dom. Ago 25th, 2019

Diario el Minuto

El libro un pueblo abandonado, que ha tenido una fuerte repercusión en España.

Entrevista exclusiva para El Minuto del Dr Alberto Maestre Fuentes, doctor en Historia de la prestigiosa Universidad de Barcelona. Especial por el Dr Jorge Alejandro Suárez Saponaro Corresponsal de El Minuto en Argentina

El Dr Maestre Fuentes es autor de un libro que ha tenido fuerte repercusión en España. Su obra se llama Un pueblo abandonado. Los engaños en la descolonización del Sahara Occidental. Editorial CHIADO.  Es una obra amena de leer, muy completa y está centrada en el proceso de descolonización llevado por España, donde queda de manifiesto con sólidos argumentos y pruebas históricas, las contradicciones de Madrid, que terminó en el abandono a su suerte de lo que hasta que no hacía mucho era considerado una provincia, y sus habitantes, españoles.  La obra contiene aspectos históricos pocos conocidos sobre el origen de los saharauis, las tribus y facciones, explicados también de manera simple y de fácil comprensión. Nos habla de la esclavitud, tolerada por las autoridades españolas y pormenores pocos conocidos como la creación del Partido de la Unidad Nacional Saharaui, un intento desesperado, a nuestro modo de ver, de aferrarse, a algo que se estaba perdiendo. Una obra muy importante para todos aquellos que quieren comprender la complejidad de este conflicto que lleva más de cuatro décadas sin resolver.

Estimado Dr Maestre Fuentes, cuéntenos cuáles fueron las razones que lo llevaron por un lado a hacer una tesis sobre el Sahara, y por otro, las razones que dicha tesis doctoral se convirtiera en un libro.

Durante mis estudios, hace unos años, que realicé en la Universidad de Barcelona en el marco del Máster de Estudios Históricos, en una de las asignaturas que trataban conflictos internacionales y nacionalismos, nos solicitaron realizar un trabajo individual sobre un conflicto internacional actual y no resuelto. Me sorprendió, durante el debate para escoger un tema, nadie mostrara interés por el tema del Sahara Occidental, territorio que hasta finales de 1975 era considerado, a todos los efectos, una provincia más española, sin contar con su proximidad al archipiélago canario. Mi interés por el Sahara Occidental también venía motivado por otro de carácter personal y era que durante mi infancia pude visitar varias veces, durante los periodos vacacionales, la entonces la provincia del Sahara español, ya que en su capital, El Aaiún, vivían mis tíos y primas, puesto que mi tío era militar y estaba destinado en el Gobierno General del Sahara. Desde entonces mi simpatía y él querer saber más sobre el pueblo saharaui fue incrementándose con el paso del tiempo. Así lo que comenzó como un pequeño trabajo para una asignatura concreta de un Máster, llegaría a desembocar en mi Trabajo Final de Máster sobre el Sahara Occidental, el cual llevaba como título Los españoles que dejaron de serlo: Inicio y finalización de la presencia española en el Sahara Occidental.

Finalizado el Máster y, debido a todo lo que había comenzado a investigar, sobre la actitud española, sobre el Sahara Occidental, decidí seguir con mi investigación y por eso decidí cursar el doctorado y realizar la tesis sobre las causas por las cuales existe hoy todavía en el siglo XXI una colonia en África.

Finalmente, el 9 de noviembre pasado, defendí mi tesis doctoral en mi Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Barcelona, bajo el título Un Pueblo Abandonado. Los engaños en la descolonización del Sahara Occidental.

Fue uno de los momentos más gratificantes que he tenido.

El Tribunal me felicitó por la investigación realizada y me solicitó unánimemente que dicho trabajo debía de publicarse por su interés y las aportaciones y revelaciones que del mismo se deducían.

Finalmente en abril de este año se editaba el libro con el mismo título que la Tesis y pocos cambios, puesto que cuando redacté la Tesis ya tenía claro que para ser útil y llegar, no solo al mundo académico y científico, sino al máximo público posible, debía de ser de lectura amena y comprensible. Sólo así se podrá llegar a una verdadera concienciación global de este problema de descolonización pendiente y, en un futuro, poderse llegar a una resolución satisfactoria del mismo.

 ¿Cuáles serían las razones por las cuáles, prevaleció la tesis “abandonista” por parte del gobierno español, luego de los importantes esfuerzos que fueron realizados para asimilar el Sahara Español?

Después de la documentación consultada y, entrevistas realizadas, no hay ningún tipo de dudas que la razón primordial de España, para no cumplir sus compromisos, fue no incomodar, bajo ningún concepto, a Marruecos y evitar a toda costa una crisis entre ambos países. Se temía que no ceder a las exigencias marroquíes sobre el Sahara Occidental podría tener graves consecuencias, no sólo para el reino alauita, sino también para España. Hay que recordar el contexto político español cuando el rey Hassan II, anunció la convocatoria de la “Marcha Verde”. Un general Franco, débil y enfermo a punto de morir y, su régimen, consciente de que se avecinarían cambios con el ascenso al trono de su heredero, el príncipe Juan Carlos. Lo que no se quería eran más problemas añadidos a los que España tenía en esos momentos y, sobre todo por un territorio, que las autoridades españolas ya habían anunciado, oficialmente, su marcha lo antes posible.

Es verdad que España invirtió mucho en la asimilación del Sahara Español pero finalmente se valoró únicamente que había que mantener al régimen de Hassan II y así al menos no tener un posible régimen, poco amistoso, al otro lado del estrecho de Gibraltar que reivindicara sin cesar la anexión de Ceuta y Melilla, entre otros temas.

España sabía que cediendo a Marruecos el Sahara Occidental el tema de Ceuta y Melilla, por ejemplo quedaría aparcado durante tiempo, en la agenda marroquí, tal como se comprometió Hassan II. Realmente para España el pueblo saharaui no le interesaba. Lo que más le preocupaba y preocupa hoy en día, es sus relaciones bilaterales con Marruecos, las que intenta mimar en todo momento.

¿Que factores determinaron a Marruecos para reivindicar el Sahara Español. Podría ser en su opinión que el descubrimiento de fosfato potenció la campaña anexionista?

El descubrimiento de fosfatos en el Sahara Occidental sería un factor importante en dichas reivindicaciones. Pero también fue determinante otro factor. Me refiero al Sahara Occidental como elemento aglutinador en torno a la figura del rey Hassan II.

Hassan II, tal como él mismo reconoció ante el ministro Solís, en la entrevista de Marraquech, por la cual España se comprometía a cederle el Sahara Occidental,  a cambio sólo de mantener las formas, de cara a la comunidad internacional y, cuyo informe pude consultar, era consciente de su fragilidad política y que su trono peligraba, por lo que el Sahara Occidental se convertiría en la salvación de su régimen, puesto que uniría a la mayoría de los marroquíes, tal como así ocurrió.

¿Existía otra alternativa a los llamados Acuerdos de Madrid, para salir del “atolladero saharaui?

Por supuesto que sí.

España tenía tres claras opciones para no haber sucumbido a las presiones marroquíes.

La primera realizar el referéndum de autodeterminación tal como había prometido hacerlo meses antes y haber solicitado a la ONU los medios necesarios para llevarlo a cabo, como sería la interposición de Cascos Azules, para asegurarse el referéndum y una autodeterminación sin complicaciones.

La segunda, podría haber pactado directamente con el Frente Polisario y cederle los poderes y marcharse rápidamente del territorio. De esta manera hubiera transmitido la administración al Movimiento de Liberación Saharaui. Esta opción es la que realizó Portugal para que Mozambique accediera a la independencia, por ejemplo, pactando con el movimiento de liberación FRELIMO.

La tercera alternativa que tenía España, para no traicionar al pueblo saharaui y, por ende sus compromisos adquiridos, hubiera sido solicitar directamente a Naciones Unidas que se hiciera con la Administración del territorio.

España siguió un camino bien distinto a su vecino portugués, como fue el caso de Timor Oriental. ¿Cree posible que en algún momento, Madrid cambie de postura en torno al Sahara?

Es verdad que Portugal dio una lección a España de cómo comportarse ante una situación de ilegalidad y  apoyó decididamente a Timor Oriental frente a la ocupación de Indonesia. Pero, en dicho caso, Portugal tenía una gran ventaja frente a España y es que Indonesia, a pesar de su potencial demográfico y económico, no era su vecino y ni tenía tantos intereses económicos como los tenía y tiene España con Marruecos.

España tiene una gran deuda con el pueblo saharaui que deberá enmendar algún día. El intentar no dar visibilidad a un problema que existe y priorizar las relaciones hispano marroquíes a base de ignorar el derecho legal que asiste al pueblo saharaui para acceder a su independencia, provoca una pésima imagen internacional de España.

España al cambiar de postura simplemente haría ponerse de parte de la legalidad internacional y además, dicho cambio, sería importantísimo puesto que el país causante de que todavía exista una colonia en África (además de ser la colonia de mayor extensión y poblada del mundo) al rectificar, ayudaría sin menor duda, al intento de llegar a un arreglo definitivo. Además a efectos internos españoles, el tema del Sahara Occidental podría servir también de unión entre diferentes sectores de la sociedad española dependiendo de su ideología, puesto que se vería como el intento definitivo para solucionar un problema de descolonización pendiente, motivado precisamente por un gobierno español. Además se vería como un intento de consolidar un estado africano que estaría dentro de la comunidad hispana, puesto que hay que recordar, que las fuerzas de ocupación marroquíes, en las zonas que controla del Sahara Occidental está llevando a cabo una campaña de supresión sistemática de cualquier vestigio español y, el idioma castellano ha sido eliminado por completo y sustituido por el francés, mientras que en los territorios que controla la República Árabe Democrática Saharaui (RASD) y en los campamentos de refugiados de Tindouf, el castellano se potencia a todos los niveles y, es considerado, junto con el árabe, idioma oficial.

El Frente Polisario a nuestro juicio cae en una contradicción. Por un lado nos habla de un pueblo sujeto al derecho de autodeterminación y por otro actúa como un estado soberano, al ser parte de una Unión Africana, pareciera no tener una estrategia definida al respecto. Desde mi punto de vista, estamos ante un Estado soberano – proclamado el 27 de febrero de 1976 – ocupado por otro. Nos gustaría saber su punto de vista al respecto.

La estrategia del Frente Polisario la considero acertada y útil. Es verdad que parece contradictoria pero analizando la situación existente, creo que es la más realista y eficaz que tiene.

Por una parte se ha conseguido que la RASD sea reconocida por un número considerable de estados y sea miembro fundador de la Unión Africana. A efectos prácticos es un Estado y como tal controla parte de su territorio y tiene una estructura como cualquier otro. Esto no obstante no nos aparta de la realidad existente y es que la mayor parte del Sahara Occidental que comprende la zona más rica en recursos esté ocupado por Marruecos. En estas zonas ocupadas que, Marruecos ha ido desde el principio instalando colonos y está expoliando sus recursos, a pesar de las sentencias dictadas en su contra por tribunales internacionales, son las que deberán ser liberadas e integrarse en la RASD.

El pueblo saharaui espera desde hace décadas, volver a su patria y decidir sobre su propio destino. Para Ud cuáles son las claves para poder salir de este aparente eterno “impasse”.

La implicación clara y decidida por parte de la que es para Naciones Unidas todavía la potencia administradora del Sahara Occidental, es decir, de España.

España debe dejar al margen sus posibles miedos a la reacción marroquí ante un posible cambio de actitud y asumir, una vez por todas, sus responsabilidades. No estamos hablando de las relaciones hispano marroquíes. Estamos hablando simplemente de descolonización.

La actitud española frente a Marruecos denota debilidad y los marroquíes lo saben.

La denuncia por parte de España de los llamados “Acuerdos de Madrid” sería el primer paso. El siguiente, un viaje oficial de alto rango (Presidente de Gobierno español) a las zonas liberadas de la RASD y, después de solicitar perdón, comenzar una nueva relación con el pueblo saharaui.

No cabe duda que habría reacción marroquí, pero hay que preguntarse ¿hasta dónde sería capaz de llegar? España es miembro de la UE y de la OTAN.

Este cambio de rumbo español, con respecto a la que fuera su provincia, sería finalmente beneficioso para que sus relaciones con su vecina del sur, e incluso para Marruecos también, puesto que todo lo que ahora no invierte en las zonas más pobres de su reino para dedicarlo a las zonas que ocupa en el Sahara Occidental, podría revertirlo allí.

Gracias por esta entrevista.

Fotos provistas por el entrevistado. 

Presentación del libro en el Senado español el 4 de junio. De izquierda a derecha: Pepe Taboada, Presidente de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara; Jira Bulahi, Delegada saharaui en España, Alberto Maestre y el Senador Pablo Rodríguez.

 

1 thought on “El libro un pueblo abandonado, que ha tenido una fuerte repercusión en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

AfrikaansArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish