Lun. Abr 6th, 2020

elminuto

Prensa Social Internacional

Descubriendo un pueblo bíblico. Los Filisteos

8 minutos de lectura

Los filisteos, un antiguo y misterioso pueblo que irrumpió en la historia de Oriente Medio hacia el 1.200 A.C., son quienes inspiraron el nombre Palestina. El conocimiento de este pueblo deriva de la propia Biblia, que ha llevado a muchos investigadores a indagar sobre este grupo humano. En años recientes, excavaciones llevadas a cabo en Israel, permitieron identificar a este pueblo como de origen indoeuropeo.


Por: Jorge Alejandro Suárez Saponaro. Director Diario El Minuto para Argentina.


Su cerámica y otros elementos culturales han puesto en evidencia que provenían del mundo micénico. Las razones de cómo llegaron al actual Israel son objeto de controversia. No obstante ello, existe una tendencia para considerar que este pueblo vino desde Chipre, durante la llamada Invasión de los Pueblos del Mar, una verdadera catástrofe política para los antiguos Estados del Próximo Oriente.

El término filisteo, proviene del latín philistæus,  – de philistinus – citado en los escritos del célebre historiador romano Flavio Josefo. Este término deriva del griego philistinoí (φιλιστινοι), que significa “pueblo del mar”  que toma de las referencias semítica peleset, como se referían a este pueblo en tiempos Antiguos. Los romanos terminaron empleado el término Palestina, derivado de Filistea, para designar a las tierras del antiguo reino de Israel en tu totalidad, en un intento de borrar la presencia histórico cultural judía, luego de la rebelión del año 70.

Los filisteos, fueron una cultura refinada y avanzada en el contexto del antiguo Canaan.  A diferencia de sus vecinos semíticos, ellos poseían el conocimiento del hierro. En una reciente tesis doctoral, el autor sostiene que los filisteos son de origen chipriota, o por lo menos fue la base, donde distintos grupos provenientes del mar Egeo como del sur e Turquía. Las pruebas que llevaron a los Pueblos del Mar a emigrar son objeto de debate. Un sector sostiene a través de estudios de los sismos, que la actividad en la zona del Egeo y Grecia, impulsaron el desplazamiento de importantes grupos humanos. Aunque estos elementos no son determinantes en los grandes procesos migratorios, ni signos de la destrucción de una civilización. Ugarit fue destruida por un violento sismo hacia el 1225 AC, pero vuelta a poblar, previo a su destrucción definitiva.  Las sequías, fueron un fenómeno que afectó a la región del Levante hacia el siglo XII AC. En una inscripción de Karnak, dice que había «ordenado traer grano en los barcos, para mantener con vida esta tierra de Hatti.

Los hititas, poderos reino del norte, en Anatolia, estaban en aprietos, dado la sequía, que llevó al envío de una misión comercial a Egipto para tratar el asunto.  El reino de Ugarit socorrió a los hititas, que padecían una hambruna en sus tierras por la sequía, pero el mismo Ugarit, tendría serios problemas, al recurrir a la ayuda de Egipto, regido en esos tiempos por el faraón Merneptah.

Empleando términos actuales, el cambio climático, según investigadores, que han estudiado muestras de polen, llegaron a la conclusión que generó importantes cambios durante la etapa final de la Edad de Bronca hasta el 850 AC. No obstante ello, la sequía y hambruna no son elementos decisivos para forzar migraciones masivas. Por ello consideran que hubo otros factores que combinados a los descriptos provocaron importantes cambios.

Uno de esos factores son los conflictos políticos y sociales. Sobre la base de historiadores griegos de la Antigüedad, los conflictos sociales llevaron a muchos a emigrar. Así surgieron las corrientes colonizadoras griegas en distintos puntos del Mediterráneo. El colapso del “sistema palacial” llevó a muchos a buscar suerte en otros lugares, para mejorar su situación social.  En el marco de esta crisis del sistema palacial, el comercio internacional tuvo importantes cambios, donde el comercio internacional centralizado en un número reducido de actores, se amplió a otro, completamente descentralizado.  El fin de las civilizaciones de la Edad de Bronce, donde queda en evidencia que los recién llegados en las invasiones, donde los Pueblos del Mar tuvieron un rol importante, ponen en evidencia que fue una situación violenta. Pero este “Apocalipsis” es objeto de un intenso debate, sobre como fue aquel dramático final de espléndidas civilizaciones y las razones que generaron esta catástrofe. La teoría de “colapso del sistema” al parecer fue una suerte de “crisis global” donde las relaciones entre los estados de la Antigüedad eran cada vez más interdependientes, afecto a todos en conjunto. Diversos historiadores analizaron el período previo a la invasión de los pueblos del mar, en el cual se observa una fuerte centralización de los estados, presión demográfica de pueblos fronterizos a los reinos e imperios del Próximo Oriente, problemas sociales y creciente tensión, que pone en evidencia el repliegue de Egipto, que ejerce el control de los pueblos de Siria Palestina a través de estados vasallos, o sea dominio indirecto.

Los filisteos como otros “Pueblos del Mar” arribaron a las costas del antiguo Canaán, con la finalidad de saquear y obtener un importante botín. La arqueología pudo comprobar, los dichos de los textos bíblicos sobre el potencial económico de la región. Existen evidencias de la importante actividad de vitivinicultura y producción de aceite de oliva, por ende fueron un imán para estas poblaciones que iban en busca de recursos. 

Durante muchos años un sector de los historiadores, sostuvieron que los filisteos luego de ser derrotados en Egipto, sobre una lectura del llamado “Papiro de Harris I” fueron enviados como tropa de guarnición en el Canaán. Esta teoría ha generado debate y existe una corriente que sostiene que los filisteos y otros “Pueblos del Mar” en el marco de sus correrías y avance destructivo en el Oriente Medio, al fracasar su invasión a Egipto, volvieron sobre sus pasos y se instalaron en las ciudades cananeas que habían arrasado en la costa del Canaán. ¿Cómo llegaron a dicho país? También es objeto de corrientes de opinión disímiles, una que sostiene que fue por tierra y otra por mar. En este último caso, los avances tecnológicos en materia de arqueología marina, han permitido realizar importantes hallazgos sobre la navegación en los tiempos de la Edad Antigua.

Esto ha facilitado de alguna manera a robustecer la tesis de la migración por mar.  A ello se une pruebas documentales, como del antiguo reino de Ugarit o de los reinos micénicos sobre las flotillas enemigas, empleadas para asaltos por mar.

El debate continúa sobre este pequeño pueblo, especialmente sobre sus orígenes, idioma, cultura, pero que tuvo una importante gravitación en la historia de las tribus hebreas en el Antiguo Canaán. Esta vez sobre la escritura. Diversos hallazgos encontraron artefactos filisteos, que empleaban la escritura chipro – minoica, hasta aún sin descifrar. Las evidencias impiden saber a ciencia cierta sobre el tipo de escritura empleada, su idioma, perdido en la noche de los tiempos cuando se mezclaron con las poblaciones semíticas locales.

La documentación egipcia ayuda a sostener el argumento del origen egeo de los filisteos, por ejemplo cuando se cita la batalla naval que hubo en la boca del Nilo, cuando los Pueblos del Mar atacaron al país de los Faraones. Las características de las embarcaciones por sus terminaciones, el uso de un ave como mascaron de proa. El equipo militar donde se emplean escudos redondos y convexos, y pequeños, fueron empleados en la región del Egeo y Chipre en el siglo XII A.C. los guerreros filisteos representados en el monumento egipcio de Medinet Habu, Los filisteos portan un par de lanzas y una espada de dos filos, al igual que los guerreros shardana, relacionada con la espada Naue tipo II, que en el siglo XIII llegó a ser la principal (y casi exclusiva) espada en el Mediterráneo oriental. La aparición de este tipo de espada en Chipre se produjo en el siglo XII, con la llegada de los colonos egeos y su cultura micénica (Alesso, Jose Marcelo, Los filisteos: la emigración de un pueblo y su instalación en Canaán, Tesis Doctoral, Universidad Carlos III, 2017).  El templo de Medinet Habu fue construido en honor a la victoria que tuvo Ramses III, frente a la oleada invasora de los Pueblo del Mar.

En la tesis doctoral de Marcelo José Alesso, sostiene que la cultura que trajeron los filisteos a Canaán, es de origen chipriota, lo que ayuda además a sostener la idea que dicho pueblo emigró vía marítima.  La tesis de la influencia cultural chipriota deriva de la cerámica, elementos de la vida diaria, utensillos diversos, etc. El tiempo pasó y en julio de 2019 en diversos medios salio la noticia de un equipo de  investigadores, donde intervino en prestigioso Instituto Max Planck, determinó que el ADN de este pueblo es de origen indoeuropeo y que sus raíces son del sur de Europa.

El patrón genético indicaría que las raíces de los filisteos van desde el Egeo hasta el sur de Italia, como posibles lugares de origen. Los estudios citados probaron que el rastro genético, se perdió en plena Edad de Hierro, cuando los filisteos se mezclaron con las poblaciones cananeas de la zona donde se asentaron. El hallazgo permitió conocer las prácticas funerarias, entre ellas la cremación de cuerpos, algo que no era habitual en la región.  El descubrimiento de los cuerpos y elementos que les acompañaban en el parque Nacional de Ascalón, en el actual Israel, pusieron en evidencia la existencia de una cultura avanzada y con un nivel de desarrollo cultural importante.

Los filisteos vivieron en cinco ciudades, Gaza, Escalón, Ecrón, Gat y Asdod, que en su conjunto se cree que eran una suerte de confederación. Esta mantuvo su independencia hasta la invasión asiria, hacia el 722 AC, luego el control babilónico con el imperio caldeo de Nabucodonosor hacia el 604 AC que devastó la región. Para ese tiempo hacía tiempo que los filisteos habían perdido su peculiar identidad egeo mediterráneo. Durante las conquistas de Alejandro Magno, Gaza opuso cierta oposición, para luego ser tomada por la fuerza y destruida. 

Las ciudades filisteas correrían la misma suerte que el resto de la región con los sucesivos imperios que controlaron la zona. El antiguo país de los Filisteos, está dividido entre los actuales Estado de Israle y Palestina, más precisamente la Franja de Gaza controlado por el grupo Hamas.

Los recientes hallazgos en el Parque Nacional Ascalón, dados a conocer en julio de 2019 por el mundo académico, indican que todavía hay mucho por descubrir de este misterioso pueblo.

es Spanish