dom. Ago 25th, 2019

Diario el Minuto

Cualquiera es un señor, cualquiera es un ladrón

Este artículo comienza con una parte del célebre tango “Cambalache”, escrito hace más de setenta años, pero que mantiene plena vigencia.  Sin ninguna duda el titulo está inspirado en los empresarios “arrepentidos” que hoy vemos desfilar en la sede los tribunales federales de la avenida Comodoro Py, en el barrio porteño de Retiro.

La historia comienza con el hallazgo por parte del periodista Diego Cabot, del diario La Nación,  una serie de cuadernos, escritos con lujo de detalles, sobre el entramado de corrupción durante el periodismo. Un verdadero “diario” o “crónica” escrito por Oscar Centeno, ex chófer de Roberto Baratta, importante funcionario del kirchnerismo. El diario La Nación, no solo tuvo acceso a los cuadernos, sino a fotos y filmaciones, algo precarias, pero que en su conjunto suman un valioso documento. Su publicación generó un verdadero escándalo en la clase política, quedando al descubierto los entretelones de la corrupción en Argentina. Los vínculos entre el poder y los empresarios, cuya prosperidad y crecimiento se ha basado en jugosos contratos con el Estado, aceitado por un eficiente sistema de recaudación impuesto por los funcionarios de turno, como señala la investigación periodística de Cabot.  Los cuadernos cuentan con lujo de detalle, montos, lugares, fechas y nombres, muchos de ellos altos funcionarios y poderosos empresarios.

Los cuadernos llegaron por una tercera persona, amigo personal, pareciera ser, de Centeno ahora devenido en “celebridad”. Los periodistas tomaron fotos, fotocopias y el mismo diario organizó un archivo documental que lo subió a la web. Los cuadernos fueron devueltos, pero sus originales hasta el día de hoy no aparecen. No obstante ello, por decisión del diario La Nación, el tema llegó a la justicia, antes que los lectores. La Justicia detuvo a Centeno. A partir de ahí, se abrió la “Caja de Pandora” en la cual la legislación sobre arrepentidos, tuvo y tiene un rol importante.  

La ex presidente Cristina Fernández de Kirchner, ahora senadora, está seriamente comprometida por los “cuadernos de Centeno”. El reconocido periodista de investigación Christian Sanz citó las palabras del fiscal Luciani, al investigar las irregularidades de la obra pública de la mano del “empresario” Lázaro Báez Debe considerarse que en el marco de tal expediente se encuentra investigada Cristina Fernández de Kirchner junto con diversos funcionarios que integraron el Ministerio de Planificación Federal por su presunta participación en una maniobra de corrupción vinculada a contrataciones públicas.  Sanz, nos dice que los cuadernos son un elemento clave o por lo menos de gran importancia. A ello agrega el citado periodista A lo antedicho debe agregarse un nuevo condimento: la UIF evalúa -aún está verde, pero lo evalúa al fin- reabrir el expediente por enriquecimiento ilícito que en 2009 fue “cerrado” por Norberto Oyarbide (N de la R: horas después de publicada esta nota, la UIF hizo el pedido formal).

En lo referentes a los empresarios, van desde empresas estrechamente ligados s la Era K, como Electroingeniería, pero también empresas conocidas como el Grupo Roggio, cuyo titular está también en la lista de arrepentidos, el poderoso grupo Techint, siendo detenido un ex directivo, Alberto Zavaleta, estrecho colaborador del CEO del grupo, fue  nombrado en los famosos “Cuadernos”. Incluso el primo del presidente actual, Mauricio Macri, está salpicado por el escándalo. Angelo Calcaterra, que según fue publicado por el diario Perfil, reconoció el pago de coimas o sobornos en tiempos del kirchnerismo,  cuando estaba al frente de la empresa constructora IECSA.  Juan Carlos Goicoechea, directivo de Isolux, otra importante empresa constructora, también se beneficio con el régimen de arrepentido. La lista sigue, incluye por ejemplo al ingeniero Oscar Thomas, ex director del Ente Binacional Yaciretá, cercano al ex todopoderoso ministro de planificación K, Julio de Vido, ahora detenido en Ezeiza.  Los cuadernos acusan a Thomas de entregar US$ 1.1 millón a Baratta en 2009.

Mientras los empresarios desfilaban por tribunales para ampararse a la ley de arrepentido, figura que permite reducir la pena a personas que participaron de un delito pero dan información que permite acelerar la investigación de delitos como el tráfico de drogas, trata de personas, corrupción, etc. El debate en los medios y la sociedad, llegó al propio Senado y golpeó de lleno a la clase política. , El número creciente de empresarios, ex funcionarios amparados en la citada ley, reconociendo una serie de hechos, pone en evidencia, una verdad más que evidente sobre la gestión anterior, por ende “todos los caminos conducían a Cristina Fernández de Kirchner”. El juez federal Claudio Bonadío, un personaje no exento de polémica, ordenó el allanamiento de una serie de propiedades pertenecientes a la ex presidente y ahora senadora. Una ley de fueros, a nuestro entender abusiva, impone la regla de solicitar el visto bueno de la Cámara para llevar a cabo tal medida. Es sabido que el allanamiento es una medida sorpresiva, con el objetivo de evitar que el imputado/sospechado, destruya pruebas que lo incriminen. La ley un verdadero mecanismo de protección, llevó al Senado a discutir sobre la medida ordenada por el magistrado federal. Una vez más el show de oficialistas y opositores, y una senadora Cristina Fernández de Kirchner, que más que defenderse, utilizó su espacio para agrias críticas a la actual gestión. Finalmente el Senado autorizó por decirlo de alguna manera, a la ejecución de la medida.

En la casa de la ex presidente en la provincia de Santa Cruz, los funcionarios policiales secuestraron una importante cantidad de documentación que se encontró en carpetas (sobre Jaime Stiuso, Lauchón Viale, Carlos Reutemann, Francisco De Narvaez, Sandra Arroyo Salgado, Claudio Bonadio e informe bancarios de muchas empresas), CD’s y pendrives que se encontraron en una de las bóvedas (Diario Clarín). Asimismo fue secuestrado Antigüedades, objetos de plata, diferentes esculturas, entre ellas una obra de la artista Marta Minujín, una carta de puño y letra del general don José de San Martín dirigida a Bernardo O’Higgins, cuya conservación se realiza con un papel especial (antihumedad) y está enmarcada y protegida por un vidrio.  También se secuestró un documento original de Hipólito Yrigoyen, “una suerte de prontuario”, indicaron fuentes judiciales. El listado de objetos de valor incluyó un libro de recuerdos de Eva Perón.  (Fuente diario Clarín). La pregunta del millón es que hacían determinados documentos históricos en dicho lugar.  Fuentes judiciales informaron a periodistas de Clarín y La Nación que había transcripciones de escuchas telefónicas de la minera Barrick Gold, la más importante en la explotación de oro en el país y con base en San Juan, informes del escándalo de coimas ligadas a Petrobrás, extractos de movimientos bancarios, planillas de posibles gastos y ganancias.  Elementos sumamente importantes que no benefician en nada a la ex presidente, que deberá dar muchas explicaciones.

En el marco de este escándalo, muchos recordaron una declaración de la diputada de Cambiemos, Dra Elisa Carrió, sobre el monto de la corrupción en la era K, unos 10.000 millones de euros. Esta cifra, ha sido discutida y para muchos es difícil ponderar el monto del desfalco por la corrupción. Un estudio de la asociación CIPPEC sobre políticas públicas, sobre 15 causas de corrupción entre 1990-2013 habla de perjuicios de US$ 6200 millones. Lo que si es evidente que en los mejores años, por el crecimiento económico y el boon de la soja, que permitió ingresos importantes a la Argentina, el país mantuvo serios problemas estructurales, como tres millones de personas con problemas de vivienda y muchos de los cuales está condenado a vivir en barriadas marginales,  un sistema ferroviario casi desmantelado (cuando su reconstrucción es vital por los elevados costos de transporte),  cuatro millones de argentinos dependiendo de ayudas sociales, un 40% de los argentinos no tiene acceso a gas de red, 15% de los argentinos no tienen acceso al agua potable, 40% no tiene acceso a cloacas. El contaminado Riachuelo, pone en evidencia el alto nivel de incapacidad de diversas gestiones para solucionar problemas estructurales, el estado de los hospitales, el sistema de seguridad social para jubilados saqueado (durante el kirchnerismo el PAMI le prestó millones para sustentar el presupuesto estatal creciente).  La tragedia de Once, por el lamentable estado de los ferrocarriles metropolitanos, es el símbolo de la incompetencia y corrupción.

El escándalo quedó empañado, por la crisis financiera que atraviesa este gobierno, cuyo rumbo económico es incierto. Crisis que anticipamos en Alternativa Independiente hace unos meses atrás. Una vez más el gobierno tuvo que recurrir al odiado FMI, en el medio de una lluvia de criticas, de la cuáles muchas parten de los responsables del actual estado de cosas. Las marchas de protestas se suceden en Buenos Aires, por el desafuero de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner, por los salarios y presupuesto de la Universidad pública, por los despidos del sector público, etc. Muchos platos rotos que hoy pagamos, es consecuencia de una década de irresponsabilidad, lo que no justifica los graves errores de la actual gestión, que en más de un caso, pareciera agudizar los problemas heredados, pero debemos ser concientes que la corrupción corroe las instituciones y condena a los países a la pobreza y al conflicto.

Mientras escribimos estás líneas, el desfile de arrepentidos sigue, como dijo un fiscal, “no paran de sorprenderse”. Los que eran hasta hace poco dirigentes de empresas, muchos de ellos soberbios  y distantes, “grandes señores”, que manejaban empresas que a la hora de reclutar empleados eran extremadamente “selectivos”, ahora desfilan en los pasillos de tribunales, amparándose con una ley, donde muchos traficantes y estafadores, buscan su salvación.  Sin ninguna duda, la letra del tango Cambalache Cualquiera es un señor, cualquiera es un ladrón, pone en evidencia, que Discepolo, su autor, no era un escritor talentoso, sino un verdadero profeta de lo que hoy padecemos en Argentina.

AfrikaansArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish