El Minuto

Noticiero

Hablemos de Finanzas en Argentina: ¿Que gano en 2021 y en que invertir en 2022?

El Minuto | Santa Claus ha terminado de repartir los regalos navideños, las copas levantadas como todos los 31 de diciembre de cada año hicieron el brindis correspondido y los Reyes Magos llegaron sobrecargados en otro año complicado para la economía de un país como el nuestro.

Por: Daniel Defant | Corresponsal por Argentina

Cuando nos sentamos para hablar de finanzas e inversiones, en modo balance, los interrogantes son los mismos de siempre:

¿Qué activos son los que rindieron en 2021? …

¿En qué invertir en 2022?

Caemos en más de lo mismo: dólar, plazo fijo, inmuebles o acciones.

Cerramos un año interminable.

Parecería que el 2021 fue una extensión del 2020 debido a la pandemia (y esperamos que este último rebrote no haga lo mismo con el 2022).

Se trato de un contexto hostil para la ya debilitada economía argentina, en donde se vieron algunos signos de reactivación económica, pero partiendo de valores muy bajos que nos había dejado el año de las cuarentenas.

Este contexto hostil no dejo de trasladarse a las inversiones de un año que se alejaba en medio de una paranoia pocas veces acostumbrados entre muchas corridas que hizo que “Doña Rosa” pensara que había descubierto la fórmula secreta para cubrir sus ahorros en medio de una inflación galopante durante más de 3 años consecutivos.

Sin embargo, el 2021 se presentó difícil para “Doña Rosa”; en ninguna de sus versiones el dólar le gano a la inflación, ya sea:

  • El Oficial de $84,15 paso a $ 102,75 con el 22% de aumento.
  • El Blue de $ 166,00 paso a $208,00 con el 25% de aumento.
  • El MEP GD30 de $ 139,99 paso a $ 197,19 con el 41% de aumento.

El CCL GD30 de $140,26 paso a $ 203,12 con el 45% de aumento.

Cuando la suba anual de la inflación CER:

De $25,49 paso a $38,64 representando el 52% de aumento; superando así al dólar como ya dije en todas sus versiones.

El interrogante sigue en: ¿Cómo le ha ido al resto de las inversiones tradicionales?

El plazo fijo, como ya es un clásico todos los años, continúo perdiendo ampliamente frente a la inflación.

Si hay una política de estado en la Argentina que no conoce de banderas políticas es la tasa real negativa en pesos.

¿Y qué decir de los inmuebles? Luego de los valores máximos alcanzados en 2018 (lo mismo sucedió con el Merval que alcanzó su máximo en 2018) sus valores no han parado de caer. Desde 2018 acumulan una caída en dólares del 46% según informes del reporte inmobiliario.

Si a esto le sumamos la escasa rentabilidad de los alquileres que ofrecen hoy entre el 1,5% y 1,75% anual según diferentes consultoras del sector, la perspectiva hacia adelante habla de que aún podría quedar un largo camino de caída en sus precios antes de volver a valores más rentables en alquileres más acordes a lo que han sido históricamente entre el 4 y 5% anual.

Entonces…. ¿Que le gano a la inflación en Argentina?

Como se sostiene desde hace muchos años, para ganarle a la inflación hay que invertir nuestro dinero; sobre todo en empresas del exterior que sin dudas ha sido la favorita de los inversores para hacer crecer su capital.

El fuerte crecimiento en los volúmenes negociados de los Cedears da cuenta de ello.

Quienes invirtieron en una cartera diversificada de Cedears que replica el rendimiento del S&P500 (recordemos que en la Argentina no hay Cedears de EFT lamentablemente) , obtuvieron un retorno en pesos del 81% superando la inflación medida por el índice CER (la del Indec recién se conocerá a mediados de enero) del 52%.

En segundo lugar, luego de varios años de golpes, encontramos las Acciones argentinas que lograron recuperarse este año y subir un 63%. De esta manera cortaron 3 años consecutivos de perdida frente a la inflación.

Quienes no pudieron ganarle este año tampoco a la inflación fueron los Bonos argentinos (más preocupados por regulaciones en sus operaciones para hacerse de dólares) que apenas subieron un 29% y sorprendentemente el Oro que subió un 35% en pesos (cayó casi un 5% en dólares) en medio de un contexto de aceleración de la inflación mundial en donde según los libros debería haber subido en su cotización.

Aprendiendo a no mirar el árbol sino el bosque, mirando solo todo lo ocurrido en un año, la foto que se percibe al fin de cuentas no es dramático en el tema inversiones.

Uno puede tener un mal año profesional y luego reponerse, somos optimistas que lo mismo va a pasar con las inversiones.

En resumen, un año de “vacas flacas” como solemos decir; o de aprietes para luego soltar; esperando que así sea.

Ahora les explico el motivo por el que no he incluido las Criptomonedas en este análisis.

Ciertamente las Criptomonedas son un activo para considerar en la parte agresiva del portafolio del inversor. Y este año más allá de las fluctuaciones de precio, han otorgado un buen rendimiento para quienes las mantuvieron de punta a punta en el año.

Sin embargo, como este análisis incluimos a grupos activos, no encontramos aun un índice para poder medir la evolución de las mismas. Algunos podrían hablar del Bitcoin como la más representativa, pero de la misma manera seria como hablar de Apple o Microsoft para medir la evolución de las acciones norteamericanas.

¿Que nos depara el 2022 en el tema de finanzas o inversiones?

El desempeño de las inversiones viene de la mano del desempeño de la economía y de las expectativas de crecimiento futuro, por lo que según el escenario que podemos proyectar hacia adelante serán los activos que conformarán el portafolio.

Al tratarse de un año no electoral, el 2022 podría ser un año donde deba hacerse el trabajo sucio para ajustar variables desalineadas.

Lamentablemente en un gobierno que cuenta con escasas reservas internacionales, inflación estable en valores cercanos al 50% y un 44% de la población sumida en la pobreza, no tiene mucho margen para esta maniobra.

En un contexto como este, todo hace presumir que el gobierno pueda optar por retrasar el tipo de cambio (contexto que nos inclinaría a inversiones que ajusten por inflación) o realizar un salto discreto (contexto en donde se favorecerían los instrumentos dólar linked).

Para quienes vean un cambio de signo político en 2023, ir construyendo posiciones en Acciones argentinas podría resultar una estrategia ganadora para perfiles agresivos y dispuestos a esperar.

A su vez sigue siendo aconsejable el posicionamiento en inversiones exentas del riesgo argentino como pueden ser los Cedears y las Criptomonedas, siempre conociendo que se trata de herramientas para perfiles más agresivos y con mayor conocimiento sobre este tipo de inversiones y sus fluctuaciones (sobre todo en las Criptomonedas).

Por último, recordar siempre la importancia de la diversificación entre los distintos tipos de activos e incluir activos que se beneficien en los diferentes escenarios proyectados, considerando siempre el perfil del inversor y objetivos personales. Se trata de una tarea que en caso de contar con los conocimientos financieros puede realizar uno mismo o sino resulta aconsejable buscar el asesoramiento de una persona idónea en el tema de finanzas personales.

Con esta no tan extensa pero importante y clara nota quiero sacarte de las muchas dudas y dejarte a vos lector mis mejores deseos de un venturoso y próspero año que puede resumirse como un FELIZ AÑO NUEVO.

Como decimos siempre CARGADO DE PROYECTOS EXITOSOS.

PROYECTAR es lo único que nos permite determinar la ESTRATEGIA a seguir; en esta Argentina donde ni las más altas temperaturas del sofocante verano lograron superar la elevada tasa inflacionaria.

FELICES VACACIONES A QUIENES PUEDEN TOMARLAS.

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish