Jue. May 28th, 2020

El Minuto

El Primer Diario Social de Chile

El Covid-19: la nueva arma de guerra biológica.

elminuto | Prensa Internacional

elminuto| Bienvenidos a la película MISIÓN IMPOSIBLE II hecha realidad. Este es el desierto de la verdad. Dispenso en este reporte de investigación especial una medicina amarga pero necesaria, El mundo tiene que despertar ante la realidad de que un arma de destrucción masiva está  infectando y matando  a todo el mundo. llamado Coronavirus SARS-CoV-2.


Por: Alexander Backman | Periodista de investigación


Empecemos. Si quieres leer o ver el video, son básicamente  similares salvo por algunos comentarios adicionales que hago en el video. Por favor compártanlo y dénlo a conocer a la mayor cantidad de personas que puedan.

El Partido Comunista Chino (PCCh), creadores y responsables de haber liberado el virus chino, sigue reportando erróneamente sus cifras en torno a la pandemia del Coronavirus SARS-CoV-2 que salió de Wuhan, China en enero de 2020. ¿Cómo lo sabemos? Porque han surgido videos donde los ciudadanos siguen llegando en cantidades importantes a los hospitales en marzo cuando supuestamente el brote epidemiológico había ya  terminado.

Por más que le dice el PCCh al mundo que ya no hay infectados en Wuhan es imposible creerles. Simplemente al ver los infectados y muertos en Irán, Italia y Estados Unidos, es suficiente para comparar y saber que estamos ante un virus letal altamente contagioso con una tasa de mortandad mucho mayor a lo que el PCCh reportó inicialmente. Estas mentiras han ocasionado retraso en las respuestas de las naciones afectadas. Naciones que se confiaron en los números chinos y proyecciones de la tasa de infección. Naciones que aman más la globalización que proteger sus fronteras. Naciones que les preocupa más el dinero y sus inversiones que la vida de sus habitantes.

La OMS, los gobiernos de izquierda y otros estados, que tienen lazos comerciales y estratégicos con la brutal y monstruosa dictadura de China, han manejado una respuesta lenta, laxa y letárgica permitiendo que el SARS-CoV-2— al cual llamaré de ahora en adelante, ‘Chino Virus 2 (CoV-2)’— se esparza más rápidamente e infecte a la mayor cantidad de personas.

Dr. Tedros Adhanom, Director de la OMS es miembro de la dictadura marxista leninista de Etiopía, de donde se catapultó al puesto de la OMS. Es acusado de actos de corrupción en la organización y despilfarro de recursos..

Después de analizar el Modus Operandi, de retrasar los anuncios de declarar esto una pandemia en el momento que salió el Chino Virus 2 de su país y tocara Taiwán, Japón y Corea del Sur, supe que había una agenda intencional de supresión de los hechos.A diferencia de su antecesor, su hermana mayor – el SARS Coronavirus de 2002-2003—, las nuevas variantes (S y L), del SARS-CoV-2 que salieron del Laboratorio P4 del Instituto de Virología de China, y NO del mercado húmedo de mariscos como se ha venido repitiendo ad nauseum por el régimen comunista y sus agentes, principalmente la OMS, y países alineados con el club de rojillos, contienen inserciones o comparte receptores  de los Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), Hepatitis C (HCV), y Ébola (EVD), según diferentes estudios y reportes que ya tenemos en nuestro poder.

Después de analizar el Modus Operandi, de retrasar los anuncios de declarar esto una pandemia en el momento que salió el Chino Virus 2 de

Es decir, el ‘virus sinocomunista’ fue creado en uno o varios laboratorios, y por lo tanto constituye un arma biológica de destrucción masiva, un bioweapon (BW). No nada más está el factor de los injertos al virus del PCCh, sino que le dieron propiedades de adaptabilidad y ganancia de función, como podremos descubrir más adelante.

Tras descubrirse que contiene inserciones de VIH-1, científicos de la India fueron amenazados y forzados a retractar un documento académico pre publicado sin revisión de pares. Independientemente de esto, eso no le resta validez ni magnitud al documento.

Tan importante es esto, que cuando lo anunciamos en el canal de CRTv en YouTube, el video fue atacado, suprimido y removido por YouTube alegando que violenta los lineamientos de la comunidad. Lo apelamos, y dos semanas después, Google nos regresó el video donde permanece publicado hoy en día. Cabe señalar que dicho estudio, previo a ser retractado, también está en nuestro poder. La versión retractada es el único vestigio que queda de él en línea.

Por otro lado, el pez comunista por su propia boca genocida muere. Los mismos científicos de la Academia de Ciencias de China confirmaron semanas después de la epidemia descontrolada y apocalíptica en Wuhan, que el virus es un arma biológica ya que descubrieron estas inserciones.

Regiones que muestra inserciones o injertos al nuevo coronavirus de Wuhan. (Estudio de la India)

Una vez que China garantizó, en contubernio con la OMS dirigida por el Dr. Tedros Adhanom, de retrasar los anunciamientos y advertencias en declarar la epidemia de virus de Wuhan una “emergencia de preocupación internacional”, seguían saliendo los vuelos durante todo enero, durante el Año Nuevo Lunar y hasta una semana después donde el Dr. Ted se dignó en visitar Beijing para ver el problema más de cerca.

Para entonces, China ya había silenciado a doctores y oponentes que estaban denunciando la epidemia desde diciembre. Tal es el caso del Dr. Li Wenliang, quien avisó en redes sociales chinas que esta neumonía o pulmonía viral era muy similar al SARS Coronavirus. El Dr. Wenlinag fue castigado por el régimen, se infectó y murió de la enfermedad un mes después causando un enojo nacional en China con el Partido Comunista.

Li Wenliang, el doctor que alertó sobre el coronavirus, fue ...

Dr. Li Wenlinag, anunció desde diciembre en redes sociales de China que el brote de neumonía viral en Wuhan China era peor que el SARS. Fue fuertemente castigado y censurado por el régimen comunista. Posteriormente murió de la letal enfermedad.

|El Origen del SARS-COV-2

 

 

En un reciente artículo del teniente coronel James Zumwalt titulado ‘¿De quién son las huellas digitales en el coronavirus?’, publicado por el medio libre e independiente World Net Daily, revela, en exclusiva, detalles adicionales sobre el origen del bioarma del Partido Comunista Chino (PCCh) conocida como SARS CORONAVIRUS 2. Zumwalt destaca la afirmación de que entidades estadounidenses y australianas están involucradas, mas no en la diseminación del virus, sino en su ensamblado.

 

Inserciones hechas al SARS vara crear el Nuevo Coronavirus, nCOV-19, ahora COVID-19.

Cuando el coronavirus se esparció por el mundo a través de vuelos internacionales salientes de China sin ninguna acción de cancelación hasta el 29 de enero 2020, el Dr. Anthony Fauci, Director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Institutos Nacionales de Salud, hizo una sorprendente revelación. Advirtió que el SARS-COV-2 es cuando menos 10 veces más mortal que la gripe estacional. Otros, como el Dr. Gabriel Leung, Director de la Facultad de Medicina  de la Universidad de Hong Kong dijo que el virus PCCh podría ser 30 veces peor.

Ahora sabemos que el SARS 2 es 57 veces peor debido a su virulencia, composición, y comportamiento (incubación prolongada, adaptabilidad, mutaciones, resurgimiento después de casos recuperados y posterior muerte, injertos de VIH, HVC y EVD). Por lo tanto, no nos podemos confiar en lo que nos dicen nuestros gobiernos.

Inserciones de VIH-1 en el SARS-CoV-2, documento científico retractado, pero otros estudios le dan credibilidad a este hallazgo que está siendo fuertemente suprimido.

|Toda Verdad pasa por 3 fases:

  • Primero, es ridiculizada.
  • Segundo, se le opone violentamente
  • Y tercero, es aceptada como auto-evidente. – Arthur Schopenhauer (1788-1860)

¿Teorías de Conspiración? No señores.

Pero, lo que ha generado mucha censura, ridiculización, hasta ‘shaming’, son los ataques a periodistas independientes como yo y tantos otros en el mundo digital y en redes sociales por parte del ejército orweliano de la OMS y su alianza con Big Tech.

Captura de pantalla donde difaman a Alex Backman vía YouTube al descrubir el ocultamiento de casos de coronavirus y cuando menos una muerte en el Hospital General de Ibagué Colombia.

 

Hay una campaña global de contra información a los cuestionamientos válidos que se han hecho en cuanto al origen del virus, si es un bioarma o no. Estos monstruos de la información y la dictadura científica alegan que están tratando de eliminar la desinformación o ‘fake news’ alrededor del brote. Toman a los investigadores independientes, quienes sabemos que aquí hay gato de Wuhan encerrado, y nos avientan al pozo de fuego y azufre mezclándonos con el resto de publicaciones probablemente falsas o no referenciadas, y que no cumplan con sus lineamientos para poder controlar la narrativa de lo que está sucediendo; el colapso del sistema a nivel global.

 

 

  • El medio digital SIN EMBARGO de México se dio a la tarea de tratar de destruir la imagen de Conciencia Radio y nuestro trabajo periodístico sin hacer una investigación ética, objetiva o correcta. Tampoco nos consultó en ningún momento.

 

Campañas destinadas a desacreditarme como periodistas, a Conciencia Radio, CR Noticias y mis empresas vía portales al servicio del gobierno de México, o en la Deep Web de ‘fecesbook’ y otras grandes plataformas de ingeniería social (INGSOC)—aunado al distanciamiento social (DISOC) obligatorio de SUSANA DISTANCIA, SUSANO JUICIO y como olvidar al personaje que se les olvidó presentar, el Sr. REVERENDO IMBÉCIL quien exhorta a que todos salgan a comer a restaurantes, que vacacionen, que no p asa nada, que se saluden de mano, se den abrazos y besos mordelones en el cachete, especialmente entre infantes y ancianos—, todo poniendo en marcha  las líneas de acción que buscan silenciar nuestra investigación y las muchas otras voces que reportan el otro lado de la moneda y que, gracias a Dios, pueden usar lo que queda del Internet para enunciar la verdad de los hechos.

El presidente López Obrador de México anuncia en medio de la pandemia de coronavirus 2020 que los mexicanos salgan a los restaurantes a comer, promoviendo el contagio masivo de  los millones de habitantes de México. Este video fue removido de su cuenta de Twitter. El video fue fuertemente cuestionado y ridiculizado a nivel internacional por el gfrado de ignorancia del líder populista y imitador de Benito Juárez.

Entendamos esto, el Nuevo Coronavirus de Wuhan, mal llamado Wuhan Flu, o Kung Flu por empleados de la Casa Blanca es, de facto, un arma biológica de destrucción masiva (Biological Weapon – Bioweapon o BW por sus siglas en inglés) producida en el súper laboratorio BSL-4 en las afueras de Wuhan City. Donald Trump ya aludió a este hecho citando al Senador estadounidense Tom Cotton quien insiste que salió del BSL-4.

Entendamos también la diferencia entre una teoría y una línea de investigación. Una teoría sigue siendo teoría sin evidencias. Una teoría apunta a una posibilidad de ciertos hechos hasta que se demuestre lo contrario. Es como jugar a la lotería. Si yo pienso en comprar un boleto de lotería, en teoría tengo una posibilidad de ganar. Pero cuando lo compro ese boleto, ya tengo no una posibilidad sino una probabilidad de ganar. Y si compro más boletos, mayor la probabilidad de resultar ganador.

Es lo mismo con esta línea de investigación. En teoría había una posibilidad de que el coronavirus del PPCh era un arma biológica. Pero, los estudios científicos, reportes periodísticos, opiniones de expertos, análisis de agentes de inteligencia consultados, y las mismas declaraciones del gobierno chino hacen que esto ya no sea una teoría, sino una realidad. El virus del PPCh es un arma de destrucción masiva. Las evidencias  son los boletos de lotería que aumentan la probabilidad de que esto es cierto, y por lo tanto, deja de ser una ‘teoria de conspiración’ y ahora se convierte en una conspiración verificable. Esto es lo que la cabala obscura no quiere que se diga. No olvidemos que de las 13 familias de la Elite Mundial está la familia del magnate Li Kashing, quien tiene lazos consanguíneos con los altos mando militares de los Li en el Éjercito Popular Chino.

|Pasemos a revisar estas evidencias y que juzgue la opinión pública.

Entrevista con el Dr. Francis Boyle – China pagó a laboratorio de Estados Unidos para que científicos crearan una quimera y se exportara a Wuhan.

Los científicos de Wuhan tomaron el SARS de Carolina del Norte con la ganancia de función, lo cual lo convierte en un arma de guerra biológica, y tomaron la tecnología detrás de este SARS bien desarrollado, y se lo llevaron al BSL-4 en Wuhan y trataron de ingeniarlo genéticamente en una quimera, en un arma de guerra biológica involucrando el  coronavirus, el virus de VIH y ganancia de función.-Dr. Francis Boyle

Desde el brote en Wuhan, una de las voces iniciales que aludieron al uso de un bioarma son las revelaciones en diferentes entrevistas al profesor y experto en guerra biológica (BW) Francis Boyle. Boyle es experto internacional líder en derecho internacional; responsable de redactar la Ley Antiterrorista de Armas Biológicas de 1989, que fue adoptada en la ley mundial, la legislación de implementación estadounidense para la convención de armas biológicas. Sirvió en la junta directiva de Amnistía Internacional y representó a Bosnia y Herzegovina en la Corte Mundial. Se desempeñó como asesor legal de la delegación palestina, las negociaciones de paz en Oriente Medio. El profesor Boyle enseña derecho internacional en la Universidad de Illinois Tiene un doctorado en derecho, magna cum laude; Tiene un doctorado en ciencias políticas de la Universidad de Harvard.

 

Una reciente entrevista llevada a cabo por el medio independiente de INFOWARS detalla lo que muy bien pudo haber hecho que el nuevo coronavirus tuviera un impacto tan grande.

Boyle, quién fue arquitecto de la Ley de Armas Biológicas de los EE.UU. explica el concepto de «ganancia de función». Este es un trabajo que implica la activación de mutaciones genéticas para mejorar más su impacto. En términos simples, es el equivalente de darle esteroides a un virus. Y esto fue lo que hicieron con el SARS-CoV-2.

Boyle detalla la evidencia de cómo podría haber entrado en juego para aumentar la letalidad del virus. Mientras China y EE.UU. se echan la culpa en cuanto a quién es responsable de la pandemia, Boyle da los nombres y explica que varios grupos están involucrados.

Boyle resume, “los científicos de Wuhan tomaron el SARS de Carolina del Norte con la ganancia de función, lo cual lo convierte en un arma de guerra biológica, y tomaron la tecnología detrás de este SARS bien desarrollado, y se lo llevaron al BSL-4 en Wuhan y trataron de ingeniarlo genéticamente en una quimera, en un arma de guerra biológica involucrando el  coronavirus, el virus de VIH y ganancia de función.”

El estudio que cita Boyle es de diciembre 2015. Publicado en NAT MED bajo el título ‘A SARS-like cluster of circulating bat coronaviruses shows potential for human emergence’ que se tradcue a ‘Un grupo de coronavirus de murciélago circulante similar al SARS muestra potencial para la emergencia humana.’, el documento detalla sobre la ‘ganancia en función’.

Boyle afirma que este estudio es el cuchillo sangrante o evidencia que liga a Zhengli-Li Shi con la modificación del SARS original para que obtuviera, vía estas inserciones, su capacidad de la ‘ganancia en función’. Luego, después de que China pagara su creación, se lo llevó a Wuhan donde probablemente fue modificado con las inserciones de VIH para acelerar su capacidad viral.

Los autores son científicos del laboratorio de experimentación de Chapell Hill de la Universidad de Carolina del Norte, de la FDA, y, según Boyle, el eslabón clave que liga esto al brote y la procuración, por parte de China, con ayuda de científicos corruptos que aceptaron dinero del gobierno de China para su exportación ilícita.

Sorprendentemente, el estudio señaló la participación en el proyecto no solo de investigadores de la UNC, representantes de la Food and Drug Administration (FDA), sino también  a «Zhengli-Li Shi, del laboratorio clave de patógenos especiales y bioseguridad del Instituto de Virología de Wuhan, miembro de la Academia de Ciencias de China en Wuhan, China».

>Dicha entrega del virus modificado se tuvo que haber dado vía Zhengli-Li Shi.

Otro documento comprometedor que revela el Dr. Boyle es un documento científico y académico titulado: “The spike glycoprotein of the new coronavirus 2019-nCoV contains a furin-like cleavage site absent in CoV of the same clade” (La glucoproteína pico del nuevo coronavirus 2019-nCoV contiene un sitio de escisión similar a la furina ausente en CoV del mismo clado) y abunda sobre este sitio de escisión, división o separación.

“Se supone que este sitio de escisión similar a la furina se divide durante la salida del virus (Mille y Whittaker, 2014) para el ‘cebado’ de la proteína S y puede proporcionar una ganancia de función al SARS-CoV-2 para una propagación eficiente en la población humana”. Habría que agregar que el virus sinocomunista  se hace más viral al contener injertos de VIH en cuatro de sus picos glicoproteínicos.

El Dr. Boyle al exponer la existencia de este laboratorio de bioguerra en la Universidad de Carolina del Norte cree que fue el catalizador inicial del coronavirus de Wuhan. Él había criticado al laboratorio anteriormente por su trabajo de «ganancia de función”.  Boyle condenó a la UNC por su ingeniería genética de varias cepas de coronavirus. Trabajaron «en todo tipo de agentes de guerra biológica que uno se pueda imaginar, incluido el MERS (Síndrome Respiratorio del Medio Oriente), un agente que, de nuevo, es un coronavirus bioarmado», dijo.

Con las manos en la masa, en la introducción del estudio, los mismos científicos de la UNC y de Wuhan admiten su crimen de haber construido esta nueva forma de coronavirus super viral:

  • Construimos un virus quimérico que codifica una nueva proteína espiga zoonótica en el contexto de una columna vertebral de CoV viable.”—confesión de científicos de la UNC y de Wuhan de haber construido el coronavirus.

Admisipón de haber creado el SARS-CoV-2.

Concluyen que su quimera de coronavirus es súper infecciosa, que no existen anticuerpos para la misma, lo cual la hace aún más peligrosa como estamos ya viendo con decenas de miles de muertos y cientos de miles de infectados afuera de China. Pero además, dicen que este virus “constituye una ganancia en patogénesis.” Es decir, mayor letalidad e infectabilidad.

Admiten que condujeron experimentos que “se basaron en un psuedovirus de VIH preparado previamente.”

En la sección sobre la ‘Construcción de Virus SL quiméricos’ admiten quién autorizó el proyecto biológico, “La construcción sintética de mutantes quiméricos y SHC014-CoV de longitud completa fueron aprobados por el Comité de Bioseguridad Institucional de la Universidad de Carolina del Norte y el Comité de Investigación de Preocupación de Uso Dual.”

Admisión de la creación de el coronavirus quimérico.

Claramente, ese laboratorio debe ser clausurado, y todos esos científicos deben ser investigados por el Gobierno de los Estados Unidos.”, puntualizó.

Lista de científicos responsable que deben ser investigados:

Menachery VD1Yount BL Jr1Debbink K1,2Agnihothram S3Gralinski LE1Plante JA1Graham RL1Scobey T1Ge XY4Donaldson EF1Randell SH5,6Lanzavecchia A7Marasco WA8,9Shi ZL4Baric RS1,2.

  1. Department of Epidemiology, University of North Carolina at Chapel Hill, Chapel Hill, North Carolina, USA.
  2. Department of Microbiology and Immunology, University of North Carolina at Chapel Hill, Chapel Hill, North Carolina, USA.
  3. National Center for Toxicological Research, Food and Drug Administration, Jefferson, Arkansas, USA.
  4. Key Laboratory of Special Pathogens and Biosafety, Wuhan Institute of Virology, Chinese Academy of Sciences, Wuhan, China.
  5. Department of Cell Biology and Physiology, University of North Carolina at Chapel Hill, Chapel Hill, North Carolina, USA.
  6. Cystic Fibrosis Center, Marsico Lung Institute, University of North Carolina at Chapel Hill, Chapel Hill, North Carolina, USA.
  7. Institute for Research in Biomedicine, Bellinzona Institute of Microbiology, Zurich, Switzerland.
  8. Department of Cancer Immunology and AIDS, Dana-Farber Cancer Institute, Harvard Medical School, Boston, Massachusetts, USA.
  9. Department of Medicine, Harvard Medical School, Boston, Massachusetts, USA.

El simple hecho de que se reconoce a la Fundación Nacional de Ciencias Naturales de China al final del estudio, deja claro que la tecnología del coronavirus no fue robada por China, sino que Beijing le había pagado a la UNC para que uno de sus principales expertos en armas biológicas participara en el proyecto.

Es decir, China le pagó a los Estados Unidos para que fabricaran el coronavirus de Wuhan para que China lo liberara en un futuro para poder tomar Hong Kong y Taiwán. Solo que se les salió por accidente del laboratorio de Wuhan.

Quiero agregar algo sobre esta capacidad acelerada de replicación e infección del letal virus militar.

|El laboratorio secreto del Dr. Kawaoka, el padre de los virus de súper replicación, gracias a inserciones de VIH…

 

El periodista nipoestadounidense, Yoichi Shimatsu, publicó su investigación sobre el origen del virus en el stio de Jeff Rense. Lo que halló nos ayuda a entender que la noción de un bioarma no es tan descabellado como los globalistas quieren dar a entender.

Shimatsu revela el hecho de que el virólogo japonés, Yoshihiro Kawaoka, fue quien, junto con dos colegas en septiembre de 2011, en su laboratorio de virología animal en la Universidad de Wisconsin-Madison, son los autores de un estudio científico titulado «La proteína de unión inversa al VIH es esencial para la replicación del virus de la influenza A y promueve el tráfico del genoma en la etapa tardía infección» (Human Immunodeficiency Virus Rev-Binding Protein Is Essential for Influenza A Virus Replication and Promotes Genome Trafficking in Late-Stage Infection), publicado en la prestigiada gaceta Journal of Virology, es, como dice Shimatsu, “prácticamente una admisión de culpa que sirvió como preparativo para el surgimiento del coronavirus en Wuhan”.

Shimatsu destaca, que Kawaoka, “hace una década, en su laboratorio en Wisconsin,… estaba desarrollando una «influenza [o gripe] imparable», secretamente derivada de una exhumación ilegal del cadáver congelado en el Ártico de un nativo de Alaska que murió en la pandemia de influenza de 1918-19 y que mató a hasta 80 millones en todo el mundo.

Shimatsu continúa, “Me enteré de las imprudentes violaciones de ética científica de Kawaoka por Robert Finnegan, ex editor del Jakarta Post, quien estaba rastreando el robo del MERS Coronavirus y otras muestras de virus de la Unidad de Investigación de la Marina de los EE.UU., conocida como NAMRU-2, por un técnico de laboratorio local de alto nivel que personalmente contrabandeó los materiales peligrosos a la Universidad de Wisconsin.”

Al verificar la relación de Kawaoka y sus actos criminales de traficar armas biológicas, hallé esta entrada en el sitio LEGITGOV.ORG. Se trata de una serie de correos electrónicos que recibió Finnegan de la entonces estudiante para doctorado y viróloga indonesia, Teridah Ernala Gintin, bajo la tutela de Kawaoka en la Universidad de Kobe, Japón.

|En los comunicados electrónicos revela Finnegan lo que Ernala le confiesa:

“El laboratorio de la Universidad de Kobe creó el ‘nuevo’ H5N1 en el laboratorio ‘secreto’: correos electrónicos de la virólogo de Kobe y creadora de los nuevos virus H5N1-H1N1, Teridah Ernala Ginting.»; La ladrona de virus de Yoshihiro Kawaoka, Akiko Makino, miente a las autoridades indonesias para evitarle su arresto por intento de contrabando del H5N1 fuera de Indonesia, les da a las autoridades otra universidad como centro de investigación para el que ella trabaja.

Finnegan agrega que “esta joven ‘científica’, a través de los años… me reveló el funcionamiento interno de su laboratorio «secreto» en la Universidad de Kobe y un nuevo BSL-4 en Tokio en donde estaban trabajando con los virus H5N1 y H1N1, entre otros. La Universidad de Kobe NO tiene oficialmente un laboratorio BSL-4 y, sin embargo, su microbióloga fue asignada por su profesor Yoshihiro Kawaoka para trabajar en el H5N1 y H1N1 recombinantes en un laboratorio «secreto» (sus palabras) en sus instalaciones.”

Continúa Shimatsu revelando datos de los componentes que Kawaoka necesitaba para lograr su objetivo bioarmamentista, “Kawaoka necesitaba producir grandes lotes de virus replicantes, una capacidad debilitada en los especímenes originales de Alaska… El virus antiguo era extraordinariamente lento en replicarse dentro de hurones, cuyos pulmones y otros órganos internos son similares a los equivalentes humanos. (En una pista reveladora y una admisión a regañadientes, el artículo de Kawaoka mencionó repetidamente la replicación incompleta de la muestra del virus de la influenza, que ciertamente no es el caso en muestras recientes de influenza).”

La lentitud de replicación fue resuelta cuando Kawaoka injertó exitosamente picos glicoproteínicos  de VIH agregando eficiencia y rapidez a la replicación del virus, esto aumentó enormemente la producción de los virus de la influenza.

Sí, escuchaste bien, VIH.

Yoichi expone el plan demoniacamente demencial y perverso de Kawaoka, “Mientras buscaba virus candidatos con proteínas altamente funcionales, el microbiólogo japonés notó una tasa de replicación altamente eficiente del VIH.” Muestra de ello basta con ver la rápida replicación del VIH en la pandemia global de la devastadora enfermedad que ha cobrado la vida de 32 millones de personas en todo el mundo (estadística de la OMS hasta el 2018), toda cortesía del Complejo Industrial Científico y Militar de los Estados Unidos en contubernio con la industria farmacológica y empresas de biotecnología como Litton Bionetics, todo instrumentales en la creación del SIDA.

Shimatsu abunda sobre el citado estudio de Kawaoka. Revela que “sus dos colaboradores de laboratorio reportaron que unir un cuarteto de proteínas de unión inversa al VIH (HRB) al virus de la influenza agilizó enormemente la tasa de producción de nuevos viriones, y con ello, la eficiencia de la replicación. El exitoso injerto de proteínas del VIH en los virus de la influenza permitió que los siguientes pasos en su investigación crearan un virus de gripe tan imparable como la influenza española de 1918-19.”

En el párrafo final de su trabajo de investigación, Kawaoka se jactó, «Este es el primer estudio que implica la estrategia de tráfico citoplasmático [de membrana] para los genomas de estos dos virus. (Debido a su diferencia en el proceso de clasificación) será interesante delinear el punto de diferencia entre el virus de la gripe y los mecanismos de tráfico del genoma del VIH».

Eso nos lleva a un término en la biología molecular llamado en inglés “gain of function” o “ganancia de función” en español. Se define como “un tipo de mutación en la que el producto génico alterado posee una nueva función molecular o un nuevo patrón de expresión génica.”

La ganancia de función, como reveló Shimatsu, es un sello distintivo de las quimeras virales, y se empalma perfectamente con lo que dice Boyle en medios independientes y fuertemente censurados el pasado 20 de marzo en los Estados Unidos.

Permíteme concluir con lo de Kawaoka y seguir con lo que dijo Boyle.

Ahí está el meollo del asunto. Proféticamente, Kawaoka previó que el VIH actuaba de manera inesperada en la construcción de nuevos viriones de la influenza y sus componentes, lo que probablemente explica cómo y por qué la primera versión relativamente leve del coronavirus de Wuhan se autoalteró con bioingeniería en su tercera o cuarta generación con proteínas altamente letales, logrando una ganancia espontánea de función, que transformó el mal llamado COVID-19 en un asesino rápido y furioso.

La pesadilla continúa. Ahora el Virus Chino (VCh2) ya se mutó 40 veces. No quiero ni imaginar cómo ha logrado mejorar su adaptabilidad, infectabilidad, incubación etc.

Shimatsu agrega que la financiación para la investigación biotecnológica de Kawaoka, que abrió las puertas a este sueño de una influenza «imparable» que puede matar a todos los humanos en el planeta, provino de un «subsidio de ayuda para investigación especialmente promovida del Ministerio de Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología de Japón, y por ERATO, el Ministerio de Ciencia y Tecnología «con fondos suplementarios del Instituto de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU., una parte del Instituto Nacional de Salud (NIH) y el Servicio Público de Salud.

Los experimentos posteriores de Kawaoka con el coronavirus MERS y el Ébola, que a pesar de su estructura diferente, tienen características similares al CoV2, junto con su cooperación en una coalición de investigadores del CoV2 y la influenza, lo colocan a él en la mira, aunque quizás de manera indirecta, como uno de los autores intelectuales y materiales detrás del brote de Wuhan.

La evidencia contra el microbiólogo Yoshihiro Kawaoka surgió en un análisis de ARN realizado por los microbiólogos Prashant Pradhan, Ashutosh Kumar Pandey y sus colegas del Instituto Indio de Tecnología y la Universidad de Delhi. Las observaciones introductorias del equipo de investigación de la India son una obra maestra de ingenio seco y discreto:

«El hallazgo de cuatro insertos únicos en 2019-nCOV (coronavirus de Wuhan), todos los cuales tienen identidad y similitud con los residuos de aminoácidos de proteínas estructurales clave del VIH- 1, es poco probable que sea fortuito «.

 

 

Captura del estudio de la India que fue rectractado que menciona que el nuevo coronavirus contiene inserciones de VIH.

Pregunta: ¿cómo logran cuatro cepas de la proteína GP120 y Gag del VIH, el virus asociado con el SIDA, insertarse estratégicamente dentro de este coronavirus del SARS modificado? La palabra clave aquí es «insertarse» o “injertarse”, como en la ingeniería genética. Fácil para los que sabemos entender esto: el SARS-CoV-2 fue creado en un súper laboratorio usando modificaciones similares a las de Kawaoka, pero, en este caso, en el Instituto de Virología de Wuhan, China.

Es cierto, el estudio no fue revisado por pares por la urgencia de ser publicado. Una vez que alcanzó hacerse ‘viral’ en los círculos periodísticos, fue retractado por los autores al ser atacados por la comunidad científica alegando que estaba sustentado en ‘mala ciencia’. ¿En serio?

No es la primera vez que amenazan a investigadores para forzarlos a retractarse o acabar sin empleo, o, en el peor de los casos, dos metros bajo tierra. El ‘shaming’ público es otro factor que tienen que confrontar quienes se atreven en publicar algo que apunte a un bioarma o un virus recombinado en laboratorio.

De cualquier manera, el estudio dice que dichos injertos no pudieron ser fortuitos u ocurrido de manera natural. Pero, gracias a la información de Yoshihiro Kawaoka, quien logró injertarle el VIH al coronavirus en 2011, lo convierte en un jugador principal en haber abierto esta caja de pandora pandémica en el planeta Tierra.

 

Otra voz de gran peso que no pueden silenciar es el Dr. Francis Boyle. Él ha sido muy claro desde el principio y es difícil de descartar que el coronavirus salió del laboratorio de bioguerra en el Instituto de Virología en Wuhan. Si no, que China lo demuestre. Que demuestre que salió del mercado húmedo de mariscos de Wuhan como tanto regurgitan los medios masivos como una mantra incesante del populismo chino y el PCCh.

Bien dijeron los Nazis, si una mentira se la repites constantemente al pueblo, tarde o temprano creerán que es una verdad.

 

Independientemente de lo que diga el gobierno chino en sus esfuerzos por nublar el tema con ataques políticos y achacarle el origen del virus a otros lugares, sabemos que, como asevera Boyle,  la liberación del coronavirus lleva otro sello distintivo, la leyenda «Made in China».

La otra vertiente que apunta a un posible origen del virus, según la investigación de Boyle, revela que, no nada más Kawaoka estuvo involucrado, sino “otras personas o entidades están vinculadas a varias de las etapas de desarrollo del virus, y que también deben compartir cierta responsabilidad.”

Cuatro días después del brote en Wuhan City, la infiltración de China en los círculos industriales y científicos en EE.UU. fue comunicado por el Departamento de Justicia en Massachusetts en una serie de acusaciones formales y arrestos que llevó a cabo de dos científicos chinos y, Charles Lieber,  el Presidente del Departamento de Química y Biología Química de la Universidad de Harvard quienes fueron acusados ​​de ayudar a la República Popular de China.

Dr. Charles Lieber, de 60 años, presidente del Departamento de Química y Biología Química de la Universidad de Harvard, fue arrestado el 28 de enero, 2020, y acusado por denuncia penal de un cargo de hacer una declaración materialmente falsa, ficticia y fraudulenta.

Yanqing Ye, de 29 años, ciudadano chino, fue acusado de un cargo de fraude de visa, hacer declaraciones falsas, actuar como agente de un gobierno extranjero y conspiración. Ye está actualmente en China.

Zaosong Zheng, de 30 años, ciudadano chino, fue arrestado el 10 de diciembre de 2019 en el Aeropuerto Internacional Logan de Boston y acusado por denuncia penal de intentar contrabandear 21 frascos de investigación biológica a China. El 21 de enero de 2020, Zheng fue acusado de un cargo de contrabando de bienes de los Estados Unidos y un cargo de hacer declaraciones falsas, ficticias o fraudulentas. Ha estado bajo arresto desde el 30 de diciembre de 2019.

El Dr. Lieber se convirtió en un ‘Científico Estratégico’ de la Universidad de Tecnología de Wuhan tras ser reclutado por China y recibir pagos de 50 mil dólares mensuales por su ‘cooperación’, 158 mil dólares en gastos de vivienda y 1.5 millones de dólares para la construcción de un laboratorio en la Universidad Tecnológica de Wuhan. Lieber estaba obligado a trabajar para los comunistas 9 meses al año.

Como Lieber, Zheng y Ye, debe haber cientos de casos de ‘científicos’ que están trabajando para el régimen comunista. Búsquedas en los buscadores en línea arrojan un patrón de arrestos contra nacionales chinos. Al parecer, Trump está descubriendo el grado de la infiltración y penetración del PPCh en el país.

Retomando lo de Boyle. Afirma que la Universidad de Carolina del Norte «tomó dinero sucio de China» para permitir que un alto experto chino en bioguerra «trabajara con ellos para dar una función de capacidad genética de ADN de guerra biológica al SARS, que, ya de por sí, es sumamente peligroso… Este es claramente el cuchillo ensangrentado; ese laboratorio debe cerrarse de inmediato y todos los científicos investigados por el gobierno de los Estados Unidos por todo esto y su responsabilidad en el territorio americano por violar la Ley de Armas Biológicas y Terrorismo de 1989«.

Boyle agrega que el virus fue diseñado «para infectar a los seres humanos por sus vías respiratorias y luego… in vivo… Así que, están utilizando la tecnología de ganancia de función” para asegurarse de que se propague rápidamente. «Juntos, los datos confirmaron la capacidad de infectar las células de las vías respiratorias humanas, etc. Ellos saben exactamente lo que están haciendo… Es un coronavirus en forma de arma.» También, concluyen, que realmente no pudieron encontrar un anticuerpo contra él.

Algo que nos conduce a la conexión con el programa de armas biológicas del Pentágono es lo que Boyle señaló. Se trata de una nota al pie del estudio que decía: «Las células se obtuvieron originalmente de Fort Detrick», lo que significa que los propios recursos de guerra biológica del gobierno de los EE.UU. estuvieron involucrados. Pero, si bien la avaricia pudo haber sido el incentivo de la universidad para involucrarse en el proyecto, ¿qué incentivó la participación de los Estados Unidos?

Aquí es donde Boyle lanza una bomba en este punto, revelando que todo el trabajo de Armas Biológicas fue aprobado y financiado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) del entonces presidente Barack Obama, la misma agencia que ahora participa en el intento de detener la propagación del virus que ayudó a provocar en primer lugar.

Pero los lazos torcidos de este brote no se detienen ahí. Según Boyle, también hay huellas digitales australianas involucradas en todo esto. Boyle informó en 2010 que una revista científica indicaba que Wuhan, con la aprobación del gobierno australiano, estaba trabajando con una institución para diseñar genéticamente el ADN de una súper arma biológica que involucraría el SARS y el VIH. El proyecto tuvo éxito.

Esta puede ser la razón por la cual China le dijo recientemente a Estados Unidos que «corrija sus errores» con respecto al origen del virus. Un día después de que el presidente Donald Trump describiera el coronavirus como el «Virus chino» en Twitter, Beijing respondió: «Expresamos una fuerte indignación y objeción a tal estigmatización«. Pero, obviamente, China se encuentra en el banquillo de los acusados por el desarrollo detallado del coronavirus de Wuhan.

|En la entrevista, Boyle concluyó con lo siguiente:

«Los científicos de Wuhan tomaron el SARS de Carolina del Norte con ganancia de función, el cual ya es un arma de guerra biológica en sí, y… tomaron la tecnología aquí detrás de este arma de SARS y VIH bien desarrollada y… se la llevaron de regreso a Wuhan… con el intento del laboratorio de diseñarlo y transformarlo genéticamente en una quimera, en un arma de guerra biológica que involucra el coronavirus, el virus del VIH y la ganancia de función… Los chinos armaron todo esto por sí mismos. Y, por supuesto, estaban planeando usarlo como guerra biológica contra nosotros.»- Dr. Francis Boyle…

Cuando se le preguntó cómo se liberó el virus, Boyle creyó que fue por accidente. Lo mismo con expertos en comunismo chino y soviético. Dos científicos chinos y un experto en inteligencia y seguridad de EE.UU. concluyeron que el laboratorio de Wuhan era el punto de origen del virus, probablemente por alguien infectado sin saberlo, debido al largo período de incubación, que luego lo extendió antes de darse cuenta de que estaba enfermo.

Hay muchas preguntas que merecen respuestas. ¿La investigación de la UNC, como sugiere Boyle, viola el derecho internacional? ¿Fue simplemente la avaricia la que motivó a la universidad a emprender este proyecto? ¿Existe una conexión con los avances de función de ganancia de Kawaoka con Wuhan? E, incluso, si las intenciones fueran puramente científicas, ¿cómo podrían los académicos de una universidad líder y de Australia no reconocer lo que China pretendía hacer con el virus? Cualquier investigador racional de Occidente se debió haber dado cuenta de que a China se le estaba dando una pistola cargada para con un Arma Biológica apuntada a nosotros.

Mientras somos testigos del caos global en varios niveles que está creando la pandemia frenética del coronavirus del Partido Comunista, puede ser una bendición que lo estemos enfrentando ahora que en el futuro, como pretendía China antes de invadir y ocupar a Estados Unidos por tierra.

Que este reporte sirva de adveretencia a todos. ¡Estamos en una guerra asimétrica global!

 

|Conclusión

Con base en los estudios referenciados que ya fueron revisados, y las entrevistas a expertos como el Dr. Francis Boyle, concluyo que el Nuevo Coronavirus de Wuhan, SARS-CoV-2, alias ‘el virus del PCCh’, mal llamado COVID-19 por la OMS, es un virus recombinado y diseñado en uno o más laboratorios de EE.UU., Japón y en Wuhan China, ya sea por el científico japonés Yoshihiro Kawaoka de la Universidad de Kobe, Japón en 2011, y posiblemente retomado por la Universidad de Carolina del Norte (UNC) bajo las órdenes del gobierno de Barack Hussein Obama junto con los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), para después entregarlo al Partido Comunista Chino y su Instituto de Virología en Wuhan donde probablemente le estaban dando los toques finales antes de su liberación.

Queda claro que esta quimera fue creado para que fuera altamente viral y letal por las inserciones de distintos virus como el VIH, HVD y Ébola, así, en su rápida replicación, pueda poseer propiedades de “ganancia de función” únicas. Esta singularidad lo convierte en un arma biológica perfecta. Por lo tanto, está más que establecido que estas nuevas propiedades dentro del SARS-CoV-2 no fueron espontáneas, naturales, o producto de la evolución viral sino por diseño.

Y no, Hugo López-Gatell, no es una simple gripa.

Ahora, ¿a quién se le debe apunta el dedo? Por supuesto que a Xi Jinping, Secretario vitalicio del Partido Comunista Chino. Debe ser llevado a rendición de cuentas, ¿no creen? Ya se están atrasando señores. China tiene que pagar por todo lo que ha creado en tres meses y contando. Los cadáveres se siguen apilando por miles.

Se debe investigar a la Universidad de Carolina del Norte por facilitar la creación de tecnologías biológicas con fines armamentistas y de haber ayudado al régimen enemigo del mundo libre……..


Una investigación especial de Conciencia Radio, periodismo e investigación…Por Alex Backman @crnalexander | concienciaradio.com | alertat.com | CRTv | ABTV

 


es Spanish