Mar. Oct 20th, 2020

Corte condenó a Canal 13 por cámara oculta usada en el programa “En su propia trampa”

La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó la sentencia que condenó a la empresa Canal 13 S.A. a pagar una indemnización de ($25 millones de pesos), por los perjuicios causados a comerciante de Puente Alto por la difusión de imágenes grabadas con cámara oculta.

Compartir

La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó la sentencia que condenó a la empresa Canal 13 S.A. a pagar una indemnización de ($25 millones de pesos), por los perjuicios causados a comerciante de Puente Alto por la difusión de imágenes grabadas con cámara oculta.


Por: El Minuto


La demanda en que, el día 12 de abril del 2013, en el marco del programa de Televisión” En su propia trampa” programa de investigación periodista, perteneciente al área de Docurealities de Canal 13 S.A.

Junto a personas de la Municipalidad de Puente Alto y un funcionario de la fundación Endurece, Dante Gasic Yaconi, quienes trabajaban en asuntos relacionados a los problemas de los jóvenes en riesgo social.

Ingresaron al lugar particular y procedieron a grabar sin su consentimiento la conversación que sostuvo con María Orellana Martínez, asistente social de la Municipalidad de Puente Alto y Dante Yaconi, sobre asuntos privados y confidenciales de su relación con el hijo de su ex pareja.

Esta conversación eran sobre los problemas que tenía con la justicia Eduardo Lara Cárcamo, a esa fecha menor de edad sus problemas conductuales, problemas de convivencia con su padre, sus problemas económicos. Entre otros de carácter familiar.

Los demandados efectuaron estas grabaciones de audio y vídeo con cámaras pequeñas que mantuvieron ocultas, disimulándolas entre sus vestimentas, bananos o mochilas, no contando con la autorización alguna de su parte para efectuar dichas grabaciones.

La recurrente detalló que se usaron cámaras ocultas para registrar media hora de diálogos, los que luego fueron editados y expuestos en el programa, dejándola como la “madrastra malvada” y principal responsable de la conducta de entonces un menor de edad, hijo de su pareja.