Horror de niños en Siria, 8 años de Guerra.

 Más de 7.000 menores han muerto o sufrido mutilaciones en Siria. Muchos han muerto de forma espantosa al ser apedreados, crucificados y sujetos a otras tácticas brutales.

Naciones Unidas ha registrado 12.537 violaciones graves contra los niños en un clima de “impunidad generalizada” y “violencia profundamente perturbadora” en Siria, donde más de 7.000 menores han muerto o sufrido mutilaciones desde 2013, según ha detallado la organización en un informe difundido.

Se cumplieron 8 años desde que comenzara la Guerra de Siria. Las tres agencias del Sistema de Naciones Unidas con presencia en Euskadi, UNRWA Euskadi, ACNUR Euskal Batzordea y UNICEF Comité Euskadi hacen un llamamiento conjunto para el cese de la violencia en Siria en el octavo aniversario de la guerra. Se pone sobre la mesa la situación de brutalidad y emergencia que están viviendo los niños, niñas, adolescentes y familias sirias tanto dentro del país como en los países vecinos desde el 15 de marzo de 2011.

Una niña refugiada siria, en el campamento jordano de Zaatari / (UNHCR

Conversamos sobre la situación de las personas afectadas por esta situación bélica desde diversos puntos de vista.

Lujain Hourani, de 11 años, una refugiado siria que perdió parte de su hombro en un ataque aéreo de las fuerzas gubernamentales en la población siria de Zara (AP) Foto/Hussein Malla.

Donde se entrega un documento que concluye que las partes del conflicto en Siria han mostrado un “desprecio flagrante por la vida y los derechos fundamentales de los niños” y pide que se alcance una solución política al conflicto para que se garanticen los derechos de los menores.

La Guerra en Siria no debería ser vista como una cuestión política lejana y compleja. Es una catástrofe cercana y humana

Aunando fuerzas y recursos para dar una respuesta efectiva a las personas afectadas, UNRWA Euskadi, ACNUR Euskal Batzordea y UNICEF Comité Euskadi solicitan el fin del conflicto en una fecha señalada que debe alertar sobre la gravedad de esta crisis sin precedentes.

Apoya el periodismo Independiente