Dom. Abr 18th, 2021

La Estrategia del Simbolismo en un Viaje a Oriente

Compartir

Con osadía, dosis literaria y realismo, una historia creada dentro del marco evangélico y una mirada a la coyuntura mundial, revelan al simbolismo presente en nuestras vidas.

Por: Gary Ayala | Director de El Minuto en Perú


La historia invisible

Dan, ayudaba a su madre con el sostenimiento del hogar, aprendió a vender sardinas y peces carpa con su padre pescador quien tuvo que internarse en la ribera opuesta del lago, en fatal soledad, al haber sido tocado por una contagiosa y letal enfermedad. El niño acudía a los mercados y además llevaba pan de cebada que vendía más rápido que el pan de trigo por ser más barato. Tenía dos hermanos menores a quienes enseñaba a pescar.

Se afanaba en vender todo el producto y aunque nunca llegó a la meta de obtener un denario en tan solo un día -como a veces lograba su padre- ganaba entre 5 a 6 ases, casi medio denario, suficiente para abastecer a su familia. Después de todo, era un buen ingreso para alguien de 14 años de edad.

Una mañana, ocurrió algo singular en su aldea. Mucha gente que no había visto antes llegó y también muchos de sus vecinos salieron a las calles, entre ellos reconoció a un pescador que trabajó con su padre, recordó que lo llamaban Cefas y que tenía un hermano. Pero, ahora, el tal pescador parecía conducir a las personas y hasta parecía sanarlas con otros compañeros porque se oían gritos de asombro, voces que agradecían al cielo, llantos de mujeres abrazadas entre ellas y más personas que reían con lágrimas.

“¡Puedo caminar!”, “¡Estoy viendo!”, “No tengo dolor!” y más exclamaciones que aturdieron pero que causaron gran interés a Dan, se oyeron. Era inevitable seguir al gentío, así se encontró en medio de personas que experimentaban un impresionante delirio que no llegaba a comprender.

– Señor ¿De dónde vienen, a dónde van? Preguntó a un hombre que cargaba a un niño.

– Soy de Capernaúm y vamos con el Mashiaj, si tienes enfermos en tu casa, avísales.

“¿Enfermos?, ¿Mashiaj?”, pensó Dan, en ello el que respondió su pregunta le pidió dos pescados y dos panes; inmediatamente, una mujer le pidió tres pescados y dos panes, se alegró mucho y pensó que era un día especial, se unió a la caravana caminante y de hecho vendió más. Cubrió su mercadería y colocándose el cesto en la cabeza imaginó que acabaría de vender todo al llegar a la campiña donde no tendría competencia.

Al llegar a la gran explanada comprendió mejor el momento que vivía, un hombre al que todos seguían hablaba desde una loma, tenía ayudantes quienes parados a cierta distancia uniforme repetían y trasladaban sus palabras -a modo eco- de manera que todos recibían el mensaje de grupo en grupo.

Llegó a oír que los participantes sumaban más de cinco mil personas, que tenían hambre y que el peregrinaje se había iniciado varios días atrás. Asimismo, oyó que los conductores no eran ricos y que hacía falta mucho dinero para adquirir comida para todos, peor aún, los expendios estaban alejados y no podrían traer prontamente los alimentos. Entonces, sintió un impacto interior, su razón de lograr la anhelada meta de sumar hasta un denario, fue cambiada, pensó en algo mejor.

Dan, avanzó entre el gentío, casi corría, buscaba al amigo de su padre, no opuso resistencia al embeleso que embriagaba a toda esa gente, se sumergió, casi llegaba subiendo hacia el grupo que dirigía todo y allí vio a Andrés, el hermano de Cefas, le gritó: “¡Andrés, soy Dan, el hijo de Joel con el que pescabas en el Kineret!”, pero ante la complicada situación el atribulado hombre no tenía oídos para un niño gritón.

– ¿No me recuerdas?, recogimos las redes contigo, tu hermano Cefas y mi padre.

– Tenemos problemas, no tengo tiempo.

– ¡Pero, tengo comida!

– ¡Qué?

Dan, descubrió su cesto y le rogó que lo lleve con el Mashiaj, pensó que podía iniciar una colecta de alimentos hasta juntar lo suficiente. Entre la sorpresa, desconcierto y actitud por inercia, Simón le dijo que lo siga y lo condujo hasta Él: “Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos pescados, pero eso no alcanzará para repartirlo entre todos”, dijo. Mientras, aquella especial persona miró a Dan y le sonrió serenamente como si supiera que llegaría.

El niño quizo pedirle que acuda al lugar donde agonizaba su padre para que lo cure de la lepra, entonces, aquel Mashiaj (Mesías) miró a lo lejos, extendió su brazo y señaló hacia el punto donde estaba Joel. Un calor invadió a Dan, sintió ganas de llorar y de reír, vio a los suyos en torno a una mesa como antaño. No dijo más, había renunciado a su meta por dinero a cambio de la vida de su padre, por su familia completa. Dan, en su amor, permitiría consumar un suceso que fue conocido como la multiplicación de los panes.

Siete días después, mientras Dan y su familia desayunaban, la puerta de la casa se abrió, vieron en el umbral la figura de Joel que contrastaba con los rayos del día, estaba sano, limpio, ahora contagiaba alegría.

Un peregrino en Mesopotamia, miles de años después

Al iniciar el tercer decenio del siglo XXI, el Estado Vaticano es la síntesis de una nueva crisis. Su problema mayor no es la incapacidad de evitar guerras o el creciente número de ateos, hay algo más: Pérdida de reputación institucional debido a comprobados casos de pederastia, corrupción dentro de la banca vaticana, lucha interna entre sacerdotes ultraconservadores y progresistas que compiten por el poder material, así como colusión de muchos obispos con sectores socioeconómicos causantes de desigualdad humana.



En otro lugar, la todavía primera potencia mundial, EE.UU., confirma tener a un habitual presidente casablanquero que no duda en bombardear el territorio de otro país -como primera acción de impacto de su política exterior- para consolidarse internamente y comunicar a sus ciudadanos que no teman, que nada cambiara respecto al mundo. China por su parte, prosigue su imparable política invasiva con gran soberbia y vulneración sobre las economías que encuentra, bajo el amigable eufemismo de “La ruta de la seda”.

Rusia, ya no tiene problemas en expresar que las tesis del colectivismo que proponía hasta la caída del muro de Berlín, no son su motor. Ahora, es un poder más que maneja su expansionismo, estrategia geopolítica y diplomática con mejor estilo -gracias a Vladimir Putin- respecto a su tradicional rival.

La Unión Europea, por su parte, ha perdido fuerza y su gravitación en el mundo ya no es la misma de hace 50 años, peor aún con la despedida de Ángela Merkel de la cancillería alemana y la aplicación del Brexit o salida de Reino Unido de la UE como Estado miembro. Las crisis inter étnicas en sus diversas regiones y áreas próximas a la Euroasia también la afectan junto a los cuestionados manejos que sus gobiernos tuvieron sobre la pandemia.

Los tigres asiáticos que constituyeron el dream team de la economía mundial ya no rugen tanto ante su hermano mayor chino, su hegemonía persiste principalmente a través de las mega empresas que lograron posicionar un espacio mundial con moderna industrialización, tecnología y activa participación en las bolsas de valores.

América Latina, es el hermano en crecimiento que al igual que África provee sus recursos naturales al mundo desde su inserción -hace siglos- a la versión occidental de la historia. AL, tiene un increíble y prometedor futuro si juega sus fichas con estrategia a plazos. Su protagonismo como proveedor de culturas originarias, territorios de ensueño turístico, farmacias naturales, oxígeno equilibrante para el planeta, intelectualidad socioliteraria y experiencia resiliente ante la depredación de sus riquezas, la hace única.

Si, AL establece alianza regional para lograr equitativas reglas de comercio exterior, importa tecnología de punta y la desmenuza para superarla, duplica el presupuesto anual para educación, implanta leyes verticales contra la corrupción, modifica sus Constituciones para priorizar a su industria local, ejecuta reformas de sus sistemas políticos con cultura heterárquica (poder horizontal) y rompe los muros berlineses alrededor de Cuba, lograría mucho. Sus hijos, sentados en la fragancia de sus campos, pueden observar hoy, cómo se destruyen las personas del otro lado de los océanos.

En este escenario, el viaje del Papa Francisco al punto originario del monoteísmo en Iraq (marzo, 2021) contiene un potente mensaje frente a la violencia social, divergencia global y la pandemia. Azerbayán, Bangladesh, Marruecos y Turquía; luego, Egipto (2017 ) donde invocó la paz con el imán Ahamad Al-Tayyeb, líder sunita; y después, Emiratos Árabes Unidos (2019) donde suscribió el documento “Fraternidad Humana por la Paz Mundial y la Convivencia Común” con el Imán, Ahamad al-Tayyeb, fueron un gran preludio.

El peregrino aplicó una gran estrategia simbólica en Mesopotamia: Magnificó en un grupo de cristianos (menos es más) la sobrevivencia de la fe, retó al Estado Islámico al hablar de paz donde hubo violencia (dialéctica humanista), recordó al mundo la unidad fetal del cristianismo, judaísmo e islamismo (neo sincretismo religioso), recorrió las iglesias destruidas por ISIS en Mosul y Qaraqosh (homenaje a la memoria colectiva) y viajó en el momento de peor infección del virus pandémico en Iraq (inmunidad espiritual).

También ganó la iniciativa de constituirse impulsor de la comunión humana en un tiempo de incertidumbre (liderazgo internacional ante la crisis), fortaleció su propio papado ante los sectores adversos en El Vaticano que no conciben que alguien sea bueno fuera de la iglesia católica (sedevacantistas y críticos) y vigorizó una agenda vaticanista para contrarrestar los escándalos provocados por los desvaríos mundanos de los sacerdotes.

En el caso de Dan, su simbolismo representa el poder de la inocencia que supera en eficacia a los doce apóstoles -en un momento difícil- ya que aporta solución a la necesidad de un pueblo donde los propios apóstoles se alimentan, explica que la fuerza del amor logra metas más grandes que la búsqueda de lo material. La historia de la humanidad puede ser leída desde su simbolismo como una alta expresión de inteligencia, de profundidad, como el lenguaje de seres superiores capaces de vivir en paz y con dignidad.

Salud

Los números de este viernes superaron ampliamente lo ocurrido un día antes, cuando la autoridad sanitaria informó 8.195 contagios en las últimas 24 horas. El...

Ante el alza de los contagios por coronavirus que se registran en el país y con el fin de hacer respetar las normas sanitarias de confinamientos, el Gobierno anunció...

Durante el balance de coronavirus en Chile de este sábado, el ministro de Salud, Enrique Paris, confirmó que tras una reunión con el Comité Asesor Covid-19 y por...

El ministerio de Salud entregó este sábado un nuevo balance respecto al estado de avance del coronavirus en nuestro país, confirmando un total de 22.180 fallecidos y 925.089 contagiados hasta las...

El ministerio de Salud entregó este sábado un nuevo balance respecto al estado de avance del coronavirus en nuestro país, confirmando un total de 21.574 fallecidos y 885.379 contagiados hasta...