Mar. Dic 1st, 2020

Identifican a hombre que amenazó a director de la PDI en redes sociales

Un hombre fue identificado como presunto autor de las amenazas emitidas en redes sociales, al cumplirse un año del estallido social del 18 de octubre de 2019, en contra el director general de la Policía de Investigaciones (PDI), Héctor Espinosa.

Compartir

Un hombre fue identificado como presunto autor de las amenazas emitidas en redes sociales, al cumplirse un año del estallido social del 18 de octubre de 2019, en contra el director general de la Policía de Investigaciones (PDI), Héctor Espinosa.


Por: El Minuto


De acuerdo a lo señalado por la PDI, el sujeto fue ubicado y quedó apercibido, es decir, citado a declarar a la Fiscalía Metropolitana Oriente por las amenazas efectuadas en una cuenta de Instagram en contra de Espinosa y otros funcionarios.

El ministro del Interior, Víctor Pérez, y el subsecretario Juan Francisco Galli, concurrieron este miércoles a la PDI a expresar la solidaridad del Gobierno ante las amenazas recibidas por el director general de la policía civil.

Pérez expresó que “rechazamos categóricamente”, tanto las amenazas a Espinosa como también las recibidas por la familia del senador socialista Álvaro Elizalde la semana pasada. “Perseguiremos a quienes utilizan la amenaza como método de acción política”, aseguró el ministro del Interior.

Por su parte, el director de la PDI confesó sentirse tranquilo y no descartó iniciar acciones legales.

Ningún miembro de la PDI se va a amedrentar jamás. Sabemos que cuando hacemos un trabajo profesional y eficiente, para sacar bandas criminales de circulación, a muchos sectores no les va a gustar, expresó Espinoza tras la reunión.

El hostigamiento en contra de Espinoza comenzó luego que el lunes de la semana pasada, en un balance por el aniversario del estallido social, él advirtiera que la PDI tenía armas letales y que las usarían si es necesario.

En esa oportunidad el director de la PDI fue consultado por una situación donde un detective usó su arma de servicio para repeler un intento de robo.