dom. Nov 17th, 2019

Congreso desafía a Vizcarra en medio de caos en el Parlamento

El primer ministro, Salvador del Solar, no logró frenar el nombramiento exprés de nuevos magistrados del Tribunal Constitucional.

En una jornada marcada por incidentes en medio del salón plenario del Parlamento peruano, los congresistas dieron un paso más hacia el enfrentamiento con el Ejecutivo, luego que el pasado domingo, el presidente  Marín Vizcarra advirtiera que disolvería el Congreso si le negaban el voto de confianza para reformar el proceso de elección del Tribunal Constitucional antes de renovar a sus miembros.

En un último intento por frenar el nombramiento exprés de los nuevos integrantes del Tribunal Constitucional, el primer ministro de Perú, Salvador del Solar, ingresó casi por la fuerza al salón  plenario, donde logró presentar la cuestión de confianza de la cual depende el mantenimiento o disolución del Parlamento.

El Gobierno pide que se replantee la renovación del Tribunal Constitucional con un procedimiento plural y transparente que asegure que no esté al servicio de ninguna fuerza política y así continuar con la cruzada anticorrupción que inició Martín Vizcarra hace un año y medio.

A pesar de la intervención de Del Solar, el Congreso, controlado por el fujimorismo decidió pasar por alto la petición del Ejecutivo y proseguir con la elección de magistrados, dejando en tabla la discusión sobre el voto de confianza y concretando el nombramiento de un magistrado. No obstante, el proceso quedó suspendido producto de fuertes protestas que obligaron a decretar la continuación de los nombramientos este martes.

Un primo del presidente del Congreso, el abogado Gonzalo Ortiz de Zevallos, fue el primer magistrado designado en la cuestionada elección, en la que recibió 87 votos, el mínimo necesario. La votación se realizó a pesar de que seis de los nueve postulantes al Tribunal Constitucional tienen denuncias ante la justicia.

Vizcarra pidió el voto de confianza luego que el Congreso archivara su proyecto de adelantar las elecciones para abril de 2020, proyecto que implica recortar en un año su mandato y el del Legislativo. Sin embargo, los legisladores opositores no quieren elecciones anticipadas, ya que se arriesgan a quedar fuera del Parlamento debido al gran desprestigio por el que atraviesan. Además, por una reforma de Vizcarra, ratificada en referéndum en 2018, los parlamentarios no pueden ser reelegidos.

AfrikaansArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish