El Minuto

Noticiero

La cocaína rosa: La irrupción del Tussy en Chile

El Tussi o más específicamente llamado según sus compuestos químicos “2C-B”, es una droga sintética que hace dos años aproximadamente circula por Chile. Sus efectos son psicodélicos y mucha gente la confunde e incluso la vende por cocaína rosada. Pero no lo es.

El Tussi o más específicamente llamado según sus compuestos químicos “2C-B”, es una droga sintética que hace dos años aproximadamente circula por Chile. Sus efectos son psicodélicos y mucha gente la confunde e incluso la vende por cocaína rosada. Pero no lo es.


Por: El Minuto


A pesar de que se parece a la cocaína, esta droga tiene más cercanía con el éxtasis, por sus efectos alucinógenos, y porque en vez de ponerte alerta o a la defensiva, te deja dócil y hasta algo manipulable.

Se mueve mayoritariamente en fiestas electrónicas y sus consumidores la acompañan con agua embotellada.

Aunque su carta de presentación comenzó siendo en polvo para poderse esnifar, después se sintetizó con idea de prepararse en forma de comprimidos tras haberse detectado “que podía provocar problemas respiratorios”. Los efectos de esta droga sintética, que fue creada en 1974 por el químico Alexander Shulgin, están a caballo entre el estimulante del MDMA (éxtasis) y el alucinógeno del LSD. Pueden durar de cuatro a ocho horas y suponen un cóctel que preocupa a los expertos.

Entre los efectos somáticos y psíquicos que la sustancia puede provocar. Los primeros, similares a los de cualquier estimulante, implican “una activación del sistema nervioso periférico que puede redundar en taquicardias, sudoración y tensión muscular, sobre todo de las mandíbulas” (lo que se conoce como bruxismo), además de un aumento de la frecuencia respiratoria.

El cuerpo entra así “en un estado de hiperactivación”, aliñado con la “euforia, desinhibición social y desvanecimiento absoluto de la fatiga” que busca el consumidor.

Como alucinógeno, el Nexus arrastra hacia una “experiencia psicodélica”, que no siempre resulta “placentera”. “Ocurre que los efectos psíquicos varían en función de cada persona y pueden desembocar en trastornos de pánico y alteraciones auditivas o visuales que pueden tener un contenido desagradable”.

Asimismos, según datos de la PDI, en Chile, la droga sintética que más se consume es el MDMA, sin embargo, no es fácil pesquisarla, y en realidad ninguna droga de tipo sintética. “En 100 gramos puedo tener 10 mil, 30 mil dosis. No es como la cocaína que uno tiene que traer kilos de coca.

Cambia la forma de pesquisar, las drogas sintéticas son muy difíciles de identificarLas drogas sintéticas no tienen un control de calidad o no vienen de un laboratorio farmacéutico por lo que nunca se sabrá a ciencia cierta lo que se está consumiendo.

Las incautaciones de drogas sintéticas tuvieron una explosión en el país aumentando de 2.304 casos en el 2017 a 1.638.491 casos el 2019. Según las cifras oficiales que maneja la PDI, el total de incautaciones en el año 2019 fue de 801,4 gramos de Tussi, y hasta marzo del 2020 llevan incautado 57,4 gramos.

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish