Mar. Mar 2nd, 2021

elminuto

Diario el Minuto

Como construir un Patrimonio

Compartir

El dinero que pasa por nuestras manos a lo largo de nuestras vidas es un factor importante a pesar de nunca llegar a saber cuánto dinero ha pasado por ellas, lo tomamos para vivir, lo importante es saber cuánto de este dinero es el que utilizamos para construir un patrimonio.

Por: Daniel Defant | Corresponsal del Diario el Minuto en Argentina


Cuando pensamos en lo necesario para construir un patrimonio lo primero que suele venir a nuestras mentes es la imagen de alguien que gana muchísimo dinero.

Sin embargo, esto no es lo suficiente para construir un gran patrimonio y hasta incluso con un ingreso menor que el de aquella persona que puede construir un patrimonio mayor. Vamos a suponer que tenemos dos personas que tienen que trasladar agua por doscientos metros.

Una tiene inicialmente diez litros de agua y la otra tiene solo dos litros de agua.

Con solo este dato, como es que pensaríamos sobre cuál va a llegar con más agua a la final, seguramente imaginamos que sería la que comenzó con solo diez litros.

Pero si tomamos como dato que la persona que traslada los diez litros lo hace en un colador y la que lleva dos litros lo hace con un balde, las cosas cambiarían muchísimo.

Hay gente que es capaz de generar muchos ingresos en una etapa de su vida pero que no pueden retener una parte de ellos, gastándoselo todo como si no hubiera un mañana o como si siempre fueran a poder generar el mismo nivel de ingresos. Esto es muy común en la vida de los deportistas, artistas o famosos.

Veamos cuales son los cuatro pasos para construir un patrimonio:

1) Ahorrar.

2) Incrementar los ingresos.

3) Invertir los ahorros.

4) Vivir de tus inversiones.

Primer Paso: Ahorrar.

Lo primero que debemos hacer para contar con un patrimonio el día de mañana es separar una parte de nuestros ingresos.

No gastarnos todo el dinero que generamos, sino que destinar una parte al ahorro.

Vivir por debajo de nuestras posibilidades, o no incrementar los gastos a la misma velocidad que lo hacen nuestros ingresos.

Estos son algunos de los sabios consejos que se pueden tener presentes al tomar esta etapa.

Segundo Paso: Incrementar Nuestros Ingresos.

Una vez que estamos ahorrando una parte de nuestros ingresos, la mayoría de nosotros quiere pasar rápidamente al tercer paso (invertir el dinero ahorrado) salteando este segundo paso de incrementar nuestros ingresos.

¿Como seria este paso?

Es muy probable que cuando comenzamos a ahorrar, el dinero que vamos juntando todavía sea pequeño. El capital que podemos ir acumulando como ganancia de nuestras inversiones aun no sería mucho.

No debemos desalentarnos de lo que hemos podido ahorrar, puede haber en esta etapa un destino más productivo para nuestros ahorros que las inversiones tradicionales.

¿Cuál sería ese destino?

Seriamos nosotros mismos. En realidad, nuestra capacidad de generar ingresos.

Pensemos que tenemos ahorrada la suma de $50.000 y podemos convertirlos en $100.000 a través de inversiones en el mercado de capitales en apenas seis meses, no caben dudas que esto sería obtener un buen resultado.

¿Si en cambio logramos adquirir una nueva habilidad que nos permita incrementar nuestros ingresos en $ 20.000 no sería algo mejor para el futuro?

Capacitarnos en el caso de que trabajemos como profesionales en algunas áreas o especialidades, invertir en una máquina que incremente la productividad o realizar una campaña de marketing que nos genere más clientes, son solo algunas de las opciones de los destinos posibles que podríamos darle a nuestro dinero ahorrado para incrementarlo o producir nuevos ingresos con una capacidad de ahorro productivo y mayor a futuro.

Tercer Paso: Invertir Nuestros Ahorros.

Una vez que hemos logrado ahorrar parte de nuestros ingresos y logrado incrementar los mismos, tendremos por fin un mayor capital disponible para invertir. Aquí no es necesario contar con cifras millonarias, simplemente tener la disciplina y un plan de inversión que se ajuste a nuestras necesidades y perfil como inversor.

En esta etapa de la conformación del portafolio es muy necesario que, en cierto modo, ya nos olvidemos que contamos con ese dinero. Que nuestra cabeza lo separe del dinero que proviene de nuestros ingresos y que los utilizamos para nuestros gastos.

Muchísima gente se apresura también en querer pasar rápido de este tercer paso al cuarto, en donde utiliza el rendimiento de sus inversiones para gastos corrientes.

Otros buscan algunos consejos sobre el dinero proveniente de una herencia o indemnización, queriendo mantener ese capital, pero a los intereses los quieren utilizar para darse algunos gustos.

No debemos formar la imagen de que está mal usar ese dinero, al fin y al cabo, para eso es que los tenemos.

Entender que todavía uno se encuentra en la etapa activa de su vida, donde la principal fuente de ingresos debe ser el trabajo y no el fruto de sus inversiones es algo que puede hacer maravillas en la construcción de un patrimonio.

El poder del interés compuesto es enorme, y un peso que no gastes en tus treinta o cuarenta años pueden ser varios cientos de pesos con los que cuentes para tu retiro.

A su vez, no solo es importante decidir no retirar intereses que provengan de tus inversiones. También es vital saber generar esos intereses. Para esto, podemos capacitarnos en finanzas personales e inversiones y saber nosotros mismos sobre lo que hacer con nuestro dinero, llegado al caso podemos sumar los consejos de un buen asesor financiero para que nos vaya orientando en incrementar los intereses de nuestro empleo, empresa o actividad profesional.

Cuarto Paso: Vivir de Tus Inversiones.

Por último, nos encontramos en el último paso, es cuando nuestra fuente principal de ingresos pasa a ser exclusivamente la proveniente de las inversiones que hemos construido a lo largo de la vida, logrando construir un patrimonio.

El tamaño necesario de este patrimonio no es igual para todos. Los factores determinantes son los provenientes de las decisiones que a lo largo de nuestra vida productiva hemos ido tomando, el nivel de gastos mensuales y el grado de aversión al riesgo corrido en las inversiones.

El nivel de gastos es algo que intuitivamente salta a la vista. Si gastamos más dinero, vamos a necesitar mayores inversiones que nos generen un monto mayor cada mes. Por lo que, a igual retorno esperado, si somos más gastadores vamos a tener que acumular un mayor patrimonio a lo largo de la vida.

En segundo término, y algo en lo que muchos se detienen, es en el grado de aversión al riesgo. Una persona más conservadora va a necesitar un mayor patrimonio que una persona agresiva para poder obtener el mismo monto de sus inversiones cada mes.

¿Porque se da esto?

Por el retorno que obtendremos de nuestro patrimonio en función a las inversiones que hagamos.

Lo vemos con un ejemplo simple de tres personas que necesitan 1000 dólares mensuales para vivir.

La más conservadora de las tres tiene todo su patrimonio en inmuebles. La tasa esperada es del 1,5% anual por sus inversiones (valores hoy del mercado inmobiliario argentino).

De esta manera, necesita que su patrimonio sea de 800.000 dólares para conseguir esos mismos 12.000 dólares anuales y poder vivir con 1000 dólares mensuales como lo venía haciendo.

La persona de perfil más moderado, invierte su dinero de manera diversificada entre instrumentos como Obligaciones Negociables (deuda de empresas), Inmuebles y Empresas pagadoras de Dividendos. En este caso su tasa anual esperada es del 5%. Para conseguir esos mismos 12.000 dólares anuales necesita haber invertido 240.000 dólares a lo largo de su vida productiva.

Por último, la tercera persona de perfil más agresivo invertirá la totalidad de sus ahorros en una cartera diversificada de acciones con una renta esperada del 9% anual promedio histórico de los últimos cien años del índice accionario norteamericano S&P500.

En este caso, puede conseguir los 12.000 dólares anuales con solo haber invertido a lo largo de su vida 133.000 dólares.

Como es sabido, los caminos para construir nuestro patrimonio pueden ser diferentes según el tipo de personas que somos o nos encuadramos en la vida.

Estimado lector, cada uno de nosotros hoy sabemos cómo somos, en que paso nos encontramos y de cómo estamos trabajando para construir nuestro patrimonio. Este reporte tiene como objetivo brindar información, no constituye una oferta o recomendación. Solo se han tomado parámetros reales que en la evidencia pueden verse modificados por los cambios producidos en los distintos contextos económicos en que podemos encontrarnos.

Salud

El Ministerio de Salud emitió este domingo 28 de febrero un nuevo balance diario sobre el estado de la pandemia de coronavirus en Chile. Las autoridades sanitarias informaron la...

El Ministerio de Salud reportó que este domingo se sumaron 68 fallecidos por covid-19, alcanzando un total de 20.042 víctimas fatales de la enfermedad.  Respecto a las...

El Ministerio de Sanidad israelí registró una reducción del 98.9% en la mortalidad por COVID-19 entre aquellos que recibieron la segunda dosis de la vacuna de...

Las autoridades de la República de Guinea anunciaron oficialmente este domingo, la existencia de una epidemia de ébola en el sureste de ese país de...

Hoy vengo a contarles una de las realidades que estamos viviendo en la Argentina respecto a la Salud, los remedios faltantes y el consecuente riesgo...