mar. Nov 19th, 2019

Cannabis Medicinal en la Argentina

Los días 4, 5 y 6 de octubre de 2019 se realizó en el predio de exposiciones La Rural, la primera exposición respecto al tema, “Expo Cannabis Argentina”.

Un llamado del pueblo que el Estado no puede dejar de escuchar

Los días 4, 5 y 6 de octubre de 2019 se realizó en el predio de exposiciones La Rural, la primera exposición respecto al tema, “Expo Cannabis Argentina”, fue un éxito total superando las propias expectativas de los organizadores.

Desde el año 2017 contamos en la Argentina con la Ley 27.350, donde se establece la investigación medica y científica del Cannabis Medicinal, pero esto no es lo que se necesita en realidad, quédate leyendo que te cuento.

Por: Gisela Adriana Sabelli – Abogada Corresponsal del Diario el Minuto en Argentina.

Dentro de la exposición se encontraron personas de todas las edades, gente en sillas de ruedas, con cáncer, enfermedades graves o que no responden bien a tratamientos convencionales, quienes buscan paliativos para los efectos secundarios de la medicina que toman para sus enfermedades crónicas, y muchos otros usos. Dentro de los concurrentes también se encontraban médicos interesados por conocer las propiedades de esta planta, con la esperanza de poder ayudar a sus pacientes.

Por ejemplo, en enfermedades donde parte del tratamiento se incluye el corticoides que, entre muchas consecuencias, produce temblores y sudoraciones, con el consumo del aceite de Cannabis desaparecen esas consecuencias como también los dolores propios de cada enfermedad, por lo cual mejora la calidad de vida de quien parece esa enfermedad.

¿Por qué digo que la Ley y su reglamentación no son útiles para la población argentina?

En el Artículo 1°, la ley dice “La presente ley tiene por objeto establecer un marco regulatorio para la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor, de la planta de cannabis y sus derivados, garantizando y promoviendo el cuidado integral de la salud.” y el Artículo 2° establece “Créase el Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis, sus derivados y tratamientos no convencionales, en la órbita del Ministerio de Salud.”.

Para completar el Artículo 3° plantea los objetivos del programa antes mencionado, los principales son:

garantizar el derecho a la salud; garantizar el acceso gratuito al aceite de cáñamo y demás derivados del cannabis a toda persona que se incorpore al programa, en las condiciones que establezca la reglamentación; comprobar la eficacia del uso del cannabis; propiciar la participación e incorporación voluntaria de los pacientes que presenten las patologías que la autoridad de aplicación determine y/o el profesional médico de hospital público indique; proveer asesoramiento, cobertura adecuada y completo seguimiento del tratamiento a la población afectada que participe del programa.

La reglamentación de esta Ley, por ahora parcial, estableció que solo se va a realizar la investigación para la “Epilepsia Refractaria”, no “se podrá realizar ninguna actividad de producción, difusión, manejo, acondicionamiento e importación de Cannabis sin la previa autorización del Instituto Nacional de Semillas (INASE) “; el INASE podrán incluir la inspección física de las plantas en todo su ciclo de cultivo, como así también su importación; el cultivo se debe realizar dentro de “área de la producción agrícola o de la investigación científica vegetal” y además se deberá asignar un “Responsable Técnico a cargo de la producción del cultivo, movimientos y guarda de semillas dentro del predio”; “Son considerados laboratorios de producción pública, los laboratorios del Estado Nacional, Provincial, Municipal y de la CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES, de las Fuerzas Armadas y de las Instituciones Universitarias de gestión estatal”.

Tanto la Ley como su Reglamentación dejan afuera de la legalidad a quienes necesitan tratamiento por otras enfermedades, que ya se ha comprobado por estudios realizados en países de avanzada en la implementación de este tipo de medicinas poco ortodoxas, como ser Parkinson, Dolores crónicos y agudos, Fibromialgia, Migraña, Artrosis, Insomnio, Autismo, Depresión, Lupus, Asma, Ansiedad, Glaucoma, Esquizofrenia, Psoriasis e inflamaciones, entre muchas más.

Al mismo tiempo, la creación del Registro de Pacientes que participan en el programa y puedan acceder al cannabis, hace que los mismos sean parte de la investigación, con lo cual ninguna madre ni padre quiere exponer a su hijo a que sea sujeto de experimentos por parte de los investigados, dado que los mismos ya tienen bastante sufrimiento con la Epilepsia Refractaria que padecen.

En la actualidad para poder conseguir el aceite de Cannabis de forma legal hay que cumplir con el procedimiento de importación que determina la ANMAT, teniendo que tener la orden médica proveniente de hospital público, conectar proveedores en el extranjero, abonar una suma exorbitante y confiar en que no existan conflictos en la

Aduana para que el medicamento natural producto de esta planta llegue a los que lo necesitan en tiempo y forma.

Lo que se demostró en la Expo Cannabis realizada en La Rural, es que la gente está muy interesada en buscar información sobre el Cannabis en todas sus formas medicinales (aceite, gel, crema, gotas, vaporización). Quienes no conocen el predio de exposiciones de La Rural, es un centro muy tradicional de la Argentina, por lo cual sorprendió a todos cuando nos enteramos que se hacía una exposición de una sustancia prohibida, en un lugar emblemático de la sociedad de élite de la Argentina, pero esto significo que todos los grupos sociales están en acuerdo con esta práctica para lograr calidad de vida, el derecho a la salud que todos anhelamos.

Los stands más concurridos fueron aquellos donde se brindaba asesoría médica, los de las ONG que participaron como ser Mamá Cultiva y el del Ministerio Público de la Defensa en el Punto de acceso a la justicia. La gente interesada en cuál de las formas era más efectiva para su enfermedad, como resguardase jurídicamente cuando no les queda otra que realizar el auto cultivo, como realizar un auto cultivo seguro y la forma de conseguir el producto terminado de forma eficiente.

Hay que hacer mención especial al trabajo que realizó el Consejo Deliberante de la Municipalidad de Hurlingham aprobando una ordenanza que faculta al gobierno de la comuna a realizar le cultivo público y comunitario de plantas cuyos derivados podrán ser destinados tanto para la investigación como para el tratamiento de personas que necesiten aceite o derivados, y de manera gratuita.

Para concluir, creo que una vez más el derecho va muy atrasado respecto de las necesidades del pueblo, en la Expo Cannabis se demostró que quienes concurrían eran gente realmente interesada en el tema de mejorar su salud y su calidad de vida o la de algún familiar dado que la entrada mínima costaba $ 700 y no era accesible a todos, lo que enfatizó más la sorpresa de sus organizadores, gente que concurrió desde diferentes puntos del país con la esperanza de buscar soluciones que en sus lugres de origen no se las brindan.

Esperemos que pronto podamos informarles que se amplió las posibilidades de realizar auto cultivo, o de conseguir el aceite de manera segura dentro del país, para más patologías.

AfrikaansArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish