Mar. Abr 13th, 2021

Del Bien Común al Bien Moral

Compartir

Del Bien Común al Bien Moral

Renzo, estudia Derecho; tiene 21 años, vive en San Borja; Pía, estudia arquitectura, tiene 20, vive en La Molina; ambos están en universidades privadas, la palabra “comunismo” les suena a pan con piedras, “caviar”, igual. Protestaron en la Plaza San Martín de Lima, hicieron amistad con jóvenes de universidades nacionales, ahora son comunidad, anhelan un Perú ideal para sus capacidades. Unánimes, exigen a sus gobernantes: Moral.


Por: Gary Ayala | Director de El Minuto en Perú.


“Fueron marchas impetuosas, trabajadas en talleres de coaching y organizadas por partidos políticos, sometieron a los jóvenes a sentir adrenalina entre gases lagrimógenos y bronca con la policía”. “Se trató de arrebatos con catarsis juvenil luego de una confinación en claustrofobia pandémica”. Mejor aún: “Es gente desinformada pagada por George Soros quien financió todas las movilizaciones”. Viejos políticos, opinólogos conservadores, hasta algunos sacerdotes quienes hallaron “pecado” en las marchas, comentaron así.

Los centenials representan al segmento que -según los estadistas tradicionales- albergaba a los apolíticos naturales a quienes se podía manipular con palmaditas en el hombro. Ahora, rompieron el establishment criollo. Los operadores del sistema político peruano no comprendieron que los jóvenes que en las plazas del país dijeron a los congresistas: “Tú, no me representas” dijeron la verdad ¿Por qué? Simple, nunca votaron.

Los centenial son un mercado que acechan las megas empresas para adiccionarlos al consumo perpetuo; pero también ellos influyen sobre dichas empresas. Muchas de éstas cerraron publicidad al canal Willax TV -identificado con el fujimorismo y alanismo- donde un periodista (Humberto Ortiz Pajuelo) se burló de los jóvenes fallecidos en las marchas llamándolos “carne de cañón” y quiso ridiculizar a todos los marchantes; los jóvenes acudieron hasta su domicilio y le recordaron las acusaciones de pederastia contra él.



Si la imagen más visible de las protestas fue el ciudadano de 20 años de edad promedio, entonces, las organizaciones políticas que concertaron la vacancia de un presidente con el 78% de aprobación nacional (Martín Vizcarra Cornejo, según Ipsos) ya suscribieron su debacle electoral para abril del 2021.

Está claro, la indignación expresada por tres millones de personas en las calles y de otros millones en casa, “modo cacerolazo”, fue una sentencia de ilegitimidad al acto congresal realizado el 9 de noviembre; por ello, Manuel Merino de Lama (quien quisiera alzheimer sobre sus cinco días en Palacio), estaba echada.

El principal mensaje de la generación denominada “Generación del Bicentenario” por los 200 años de independencia a cumplirse el 28 de julio del 2021, fue: “Estoy presente y no soy responsable de la existencia de este corrupto sistema político que desapruebo. En adelante, me encargaré de cambiarlo”.

El shock ocasionado en analistas, políticos y académicos al observar a jóvenes tecnologizados -navegantes del tik tok y del Instagram- fue de gran impacto. La juventud expresó un concepto de moral política ¡Tenían valores!

Hoy, su ingreso al mercado laboral acentúa su performance social, no están ajenos a la reactivación económica post pandemia, además, son influencers naturales de casa, los adultos de cada hogar acogen gratamente la dosis de neo moral que traen sus centenials.

La observación, interpretación y opinión sobre la realidad es más pronta en estos jóvenes que en la gerontocracia política que requiere evaluar si hablan o no, que necesita ensayar respuestas con revisión de documentos hasta del apoyo de asesores. La socialización y el aprendizaje de ambos grupos tampoco fueron similares. Grandes diferencias de fondo.

La innovación, autoformación y creatividad de los centenials también logran una mejor inmediatez para el logro de objetivos junto a su destreza de acceso a millones de datos con un móvil en la mano. Los centenial tienen una ventaja superior frente a las generaciones anteriores respecto al conocimiento.

Si la fijación de los milennials sobre una imagen podía durar entre 10 a 12 segundos, los centenials lo fijan entre 6 a 8 segundos; por eso, constituyen un reto para quienes intentan empatizar con ellos. La exigencia de mensajes concretos, breves y claros hace que los discursos de los políticos desgastados no surtan ningún efecto en ellos.

También resuelven su proyecto de vida con menos burocracia familiar. Otra característica es su cultura Amazon o compra on line; el adulto prefiere aún la personal y contra entrega.

Los centenials conciben a la solidaridad como una herramienta útil para el desarrollo, generalmente desaprueban más el racismo respecto a las generaciones predecesoras, viven predispuestos al ecologismo e incluso al animalismo. No se hacen problemas con la religión mientras no los perturben, por desprejuicio son tolerantes naturales a la libertad sexual y al aborto (pánico para conservadores y religiosos inquisidores). Y deciden, pronto.

Las marchas desde la polémica vacancia de Vizcarra hasta la polémica resolución del Tribunal Constitucional -“Hand washing” de Pilatos más que justo medio aristotélico al no determinar si hubo, o no, constitucionalidad- trajo experiencias cívicas: Estudiantes y egresados, organizaron vía express y digital, cuadrillas desactivadoras de bombas lacrimógenas, equipos de socorro médico y bufetes móviles de apoyo legal para detenidos. Fueron más protagónicos que los infiltrados.

La experiencia de los “pulpines” (llamados irónicamente así por los mayores) retornó. Aquellos protestaron contra una ley (año 2014) que dejaba sin derechos laborales a los jóvenes de 18 a 24 años, pues, “ganaban experiencia”. Inútil confrontación generacional.

Ahora, Renzo, de la Universidad de Lima y Pía, de la Universidad Ricardo Palma, dos centenials que no planificaron marchar, se comunican más con jóvenes de otras universidades como la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Federico Villarreal, Universidad Nacional de Ingeniería y otras.

Quieren administración transparente, legítima y eficiente de su Estado. Exigen al actual presidente, Francisco Sagasti Hochhausler y a los próximos gobernantes: Velar por el Bien Común y ser parte del Bien Moral del país.

Salud

Los números de este viernes superaron ampliamente lo ocurrido un día antes, cuando la autoridad sanitaria informó 8.195 contagios en las últimas 24 horas. El...

Ante el alza de los contagios por coronavirus que se registran en el país y con el fin de hacer respetar las normas sanitarias de confinamientos, el Gobierno anunció...

Durante el balance de coronavirus en Chile de este sábado, el ministro de Salud, Enrique Paris, confirmó que tras una reunión con el Comité Asesor Covid-19 y por...

El ministerio de Salud entregó este sábado un nuevo balance respecto al estado de avance del coronavirus en nuestro país, confirmando un total de 22.180 fallecidos y 925.089 contagiados hasta las...

El ministerio de Salud entregó este sábado un nuevo balance respecto al estado de avance del coronavirus en nuestro país, confirmando un total de 21.574 fallecidos y 885.379 contagiados hasta...