dom. Ago 18th, 2019

Diario el Minuto

Hospital de Linares pagará millonaria indemnización por negligencia médica

Por: el minuto Claramente el Hospital Base de Linares no otorgó a su usuaria, Elizabeth Parada Salas, la atención de salud requerida de manera eficiente y eficaz, por cuanto reaccionó en forma incorrecta ante una clara complicación presentada en el curso de su embarazo,- sostiene el fallo.

Claramente el Hospital Base de Linares no otorgó a su usuaria, Elizabeth Parada Salas, la atención de salud requerida de manera eficiente y eficaz, por cuanto reaccionó en forma incorrecta ante una clara complicación presentada en el curso de su embarazo.

“Existe en la especie una falta de servicio evidente y directa, puesto que el equipo médico del mencionado centro hospitalario no reaccionó adecuadamente ante dificultades evidenciadas en el embarazo de la actora, toda vez que el cuadro clínico presentado por la madre, la temprana disminución del líquido amniótico y los síntomas de parto prematuro debieron llevar a adoptar todas las medidas de resguardo para evitar el resultado dañoso que finalmente se produjo”.

“En efecto–continúa–, según consta en la ficha médica, ya a las 14:10 horas del día 15 de septiembre, se constata por la matrona la rotura prematura de la membrana y la pérdida de líquido amniótico, cuestión que según expresó la madre -y no rebatida de contrario-, sucedía desde la mañana de ese día.

Luego, tras la revisión médica efectuada por el Dr. Arellano,- quien ordenó la práctica de una ecografía y más tarde un nuevo monitoreo fetal, a causa de los antecedentes clínicos de la demandante, relacionados con el padecimiento de una estenosis aórtica y las referencias pretéritas del padecimiento de colestacia durante el embarazo anterior.
Sostiene que aun cuando el monitoreo fetal practicado alrededor de las 20:00 horas arrojó un resultado favorable, lo cierto es que hasta ese entonces se obviaron no sólo los antecedentes relacionados con su condición médica, sino que también la rotura temprana de la membrana.

El problema se tornó crítico, en tanto desde las 20:00 horas transcurrieron más de nueve horas sin recibir ningún tipo de atención. Refiere que únicamente a las 5:00 de la madrugada del día 17 de septiembre, tras la realización de un control de rutina por la matrona, se le derivó de urgencia a pabellón para la práctica de una cesárea de urgencia, naciendo la niña con signos de asfixia neonatal severa, siendo trasladada posteriormente a la Unidad de Neonatología del Hospital Regional de Talca, donde se le diagnostica “encefalopatía hipoxico isquémica grado IIA; insuficiencia respiratoria global por aspirativo mecomial y bronconeumonía; insuficiencia renal, moderada recuperada; hemorragia intracraneana con lesiones intraparenquimatosa”.

En consecuencia, sólo cabe concluir que no se adoptaron todas las medidas necesarias para asegurar la vida y la integridad de la niña que estaba por nacer, pues si bien es cierto que desde que se detecta el sufrimiento fetal transcurre un breve período hasta la realización de la cesárea de urgencia, resultaba altamente riesgoso que la madre en el lapso que antecede a dicho suceso, permaneciera durante un tiempo prolongado sin atención médica, perdiendo horas que eran vitales, puesto que tal como se expone dentro de los antecedentes clínicos, la niña al momento de su nacimiento presentaba impregnación de meconio en cordón umbilical y piel generalizada lo que es indicativo de que el feto estuvo expuesto a un largo tiempo al meconio, por lo que se infiere un sufrimiento fetal crónico.

Así, resulta claro que los tiempos de respuesta del equipo médico fueron absolutamente tardíos y determinantes en el nacimiento de la niña con asfixia neonatal severa, por lo que la falta de servicio en que incurrió el Hospital Base de Linares es palmaria, pues ninguna actividad esperable para la realidad que se enfrentaba, fue desplegada”.

AfrikaansArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish