Sáb. Jul 11th, 2020

elminuto

El Primer Diario Social de Chile

Diversidad cultural y étnica en Rusia

Esta conferencia se dictó en el marco de la Cátedra de Rusia, de la Dra Tamara Yevtushenko representante oficial de la prestigiosa Universidad Estatal de San Petersburgo.

Compartir

Una disertación por parte del licenciado en relaciones internacionales, Nicolás Font, experto en Rusia, sobre la diversidad cultural y étnica de Rusia, además de mencionar el particular sistema federal ruso.


Por: Jorge Alejandro Suárez Saponaro | Corresponsal Diario El Minuto para Argentina


Esta conferencia se dictó en el marco de la Cátedra de Rusia, de la Dra Tamara Yevtushenko representante oficial de la prestigiosa Universidad Estatal de San Petersburgo.

Nicolás Font señaló que la Federación Rusa, cuenta con una peculiar organización territorial. Dejó en claro que mas allá que el grueso de la población tiene sangre eslava, existen diversas minorías nacionales, que suman más de un centenar de grupos étnicos.

El 80% de la población son rusos, además de una pequeña minoría ucraniana (un 3% más o menos) pero ello no impide que exista el país pueda ser considerado una nación multicultural, donde viven comunidades, que muchas de ellas tienen milenios, como las poblaciones indígenas.

La disertación del licenciado Font abarcó una rápida descripción del panorama en relación a las diversas etnias, su estatus legal dentro de la Federación Rusa, que desde el punto de vista territorial, se integran como “sujetos” federales, con diversos niveles de autonomía. Explicando conceptos constitucionales del complejo sistema ruso. También enriqueció la conferencia con sus vivencias personales en su estadía en Rusia, visitando lugares, poco conocidos de los destinos tradicionales para hacer turismo en el país citado.

Todo acompañado por documentación, folletos, hasta un peculiar diccionario udmurto – ruso (el udmurto es una lengua ugro finesa). Asimismo, acompaño su rica disertación, con fotos de los distintos grupos étnicos, trajes típicos y parte de la historia, por cierto muy rica y poco conocida por estas latitudes. Generalmente el común de la gente cree que la Federación Rusa, es una amplio espacio donde solo hay rusos étnicos, cuando la realidad es bien distinta, estamos ante un país de más de 140 millones de habitantes, donde se hablan diversos idiomas, que el régimen constitucional ruso reconoce su estatus de oficialidad, en aquellos sujetos federales, donde las minorías nacionales sean un número representativo u originario de la región geográfica donde se encuentre el sujeto federal.

Los procesos de aculturización no han sido ajenos a la realidad de las minorías nacionales en Rusia. Los tiempos soviéticos, contribuyeron en gran medida que muchos idiomas se encuentren en peligro, como rasgos característicos de dichos grupos.

En algunos lugares, como la república de Komi, donde gran parte de la población es de origen ugro finés, en manuales de escuela, se intenta preservar la cultura nacional de dicho sujeto federal, este comportamiento se observa en otras entidades similares.

Este ambiente diverso, no exento de tensiones, se potencia aún más en la región del Cáucaso, donde conviven decenas de grupos con sus idiomas, a los que se agregan diferencias religiosas.

Sobre este aspecto, el licenciado Font, se detuvo en el caso de la minoría de origen mongol, los calmucos, que son budistas. Vale la pena destacar que existen minorías musulmanas que son importantes, en cuanto al número de adeptos.

Incluso existe un territorio autónomo “Hebreo” creado en los años 30, para alojar a la comunidad judía, pero que por diversas razones, su presencia en dicha región es escasa, pero no deja de ser una curiosidad en el sistema federal ruso. En la conferencia se citaron casos, realmente desconocidos, salvo para estudiosos de Rusia, como la república de Carelia, sujeto federal, donde los carelios (pueblo estrechamente vinculado a los fineses) son una minoría muy pequeña, donde pone en evidencia que el estatus del dicho sujeto federal, reviste razones históricas, más que culturales y étnicas.

La conferencia fue una interesante introducción a un sistema federal muy distinto al argentino, o de otros modelos federales como Estados Unidos, Canadá o Brasil. Por otro lado fue una síntesis del complejo entramado de grupos étnicos y culturales que viven en Rusia.

Explicando el sistema federal de Rusia.

El lector no le quedará seguramente muy claro el concepto de “sujeto federal” y como existen distintos niveles de autonomía de estos sujetos. Es por ello que queremos explicar a grandes rasgos

el sistema federal ruso. La Constitución Federal reconoce la existencia de 85 sujetos federales, siendo los últimos en incorporarse la república de Crimen y la ciudad federal de Sebastopol. La Constitución de la Federación Rusa, vigente desde 1993, declara que el país es un Estado federativo. La citada norma, enumera los distintos sujetos federales, que cuentan con distintos niveles de autonomía.

Las llamadas “repúblicas” – los sujetos con mayor grado de autonomía dentro de la federación – están regidas por sus propias Constituciones, aprobadas por los gobiernos locales. La federación reconoce el uso del idioma de la etnia representativa de la república, junto al ruso. Los territorios (krai y okrug), regiones (oblast) y ciudades federales, su estatuto se determina por la Constitución Federal y el órgano legislativo local.

La modificación de los estatutos, pueden ser modificados por medio de acuerdos entre el Estado federal y el sujeto federal. Por otro lado, el régimen constitucional ruso reconoce expresamente los derechos culturales de las poblaciones indígenas.

La denominación “krai” o territorio administrativo, recuerda, las antiguas gobernaciones ubicadas en áreas fronterizas durante la expansión territorial de Rusia. Los oblást, o regiones, también muchos lo traducen como provincia, son los sujetos mayoritarios en el sistema federal, existen unos 49, cabe destacar que la mayoría de la población es de origen ruso.

Los okrug, o distrito autónomo, son áreas donde existe una minoría étnica determinada y con carácter predominante sobre las otras que vivan en el territorio y finalmente la peculiaridad del “oblást” autónomo Judío.

Los sujetos federales, disponen de su propio presupuesto, sus estatutos fijan las competencias entre los distintos órganos de gobierno, teniendo como limitación las leyes constitucionales y la propia Constitución Federal. Los titulares de los órganos ejecutivos de los sujetos federales, desde 2004, son designados por el presidente de la Federación, en acuerdo con los parlamentos locales.

Dra Tamara Yevtushenko representante oficial de la prestigiosa Universidad Estatal de San Petersburgo.


Esta medida criticada en su momento, dado que pone en entredicho el grado de “federalismo” que tiene el país, ha sido vista como un mecanismo de combatir por un lado ciertas tendencias secesionistas, mejorar el control de la Federación sobre los distintos territorios y mayor grado de cooperación con las autoridades nacionales.

El Estado nacional o federal tiene reservado una serie de competencias, que están enumeradas expresamente en la Constitución (que va desde legislación de fondo, moneda, política exterior, seguridad nacional etc), existen competencias de carácter local, que dependen de los distintos estatutos locales, y que no están expresamente fijada por la Constitución como las leyes federales, y las de carácter conjunta, que incluye gestión de recursos naturales, salud, temas culturales, políticas de desarrollo, relaciones económicas.

Las relaciones entre los entes federales también están, determinadas por el Pacto Federativo, donde los derechos de las repúblicas tienen a todas luces un amplio margen de autonomía interna. El caso más emblemático, es el caso de la república de Tatarstán, que por medio del tratado de 1994, conservó un amplio margen de autonomía, que sufrió una serie de cambios, pero manteniendo una serie de privilegios económicos.

El caso más dramático fue Chechenia, donde estuvo asolada por una guerra, donde tuvieron que ver grupos terroristas islámicos, apoyados desde el exterior. Ahogada la rebelión, el nuevo gobierno local, adhirió al pacto federal. En la región del Caucaso, donde hay una importante variedad étnica, ha sido todo un desafío para Moscú.

En dicha región, el ordenamiento territorial de tiempos soviéticos, sufrió una serie de cambios con la finalidad de mejorar la administración y evitar tensiones étnicas.

El tema del régimen municipal es más complejo, en este sentido, está regido por una ley federal, estableciendo estructuras de gobierno. Dicha ley prevé que existe un cargo ejecutivo, una administración municipal con un responsable al frente y un órgano deliberativo.

La modificación del régimen de designación de los ejecutivos regionales, generó debate, dado que existía la posibilidad que estos, también eligieran a los alcaldes, centralizando aún más el poder. Se estima que un 60% de los gobiernos locales, tienen alcaldes electos por voto popular. Una peculiaridad, especialmente para nuestro régimen municipal, que existe una figura de gestor o responsable económico del municipio, una suerte de contrapeso del poder del alcalde.

Los distintos niveles de autonomía previstos por la Constitución, no afecta la representación de los sujetos federales en el llamado Consejo de la Federación, en el cual todos designan dos representantes (uno por el poder ejecutivo local y otro por el legislativo). Esto recuerda a grandes

rasgos al federalismo alemán, donde la cámara alta, representa los intereses de los miembros de la federación, dejando las disputas políticas y el debate, en la cámara baja o de diputados (conocida en Rusia como Duma). El Consejo Federal tiene competencias específicas, que van desde participar en la designación de jueces de los tribunales constitucional, de casación y supremo.

Además tiene iniciativa legislativa, puede remover al presidente de la federación por medio de una mayoría especial, fija los límites de los sujetos federales, y aprueba la declaración del estado de sitio y emergencia.

El régimen federal ruso, es de carácter “asimétrico” dado que los sujetos que componen la Federación tienen distintos estatutos y margen de autonomía. Existe una fuerte tendencia centralizadora, fueron creados “distritos federales” a cargo de comisionados designados directamente por el presidente de la Federación, con la finalidad de coordinar las distintas políticas nacionales con los sujetos federales. Tengamos en cuenta las dimensiones del país, con 17 millones de km2, genera tendencias centralizadoras. Podemos decir que a ciertos rasgos el régimen federal ruso, recuerda al belga, en lo referente a la autonomía cultural de las distintas minorías nacionales, agregándose la peculiaridad de las repúblicas, que si gozan de una amplia autonomía en sus asuntos internos.

La disertación del licenciado Font del pasado 5 de diciembre abre la posibilidad, para explorar un aspecto que sería muy interesante estudiar, y poco estudiado, en el ámbito hispano, que es el régimen constitucional y federal ruso. En países de la región, con extensos territorios, muchos de ellos aislados, demandan soluciones, en las cuales, al experiencia de Rusia podría ser un aporte más que interesante para el debate.

Instagram did not return a 200.
Copyright Diario el Minuto© Desarrollado por Oed Marcelo All rights reserved.