El Minuto

Noticiero

La Primavera de las Redes Sociales

El Minuto | La llegada de una nueva primavera resulta nuevamente convocante y atractiva en las redes sociales, Tiwitter, Facebook, Instagram, entre las mas destacadas ponen en relieve el amor y el perfume de las flores.

Por: Daniel Defant | Corresponsal El Minuto para Argentina 

Trae ideas de otros aires, o aires frescos de un otoño que se ha despedido entre vacunas, lluvias y elecciones.

Para Argentina este ultimo tiempo ha fluido con tanta velocidad de aconteceres en donde los rayos del sol representan años luz en nuestra historia.

Que nos ha sucedido a los argentinos?

Que quisimos decirles en las urnas a quienes nos representan desde el gobierno?

En el ambito politico existen dos efectos que influyen en la ciudadania, mas concretamente en aquello que llamamos democracia.

Participacion ciudadana y analisis valorativo envueltos por la tecnologia es lo unico que conlleva a la calidad democratica sin analizar las consecuencias politicas en el largo plazo; sino mas bien entender como la tecnologia nos esta transportando a un cambio de relacion entre Estado y Gobierno.

El rol de las redes sociales empieza a ser cada vez mas politico, la vigilancia a los ciudadanos se da en todos lados, sin importar el tipo de Estado del que hablamos, tanto en la China comunista como en la democracia de los Estados Unidos.

La informacion moldea desde hace miles de años las estructuras politicas generando cambios estructurales con mucho mas poder del que creemos o imaginamos.

Pensemos en la propia dinamica de discusion que se va dando en responder a alguien con quien no se coincide en determinada vision, o hacerle una captura de pantalla para responder, en lugar de comentar.

Todo puede parecer sutil, o de menor importancia, sin embargo nos dice mucho sobre como interactuamos o, mas bien, como no interactuamos.

No nos interesa tanto la respuesta del otro, o el debate que pueda surgir, sino mas bien enunciar declarativamente nuestra propia posicion.

Las malas palabras son solo un adorno, y quedarse con eso seria una mirada altamente esteticista.

El verdadero problema es que lo que se iba a ser agora del siglo XXI se transformo en un repositorio virtual de monologos para sordos.

Gracias a los famosos algoritmos de los que mucho se habla, las redes sociales funcionan como camaras de eco: reproducen opiniones que usualmente son coincidentes con las propias y nos dan la senacion de que nuestro pensamiento es mayoritario, lo cual rompe con los condicionantes sociales que existen frente a opiniones politicamente incorrectas.

Ocurre esto en toda campaña politica de Argentina y del mundo.

A esto hay que sumar que los politicos deben resumir sus ideas en no mas de 280 caracteres, lo que les resulta ser un combo complicado a la hora de pensar en el impacto que las redes tienen en politica.

Para desgracia a la mayor parte de los politicos les gusta explayarse demasiado a la hora de manifestarse en sus discursos lo que profundiza aun mas la crisis de representacion para lo que la tecnologia prepara.

Una vez mas se quedan exhaustos ante los desafios que exigen los parlamentos del futuro para mejorar la experiencia de representacion fallida que vienen atravesando las sociedades occidentales.

Para hacerlo, se debe saber que se trata de acercar representantes con representados.

Transparentando todo el proceso legislativo para innovar en la toma de desiciones.

La tecnologia y sus distintas herramientas vuelven a ser aliadas al mismo tiempo, el Blockchain podria utilizarse tanto para realizar expedientes electronicos de manera mas segura y confiable como para encarar procesos de contrataciones publicas sin corrupcion.

Por ultimo, la utilizacion de Big Data para analisis de decisiones o las consultas ciudadanas online tambien podrian servir para acercar a los ciudadanos interesados en el proceso de toma de decisiones, lo cual no es violar el articulo 22 de la constitucion, sino mas bien poder salvarlo.

Es asi que aquella virtualidad que permite acercar a los representantes a sus representados termina desnudando miserias.

Miseria robotizada en que los humanos buscan solucionar sus crisis de representacion mas profundas atravesando todas las democracias.

Los datos dominan el mundo.

Todos queremos saber como nos veremos en ese futuro con una idea minima de imagen a los sumo dentro de 10 años.

Hasta aparecio aquella aplicación llamada FaceApp que adivinaba el supuesto rostro envejecido, ignorando que se estaba entregando a la empresa rusa Wireless Lab su nombre y sus datos biometricos de su rostro, que podrian utilizarse por ejemplo para herramientas de reconocimiento facial.

Volvemos a coincidir que los datos son valiosos, muy valiosos.

Hablar solo de Big Data es como hablar de cemento y ladrillos para referirse al proceso de construir una casa.

La Big Data en si misma no es nada.

Es un concepto que suena bien, como las Subcronomics que otorgan credito para recibir en casa el producto al que se suscriba por el tiempo que se desee con los intervalos considerados necesarios como lo puede ser el uso de una bufanda.

La realidad siempre es otra, estamos hablando de obtencion, gestion, y analisis de datos rapidos que nos permiten solucionar problemas cotidianos identificando tambien oportunidades de presentacion donde a alguien se le ocurre mostrar una tabla kilometrica para ilustrar una idea o un concepto que desarrolla memes.

Claramente se puede apreciar que el unico que entiende la tabla es el expositor, que ya la vio varias veces y sabe donde mirar, o en algunos casos ni siquiera eso.

Quienes estan mas alla quizas desde una tercera fila de asientos interpretan que se trata de tan solo un conjunto desordenado de cosas o numeros sin ningun tipo de sentido.

Datos que abruman, pero nos informan; hay un conjunto de variables en juego sobre temas diversos que permiten sistematizar y administrar esos datos que verdaderamente son los mas valiosos para el siglo que vivimos.

Cuando hablamos de commodities para referirnos a los bienes primarios y materias primas que, por su propia naturaleza, nos podrian servir para derivar de ella una multiplicidad de productos; se estaria tratando de lo mismo.

En publicacion anterior he estado hablando sobre aquel pensamiento que tenemos formado sobre quien nos ha robado el futuro.

En esta publicacion sobre la primavera en las redes sociales se revierte ese pensamiento formado para concluir en otro:

Quien se ha robado nuestros datos?

Hay beneficios en esta industria tecnologica que resultan incontestables, y aun puede decirse con toda la certeza que no son nada comparables con lo que vamos a recibir en un futuro cercano o no muy lejano.

Los argentinos a pesar de nuestras crisis: economicas, politicas y sociales tenemos un potencial olfato para todo; nos hablaron de tapabocas y sentimos rechazo o no querer usarlos, a expensas dudosas parece que lo llevamos tan incertado que hoy no queremos mas soltarlos.

Es un pequeño ejemplo quizas irrelevante o quizas de mucha importancia; esto por serlo asi para todas las cosas; todo lo dudamos y no lo dudamos; lo creemos y no lo creemos; es quizas el anticuerpo; el camino o el invento de los mil pasos, como se puede llegar a sostener que ante la planitud de la tierra el planeta tierra es cuadrado.

San Martin pudo cruzar Los Andes.

Bill Gates vio cumplir su sueño.

Disney pudo crear su parque de diversiones.

Porque los argentinos no podemos lograr la Argentina que queremos?

O sera que en medio de esta primavera recien comenzada la buscamos en las redes sociales?

Hay algo mas que una eleccion ganada, hemos comenzado a comprender el pais de nuestros sueños.

Esto es lo que reflejaron las urnas en LAS PASO PASADAS.

QUE NADA EN EL MUNDO NOS QUITE LA IDEA, YA NO HAY DINERO QUE PUEDA COMPRARLA

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish