El Minuto

Noticiero

La Hoja de Coca, Potencial Fuente de Desarrollo

El Minuto | El Bicentenario en Perú trae expectativas de cambio, una ellas es revalorar a la hoja de coca como producto generoso para la vida, salud, economía, cultura y desarrollo. Así lo cree, Roque Bardales López, radicado más de 30 años en el distrito de Uchiza (San Martín). Quiso ser maestro, pero le faltó apoyo, hoy con toda su familia, con 7 hijos, realizó un emprendimiento, rompe mitos y propone el desarrollo desde los valores ancestrales.

Por: Gary Ayala | Director de El Minuto en Perú

“Entre 1999 hasta el año 2006 fui dirigente cocalero y luchamos para que el Estado considere el trabajo lícito. Demostramos que la hoja de coca no solo se utiliza para la pasta básica, su utilidad es medicinal, alimentaria y tradicional. Promovimos la harina de coca pulverizada con muchas propiedades benéficas para la salud. Sustentamos al Estado que cambie sus políticas e invierta incluso en las zonas cocaleras en proyectos productivos para el cacao, plátano, yuca, entre otros. Así generamos el ansiado valor agregado”, dice.

¿Cuáles fueron las principales barreras que tuvo como dirigente frente al Estado?

El Estado no implementó proyectos productivos aquellos años, se dedicó más a reemplazar la coca con lozas deportivas, postas médicas y escuelas, lo cual fue bueno, pero no solucionó el problema económico del agricultor. De hecho nosotros pedimos esos servicios, pero luego quedaron como elefantes blancos -y reitero- no se fortaleció la parte económica para la agricultura.

¿Cuál es su expectativa con el nuevo gobierno?

El asunto es que no se vea a la hoja de coca como materia prima solo de PBC, se debe reconocer sus propiedades originales, por ejemplo en su contenido de calcio para fortalecer a los huesos, en los programas sociales como reemplazo de la leche, en la lucha contra la desnutrición, en el uso tradicional como compañera del trabajo de campo. Su utilización contra la osteoporosis es muy reconocida, también se puede utilizar en mazamorras, tallarines, en la panificación, en las galletas.

¿Con la experiencia de hacer empresa familiar, qué le pide al presidente Pedro Castillo?

Al señor Pedro Castillo, solo pedirle que actúe como buen peruano, que brinde al agricultor condiciones justas para su desarrollo, que donde no se puedan ejecutar proyectos productivos como el cacao se pueda desarrollar la coca, pero con fines lícitos, sin empujar al narcotráfico, ni con maltratos. Tuvimos la experiencia del Proyecto Especial de Control y Reducción de Cultivos Ilegales en el Alto Huallaga, CORAH, y debemos mejorar ello, evitar resentimientos sociales, pobreza, mala educación y deserción escolar.

¿Qué opina de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas, Devida?

Es unilateral y debe mejorar. Las zonas cocaleras requieren un trato según su geografía, en la parte plana con el cacao no hay problema, en las altas con la coca se requiere control sin abuso. Necesitamos estudio de suelos, capacitación, créditos y asistencia técnica.

¿Hasta dónde llegan sus productos como emprendedor?

Hasta Lima. Gracias a algunos amigos llegamos a promover harina de plátano, chocolate de cacao, harina de yuca, palillo o cúrcuma pulverizada y otros productos.

¿Ha pensado trascender al ámbito internacional?

Lógicamente, existe una capacidad de abastecimiento, se podría así combatir la pobreza, se crearían más fuentes de trabajo y al mismo tiempo se contribuiría con la salud en más lugares ya que estos productos son cien por ciento orgánicos. En el país hay profesionales que pueden ayudar a organizar todo esto.

Revalorar a la hoja de coca parece propicio en el Bicentenario de la independencia…

La voluntad política es muy importante y debe haber normas para alentar esto. Que la coca sea parte de la agricultura, del consumo y de la alimentación de las personas.

Todo lo que se ha aprendido en los 200 años que transcurrieron nos deben servir para lo que se pueda realizar en adelante, debemos trabajar con fe. Con toda la información que ya existe, con lo que se sabe sobre el avance que tuvieron los incas, con lo que se conoce de Machupicchu, las personas en el mundo pueden valorar la importancia de la hoja de coca. Roque Bardales, formó su emprendimiento Agroindustria Mi Selva y cree que los pueblos tienen recursos naturales, capacidad ancestral y proyección a futuro para contribuir al desarrollo de sus países mediante una debida legislación y labor conjunta entre el Estado y la iniciativa privada aun cuando fuese de ámbito familiar. Un testimonio entre las espesuras de la selva del Huallaga.

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish