El Minuto

Noticiero

Inflación: “Un impuesto que pagamos todos”

El Minuto | Durante años, el Estado ha ido ampliando sus atribuciones y roles. En parte, de ello se debió a la complejidad de las actividades que los cambios sociales le fueron imponiendo, y en parte a tendencias de tipo paternalista. El papel subsidiario se convirtió en paraguas bajo el cual se han acogido numerosos beneficiarios, y la ingeniería estatal ha tendido hacerse incontrolable.

Por: Daniel Defant | Corresponsal de Argentina

Cuando durante un mes algunos precios de ciertos artículos pueden subir, otros bajar y otros mantenerse iguales, pero solo cuando en promedio, todos estos precios se incrementan, lo llamamos: “inflación”.

La inflación se produce ante un aumento general de precios, no solo de artículos individuales, sino generales reduciendo el valor de la moneda.

Si se cree que el 9% de inflación es malo, piense en el 90%; el mercado estima que la inflación de este año; para el caso argentino, será superior a dicho porcentaje.

¿Qué cosas hicimos mal los argentinos para arribar al pago de tamaño impuesto que pagamos todos; siendo la más afectada la clase baja?

Es el gran interrogante y una cuestión de años que apunta a la desmedida emisión espuria de dinero o dinero sin respaldo, la baja recaudación acompañada de una evasión impositiva latente y el gigantesco estado publico reflejado en empleo estatal excesivo en limites normales, que responden más allá de todo al mismísimo crecimiento o país en vías de desarrollo; que nos trasborda a mediar límites con un subdesarrollo post pandémico.

Argentina es un país muy rico en recursos naturales y energéticos, lamentablemente desaprovechados en medio de un estado que recauda como puede y gasta como quiere.

Sería erróneo explayarme en un problema que todos conocemos, sin apuntarme por donde pasan las soluciones cuando el deseo y la voluntad de revertirlo siempre están ahí latentes.

Fiel escritor de opiniones me he tomado el suficiente tiempo y distancia necesaria como para percibir donde está la luz del inmenso túnel de salida.

Esto no es cuestión de ministros o gobiernos, es cuestión de acciones no tomadas en un país rico como antes he destacado.

Pese a que las plantas industriales a lo largo del condado liberan algunos tóxicos en mayor cantidad que las permitidas liberando benceno y butadieno, ante protestas escasas cuando hablamos del “olor del dinero”; humos para producirlo.

Las veinte y cuatro horas de un día no alcanzan para paliar la crisis cultural que termina por contaminar hasta el mismo ambiente por emisión de papeles pintados que conforma nuestro sistema monetario.

Primera solución: dejar de imprimir billetes.

A partir de ahí ir recortando segmentadamente y otorgando plazos para nadie sea vea perjudicado.

Es ambiguo hablar de aire limpio, cuando la limpieza no comienza desde el mismo estado, o aceptaremos quedarnos con el peor aire del subdesarrollo para siempre.

Los argentinos, no somos esto, somos aun y fuimos “Patria” cuando la valentía de algunos hombres ha superado ser aquello que siempre quisimos ser: “Un país desarrollado” …

Como serlo?

¿Es lo mismo crecimiento que desarrollo?

Afirmativamente no, crecer es lo que tiene que ver con números y estadísticas que pueden o no ser buenos, funcionar o no en un sistema económicamente financiero.

Desarrollar; es todo aquello que tiene que ver con la calidad de vida de una población, o del hábitat de un país para alcanzar niveles de confort y bien estar.

Segunda Solución: hay que trabajar; para esto se deben poner manos a la obra. Acción es la palabra justa, que indica que se está haciendo algo, normalmente implica movimiento o cambio de algún estado o situación que influye de forma voluntaria o involuntaria como derecho de propiedad, cuyo control afecta en términos sociológicos; por lo que se debe practicar el movimiento justo que permite solucionar positivamente problemas a otros individuos que se encuentran en algún aspecto, en desigualdad de condiciones. Uno de los clichés más repetidos a la hora de hablar del futuro y la tecnología, tiene que ver con las computadoras, que nos van a reemplazar en el universo de distopias digitales donde los humanos vamos a ser superados por nuestra propia creación y eso nos condenara a nuestra inevitable autodestrucción si es que no reaccionamos.

Tercera Solución: necesitamos educarnos para afrontar las nuevas reglas de juego que nos imponen los mercados, el metaverso, y el cambio hacia un nuevo sistema financiero: “si todo cambia, que el dinero cambie no es extraño”. Lo que la naturaleza no da, Salamanca menos; es una frase original que a muchos seguramente nos suena conocida, fue inmortalizada en Don Quijote de la Mancha hace más de cuatrocientos años. La educación en el manejo del dinero es una asignatura pendiente; lo que hace muy común que en medio del estudio de otras disciplinas podamos sentir que alguien pregunte: ¿Para qué estudias eso; que no te va a servir de nada? Así como un día no muy lejano llegaba internet para quedarse y revolucionar el mundo, hoy han llegado las “Criptos monedas” poniendo en jaque las economías tradicionales induciéndonos a una economía paralela.

Cuarta Solución: ¿A que temen tanto los gobiernos?

En un contexto de tamaña naturaleza estamos viendo que se los va llevando puestos como percha que los viste en muy poco tiempo. Son los mismos que nos piden reinventarnos, cuando la realidad muestra que los primeros en reinventarse deberían ser ellos.

Mas poco han aprendido estando acostumbrados a pilotear viejos aviones donde la corrupción se ha convertido en clima sin poder erradicarla en ninguna manera. Hagan ejercicio, caminar ayuda a despejar la mente y ofrece una perspectiva diferente.

Traten de sentarse en una confitería o caminen una calle concurrida empapándose al entorno, vean que respuestas reciben, háganlo sin tantas custodias; esto demostraría de que están en lo cierto, haciendo bien por el prójimo como servidores de todos, en una democracia autentica, con las libertades que nos ameritan las Constituciones de todo Estado de Derecho. ¡¡¡Prueben, no tengan miedo!!!

Quinta Solución: ya me estoy yendo, me gustaría que me lean. Los llamados e-spots se volvieron mundialmente famosos en los últimos años por las cifras millonarias que mueven.

Consisten en competiciones de videos juegos como Fortnite, Dota2, League of Legends o el FIFA, entre otros. Estas actividades, que comenzaron siendo el pasatiempo de muchos jóvenes, hoy son fenómenos culturales masivos que generan ingresos de millones de dólares.

Es lo que necesita esta Argentina tan rica pero tan pobre en ubicarlos. Vale más un cepo, creación de impuestos nuevos, para olvidarnos que estamos frente a un cambio de era y no a una época de cambios.

Tan solo Microsoft, Apple, Amazon y Google superan el millón de empleados a nivel global sin contar las empresas satélites que les proveen ciertos insumos tecnológicos o servicios, y que por ende necesitan contratar más personas; mientras ustedes luchan contra el desempleo y lo solucionan con planes y subsidios.

Saben: la innovación es el elemento disruptivo que permite explicar porque las predicciones de Keynes estaban equivocadas, y que nos ayuda a entender, junto con el proceso de automatización, algunos de los cambios que se están produciendo en el mundo laboral.

Es cierto que la automatización puede tener efectos negativos de eliminación de empleos en el corto plazo, pero al mismo tiempo crea espacio para el surgimiento de otro tipo de empleos que permiten mayor innovación, menos cansancio físico y mental realizando tareas monótonas y casi inhumanas en algunos casos como en los tiempos modernos.

Ya no existe la vieja fábrica, Chaplin y sus compañeros de trabajo tenían una actividad que debían realizar mecánicamente de forma repetitiva y sin descanso hasta el final de la jornada.

Debemos ser conscientes que los grandes cambios en el mundo hoy son rápidos, en el largo plazo, si tomamos en su conjunto los efectos de la globalización y de la automatización, no será difícil predecir que se pueda producir lo mismo que hoy, con menor inversión de capital y menor cantidad de personas, por lo que serán menores las cargas sociales, los impuestos a pagar, el dinero a imprimir y la inflación galopante a combatir; como ese impuesto que inconscientemente pagamos todos.

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish