Mié. Abr 1st, 2020

elminuto

Diario Online de América Latina

Esta vez van por ella, luego por nosotros

2 minutos de lectura

Existe un serio obstáculo para que en Guatemala podamos avanzar y crecer como país y no es secreto, es la falta de justicia de quienes dirigen las instituciones del Estado.


Por: Analinda Meneses. Directora del Diario el Minuto en Guatemala


El Tribunal Supremo Electoral, máximo órgano  y autoridad en materia electoral, ha inscrito a candidatos  que no solo tienen dudosa honorabilidad, tienen conocida criminalidad, candidatos a Diputados vinculados con el narco tráfico, con lavado de dinero, secuestro de niños, Asociación Ilícita, tránsfugas, estafadores, delincuentes confesos, asesinos, violadoras de la  Constitución Política de nuestra república, candidatos que han sido acusados y vencidos en juicio, y otros  con juicios pendientes, que sí han sido inscritos para participar en la próxima contienda electoral, sin embargo el TSE pone todo su peso sobre  un caso que ha llamado la atención a nivel nacional e internacional, y es la obstaculización de la participación en las próximas elecciones de Thelma Aldana.     

TSE de Guatemala anula candidatura de Thelma Aldana.

Es claro que a este caso, le están poniendo todo su empeño, dedicación y esfuerzo, y tenemos que tener claro algo, no se trata de defender a una candidata, se trata de defender una vez más la democracia, se trata de preservar la justicia, se trata de proteger la objetividad y no caer en el juego de las rivalidades entre contrincantes, porque si permitimos que hagan esto con un candidato, luego vendrán contra los jueces, contra fiscales, contra defensores de nuestra tierra, contra periodistas y contra todos aquellos que nos atrevamos a alzar la voz en contra de la corrupción.

Ya es tiempo de comprometernos, madurar nuestro criterio y defender la verdad, aunque no sea de nuestro agrado la víctima de turno de ese grupo de delincuentes que ocupan cargos públicos y violan leyes y libertades sin algún temor. Ya es tiempo de unirnos y defender lo que nos pertenece, de armarnos de la valentía, convicción y coraje que nos diferencia de quienes velan por sus propios intereses y ya es tiempo de iniciar el proceso de construcción de un mejor país. Adelante hermanos, que nada nos detenga, busquemos la verdad y la justicia, y solo luchando con integridad vamos a conseguir vivir en paz.

es Spanish