dom. Jul 21st, 2019

Diario el Minuto

Ex Presidenta Michel Bachelett, se le acusa por supuesto dineros en el Banco VATICANO

Por: Oed Marcelo Bustamante

El Instituto para las Obras de Religión o IOR (en italiano: Istituto per le Opere di Religione), conocido popularmente como el Banco Vaticano, es una institución de la Iglesia católica situada en la Ciudad del Vaticano. Fue fundado por el papa Pío XII en 1942 con el propósito de conservar y administrar los bienes confiados al Instituto por personas físicas o jurídicas que tengan por objetivo actividades religiosas o caritativas.

Por: Oed Marcelo Bustamante.

Entre otras funciones, permite a la Santa Sede administrar sus recursos y sirve para financiar a las iglesias con mayores necesidades económicas situadas en los países más pobres. Si bien son 1,28 mil millones de católicos distribuidos en el mundo, solo 840 de ellos viven en los escasos 0,44 km² que mide el territorio de la Ciudad del Vaticano. Desde que Pío XII lo fundó en 1942, suele ser más bien una autopista en el sentido contrario. Ahí está el recuerdo de monseñor Paul Marcinkus, a quien Juan Pablo II protegió de la justicia italiana escondiéndolo en el Vaticano y cuyos dos principales aliados, el abogado de la mafia Michele Sindona, de la Banca Privata Finanziaria del banquero siciliano.

Paul Marcinkus, a quien Juan Pablo II protegió de la justicia italiana escondiéndolo en el Vaticano

En tanto el IOR poseía el 24,5% de esa banca y a petición del papa Paolo VI, Sindona participa en la modernización del banco vaticano y es autorizado para gestionar las inversiones extranjeras del país. Pocos años después salen a la luz los vínculos de Sindona con la mafia y los movimientos de capital entre el IOR y Sindona a paraísos fiscales.

El otro aliado Roberto Calvi, que en 1972, a pesar de que el IOR poseía el 52% de la Banca Católica del Veneto, Marcinkus decide ceder el 37% de las acciones al Banco Ambrosiano dirigido por Roberto Calvi. En 1982, diez años después de las acciones de Marcinkus, el colapso del Banco Ambrosiano se convierte en uno de los escándalos que más han ensombrecido las cuentas vaticanas.

Se trata de uno de los casos de fraude más grandes de Italia, en el que desaparecieron casi US$1.300 millones en préstamos a empresas fantasma en América Latina. El Vaticano se ve salpicado por el escándalo -o más precisamente el director del IOR, Marcinkus- por haber proporcionado cartas de crédito para los préstamos.

Sin embargo, su director logra evadir la justicia sólo gracias a la extraterritorialidad de la que goza la Ciudad del Vaticano. En tanto, Michele Sindona y el banquero Roberto Calvi, fueron asesinados.

Michele Sindona,, le sirvieron un café con cianuro en la cárcel

Al primero SINDONA, le sirvieron un café con cianuro en la cárcel y al segundo CALVI, lo colgaron de un puente de Londres de  Blackfriars, donde en sus bolsillos llevaba cinco kilos de piedras y ladrillos y US$11.700.

Roberto Calvi, lo colgaron de un puente de Londres de  Blackfriars, donde en sus bolsillos llevaba cinco kilos de piedras y ladrillos y US$11.700.

Tales antecedentes debieron de pesar en el ánimo de Ettore Gotti Tedeschi, el economista que Benedicto XVI situó en 2009 al frente del IOR para limpiar las finanzas vaticanas, hasta el punto de que, tras percatarse de lo que escondían algunas de las 24.000 cuentas opacas del banco.

Segun datos recopilados por el Minuto, Ettore  Tedeschi,-redactó un expediente con documentación sensible, se lo entregó a dos amigos íntimos,“Si me asesinan, aquí está la razón de mi muerte”.

Ettore Gotti Tedeschi, el economista que Benedicto XVI situó en 2009 al frente del IOR para limpiar las finanzas vaticanas, hasta el punto de que, tras percatarse de lo que escondían algunas de las 24.000 cuentas opacas del banco.

No lo asesinaron, pero los mismos jerarcas de la Iglesia que acosaron a Joseph Ratzinger en cuanto buscó la transparencia financiera, se deshicieron del banquero de Dios acusándolo de vago y loco. Gotti Tedeschi advierte de que, a pesar de los esfuerzos del papa Francisco, el IOR sigue siendo la guarida de muchos secretos inconfesables,- que culminó en febrero de 2013 con la renuncia al papado de Ratzinger , que no ha sido todavía explicado.

Gotti Tedeschi,  después de que monseñor George Pell, el cardenal australiano a quien Jorge Mario Bergoglio, ha otorgado un poder casi absoluto para supervisar todos los departamentos financieros del Vaticano —incluido el IOR—, empezara a sufrir una cacería similar a la que sufrió él.

El ministro de Finanzas de la Santa Sede y consejero directo del Papa es el sentenciado por abusos a menores de más alto rango en la curia romana

Gotti , por orden de Ratzinger, como ahora Pell, por orden de Bergoglio, están dispuestos a colaborar con las autoridades italianas y europeas para evitar de una vez que la Santa Sede deje de ser un paraíso fiscal en el centro de Roma y adopte los procedimientos internacionales contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

El primer pez gordo en caer del Vaticano, fue el  monseñor Nunzio Scarano, también conocido como “monseñor 500” por su afición a los billetes de color púrpura. Scarano, le acusaban de una gigantesca operación de lavado de dinero que incluía, gracias a la ayuda de un exagente de los servicios secretos italianos y de un bróker . Donde una avioneta arrendada desde Suiza a Italia con 20 millones de euros en billetes grandes.  

Monseñor Nunzio Scarano, también conocido como “monseñor 500” por su afición a los billetes de color púrpura.

Nunzio Scarano, Según la justicia italiana, había ideado un gran sistema de blanqueo de capitales consistente en hacer pasar como donaciones para los pobres grandes cantidades de dinero de procedencia ilícita que, una vez ingresado en las cuentas del IOR (el Instituto para las Obras de Religión, el banco del Vaticano), quedaba limpio.

Era un negocio fructífero hasta el punto de que los agentes de la Guardia de Finanzas se han incautado de bienes inmuebles y cuentas corrientes por un valor cercano a los seis millones de euros. “Scarano, al parecer no era una paloma blanca y menos un Santo”.

“Sin embargo, luego de años de acusaciones por lavado de dinero y corrupción en el Instituto para las Obras de la Religión (IOR), conocido coloquialmente como el Banco Vaticano; este Estado dio a conocer en sus últimos reportes financieros un superávit fiscal de €59,9 millones (US$ 73 millones) y ganancias para la entidad bancaria por €36,6 millones (US$ 44,8 millones), según el reporte anual de cuentas 2015 y el informe financiero del IOR en 2016, respectivamente”.

De acuerdo a estos documentos y a especialistas, los pilares de la economía del Estado del Papa serían las donaciones de fieles a la Iglesia, el turismo permanente, el arrendamiento de terrenos pertenecientes al Vaticano y la rentabilidad generada con el patrimonio de clientes del banco.

Por el lado de las donaciones, al 2016, estas sumaron €47,1 millones (US$ 57,6 millones), los cuales según la doctora y abogada constitucionalista y canonista, Milagros Revilla, serán repartidos para las distintas misiones de la Iglesia Católica en todo el mundo.

Hasta ahora,- el Vaticano anunció haber finalizado el análisis financiero de su “banco”, el Instituto para las Obras de Religión (IOR), que se saldó con el cierre de casi 5 mil cuentas “sospechosas”.“Hemos adoptado una línea muy estricta respecto a cualquier cuenta que no respete” la legislación vaticana, declaró Tommaso Di Ruzza, director de la Autoridad de Información Financiera (AIF) de la Santa Sede, durante la presentación a la prensa del informe de la organización del año 2015.

“Este procedimiento terminó” y “un total de 4.935 cuentas se cerraron”, añadió al explicar que se trataba de un “número definitivo”.

El banco Vaticano es una escondite para el dinero de algunos políticos de América Latina.

       

El diácono Jorge Sonnante

La fuente principal de la denuncia de El Minuto es el diácono argentino Jorge Sonnante, quien aseguró haber presenciado las irregularidades en el IOR. Sonnante ha denunciado una operación denominada “Ruta del dinero K”, “un mecanismo de blanqueo de dinero producto de la corrupción en la que la expresidenta argentina Cristina Fernández fue pionera de la mano de su amigo el papa Jorge Mario Bergoglio”.

 

“Ruta del dinero K”, “un mecanismo de blanqueo de dinero producto de la corrupción en la que la expresidenta argentina Cristina Fernández fue pionera de la mano de su paisano el papa Jorge Mario Bergoglio”.

Sonnante, contó en una entrevista en la estación de radio de Mar del Plata 99.9,-que mientras realizaba sus labores en la Iglesia Cristiana, se encontró —casi por casualidad— con unos cofres azules cifrados bajo la Cruz Roja Internacional: “En 2014 estaba haciendo unos trabajos para la curia romana y un prelado me invitó al IOR y me dijo que los cofres venían de la presidenta de mi país”. Tenían dinero adentro y estaban cerrados al vacío, con blister.

El diacono Sonnante, cuenta que con el tiempo fui siguiendo la ruta del dinero y resultó que salieron de Panamá, desde empresas creadas por Mossack Fonseca, una de ellas como benefactor la Cruz Roja Internacional.

Así pude trazar la ruta de cómo llegaron los cofres metálicos azules al Vaticano”, comentó Jorge Sonnante acerca de su investigación. También agregó que ahora “hay una tormenta interna en la curia romana” debido a todo lo que publicó.

Sonnante, cuenta al medio,-me vi en la obligación de contar lo que conocía y había visto. Lo hice a través de Twitter con un flujo de diagrama de la ruta del dinero K hasta el Vaticano. Jamás pensé que tendría tanta repercusión y lo presentaré en la justicia para que investiguen”.

También el consagrado Jorge Sonnante ,denuncio a varios políticos,que estaban en la  misma sintonía, Correa, Evo Morales, Dilma y la Ex Presidenta de Chile Michelle Bachelet,entre otros delincuentes de la política.

La ex-Mandataria Michelle Bachelet, también se le acusa con una querella,-que fue presentada el 28 de abril del 2017, por Rodolfo José Novakovic Cerda por los supuestos delitos continuados de ejercicio ilegal de la profesión de médico y contra quien resulte responsable de falsificación de instrumento público. Esto último hace alusión a que la mandataria tiene un título acreditado por el Ministerio de Salud, que además es revisado por la Contraloría. Sin embargo, de acuerdo a la querella, Bachelet habría falsificado su título. Ahora se le involucra, por tener una supuesta cuenta en el Vaticano 001-3-17958-C, según el detalle se aprecia en la imagen, cada año un promedio de 41 millones de euros.


 

Sonnante advirtió en un mensaje de Twitter que estará investigando las cuentas de todos los líderes socilistas en Ior, pese a que ha recibido amenazas.

 

Mucha gente en el Vaticano sabe lo que pasa y no puede hablar, incluso me mandaron mails indicando que yo pasaba a ser la voz de todos ellos. Puse en riesgo mi vida y mi familia, pero tenía que contar lo que vi entre 2014 y 2015 con los cofres de la Cruz Roja en el IOR”, agregó luego.

continuará…..