dom. Ago 18th, 2019

Diario el Minuto

El 08 de marzo, se conmemora una fecha trascendental: el Día Internacional de la Mujer.

Por: Analinda Meneses - Directora del Diario el Minuto en Guatemala Gracias al trabajo efectuado por el Movimiento Mundial de Mujeres, en 1975 – la Organización de las Naciones Unidas ONU declaró esta fecha como Día Internacional de la Mujer, en memoria y como un justo reconocimiento al acto de valentía que llevaron a cabo 129 mujeres, obreras textiles de la fábrica de tejidos e hilados Cotton, ubicada en el Bajo Manhattan, Nueva York, quienes murieron carbonizadas luego de que sus patronos incendiaran la fábrica que ellas habían ocupado en demandas de jornadas de ocho horas de trabajo, por salarios justos y por mejores condiciones de trabajo.

Gracias al trabajo efectuado por el Movimiento Mundial de Mujeres, en 1975 – la Organización de las Naciones Unidas ONU declaró esta fecha como Día Internacional de la Mujer, en memoria y como un justo reconocimiento al acto de valentía que llevaron a cabo 129 mujeres, obreras textiles de la fábrica de tejidos e hilados Cotton, ubicada en el Bajo Manhattan, Nueva York, quienes murieron carbonizadas luego de que sus patronos incendiaran la fábrica que ellas habían ocupado en demandas de jornadas de ocho horas de trabajo, por salarios justos y por mejores condiciones de trabajo.

Por: Analinda Meneses – Directora del Diario el Minuto en Guatemala

Al no tener los recursos necesarios para dejar a sus hijos en casa, los llevaban a su lugar de trabajo, y ese día, ellos también murieron: unos, quemados, otros estrellados en el suelo, pues en su afán por salvarlos, las mujeres obreras, madres de los niños, los envolvieron en los lienzos que hilaban, de color lila, y los lanzaban por las ventanas.

¿LA CAUSA DE SU PROTESTA? Ellas trabajaban 16 horas diariamente en un ambiente insalubre, húmedo y oscuro, con un sueldo mísero, inferior al que ganaban los hombres, esto ocurrió, el 08 de marzo de 1857 – y si observamos en general la situación de la mujer, sus condiciones laborales no han mejorado; se continúa enfrentando atropellos por su condición de género tales como: falta de seguridad social, acoso sexual y/o laboral, largas jornadas de trabajo, discriminación salarial, despidos masivos, maltrato físico, desprotección de su función sexual y reproductiva, y salud ocupacional.

Por todo esto, no podemos tomar el 8 de Marzo “día Internacional de la Mujer”, como un día de celebración, ¿Qué vamos a celebrar? ¿Que 129 mujeres, fueron quemadas vivas por exigir sus derechos, derechos de los que hoy disfrutamos?

Hoy, hombres y mujeres disfrutamos de una jornada de trabajo de 8 horas diarias, de lunes a viernes, en condiciones ambientales aceptables y un salario más o menos apropiado. Eso, gracias al sacrificio de aquellas 129 heroínas que fueron masacradas junto con sus niños. Y de otras, que, revestidas de valor y decisión, han continuado con esa lucha, que está muy lejos de terminar, pero que sigue dando frutos.

Actualmente existen varios instrumentos legales para hacer valer nuestros derechos. Y las mujeres, principalmente, estamos obligadas a conocerlos. Afortunadamente, existen muchos grupos organizados que persisten en esta lucha.

Las mujeres tenemos el compromiso de erradicar la discriminación de que somos objeto.

El Acuerdo sobre el Cronograma para la Implementación, Cumplimiento y Verificación de los Acuerdos de Paz establece la necesidad de “ realizar una evaluación de los avances en la participación de la mujer, y sobre esta base, elaborar el plan de acción correspondiente”.

Desafortunadamente, la mujer afronta innumerables obstáculos para realizarse plenamente como tal. Al respecto, se dice que “en las repúblicas democráticas, las Mujeres son libres por sus derechos, pero esclavas por las costumbres”.

Uno de los grandes obstáculos que se enfrenta es la cultura patriarcal dominante. A ello se suman los mitos que refuerzan dicha cultura. En muchas regiones, (Guatemala no es la excepción) las comunidades dan prioridad a la educación de los varones respecto de las niñas, y los primeros, son privilegiados en la herencia de las tierras.

La exclusión principia en el hogar y la refuerza la sociedad. Se olvidan que, cuando se educa a un niño, se está formando un buen ciudadano, mas, cuando se educa a una niña, se está formando una familia.

 Si el Estado no invierte en la salud y derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, niñas, niños, adolescentes, ancianos, mayas, xincas, garífunas, mestizas/os, ¿DE QUÉ DESARROLLO PARA LA POBLACIÓN SE ESTÁ HABLANDO?

 Si el gobierno no cumple y prioriza las demandas de las mujeres, reconociendo que somos la mitad de la ciudadanía, ¿PARA QUIÉNES GOBIERNAN?

Si el Congreso de la república, 0rganismo Judicial, Ministerios, Secretarías y Programas de Estado, no incorporan las propuestas de las mujeres, ¿ QUÉ INTERESES DE NACIÓN ESTÁN REPRESENTANDO?

Si se limita y no se promueve la participación de las mujeres en las decisiones económicas, políticas y sociales de este país, ¿DE QUÉ DEMOCRACIA SE PUEDE HABLAR?

Si las mujeres no participamos en la elaboración de políticas públicas, ¿QUÉ CAMBIOS PODEMOS ESPERAR?

Si el Gobierno y las instancias respectivas no son capaces de frenar los índices altos de feminicidio, ¿DE QUÉ DERECHO A LA VIDA SE PUEDE HABLAR?

Este 8 de Marzo, enviamos un fraterno saludo a todas las mujeres, invitándolas a unirnos a esa lucha por reivindicar nuestras voces, nuestras ideas, nuestras vidas, y nuestros derechos ya alcanzados. Y no olvidemos aquella frase que simboliza la importancia de la mujer en el mundo:

“La mano que mece la cuna, es la mano que mueve al mundo.”

Analinda Meneses

Enérgica defensora de la paz, seguidora de la justicia, buscadora de la verdad y de los sueños inalcanzables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

AfrikaansArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish