mar. Nov 19th, 2019

Franco Parisi: El tiempo le dio la Razón.

Parisi afirmó que el país tiene todos los elementos para que sus habitantes vivan tranquilos.

Franco Aldo Parisi Fernández nacido el 25 de agosto de 1967 de profesión ingeniero comercial​ y académico chileno. En 2012 lanzó su candidatura independiente para la elección presidencial de 2013 de su país, donde obtuvo el cuarto lugar de las preferencias con el 10,11%. Ideológicamente se define como socioliberal.​ 

“Chile es un país rico” fue la frase con que el economista Franco Parisi inició la clase magistral con que fue inaugurado en la Escuela de Ingeniería Comercial de la UV.

Parisi afirmó que el país tiene todos los elementos para que sus habitantes vivan tranquilos, lo que no sucede debido a la pésima distribución del ingreso. El desafío es, indicó “ganarle al mercado”; es decir, empoderar a la gente y terminar con las colusiones y los monopolios, que afectan no sólo a las farmacias, los supermercados o los pollos, sino “hasta a los partidos políticos”.

Cómo ganarle al mercado

Consultado sobre cómo cumplir el desafío del ganarle al mercado, Parisi indicó: Primero, con estudios. Pero también hay una parte que no están haciendo las leyes ni el gobierno; en general, lo que uno ve es que las instituciones funcionan, pero no como deberían funcionar. Por ejemplo, el caso de la superintendencia requiere una reestructuración urgente; la independencia de la superintendencia sumada a la independencia del legislativo —me refiero a Impuestos Internos— claramente va a ayudar.

Pero también entender que las personas necesitan ayuda, con una reforma tributaria, para que cambiemos a la familia chilena, de endeudada a ahorrante; eso nos va a colocar una alegría.

Añadió que también hay que entender que se tienen que respetar los horarios en el estado público; un ministro que trabaja siete días 24 horas hace mal a Chile, no porque no va a cumplir las urgencias, sino porque también obliga a que el resto de los funcionarios no se preocupen de su familia.

A su juicio, se puede tener un Chile para todos, donde todos son bienvenidos, pero también donde alcanza, y eso es lo que no está ocurriendo. El salario mínimo: hagamos un polinomio y se acabó la tortura que tiene que pasar el senado y la cámara de diputados con esa decisión. Arreglar Chile es mucho más fácil, pero ¿por qué no se hace?: bueno, porque estamos en una colusión política; los de este lado y los del otro lado saben quiénes van a ser sus senadores y sus diputados, por lo tanto no se escucha la voz de la gente, pero se escucha muy fuerte la voz de los partidos.

Chile no es pobre

Por otro lado, Franco Parisi insistió en que Chile no es un país pobre: Chile es un país con muchas oportunidades. Si uno asume que Chile es un país pobre no va a salir de ahí y lo va a nutrir el miedo.

Por el contrario, uno hace su futuro, levantándose temprano y acostándose tarde, trabajando. Chile es un país rico: tenemos 18 mil 400 millones de dólares prestados a los gringos; si tú me puedes decir que alguien puede hacer eso, es solamente Chile, para el nivel de supuesta pobreza que tenemos.

Más aún, este año el gobierno va a tener cuatro mil millones, en ahorro: cuatro mil; es decir, cuatro puentes del canal Chacao. No. A la gente hay que hablarle de que tiene oportunidades, subirle el ánimo, y que si se equivocan, hay que tener una ley de quiebra para las personas, para que mañana se puedan levantar con mucha más fuerza.

Respecto de la reforma tributaria propuesta por el gobierno, Parisi dijo que yo ya la califique de mezquina. Por el contrario, creo que subir un punto y medio no se condice con lo que está ocurriendo en el mundo, y particularmente en Chile.

Si queremos cambiar la estructura de distribución del ingreso en Chile, en conjunto con la educación, tenemos que hacer un esfuerzo mayor, y ese esfuerzo mayor pasa porque las empresas más grandes paguen más impuestos y las pequeñas, las nacientes, no paguen impuestos.

Y también entender que tenemos que hacer una reforma tributaria a nivel de las personas, porque aquí el que está casado es castigado; el que paga el colegio del hijo o de la hija o la universidad, es castigado: por el contrario, hay que beneficiarlo con rebajas tributarias. Todas las empresas tienen rebajas tributarias, pero no las personas. Eso hay que cambiarlo.

¿Educación gratuita?

Consultado sobre si posible la educación gratuita, el ingeniero comercial señaló: Al que no pueda pagar la educación, el gobierno tiene que asistir, de todas maneras.

Pero también hay un grupo de personas que sí la pueden pagar, y por lo tanto hay que asignar las dineros correctamente.

Pero hablemos de educación y hablemos en serio. Las carreras en Chile son exageradamente largas, y con eso ya estaríamos ahorrando un 20 por ciento. Y también subir los estándares de algunos académicos: algunos académicos no tienen estándares para estar dando clases; lo siento, tengo que decirlo.

Añadió: Cuando hablemos de una reforma en educación universitaria en serio, claramente pasa por revisar los currículos, terminar con los monopolios: debería haber movilidad. Si una universidad recibe plata del estado, debería permitir que un alumno de otra región y de otra universidad pudiera tomar cursos dentro de su universidad.

Nos alegramos y abrimos las puertas y los brazos cuando vienen extranjeros, pero cuando viene alguien de la universidad del frente, le cerramos los brazos. No: la caridad parte por casa y los talentos están en todo Chile, no solamente en Santiago.

Este articulo es del año 2012. en la cual el medio quiere reflejar lo que estaba pasando subrepticiamente con el país en esos años. Donde Franco Parisi,… da a conocer sus propuesta y las mejoras para un Chile para todos…… 

AfrikaansArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish