El Minuto

Noticiero

El Español entra fuerte en Benín

La República de Benín, miembro de la Organización Internacional de la Francofonía, obtuvo su independencia de Francia en 1960.

Por: Alberto Maestre Fuentes | El Minuto en España


1960, conocido como el “Año de África”, pues en ese periodo fueron muchos los estados africanos que se descolonizaron, al menos, de forma nominal de sus metrópolis, marcará un nuevo camino para este nuevo estado, cuyo glorioso pasado pre colonial le precede, sin duda alguna.

Benín, situado en el golfo de Guinea, tiene fronteras terrestres, con Nigeria, cuyo idioma oficial, es el inglés y con Burkina Faso, Níger y Togo, cuyo idioma oficial es el francés.

En mi viaje a Benín me llamó la atención de una presencia significativa de hombres de negocios y estudiantes provenientes de Guinea Ecuatorial, el único país de África subsahariana, cuyo idioma oficial es el castellano.

Contrasté que en la población existe un descontento enorme al neocolonialismo francés, por lo que parece ser un nuevo despertar para “independizarse” definitivamente de París y caminar, por fin, libremente, sin ataduras de la ex metrópoli, buscando a nuevas potencias mundiales como nuevos socios. Así la influencia, cada vez mayor, de la República Popular de China en Benín y, en muchos estados africanos, se puede interpretar como un intento de deshacerse de los dictados de Francia, por una vez por todas. La presencia de China en el continente africano es evidente y crece por momentos, tanto en las antiguas colonias franceses como en las británicas.

En este contexto de procurar limitar la influencia asfixiante y extrema francesa que lo quiere invadir todo e intentar imponerse a su riqueza ancestral cultural, es lo que motiva a muchos jóvenes a buscar y descubrir nuevas vías y culturas de otros países.

Un buen número de estudiantes de Benín se interesan cada vez más por el castellano y la historia de España e Iberoamérica en general.

Uno de ellos es Kele Koffi Rodrigue, nacido el 13 de marzo de 1996 en Ahomey-Gblon, el cual proviene de una familia de pocos recursos, que se apasionó pronto por la escritura, gracias a su ilimitada inclinación hacia la lectura.

Es autor de dos obras, de las que una de ellas, está registrada por la BnB (Biblioteca Nacional de Benín) y con otros manuscritos en su catálogo literario.

A Koffi Rodrigue le interesa mucho todo lo relacionado con la cultura y la política. Por ello, siempre va sediento de conocimientos e informaciones, qué a su vez, le gusta compartir.

Se declara como un hispanista y va a defender su Trabajo Fin de Grado cuyo tema es: «España y las tendencias separatistas: ¿posible independencia de Cataluña?»

A Kele le pregunté por qué le había atraído el mundo hispano y me contestó en los siguientes términos: “Siempre me han gustado las lenguas, sean nacionales o internacionales. Me atrajo el mundo hispano primero por la estética de la lengua sin olvidar sobre todo su pasado glorioso. Quiero hablar de la época del Siglo de Oro. Y segundo, tengo apego al español por su rango a nivel internacional, justo detrás del inglés que es la primera lengua. Deduzco que el castellano es un idioma capaz de brindar muchas oportunidades”.

Tenía curiosidad donde y como, Kele Koffi Rodrigue, había aprendido nuestro idioma, a lo cual me respondió: “Empecé el estudio del español con un profesor que me gustaría recordar, el señor Kagbanon Aquilas. Fue en la escuela, en el primer curso del segundo ciclo (2nde en francés). Era en 2011-2012. El profesor Kagbanon fue muy estratégico con nosotros. Así el primer día que vino, nos impartió la clase íntegramente en castellano, mientras nosotros, sus alumnos, no sabíamos ni una palabra de la lengua de Cervantes.

Tras las clases me dedicaba horas a leer documentos de español. Así me acostumbré, como rutina, a ir a la biblioteca del instituto (CEG Sô-Ava), a buscar libros que me los llevaba a casa y al cabo de una semana devolvía ya leídos. Cuenta conmigo es uno de ellos. El orden a los verbos, sobre todo los irregulares, yo mismo me hacía los listados y los memorizaba. Recuerdo que el profesor Kagbanon en Terminal, por ser él el que nos impartió clases de español, durante los tres años del segundo ciclo, nos puso una película titulada «Penélope». También había retos de buen lector con él. Todo esto era fuente de motivación para mí. Llegado a la universidad, me matriculé en el departamento de español, dejando la Filosofía que era mi primera opción. Opté finalmente por estudiar español para maximizar mis suertes a nivel internacional”.

Durante mis conversaciones con Kele le hice la observación que en África solo hay dos estados donde el idioma español está presente que son en Guinea Ecuatorial y en la República Saharaui, sin contar los territorios españoles de Ceuta y Melilla y las islas Canarias y no acababa de entender del todo, realmente este interés creciente en Benín por el idioma castellano. Kele me fue franco y me respondió contundente: “Sí, lo hay. Lo hay porque según las estadísticas hace unos tres años sobre África francófona, Benín es el país donde se encuentran más alumnos y estudiantes de la lengua española”.

Como catalán, el tema de su Trabajo de Fin de Grado me llamó mucha la atención y tenía curiosidad como era tratado, el tema independentista de Cataluña, en los medios de comunicación de su país, a lo cual me respondió lo siguiente: “La verdad es que no hablan mucho del tema. A mi juicio, eso se debe a la poca diplomacia que existe entre Benín y España. Es algo que, personalmente, me da lástima, ya que el número de alumnos que se matriculan cada año en español va creciendo”.

Esta última afirmación de Kele es preocupante, pero es que realmente España no cuida mucho la preservación del castellano, aunque disponga de medios como el Instituto Cervantes para hacerlo. Solo basta observar como se ha permitido impunemente que Marruecos haya eliminado este idioma en las zonas que controla en el Sahara Occidental y lo haya sustituido por el francés. Increíble pero real. Ni una mísera protesta española a este expolio y genocidio de nuestro idioma. Luego, eso sí, algunos políticos españoles se rasgan las vestiduras y atreven a decir que el castellano está en peligro en Cataluña.

Kele Koffi Rodrigue quiere colaborar con nuestro Diario EL Minuto y escribirá, próximamente, un primer artículo sobre su variado y gran país Benín.

Seguro que será un colaborador esencial para nuestro medio.

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish