el minuto

Noticias

Conversando con Pedro Pinto Leite: Célebre Jurista Internacional, sobre el caso Timor Este

El Minuto | En Diario El Minuto, hemos dado a conocer un país muy interesante por conocer. Han sido publicadas notas sobre su historia, actualidad política, seguridad y ahora el contexto jurídico. En esta nota, desde Lisboa nos habla el reconocido jurista Pedro Pinto Leite.

Por Alberto Maestre Fuentes | Corresponsal de Diario El Minuto para España

El profesor portugués Pedro Pinto Leite, es uno de los mayores expertos de Timor Oriental, reconocido internacionalmente.

No en vano sus múltiples publicaciones y estudios sobre dicho país y el haber ostentado la Secretaría de la Plataforma Internacional de Juristas para Timor Oriental avalan esta afirmación.

Aprovechando que junto a mi amigo y colega Jorge Alejandro Suarez Saponaro estamos elaborando una obra sobre la antaño colonia portuguesa, las investigaciones y lecturas previas nos llevaron a hacía él.

Desde el principio su disposición y amabilidad a ayudarnos han sido todo un estímulo para continuar indagando sobre este país.

Puedo decir que es todo un privilegio y honor el poder disfrutar de sus conversaciones y conocimientos que seguro continuarán de forma regular.

En las conversaciones sobre Timor Oriental con el profesor Pinto Leite, nos dejó claro que uno de los elementos claves para que Timor Oriental accediera a la independencia fue que cumplieron, de forma ejemplar, la premisa de que “el pueblo unido jamás será vencido”, como bien se remarca en la canción, del mismo título, del compositor chileno Sergio Ortega Alvarado.

Una independencia que en los años 80 y principios de los 90 era poco probable que se pudiera llevar a término debido a la represión y dominación feroz que ejercía Indonesia en el territorio.

Pero los timorenses tenían muy claro que no querían ser indonesios.

Pinto Leite, nos recalca que se dieron tres frentes bien delimitados que ayudaron de forma clara a conseguir el objetivo final que no era otro que el de la independencia.

El primero de ellos fue la lucha armada contra el invasor.

Una resistencia que, ante la evidencia de superioridad militar del ejército indonesio, se convirtió en una lucha de guerrillas.

El segundo sería la lucha clandestina, donde los estudiantes jugaron un papel de primer orden.

Y finalmente, el tercer frente, la lucha diplomática que fue tan eficaz y que sirvió para que la mayoría del mundo se solidarizara, finalmente, con la causa de Timor Oriental.

“Hubo una gran coordinación de los timorenses y de los grupos que los apoyaban cosa que en el conflicto saharaui no pasa en absoluto”, nos dirá Pinto.

Todo ello y la situación interior de Indonesia facilitó que finalmente Indonesia aceptara la celebración del referéndum de autodeterminación de los timorenses.

También la conferencia de Manila de 1994, de la que el propio Pinto Leite formó parte, nos dirá que contribuyó a que se visualizara el conflicto de Timor Oriental, puesto que el gobierno indonesio presionó al filipino para que la suspendiera una vez ya convocada y enviadas las invitaciones.

El gobierno filipino accedió finalmente a las demandas y no permitió que la conferencia se celebrase en la Universidad como estaba previsto.

Esto provocó un escándalo internacional puesto que habían sido invitadas distintas personalidades, entre ellas, la primera dama de Francia, Danielle Mitterrand.

Como nos dice Pinto Leite, la prensa se hizo eco de este grave incidente, incluso la filipina, pues a diferencia de la de Indonesia, gozaba de un alto grado de libertad.

También las jornadas sobre Timor Oriental que se fueron dando de forma regular, todos los años, en la Universidad de Oporto, ayudaron, como nos expresa Pinto Leite, a la visibilización de este conflicto.

Pedro Pinto Leite afirma que es posible que los indonesios pensaran que podrían ganar el referéndum y añade:

“Pero lo curioso es que la decisión de permitir un referéndum la tomó el presidente Habibie, sin el conocimiento de nadie más, empezando por los militares, ni siquiera su asesor de asuntos exteriores, Dewi Fortuna Anwar. El Ministro de Relaciones Exteriores, Ali Alatas, ya había dicho que el tema de Timor era “una piedra en el zapato”. Y creo que Habibie sabía que el problema no iba a desaparecer, sobre todo porque la opinión pública en Europa y Estados Unidos ya estaba más al tanto de lo que estaba sucediendo en el territorio, especialmente por la transmisión en la televisión del video de la masacre de Dili. También sabía que Portugal, desde que ingresó a la CEE en 1986, estaba en una excelente posición para defender allí los derechos de los timorenses.  Indonesia no tenía emigrantes en Europa ni en Estados Unidos, los indonesios que estaban en Europa (es decir, de las Malucas) eran refugiados y en contra del régimen, los pocos estudiantes indonesios en las universidades occidentales eran de familias vinculadas al sistema, los militares que estaban formados en Estados Unidos en la infame Escuela de las Américas solo tomaron lavado de cerebro de anticomunismo, aprendieron técnicas de contrainsurgencia y formas de tortura (luego se asombraron al ser acusados por organizaciones como Amnistía Internacional y Human Rights Watch de practicar lo que había aprendido). Por lo contrario, Habibie era uno de los pocos indonesios que conocía bien los países occidentales:  estudió ingeniería aeronáutica en Holanda y Alemania, y trabajó en una firma alemana, y tenía familia en Holanda.”

A nuestra siguiente pregunta sobre cuales cree que son los retos más destacados que se enfrenta actualmente Timor Oriental, país que es miembro de la ONU y candidato a la ASEAN, nos responde lo siguiente:

“El pasado mes de noviembre, la ASEAN ya aceptó, en principio, el ingreso de Timor-Leste en la organización, le otorgó por ahora estatus de observador y creará una hoja de ruta para ayudar al país a solucionar los problemas que impiden su adhesión. Indonesia ha sido el mayor partidario de Timor-Leste. Singapur tiene la mayor cantidad de reservas. Una de las razones de la demora en la decisión es comprensible: ¿cuándo estará Timor-Leste listo para cumplir con las obligaciones de membresía, dados los problemas económicos que enfrenta? La otra razón es mucho menos aceptable: varios miembros de la ASEAN tienen regímenes autocráticos y, por lo tanto, tienen miedo de incluir un país democrático en su seno, con sucesivas elecciones libres y libertad de expresión… El principal problema de Timor-Leste es su dependencia casi total de las exportaciones de petróleo. En estos 21 años posteriores a la independencia, los sucesivos gobiernos no han logrado diversificar la economía del país. El porcentaje de la población que vive por debajo del umbral de la pobreza sigue siendo muy elevado”.

Gracias profesor por esta entrevista.

Nacional

El Minuto | Dos ciudadanos extranjeros permanecerán en prisión preventiva después de que se ratificara…

 El Minuto | El Tribunal Regional del partido Convergencia Social ha recibido una denuncia contra…

El Minuto | La creciente preocupación por la seguridad ciudadana en Chile está generando importantes…

El Minuto | El Subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, ha anunciado la decisión del Gobierno…

El Minuto | Este fin de semana, Las Condes se vistió de luto al informarse…