lun. Oct 14th, 2019

Iglesias Satánicas de EE.UU, el inesperado ascenso.

Escultura de Baphomet erigida por el Templo de Satán.

El Gobierno del país otorga a esta organización el mismo estatus fiscal que a las instituciones benéficas y las iglesias. Pero no es lo que parece.

Por: el Minuto.

Desde la primavera de 2019, el Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos (IRS) otorga deducciones fiscales a los ciudadanos que donen dinero al Templo Satánico.

https://thesatanictemple.com/ Esta organización que desde 2013 rinde culto al diablo tiene el mismo estatus que las instituciones benéficas y que las iglesias, sinagogas y mezquitas:

Muchos estadounidenses consideran el pago de impuestos como un mal necesario. Si quieren adorar a Satanás, el Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos (IRS, por sus siglas en inglés) ahora les entrega oficialmente una exención de impuestos para hacerlo.

El IRS otorgó el mismo estatus sin fines de lucro que se les da a las iglesias, sinagogas y mezquitas al Templo Satánico, una organización de Salem, Massachusetts, que se autodenomina como la primera iglesia de adoración del diablo de EE.UU. Ahora está protegido por las mismas leyes federales que rigen a las iglesias que operan como organizaciones benéficas.

En un comunicado esta semana en que anunciaba su nuevo estatus, el grupo se describió como “una organización religiosa no teísta dedicada a la práctica satánica y la promoción de los derechos satánicos”. Establecida en la ciudad que albergó los juicios por brujería de Salem en el siglo XVII, la declaración agregó que el grupo “entiende a la figura satánica como un símbolo de la naturaleza inherente del hombre, representante de la rebelión eterna, la búsqueda esclarecida y la libertad personal en lugar de una deidad o ser sobrenatural”.

Antes de la decisión, el IRS consideraba al grupo como una “organización religiosa”, no como una iglesia de pleno derecho con un lugar de culto. Las iglesias generalmente están exentas de presentar declaraciones federales bajo el código tributario.

Un portavoz del IRS declinó hacer comentarios. Los datos públicos del IRS sobre organizaciones exentas de impuestos reflejan que el Templo Satánico tiene estatus de iglesia.

La medida se presenta cuando algunos republicanos y el vicepresidente de EE UU, Mike Pence, prometían revertir la Enmienda Johnson, una disposición del Código de Rentas Internas de 1954 que prohíbe que los grupos exentos de impuestos, incluidas las iglesias, respalden o se opongan a candidatos políticos o participen en actividades políticas.

Dicha solicitud no se ha incluido en una factura de fondos del IRS de 11.300 millones de dólares para el año fiscal 2020 estancada por las discusiones sobre el financiamiento para el muro fronterizo con México del presidente Donald Trump.

La administración de Trump criticó la concesión por parte del IRS del estatus de iglesia sin fines de lucro a la Iglesia de la Cienciología.

El año pasado, en Little Rock, Arkansas, el Templo Satánico colocó una estatua de la criatura con cabeza de cabra, Baphomet, en el capitolio del estado para expresar su apoyo a la eliminación de un monumento a los Diez Mandamientos.

“Conciencia humana”

Aun así, la misión del Templo parece tener ciertas tensiones religiosas dominantes. Los objetivos son “fomentar la benevolencia y la empatía entre todas las personas, rechazar la autoridad tiránica, promover el sentido común práctico y la justicia, y ser dirigidos por la conciencia humana para emprender acciones nobles guiadas por la voluntad individual”, dice la declaración.

Lucien Greaves, un cofundador de la iglesia, dijo en la declaración que el esfuerzo del grupo para conseguir la exención de impuestos como iglesia se inspiró en las iniciativas para revocar la Enmienda Johnson.

Lucien Greaves, uno de los fundadores de Templo Satánico.

“Como ’los religiosos’ están ganando terreno cada vez más como una clase privilegiada, debemos asegurarnos de que este privilegio esté disponible para todos, y que la superstición no gane derechos exclusivos sobre las religiones no teístas”, dijo Greaves. Greaves, cuyo número de teléfono contiene un 6-6-6, no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios.

En solo seis años, el Templo Satánico se ha convertido en la principal organización religiosa satánica del mundo, con capítulos a nivel internacional y una serie de campañas públicas de alto perfil diseñadas para preservar y promover el secularismo y las libertades individuales. El surgimiento de El Templo Satánico se ha encontrado con un aumento en los comentarios sobre qué es el satanismo a medida que los medios de comunicación luchan por comprender cómo esta religión emergente ha comenzado a cambiar los debates de libertad religiosa con meras afirmaciones de acceso igualitario.

Con la desafortunada regularidad, el Templo Satánico se confunde con una organización anterior, la Iglesia de Satanás, fundada por Anton Szandor LaVey en la década de 1960, ante el aparente disgusto de ambos. La Iglesia de Satanás expresa una vehemente oposición a las campañas y actividades del Templo Satánico, afirmándose a sí mismos como los únicos “verdaderos” árbitros del Satanismo, mientras que el Templo Satánico rechaza a la Iglesia de Satanás como irrelevante e inactiva.

En la superficie, algunas diferencias entre las dos organizaciones son inmediatamente evidentes: la Iglesia de Satanás se convierte en la heredera del legado de LaVey, reclamando paradójicamente su filosofía de individualismo, un logro colectivo por el cual descansan sobre los laureles.

Aparte de un feed activo de Twitter, en el que la Iglesia de Satanás publica memes pegajosos y comentarios sobre las referencias de la cultura popular a Satanás, la Iglesia de Satanás está inactiva como organización, argumentando que, como individualistas, se basa en los méritos y logros individuales de su membresía que su reputación colectiva debe ser medida.

El Templo Satánico, por otro lado, es muy activo en los asuntos públicos. A diferencia de la Iglesia de Satanás, el Templo Satánico tiene una sede física con congregaciones semanales en Salem, Massachusetts.

Aunque resulte una locura, no es exactamente lo que parece. Es cierto que sus seguidores visten mayoritariamente de negro y que invocan a menudo a Satán, pero no participan en sórdidos rituales, ni sacrifican bebés. Y para lo único que usan sus tridentes es para limpiar con ellos las playas y carreteras de sus ciudades.

Simplemente, le han puesto bastante ironía a su forma de entender el activismo. Defienden la libertad social y religiosa en un país que, en teoría, es oficialmente laico. Si en estos momentos se atacan los derechos fundamentales de los ciudadanos en nombre de Dios, ¿la alternativa será adorar a Satán?, se preguntan. La suya es una surrealista defensa de la separación de la Iglesia y el Estado ante el cada vez más popular y agresivo discurso ultraconservador.

Así lo plantea esta organización fundada por Lucien Greaves, que asegura haber pasado de tres a 50.000 miembros en tres años y cuyo ascenso es objeto del documental Hail Satan?, dirigido por la cineasta Penny Lane y presentado en Sundance London tras proyectarse a principios del año en la edición estadounidense del festival.

Infografía del Papa Wonka. “Hecho de queso azul” de “La prueba de aderezo para ensaladas LaVey”, La bruja satánica, 1971

Según Greaves, el Templo Satánico no se adhiere a definiciones prescriptivas de lo que las modas políticas actuales consideran “Izquierda” o “Derecha”. Estamos de acuerdo con los principios de la Ilustración que a veces se pueden ver como liberales, como cuando luchamos contra las invasiones de los llamados “conservadores”. Los teócratas, o incluso pueden interpretarse en ocasiones como conservadores, como cuando defendemos la preservación de los principios constitucionales estadounidenses que los teócratas buscan para revisar, subvertir y anular. Pero si bien no buscamos ajustar nuestros valores para que se ajusten a las normas de una afiliación política particular, no tiene sentido afirmar que nuestras creencias y nuestros valores no tienen relevancia política, o insistir en que debemos abstenernos de participar en asuntos públicos, incluso Como nuestros valores más básicos están claramente bajo asalto legislativo.

Pronto documental Hail Satan ?

Desde un punto de vista de esta organización fundada nada menos que en Salem, la Biblia no hace más que recordar que Satán era un tipo bastante relajado y tolerante. “Si Eva no llega a caer en la tentación de la manzana, ¿qué clase de vida le hubiese esperado? Una de total servidumbre y sin libertad de elección”, comenta Jex Blackmore, que durante años ha sido portavoz oficial del movimiento “Cuando Jesucristo pasó 40 días en el desierto en ayunas, se presentó Satán para decirle: ‘Eh, dios, no hace falta que hagas esto. Bebe un poco de agua, hombre”, comenta otro de sus miembros en el documental.

Continuara::::::

AfrikaansArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish