Lun. Nov 30th, 2020

“El largo invierno saharaui” Una novela que sorprende

De la mano del Corresponsal para Diario El Minuto, Alberto Maestre Fuentes, tomamos conocimiento de un libro “Un largo invierno saharaui”. Creímos que era una obra más dedicada al drama del Sahara Occidental,

Compartir

De la mano del Corresponsal para Diario El Minuto, Alberto Maestre Fuentes, tomamos conocimiento de un libro “Un largo invierno saharaui”. Creímos que era una obra más dedicada al drama del Sahara Occidental, pero no, era una novela que nos llevó a lugares insospechados. Sin ninguna duda un buen guión para una película al mejor estilo “Hollywood”.


Por: Jorge Alejandro Suárez Saponaro | Director de Diario El Minuto para Argentina


El autor de las novela citada, Teodoro Basterra (Bilbao, 1961), es jefe de Policía Local de la localidad de Alfaro, en la Comunidad Autónoma de La Rioja (España). es diplomado en Psicología por la UNED y Máster en Mediación Mercantil, Civil y Familiar. Ha estudiado Bellas Artes en la Universidad del País Vasco y Diseño y Fotografía en la Escuela de Artes y Oficios de Corella (Navarra). Reside actualmente en Alfaro (La Rioja).



 

1. Estimado Teo, ¿como nació la idea de escribir la novela “El largo invierno saharaui”? Admiro a quienes pueden escribir novelas, requiere una sensibilidad especial. Cuéntanos como nació la novela, como nacieron sus protagonistas, que te inspiro, cómo surgió, personajes, qué la hace interesante… y sobre el tema de fondo del argumento, el conflicto saharaui.

Es un placer hablar con todos ustedes sobre esta novela través de Alejandro Suárez Saponaro, director de “Diario El Minuto” para nuestra hermana Argentina.‘El Largo invierno saharaui’ es una novela que desde el principio tenía dos objetivos: el primero, romper el silencio que existe sobre el Sáhara Occidental; y en segundo lugar el puramente literario y vanidoso intento de ofrecer a través de sus páginas una narración ágil y de calidad para que sea un disfrute su lectura. Conseguir una buena novela. Pero conforme avanzaba en la documentación surgió un nuevo objetivo: mostrar la línea de corrupción e intereses internacionales que hace que este problema persista en el tiempo.

¿Qué saben del Sahara Occidental? ¿Conocen la existencia del Muro militar marroquí que divide en dos el Sáhara? ¿Saben por qué el gobierno español abandonó (hablemos claro, traicionó) a los saharauis en 1976?

En esta novela se presentan las claves de todo esto y mucho más: de cómo el terrorismo es usado por los gobiernos para enviarse mensajes camuflados de fundamentalismo.

El interés por el Sáhara llegó a mí por dos descubrimientos:

El primero de ellos fue en febrero de 2010, cuando estaba escribiendo mi anterior novela ‘La primera víctima’, sobre los atentados del 11 de marzo de 2004 en los trenes de Madrid, relacionado con uno de los personajes, común a ambas novelas, un marroquí, Alim Yasar, estaba buscando información sobre Marruecos… y me encontré con ‘el Muro militar marroquí’. Al Yidar, le llaman los saharauis. ¿Han oído hablar de él? Por que yo no… Esa fue la primera semilla que hizo interesarme por la situación saharaui. ¿Cómo era posible que no hubiera oído nada sobre ese muro? Estaba sorprendido. Muchísimas de las personas con las que he hablado de ese muro, tampoco sabían de su existencia. No podía creer que existiera un muro ahí. Nadie habla de él. Nunca se dice nada en los medios de comunicación. Miguel de Unamuno decía que “A veces, el silencio es la peor mentira”. Un muro de 2720 km. que divide en dos dos el Sáhara Occidental. Únicamente la muralla china es más larga que ese muro. ¡El auténtico ‘Muro de la vergüenza’!

En 1982, como respuesta a las victorias del Polisario en el campo de batalla, con Mauritania ya retirada del territorio y Marruecos arrinconado en el Norte, Rabat diseñó una nueva estrategia para ampliar su poder en la región: la construcción de seis muros militares con los que progresivamente fue ampliando su control sobre porciones mayores del desierto. Un muro lleno de minas…

En total, 2720 kilómetros de muro en el Sáhara Occidental, que protegido por más de 130.000 soldados marroquíes y millones de minas, parten la antigua colonia en dos. Al Oeste, dos tercios de desierto y las riquezas, bajo control marroquí. Al Este, un tercio de puro desierto, bajo el control del Polisario y su autoproclamada República Arabe Saharaui Democrática.

El segundo descubrimiento sobre la realidad saharaui fue ese mismo año. En noviembre de 2010saltó a los medios de comunicación las revueltas saharauis tras el desalojo delcampamento de Gdeim Izik y los disturbios en El Aaiun.

En Gdeim Izik, una zona desértica a 16 km. de El Aaiún, lograron reunirse en apenas un mes casi 20.000 personas para reclamar al gobierno marroquí mejoras sociales, en cuanto a vivienda, trabajo, educación… Ni siquiera se hablaba de autodeterminación o independencia. Se le llamó Campamento Dignidad. Fue algo increíble.

Pero el 8 de noviembre, el día que las autoridades saharauis y marroquíes habían resuelto firmar los acuerdos sobre mejoras sociales, a las 6 de la mañana el campamento fue desalojado, exterminado, a sangre y fuego. En apenas dos horas cientos de soldados y policías marroquíes expulsaron a miles de personas al desierto. Hubo varios muertos. Las protestas por esa acción se generalizaron en El Aaiún, produciéndose graves disturbios.

El eco del Campamento Dignidad todavía resuena. Fue una efímera ilusión de libertad del pueblo saharaui, y preludio de las también efímeras Primaveras árabes. Representó un punto de inflexión en la lucha de los saharauis en los territorios ocupados. Despertó en varios países árabes el ideario de la libertad y la confianza de que a través de la resistencia pacífica los pueblos se pueden liberar de dictaduras corruptas… Aunque, ya sabemos cómo han terminado la mayoría. Gdeim Izik ha sido algo más que una lucha por la libertad, ha sido una lucha por la verdad. Los saharauis se enfrentan contra un status quo que utiliza el diabólico axioma de Serguei Necháiev: “Contra los cuerpos la violencia, contra las almas, la mentira”. Gdeim Izik reveló varias verdades esenciales sobre la situación del Sáhara Occidental de un modo como nunca había ocurrido, por eso tiene tanta importancia en la novela.

Todas estas cuestiones aparecen en la novela para tener una idea concreta de la situación. Relacionada con todo esto, ’El largo invierno saharaui’, es una historia policíaca, un violento suspense: una historia de descubrimiento, búsqueda, amor y poder. Estos últimos, las dos grandes pasiones de todos los tiempos.

En Barcelona, en las faldas del Tibidabo, aparece el cuerpo de un hombre asesinado, un bereber, como en una ejecución yihadista, degollado. La inspectora Esther Baquero descubre que ese hombre había sido su amor de juventud al que creía muerto. El CNI le haba dicho que murió en Irak, después de su radicalización.Mientras la Policía inicia una frenética investigación en Barcelona, Esther se fue al campamento de Gdeim Izik camuflada dentro de una ONG, en busca de su pasado. ¿Dónde había estado todo este tiempo, qué había hecho? ¿Por qué no había sabido nada de él? ¿Por qué lo habían matado? ¿Quién había sido? ¿Al Qaeda? ¿El Frente Polisario? ¿Tienen vínculos entre ellos? Un viaje al fondo de la noche, al interior de ella misma. …y allí descubrirá la realidad del conflicto saharaui, porqué los saharauis llevan 44 años confinados en los campos de Tinduff, en Argelia, en una paz sin paz, en la nada.

Y todo ello, con el hilo conductor de la protagonista, el ingrediente de mi anterior novela, La primera víctima: Esther Baquero.

Esther es una mujer que ha vivido los empujones de la vida con una intensidad extrema. Quien haya leído mi anterior novela, ‘La primera víctima’, lo habrá podido comprobar.

2. ¿Cómo ha sido la repercusión de “El largo invierno saharaui” en el medio literario español?

Me gustaría poder decir que ha tenido alguna repercusión en el medio literario español, aunque a veces estas sean silenciosas. Quizá decir ‘repercusión’ sea un poco pretencioso para mí ya que su distribución y conocimiento de la misma no ha podido ser por todo el territorio nacional ––la editorial es pequeña––; aunque lo cierto es que sí que ha tenido su importancia: Estuvo presente en la XIX Feria del Libro de Madrid, en junio de 2019; y esta novela fue seleccionada para la XXXII Semana Negra de Gijón, quizá el mejor festival literario español, reuniendo a los autores más importantes de novela negra y policíaca de España, latinoamericana yanglosajona, festival que tuvo lugar el mes de julio.

En la Comunidad de La Rioja sí que ha tenido su pequeña repercusión, medida en el número de presentaciones realizadas en librerías y bibliotecas ––que han sido muchas––, entrevistas, encuentros universitarios sobre la realidad del Sáhara… Actos culturales que quedaron interrumpidos en 2020 por la crisis sanitaria del COVID-19. Aún quedan presentaciones por hacer, que espero que el próximo año se puedan llevar a cabo.

3. Tu novela, cuál es es para ti el elemento que “atrapa” al lector. O como decimos en Argentina, “el gancho”. Generalmente las novelas tiene un personaje o un hecho, o lugarque transporta al lector y este no puede soltar la obra.

‘El largo invierno saharaui’ es una novela que mantiene dos líneas narrativas fundamentales: por un lado, la personal de la protagonista ––Esther Baquero–– y la investigación policial: la bellísima Esther desarrolla su nivel buscando saciar su sed de venganza desde sus problemáticas historias de amor en el pasado, su difícil relación con su padre, comandante de la Guardia Civil; y por otro, la del descubrimiento de lo que se esconde detrás del llamado ‘conflicto saharaui’ centrado en el conocimiento, acercamiento, al mantenido problema social y político del Sáhara Occidental y sus gentes, los saharauis, víctimas del largo invierno de que habla el título: abandono por España, anexión por Marruecos, doblez de la comunidad internacional al moverse más por intereses, explotación y saqueo de sus riqueza naturales, malvivir dentro de los territorios ocupados y también de los liberados.

El personaje de Esther Baquero es tan fascinante que atrapa la atención del lector desde el principio. Es una mujer que vive la vida con una sensibilidad tan alta que hace que tanto el placer como el sufrimiento los viva con una gran intensidad. Pretendo emocionar con esta historia, tanto con las circunstancias de la investigación policial como con la vida de la protagonista: cómo vive, cómo siente, su pasado, sentimientos, carencias, defectos… a través de sus vivencias en un terreno hostil y difícil.Es una mujer doliente, que sufre el peso de su vida. El alcohol, el tabaco, el sexo… se convierten en refugios, en apoyos de una vida marcada por el sufrimiento.

4. El conflicto saharaui, genera una profunda solidaridad en la sociedad española. Desde cuando has tenido interés en este tema. ¿Has conocido los campos de refugiados? Que significa para ti, el drama saharaui.

En diciembre de 2019 estuve en los campamentos de Tinduff. Una experiencia inolvidable y maravillosa. Conocer a esas personas hace que valoremos mucho más la vida, la familia, la esperanza, la lucha en nuestras ideas… y lo poco que se necesita para vivir, en realidad. El desierto es una magnífica escuela. Pero, cada día se enfrentan al mismo drama:

Este es el drama al que se enfrentan los saharauis: España los traicionó en 1976. Marruecos y Mauritania, con el permiso de España y Estados Unidos se apropiaron del territorio y los masacró, desplazándolos hacia Argelia. Así, llevan 44 años en un abandono internacional asombroso, a pesar de tener la legalidad de su parte. Su propio gobierno, socialista de partido único, aun siendo el legítimo representante de los saharauis, está acusado de corrupción y de inmovilismo, siendo la propia Constitución de la RASD un elemento de distanciamiento para los países europeos. La red de negocios internacionales ––incluida la Unión Europea–– que ha ido tejiendo Marruecos con las riquezas del Sáhara Occidental hacen aún más difícil su independencia. Marruecos no está dispuesto a ceder el Sáhara. La ONU no está dispuesta a presionar; España, menos. La consigna es: no molestar a Marruecos.

No pretendo decir a los saharauis lo que tienen que hacer. Ni mucho menos. Soy consciente de la diferencia que hay entre las personas que viven en el Sáhara, tanto en los territorios liberados como en los ocupados, y las personas que, como yo, escriben sobre ellos; o las asociaciones de amigos de los saharauis… Los primeros pagan un precio altísimo por sus posiciones políticas. A los segundos nos sale todo gratis. Hay que tener en cuenta esto. El problema del Sáhara se solucionará algún día por la negociación del Polisario y Marruecos. Cualquiera que sea el marco o circunstancias en las que se lleve a cabo, hay una certeza: no tendrá en ella la más mínima cabida de España, ni de las asociaciones amigas de los saharauis. Y quiero recalcar: se deberá respetar lo que decidan. Los saharauis son los únicos protagonistas de su destino.

Me suelo hacer una pregunta: si todo este apoyo que se les da, los viajes, campañas, caravanas… no será una especie de pago para que los saharauis permanezcan o perseveren en una situación de prolongada crisis humana, que quizá para lo que sirve es para perpetuar el status quo. Se les pide que resistan… pero sin arrostrar sus consecuencias.

5. Teo, tienes otras obras, quiero que nos cuentes un poco sobre ellas, si están a la venta y donde se pueden adquirir, especialmente para lectores al otro lado del Atlántico.

Dejo mi reseña, por si es de interés:

Miembro fundador de la “Asociación de Amigos de la Poesía de La Rioja Baja”, su obra poética ha sido recogida en antologías como Poemas de mar a mar (2006), un poemario conjunto con poetas chilenos; Vida de perros. Poemas perrunos (2007), y Encuentros (2008); mientras que su obra narrativa ha sido premiada en diversos certámenes literarios como el Voces de Mujer (Alfaro), el Ciudad de Alfaro; el Villa de Autol, o el Esteban Manuel de Villegas de Nájera (La Rioja). Alguno de sus relatos han sido publicados en el libro Voces de mujer (2006). Todos están incluidos en mi primer libro, el recopilatorio Saga y anclaje (Ediciones del 4 de agosto, 2008), ya descatalogado.

En 2019, junto con los poetas de la “Asociación de Amigos de la Poesía de La Rioja Baja”, se ha publicado una antología que recoge los versos de todos los integrantes bajo el título de Con otra luz (2019).

Este libro está disponible en Amazon:

En 2014 publiqué mi primera novela: La primera víctima (Editorial Última Línea), una historia policíaca sobre los atentados terroristas en Madrid el 11 de marzo de 2004.

Este libro se puede conseguir en Amazon:

En 2019 publiqué mi segunda novela, El largo invierno saharaui.

Este libro se puede conseguir en Amazón en:

6. Que otros proyectos literarios tienes en mente.

En el próximo año me gustaría comenzar dos proyectos: un libro de cuentos sobre mi experiencia en los campamentos de refugiados del Sáhara, y una nueva novela. Esta todavía esta en fase de crecimiento, por lo que no puedo adelantar el argumento de la misma, aunque sí avanzar que seguirá la estela de las anteriores. Es decir: tema complejo y delicado, policíaca, donde el terrorismo, la violencia y la maldad, se harán presentes como forma de denuncia de ciertos hechos que los gobiernos ocultan.

7. ¿Crees que este escenario de pandemia, para ti, que eres escritor, puede ser fuente de inspiración para generar nuevos trabajos, novelas?

Este tiempo excepcional que estamos viviendo tiene mucho de literario, tanto en el sentido de denuncia de la manipulación y el engaño al que los países estamos siendo sometidos, como del lado humano que lo soporta, con grandes dramas y maravillosas historias de superación. Pero, al menos de momento, no es un tema que me atraiga. Quizá por mi trabajo, que he visto demasiadas tragedias. Necesito un tiempo de reposo para que decante todo lo vivido.