y misiones de apoyo a la comunidad. En medios especializados, especialmente en la revista Defensa o Tecnología Militar, reconocidas en el mundo hispanoparlante, se han publicado notas reclamando la vuelta al servicio de una plataforma multimisión, a precios muy competitivos y costos de operación más que aceptables para el reducido presupuesto militar salvadoreño.

Argentina empleó el Basler BT 67 para apoyar diversas campañas antárticas, especialmente a la base Belgrano II. La aeronave era operada por un contratista del Ministerio de Defensa, que llevó en 2017 a plantear la posibilidad de comprarlo.

Lamentablemente esto quedó frustrado, a pesar del excelente desempeño del avión en un clima y geografía muy rigurosos. Chile a diferencia de Argentina, tomó nota de las bondades de la aeronave, y en medios especializados se habló de negociaciones por US$ 20 millones en dos aeronaves En 2016, el general Jorge Robles, entonces comandante en jefe de la Fuerza Aérea del país transandino, ante medios especializados, señaló que el BT 67 tiene un alto nivel de disponibilidad para operar todo el año y bajo condiciones climáticas severas y señaló las intenciones de adquirir el avión para complementar a los C 130H en apoyo a las bases chilenas en la Antártida

En otras partes del mundo, las Fuerzas Aéreas de Mauritania y Malí, por cierto de escasos recursos, han adquirido estas nobles aeronaves. En Mauritania el BT 67, lleva a cabo operaciones de transporte; inteligencia, reconocimiento y vigilancia o ISR. Por sus características de vuelo, autonomía, le permite a la fuerza aérea mauritana cubrir amplios espacios en los cielos de desierto del Sahara, especialmente para prevenir infiltraciones terroristas, con gran éxito. Malí, en 2018, recuperó el único Basler que operaba, en atención a la crisis interna que vive el país con el terrorismo, que demanda urgentemente contar con transportes tácticos.

En ambos casos, los aviones BT 67 operan en ámbitos con escasa infraestructura, un contexto geográfico y climático exigente, lo que pone en evidencia la robustez del diseño de Basler. Tailandia, opera los aviones de la empresa citada adquiridos en 1996, arribando al país, en 1997, tres ejemplares. Son empleados para la generación de lluvias, contando para ello con equipos especiales para “bombardear” las nubes.

En el ámbito militar de Estados Unidos, la Marina empleó el Basler en el Servicio de Oceanografía Naval, en reemplazo del King Air 200, teniendo misiones de reconocimiento, cartografía costera, etc.

Asimismo de manera reciente, en marzo de 2021, la empresa Basler comunicó la incorporación a la División del Centro de Guerra Naval, de un BT 67 para brindar apoyo a los test de armamento, contando con sensores que le permiten rastrear objetivos, por ejemplo un F18 Super Hornet lanzando un misil, como el objetivo de este.

El Basler BT 67, ha sido empleado también en apoyo a operaciones de inteligencia. En 2016, en Defensa.com, fue publicada una nota sobre el empleo de este avión por parte de una compañía controlada por la CIA, para llevar a cabo operaciones encubiertas, en lugares como Próximo Oriente y Libia. Sus características STOL, la posibilidad de operar en pistas escasamente preparadas, su autonomía, lo han hecho ideal para este tipo de operaciones.

¿El BT 67 una solución para Argentina?

En 2017, el secretario de emergencias y logística del Ministerio de Defensa, Ing Ceballos visitó las instalaciones de Basler en Estados Unidos seguido en 2018, por una comisión de la Fuerza Aérea para conocer in situ al avión y la empresa que lo produce. Cabe recordar que dado la crisis material de las Fuerzas Armadas, en su oportunidad por medio de un prestador privado, la base antártica Belgrano II, recibió apoyo por parte de un avión Basler BT 67.

El interés se diluyó, a pesar de las ventajas por razones de precio y calidad, por cuestiones técnicas, no muy claras. No trascendió al público, aunque razones políticas pueden haber impedido que Argentina adquiriera el avión, que por medio de un contratista privado mostró ser sumamente fiable para brindar apoyo a las bases antárticas argentinas, en un ámbito geográfico y climático sumamente riguroso.

El avión también fue presentado ante autoridades del Ministerio de Seguridad, dado que puede cumplir una amplia gama de requerimientos para las Fuerzas de Seguridad, especialmente Gendarmería y Prefectura Naval. Una vez la indecisión impidió que dichas fuerzas contaran con una excelente plataforma.

Es notorio, la necesidad imperiosa de dichos cuerpos de seguridad de contar con medios de mayor capacidad en materia de transporte, vigilancia, control de fronteras, etc.

Las características de la plataforma, permiten diversas configuraciones, además de transporte táctico, segmento que tiene fuertes exigencias en el caso argentino. Desde la misma Basler, a este Corresponsal le fue señalado que por el diseño del avión, permite llevar a cabo configuraciones rápidas, para llevar a cabo tareas ISR; lucha contra incendios, o evacuación médica.

Es frecuente el empleo de los envejecidos aviones de transporte de Fuerza Aérea para desplegar fuerzas de seguridad federales, ayuda a la comunidad en casos de crisis, y en esta pandemia, para diversos operativos de asistencia.

El avión de Basler, cuenta con la posibilidad de poder participar en operaciones contra incendios forestales, algo que utiliza hace años el Servicio Forestal de Estados Unidos, es otro punto a favor para considerar a esta aeronave dentro de un plan de adquisiciones. Asimismo, la Fuerza Aérea Argentina es responsable de gestionar la empresa estatal LADE, que conecta localidades de la Patagonia con Buenos Aires, a través de vuelos de fomento. Recordemos que en Canadá operadores privados emplean exitosamente el BT 67 para llevar cargas y pasajeros a lejanos puntos de la región Ártica.

En América Latina, es frecuente el uso de aviones de la Fuerza Aérea, para llevar a cabo vuelos de fomento y conectar áreas aisladas con grandes centros urbanos. El BT 67 puede ser un verdadero “caballito de batalla” para llevar a cabo estas misiones.

El avión ofrecido por Basler Turbo, no solo sería una opción para complementar la aviación de transporte de la Fuerza Aérea, sino también, dado las características de la aeronave, puede llevar a cabo misiones ISR (Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento).

El importante volumen de carga, facilita la integración de diversos equipos, antenas, plataformas giroestabilizadas, etc. El disponer con una aeronave con dicha capacidad es una necesidad acuciante en las Fuerzas Armadas, especialmente para brindar un apoyo eficaz al control de fronteras, en particular en las regiones del norte.

Los reducidos presupuestos, limitan el acceso a determinados sistemas ofrecidos en el mercado, tanto por el costo de las plataformas como de los equipos embarcados. Es por ello que la opción por el BT 67, debe ser considerada.

La experiencia de las modestas fuerzas armadas mauritanas, ponen en evidencia, que el uso óptimo del material, puede dar importantes resultados.

El país creó en su momento una zona especial de seguridad, en las regiones más vulnerables, por la presencia de actores terroristas, donde el aprovechamiento de las capacidades del BT 67 junto con un puñado de aviones tácticos Super Tucano, permitieron brindar apoyo eficaz a las fuerzas terrestres, para blindar las fronteras e impedir la infiltración terrorista, como de dar respuesta a otras amenazas a la seguridad fronteriza.

En lo referente a la Armada, fue noticia en medios nacionales, que los veteranos aviones P3 Orión, dejaron de estar operativos. Incluso ha sido cuestionada una costosa modernización, que se lleva a cabo en las plantas de la FADEA (constructor aeronáutico de propiedad estatal).

El ofrecimiento por parte del Departamento de Defensa de Estados Unidos de un lote de cuatro aviones P3 C, parece descartado. Esto abre posibilidades para el producto de Basler. Sus prestaciones son similares al Orión, especialmente por su autonomía de vuelo y capacidad de llevar equipos especializados a bordo.

El alto nivel de disponibilidad del BT 67, permitiría contar con un número mínimo para vigilar los cientos de pesqueros que operan en la Zona Económica Exclusiva.

Dado las características del producto de Basler, puede también llevar a cabo operaciones SAR y de sostén logístico móvil, capacidad pérdida con la baja de los veteranos Fokker F 28.

Vale la pena recordar que el Comando Naval de Oceanografía de la Marina de Estados Unidos, que ha empleado el BT 67 para diversas tareas de investigación, lo que abre las puertas también para que el Servicio de Hidrografía Naval pueda utilizar esta plataforma para su labor.

En lo referente a las Fuerzas de Seguridad Federales, el avión BT 67 puede también satisfacer necesidades diversas. Es un medio que no es ajeno a dichas fuerzas, que en su oportunidad les fue presentado como una posibilidad para satisfacer diversos requerimientos. En el caso de Gendarmería, el avión ofrece una interesante solución para desplegar personal y cargas a distintos puntos del país, incluso en áreas con escasa infraestructura.

En el caso de la Prefectura Naval, el avión puede cumplir funciones de lucha contra la contaminación, búsqueda y rescate, como vigilancia marítima. Los estados provinciales, también pueden considerarlo, especialmente para lucha contra incendios forestales, polución ambiental, para sus agencias de bomberos y protección civil.

Este corresponsal tuvo acceso directo a la empresa Basler, donde fue señalado que existe la posibilidad no solo de comprar directamente la aeronave, sino el alquiler con opción a compra. Esto es algo usual en el mercado militar.

El Reino Unido adquirió parte de su flota de transporte estratégico y de reabastecimiento en vuelo para la RAF; por este medio, como también el patrullero de altura HMS Clyde, que prestó servicio en Malvinas. El buque fue alquilado al astillero constructor con opción a compra.

El pago del canon, incluyó el entrenamiento y apoyo logístico integral, siendo responsabilidad de la Marina Real el operar solo el buque. En el caso de la RAF, fue creado el consorcio AirTanker, responsable de la gestión de la flota de aviones de reabastecimiento y transporte Airbus, teniendo una cantidad de horas al año disponibles para realizar vuelos comerciales, convirtiendo el proyecto en un lucrativo negocio.

La RAF se benefició con disponer de una moderna flota, por medio de un pago de un canon anual, con una amplia disponibilidad de horas al año, durante 27 años.

En 2005, en el Simposio de Producción para la Defensa llevado a cabo en Buenos Aires, una sociedad de inversión de la Bolsa porteña, presentó el proyecto de adquirir aviones y alquilarlos en la modalidad de leasing a la Fuerza Aérea Argentina.

El producto de Basler puede seguir el mismo camino, con una disponibilidad de una cantidad de horas al año para la Fuerza Aérea, lo que habilitaría la posibilidad que exista un excedente de horas que pueden ser aprovechados por el sector privado.

Se traslada a la región. Existe una necesidad imperiosa en la región de un medio robusto y de coste aceptable para presupuestos siempre afectados por recortes. No solo Chile es un candidato ideal, especialmente para complementar a sus C130 en el apoyo a sus bases antárticas, sino también Uruguay, un país que es urgente contar con más medios de transporte, como de patrulla, o Paraguay, que también precisa un avión de transporte táctico para conectar poblaciones aisladas en el oriente del país.

Es por ello que se presenta la posibilidad que debería estudiarse, de un programa regional para gestionar la adquisición de este excelente avión.

Estamos frente a un avión que puede cumplir múltiples requerimientos, con un bajo costo de adquisición. Tanto las Fuerzas Armadas como de Seguridad, tanto de Argentina como la región, pueden hacerse de una flotilla, que pueden cumplir la más amplias misiones: transporte, inteligencia, vigilancia, lucha contra incendios y polución ambiental, búsqueda y rescate.

Esto reduciría los costos de operación y la logística, al adquirir un solo tipo de avión que pueden llevar a cabo múltiples acciones. Basler cuenta con un aceitado sistema de apoyo al cliente, como pudo acceder este Corresponsal, con un enorme stock de repuestos, lo que garantiza de sobra la operatividad del material, garantizando una larga vida útil..