Dom. Jul 12th, 2020

elminuto

El Primer Diario Social de Chile

La poderosa Guardia Iraní: mucho más que un cuerpo de élite

El asesinato del general Solemaini, comandante de la Fuerza Quds de la Guardia de la Revolución Islámica, llevó a que muchos medios hablaran de esta peculiar fuerza militar. No exento de inexactitudes y confusiones.

Compartir

El asesinato del general Solemaini, comandante de la Fuerza Quds de la Guardia de la Revolución Islámica, llevó a que muchos medios hablaran de esta peculiar fuerza militar. No exento de inexactitudes y confusiones.


Por: Jorge Alejandro Suárez Saponaro | Director Diario El Minuto para Argentina.


Declarado organización terrorista por los gobiernos de Estados Unidos, Israel, Arabia Saudita y Baherein, es una poderosa organización que trasciende lo militar.

Los Guardianes de la Revolución, nacieron en 1979, por un decreto del líder supremo de Irán, ayatollah Ruhollah Jomeini, como una fuerza leal al nuevo régimen, a fin de contrarrestar un posible golpe de las Fuerzas Armadas, heredadas en tiempos del sha. La nueva fuerza fue el resultado de la unión de diversas milicias partidarias de Jomeini, que operaban desde los primeros días de la revolución.

La Organización Mojahedin de la Revolución Islámica, ocuparon rápidamente un papel preponderante en el comando de los pasdaran, no dudando en actuar contra posibles competidores que eran las organizaciones de izquierda.

La norma citada, estableció la creación del Ejército de Guardianes de la Revolución Islámica Sepah-e Pasdaran-e Enghelab-e Islami, conocidos en Irán, por el vocablo persa de Pasdarán (guardianes). La idea originaria era crear el germen de una suerte de “ejército democrático”, donde se incorporarían los grupos de izquierda, pero la realidad fue otra, finalmente se convirtió en una herramienta de contrapeso frente a las Fuerzas Armadas, heredadas del tiempo del Sha, pero como hemos dicho, rápidamente sectores islamistas se hicieron con la flamante fuerza.

El rol de los pasdaran, en una primara instancia era cumplir con funciones para imponer la nueva moralidad islámica, combatir a otros grupos y apoyar la represión interna que causó miles de víctimas en manos del nuevo régimen. Minorías étnicas se rebelaron y exigieron autonomía, los grupos de izquierda pasaron a la acción abiertamente, creándose organizaciones guerrilleras como Muyahedin e Halk. Los kurdos se alzaron también reclamando derechos.

Quién es Alí Jameneí, el ayatolá que quiere vengarse de Trump ...

El líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, ocupa la jefatura de la Guardia Revolucionaria del país.


Sería el flamante Cuerpo de Guardianes responsables de combatirlos. En el medio de purgas, persecuciones, las Fuerzas Armadas conocidas también como Artesh, se declararon neutrales, ello no impidió que fueran objetos de purgas y ejecuciones. 12.000 cuadros fueron detenidos o expulsados. 85 altos mandos con rango de general fueron fusilados.

Los fanáticos de los Comités de la Revolución, como los Pasdaran tuvieron que ver en la purga a las Fuerzas armadas.

En 1980, Irak invadió Irán, en el marco de un viejo conflicto fronterizo, pero también detrás del aquel ataque, estaban las monarquías conservadoras del Golfo, que buscaban la destrucción de la Revolución Irani, a la que consideraban una amenaza directa a la estabilidad. La respuesta en una primera instancia vino en manos de las fuerzas armadas regulares o Artesh.

La emergencia llevó a que muchos cuadros retirados a la fuerza, o encarcelados fueran movilizados nuevamente, logrando estabilizar el frente con la victoria de Khorramashar.

Los líderes iraníes de la nueva república, decidieron emplear a los pasdaran en la guerra. Estas milicias mal armadas y pobremente equipadas, pero extremadamente fanatizadas, operaron en el frente con numerosas bajas. En ese mismo año el parlamento iraní dio luz verde a la formación de la Milicia de Movilización de los Oprimidos, conocidos como Basij, organización paramilitar, que luego se integraría al Cuerpo de Pasdaran.

Esta fuerza de voluntarios llegó a brindar entrenamiento a más de un millón de iraníes. Miles fueron movilizados en el frente, incluso menores de hasta 12 años de edad, con una elevada tasa de mortandad. En palabras más simples, lisa y llanamente iban al matadero, con apenas instrucción militar.

Los campos de batalla de la Guerra con Irak, la lucha contra las guerrillas kurdas e izquierdistas, la participación en la guerra civil libanesa en 1982, forjaron a los cuadros y tropas pasdaran. En Líbano, los pasdaran tendrán mucho que ver en la formación de las milicias del Hezbollah.

Esta experiencia, que tuvo un alto costo, forjó al Cuerpo de Guardianes, como una fuerza especializada en guerra asimétrica. El esfuerzo de guerra, a diferencia de lo que esperaban los regímenes que financiaban la aventura de Saddam Hussein en Irán, consolidó a la Revolución

Islámica. Los métodos criminales como el uso de armas químicas y el ataque a objetivos civiles, aglutinó a la opinión pública en torno al nuevo régimen revolucionario. La propaganda del régimen, exaltaría el papel de los Psadaran en la guerra con Irak, lo que potenciaría su legitimidad dentro del régimen, en detrimento del esfuerzo de las fuerzas regulares.

A partir de 1982, las circunstancias llevaron que los pasdaran se vieran obligados a operar en conjunto con las fuerzas regulares, dado la elevada tasa de bajas y el contar con mandos inexpertos para llevar operaciones militares convencionales.

En 1985, fue creada la rama aérea de los pasdaran, y posteriormente la rama naval. Esta última fue parte de la llamada “Guerra de los Tanqueros” que consistió en operaciones contra el tráfico mercantes, especialmente buques petroleros, que llevó a la intervención directa de Estados Unidos (1987).

La respuesta naval de Estados Unidos, dejó mal parada a la marina iraní, que terminó con la perdida de una corbeta, la pérdida de un patrullero lanzamisiles y averías severas a otra corbeta. Los líderes iraníes, resolvieron desarrollar un nuevo concepto de guerra asimétrica en el mar, en el plano convencional, estaban en desventaja frente a la poderosa US Navy.

La rama naval de los pasdarán, operaron cientos de lanchas, patrulleros rápidos, y misiles con base en tierra, que generaron muchos contratiempos al tráfico mercante en el Golfo Pérsico. En esos años, el comando de los pasdaran recayó en Mohsen Rezaee, que contaba con solo 27 años al asumir el mando.

La guerra con Irak llegó a su fin en 1988, lo que significó al cuerpo de guardianes convertirse en una fuerza militar profesional. La experiencia militar forjó a sus cuadros, desarrolló su propia doctrina militar, que unido al respaldo del régimen, le permitió tener una fuerte presencia política, económica y militar. La idea de exportar la revolución islámica, llevó a la creación de la llamada Fuerza Quds (Jerusalén en árabe), que ha llevado a cabo diversas operaciones fuera de las fronteras iraníes, especialmente en apoyo al grupo terrorista Hezbollah.

¿Qué es el Cuerpo de los Guardianes?

Es una de las ramas de las Fuerzas Armadas de Irán. Este país tiene la peculiaridad de tener dos estructuras militares. Por un lado las fuerzas regulares, las viejas fuerzas armadas heredadas en tiempos del sha, especializadas en operaciones convencionales y defensa del territorio nacional en el sentido clásico y por otro lado, el Ejército de los Guardianes, sostén del régimen y que cumple diversos cometidos, que va desde cuestiones ligadas a la seguridad interior (contrainsurgencia, contraterrorismo, seguridad de fronteras), defensa del orden constitucional y valores de la revolución islámica, protección y seguridad a los líderes del régimen, y defensa nacional. Pero tiene una fuerte presencia económica a través de empresas, fundaciones y otras organizaciones, que vinculan con actividades que van desde la industria de defensa, investigación y desarrollo, obra pública, servicios, actividades comerciales, etc.

El Cuerpo de Guardianes cuenta con su propio alto mando, del cual dependen los comandos de las fuerzas terrestres, navales, aeroespacial, operaciones especiales (fuerza Quds), la milicia Basij y una dirección de inteligencia. Se estima que el Cuerpo cuenta con 125.000 efectivos, además de unos 450.000 de la milicia Basij. La rama terrestre, cuenta con su comando específico, está desplegada en las 32 provincias. Estamos ante una fuerza territorial, con unidades blindadas, mecanizadas, artillería de campaña, ingenieros, y tropas paracaidistas.

Qué es y cómo opera la temida Fuerza Quds, el grupo de élite iraní ...

El Cuerpo de Guardianes cuenta con su propio alto mando, del cual dependen los comandos de las fuerzas terrestres, navales, aeroespacial, operaciones especiales (fuerza Quds).


En cada comando provincial hay una unidad de operaciones especiales, tipo comando, conocidos como Saberin. Existen además unidades independientes, formado por una brigada de comandos, una brigada de fuerzas especiales, y una brigada de comandos aerotransportados. Las unidades Saberin han sido desplegadas en Siria y han cobrado especial importancia en el marco de la emergencia terrorista frente al ISIS.

La rama naval, cuenta con 20.000 efectivos, creada en 1983, está especializada en guerra asimétrica en el mar. Cuenta con una importante flotilla de embarcaciones, infantes de marina y comandos. Su área de responsabilidad es el Golfo Pérsico. En 1986 durante la llamada “guerra de tanqueros” en el marco de la guerra Iran Irak, la flotilla del Cuerpo de Guardianes hizo aparición, adquiriendo patrulleros rápidos de origen chino, norcoreano e iraní (70 unidades) con capacidad de lanzar misiles antibuque, 40 patrulleros costeros y un centenar de lanchas de porte menor armadas con cañones, misiles tipo RPG y ametralladoras, cinco buques de desembarco tipo LST y media docena de buques de transporte. La reorganización naval de 2007, la Marina iraní quedó

responsable del Estrecho de Ormuz, las aguas al este de dicho estrecho (mar abierto) y el Mar Caspio. Las fuerzas navales del Cuerpo de Guardianes quedaron responsables del Golfo Pérsico y el Estrecho de Ormuz, en cooperación con la Marina. La fuerza naval de los Pasdaran está distribuida en cinco distritos. Este componente esta especializado en guerra asimétrica en el mar, centrándose en acciones de negación del mar.

Esto se materializa a través de lanchas rápidas de pequeño porte, dotadas de poder de fuego importantes; patrulleros lanzamisiles de origen chino, como de producción iraní, la capacidad de sembrar millares de minas, misiles antiaéreos y antibuque con base en la costa sobre plataformas móviles, apoyados por una red de radares y sistemas de vigilancia con base costera. Los factores clave en la doctrina naval de los pasdaran, es la sorpresa, velocidad, poder de fuego y flexibilidad del empleo de los medios, ello incluye descentralización operativa, con un elevado nivel de autonomía táctica de los distritos navales.

Además la rama naval de los Guardianes, incluyen unos 5.000 infantes de marina y comandos, que pueden ser desplegados para ejecutar pequeñas acciones anfibias, incursiones y golpear infraestructuras costeras del enemigo. En tiempos de paz, la labor de los “pasdarán del mar” constituye la lucha contra el contrabando, monitoreo del tráfico mercante y otras acciones de seguridad marítima.

El comando aeroespacial tiene misiones de apoyo táctico, transporte y la conducción de unidades de misiles tácticos de teatro. Esta compuesto por unos 15.000 efectivos, observadores especializados, siempre han resaltado las escasa cooperación con la Fuerza Aérea, agregándose la existencia de fuertes rivalidades. La flotilla de aeronaves cuenta con aviones tácticos de origen soviético/ruso Su 22 y Su 25, entrenadores y aviones de ataque liviano T 27 Tucano y PC 7 Pilatus, aviones de transporte Il 76, Dessault Falcon e Y 12, además de una importante flotilla de helicópteros Mi 17.

Los desarrollos en materia de vehículos aéreos no tripulados, son importantes, que le permiten realizar operaciones de ataque, vigilancia, reconocimiento, inteligencia. Los desarrollos han sorprendido a observadores occidentales y expertos. El Comando de Misiles, que depende de la fuerza aeroespacial, cuenta con cientos de misiles cuyo alcance van desde los 300 km hasta los 2.000 km. Este componente proyecta poder iraní a la región.

El nivel de desarrollo es elevado y es considerado uno de los principales desafíos a la seguridad de la región. En 2018 informes de inteligencia de Estados Unidos, señalaron ataques con alta precisión a objetivos del ISIS en Irak y Siria por parte del comando de misiles del Cuerpo de Guardianes. El desarrollo en materia de tecnología de misiles de largo alcance, le ha permitido a Irán desarrollar exitosamente su programa de vehículo de lanzamiento de satélites.

La Fuerza Quds, es una organización especializada en operaciones especiales, asesoramiento y entrenamiento de organizaciones aliadas como Hezbollah o los grupos pro iraníes en Yemen e Irak. Asimismo puede ejecutar diversas operaciones encubiertas. Se estima que cuenta con unos 5.000 con una elevada preparación profesional, lo que los ha convertido en una elite de primer nivel. Su experiencia operativa abarca la guerra civil Siria, la lucha contra Estado Islámico en Irak y Siria, la guerra entre Israel y Hezbollah en 2006.

Dado que este componente del Cuerpo de Guardianes ejecuta operaciones de valor estratégico, depende de manera no formal del propio Líder Supremo, Ali Jamenei. Las operaciones de este componente son consecuencia de decisiones al más alto nivel de la conducción política iraní. Dado sus características, su presupuesto, gastos, son materia reservada y no existe información oficial al respecto. La Agencia de Inteligencia de Defensa de Estados Unidos señala que la Fuerza Quds tiene un sistema de financiamiento propio, incluso separado del resto del Cuerpo de Guardianes.

El Cuerpo de Guardianes tiene un célebre sistema de inteligencia, que tiene competencias en materia de inteligencia militar, pero en más de una ocasión ha entrado en colisión con el Ministerio de Inteligencia y Seguridad. Además existe una Organización de Contrainteligencia, que responden directamente al Lider Suprem, aunque no de manera formal.

La Organización de Movilización de los Oprimidos, conocidos como Basij, está bajo control del comando del Cuerpo de Guardianes. Se estima que tiene 450.000 efectivos y que puede llegar hasta un millón. Cumple funciones de propaganda política del Cuerpo, seguridad interna, especialmente para hacer frente a protestas o movilizaciones que sean consideradas una amenaza al régimen, vlear por las leyes religiosas, y proveer instrucción militar a sus integrantes, en operaciones de guerra de guerrillas.

El Cuerpo de Guardianes a través de las Fundaciones mantiene una importante influencia económica, por ejemplo la Bonyad Mostazafan (Bonyad, es fundación), cuenta con participación en mas de trescientas empresas, que operan en sectores de turismo, transporte, industrias, etc. A través de este entramado de empresas, una de sus subsidiarias participó en la construcción en 2004 de un contrato de 30 millones de US$ en Emiratos Árabes Unidos.

La empresa Khatam al-Anbia, tiene un plantel de 25.000 ingenieros y técnicos, y lleva a cabo obras de infraestructura de gran importancia en el país, como ferrocarriles, obras para la industria petrolera, etc. También las fundaciones tienen conexiones con el mundo financiero, al contar con bancos.

El Cuerpo desarrolla actividades en apoyo a la comunidad, especialmente rurales, donde a través de la milicia Basij, ejecuta obras de interés de poblaciones empobrecidas de zonas rurales y fronterizas. Esto también le permite al cuerpo tener base social y peso político propio. Una estrategia del régimen para contrarrestar la creciente oposición de sectores medios urbanos, ante la falta de reformas y años de crisis económicas.

En su momento el presidente del parlamento, Mehdi Kerrubi, citó los negocios del Cuerpo, que implican dinero negro, que se obtiene a través de este entramado de empresas y fundaciones ha obtenido importantes recursos.

Se habla de miles de millones de dólares. El embargo internacional fomenta de alguna manera el armado de estos canales para buscar dinero y romper el bloqueo impuesto. Estos negocios no muy transparentes, generan recursos que han facilitado compra de armas, tecnología, bienes y financiar el programa nuclear. También genera corrupción que llega a diversos niveles de la política en Irán.

El Cuerpo de Guardianes y las Fuerzas Regulares.

Las relaciones con las fuerzas regulares o Artesh, son complicadas. Expertos consideran que las relaciones son tensas, dado que el régimen en una política de divide y reinarás, favorece al Cuerpo de Guardianes, que tiene mejores salarios, acceso a equipo moderno y a los mejores candidatos para ser parte de su cuadro o como tropas. Políticamente los Pasdaran tienen peso propio (la mayor parte de los asesores militares del Líder Supremo vienen del Cuerpo), además cuenta con una red de fundaciones y organizaciones que le permiten obtener miles de millones de dólares, ya sea como contratista para el Estado iraní, sino en negocios fuera.

La propaganda oficial del Cuerpo de Guardianes, muestra a dicha institución como responsable de la victoria sobre Irak en 1988 (en verdad ninguno de los dos bandos consiguió cumplir con sus objetivos de guerra) y poco o nada dice del esfuerzo de las fuerzas regulares. Esto trae aparejado consecuencias para la imagen de las fuerzas regulares, especialmente el ejército. El gobierno iraní ha buscado una mayor integración entre ambas ramas de las Fuerzas Armadas, creando la Jefatura del Estado mayor general de las Fuerzas Armadas, el Ministerio de Defensa y Logística de las Fuerzas Armadas, además de un ordenamiento del sistema militar del país.

El mantenimiento de esta estructura se vincula con la necesidad del régimen de contar con contrapesos, impedir el surgimiento de actores que puedan convertirse en un problema al orden creado tras la revolución de 1979. Desde otro punto de vista, es una dispersión de recursos, genera dudas sobre la capacidad que tienen ambas ramas militares, de operar en un entorno conjunto. No hay un uso racional de recursos y medios.

En el ámbito aeronáutico militar, tenemos una fuerza aérea, con responsabilidades de defensa aérea, vigilancia y control del espacio aéreo, y apoyo táctico. El ejército cuenta con un componente aéreo para operaciones de apoyo, el Cuerpo de Guardianes cuenta también con un comando con medios aéreos que cumplen funciones de transporte, apoyo táctico.

El cuerpo de Guardianes. Algo más que una organización militar

El Cuerpo de Guardianes es algo más que una fuerza armada, es una organización de carácter político, con un alto nivel de autonomía, que lleva a pensar que estamos en un estado dentro del Estado. Es una herramienta de control del régimen, a través de diversas acciones que van desde obras de apoyo a la comunidad, propaganda política, represión a la disidencia política, pasando por aspectos económicos que ayudan al régimen a eludir en cierto punto los embargos y sanciones internacionales.

El Cuerpo es además una herramienta de política exterior y seguridad. La Fuerza Quds, ha sido empleada a fondo para apoyar actores pro iraníes, que abarca desde el aspecto militar, hasta financiero.

En el plano militar, el Cuerpo de Guardianes ha forjado una aceitada doctrina de guerra asimétrica, que lleva a cabo a través de elementos propios como de terceros, agentes desestabilizadores. La experiencia en lucha contrainsurgencia, como también de tácticas de guerra no convencional, permitió al Cuerpo hacer frente con eficacia a la panoplia de organizaciones yihadistas, entre ellos el siniestro y sofisticado ISIS. La experiencia le ha permitido desarrollar un sólido sistema de inteligencia y contrainteligencia, su presencia en el territorio nacional, le permite tener una fuerte influencia en la sociedad e instituciones iraníes.

El talón de Aquiles, las relaciones con las Fuerzas regulares, donde a todas luces hay una multiplicación innecesaria de medios y estructuras. El régimen ha intentado subsanar estas falencias, subordinando al ministerio de defensa al Cuerpo, creando un alto mando conjunto e incluso un cuartel general de defensa aérea, para coordinar las operaciones de la Fuerza Aérea con la fuerza aeroespacial del Cuerpo. Esto genera dudas a la hora que haya que enfrentar un conflicto armado a gran escala.

El Cuerpo de Guardianes en cuatro décadas se ha convertido en un actor de peso en Irán, nacido de simples milicias pro Jomeini, se han convertido en una poderosa organización con ramificaciones fuera de las fronteras, que le permite ganar influencia por medio de canales no convencionales. Sin ninguna duda estamos ante una organización que es un serio desafío para los sistemas de seguridad e inteligencia de los enemigos de Irán.

Instagram did not return a 200.
Copyright Diario el Minuto© Desarrollado por Oed Marcelo All rights reserved.