Mié. Mar 3rd, 2021

elminuto

Diario el Minuto

La Saga, Los Cátaros Ante el Imperio del Miedo

Compartir

Un Dios severo, calamidades como castigo divino, excomunión, culpa al nacer, un “Fin del mundo” con muerte atroz y juicio de hoguera eterna, ya no calan.

El poder global aplica nuevos paradigmas: Un arma microscópica, encapsulada en redes sociales y mega medios con monotema de muerte para detonar miedo; y mayores pugnas en cada país para garantizar caos. No obstante, una voz anuncia el tiempo nuevo… con un laurel reverdecido.

 Escribe: Gary Ayala Ochoa | Director de El Minuto en Perú


José y María, eran inmigrantes que buscaban establecerse como familia en un contexto de dominación imperial extranjera. Concluida la misión de Jesús -quien nació en el año 749 del calendario romano- se inició una persecución contra sus seguidores durante más de 300 años en el denominado “Cristianismo de las Catacumbas”. Las penas romanas de tortura, muerte por leones, crucifixión y hogueras fueron impuestas por el delito de “Ateísmo”: No aceptar a los dioses ni a la divinidad del emperador.


Gary Ayala Ochoa | Director de El Minuto en Perú.


Los mártires fueron los primeros santos, luego los fieles penitentes y los estudiosos de la doctrina, los obispos y congregaciones designaban quiénes merecían un altar post vida. La comunidad pasó de ser el 0,7% poblacional al 11% en el lapso de un siglo. En tal fase, el emperador Constantino había asesinado a su hijo Crispo, a su esposa Fausta y a su cuñado Licinio. Tenía remordimientos, le dijeron que Dios lo perdonaría al bautizarse cristiano. En el 313 (versión d.C.) junto a Licinio, emperador de Oriente, acordó la libertad de culto.

Aquel edicto (Milán) marcó la historia. Se devolvieron propiedades a los cristianos y accedieron al poder civil, se eliminaron impuestos a sus obispos y surgieron donaciones para la construcción de grandes templos. El Concilio de Nicea en el 325, presidida por Constantino adornado con oro tuvo a 300 obispos financiados por el Estado en sus viajes, alojamiento y banquetes. Con el clero fortalecido todo cambió, se inició una persecución mortal por el delito de “Herejía”: No aceptar la doctrina y autoridad de la Iglesia Católica.

Hubo personas de todas las clases sociales que enaltecieron el mensaje del Sermón de la Montaña, pero, la casta clerical predominada por personas amantes del poder político, económico y de los placeres carnales degeneró al contenido cristiano.

El Escenario Eclesial

El poder monárquico, la conducción de los ejércitos y el poder papal eran la preocupación de la nobleza y del clero. En el año 891, fue elegido el Papa Formoso el cual tuvo enfrentamientos con la poderosa familia Spoleto a la cual no apoyó en su pretensión hacia el trono de Italia. A su muerte, en 896 -y con el fortalecimiento de esta familia- el hijo Lamberto de Spoleto y su madre Ageltruda, promovieron como Papa a Bonifacio VI, pero este pontífice solo gobernó 15 días, pues, falleció y se dijo que fue de gota.

La familia patrocinó entonces a Esteban VI como Papa y por venganza lo obligó a “enjuiciar” al muerto Formoso (el Sínodo del Terror). Exhumaron el cuerpo, lo vistieron de Papa, lo sentaron y acusaron de abandono de su diócesis, fue declarado culpable.

Invalidaron su papado y todos sus decretos, arrastraron sus restos por las calles, lo quemaron y lo lanzaron al río Tíber. El pueblo se espantó e indignó, capturó al Papa Esteban VI, lo encarcelaron, violaron y finalmente lo estrangularon, era agosto del 897.

Continuó favorecido como Papa, Romano de Gallese, anuló todo lo suscrito por su antecesor y murió envenenado cuatro meses después. El Papa Teodoro II, asumió y concluyó la eliminación ya iniciada con lo cual retornaron sacerdotes destituidos; más aún, reivindicó al Papa Formoso, rescató sus restos y los llevó a la Basílica de San Pedro; luego de 20 días, también fue muerto envenenado. Los Spoleto colocaron entonces al Papa Juan IX quien coronó a Lamberto de Spoleto como monarca. Murió en el año 900.

Aroma de Mujer

Teodora, esposa del cónsul romano Teofilacto, administrador papal, tenía mucha influencia y gran seducción, convirtió a su amante en Papa desde el año 904 al 911: Sergio III, quien, a su vez, tuvo un hijo con Marozzia -hija de Teodora- (el Papa sacó la vuelta a su amante con su hija) el cual también sería Papa. Al morir Sergio III, Anastasio III fue colocado como Papa por el dúo Teodora-Marozzia (entre 911 y 913) y manipulado como un títere, al no necesitarlo más, fue asesinado. El mismo influjo femenino instaló luego al Papa Landon hasta el 914 y aunque tuvo mejor personalidad solo duró seis meses, murió.

Sucedería -con el mismo madrinaje sensual- el Papa Juan X. Tuvo una mejor estabilidad al punto de querer promover por su cuenta a un futuro Papa, por ello, Marozzia indujo deponerlo y encarcelarlo hasta que murió asfixiado con una almohada en el 928. Seguidamente, fue apoyado el Papa León VI quien decepcionó a Marozzia por lo que concertó su muerte en el mismo año. La dama continuó con su encantador poder y Esteban VII fue Papa hasta el 931, año en que fue asesinado por no ser más necesario.

Así, llegó el momento esperado, Marozzia, convirtió a su hijo ilegítimo en el Papa Juan XI a los 20 años de edad, periodo en el cual ella demostró mejor quién mandaba en la Iglesia Católica; pero, cometió un error: Ganó la ira de su hijo, el conde Alberico (fruto de su primer matrimonio) al casarse con el rey de Italia (tercer matrimonio) a quien el conde desterró de Roma para luego encarcelar en un castillo -cerca de El Vaticano- a su propia madre Marozzia junto a su hermanastro, Juan XI, donde éste moriría en el 935.

Alberico, heredero del poder de su madre, hizo Papa a Marino II, entre 942 y 946, y luego a Agapito II, entre 946 a 955. A este último Papa, el conde indicó -antes de morir- que suceda el trono papal a su hijo de 17 años de edad, nieto de Marozzia, el mismo que tomó el nombre de Papa Juan XII (el Papa fornicario) hasta el año 964, año en que murió de un martillazo en la cabeza dado por el esposo de la mujer con quien halló en la cama. Todo lo ocurrido evidenció lo que se conoce en la Historia de la Iglesia como: “La pornocracia”.

¿Cómo prevalecía un poder teocrático-monárquico con esta moral? Un Dios severo y presente a través del Papa y del monarca, un demonio omnipresente, enfermedades y fenómenos naturales como castigos de Dios, el pecado original que hacía malo a todo humano al nacer, crueles penas aplicadas con justicia y santidad por infalibles religiosos y nobles, la mujer como tentación diabólica que debía vivir en sumisión, ser hijos de padres repudiados (Adán y Eva) y un espantoso “Fin del mundo” con muerte violenta y juicio que podía sentenciar a hoguera eterna. ¿Infundían libertad o miedo?

Concluido el primer milenio e iniciado el siguiente, la vida papal no varió mucho, prosiguió el protagonismo aristocrático con Papas depuestos y encarcelados por asuntos políticos, excomulgados, antipapas (no reconocidos) y Papas emparentados con otros Papas e involucrados en escándalos sexuales. Merece diferenciar a Silvestre II, Papa con influencia musulmana especializado en astronomía y matemáticas, construyó relojes y un globo terrestre, pero sus conocimientos lo hicieron sospechoso de tener un pacto con el diablo.

Los Puros

En aquel mundo, siglo XI, surgió una comunidad dedicada a la contemplación reflexiva, vida solidaria, humildad y valentía al predicar la verdad, igual a Jesús. Vestían hábito y llevaban pan para compartirlo con los necesitados (que eran muchos). No asistían a templos, pues, las personas eran ello, como enseñó el Maestro; no se inclinaban ante esculturas como tampoco hizo aquel nazareno. Hablaban de amor, hermandad y les llamaron cátaros (griego katharós=puros). La iglesia “indignada”, los acusó de ¡Herejes!

Eran artesanos mayormente. Luego de aparecer en la ciudad gala de Lemosín se congregaron en la ciudad de Albi (sur de Francia) donde siglos después nacería el genio del dibujo Tolouse-Lautrec. También les decían “albigenses” y los clérigos con sorna: “Hombres buenos”. Se congregaron además en las ciudades de Toulouse, Carcasona, Narbona, Nimes, Angen y toda la región de Languedoc, hasta Alemania, España e Italia.

Su austeridad y transparente mensaje impactó en una sociedad habituada a la ostentosa y controvertida autoridad eclesial. Campesinos, burgueses y nobles los escucharon y aceptaron su fe. Pero, no todos eran felices con su presencia. Era lógico, ante el derroche, pregonaban austeridad; ante el abuso, enseñaban fraternidad; ante la lujuria, predicaban castidad; ante la fastuosa gula, promovían vegetarianismo; ante la discriminación a la mujer, practicaban igualdad. Retomaron así el mensaje liberador del espíritu cristiano.

No aceptaban el Antiguo Testamento, no concebían a un Dios que ordena matar: “Samuel dijo a Saúl: Yavé me envió para consagrarte como rey de su pueblo. Esto dice Yavé de los ejércitos: Quiero castigar a Amalec por lo que hizo a Israel cuando subía de vuelta de Egipto, le cerró el camino. Anda pues a castigar a Amalec y lanza el anatema sobre todo lo que le pertenece.

No tendrás piedad de él, darás muerte a los hombres, mujeres, niños, bueyes, corderos, camellos y burros”. (1 Samuel v. 15). Los cátaros, por su parte, tomaron el mensaje de Jesús dado en el evangelio de San Juan, amaban la paz y la bondad.

Para ellos, Dios, tampoco podía actuar como humano -soberbio de poder- sobre un siervo a quien deja sufrir por apostar con el demonio: “Yavé dijo a Satán, ¿No te has fijado en mi servidor Job? No hay nadie como él en la Tierra… Satán respondió: ¿Acaso Job teme a Dios sin interés? …extiende tu mano y toca sus pertenencias, verás si no te maldice en tu propia cara. Entonces dijo Yavé a Satán: Te doy poder sobre todo cuanto tiene, pero a él no lo toques. Y satán se retiró…”. Mató a los hijos y ganado de la familia de Job y al ver aun fidelidad, Yavé, varió: “Lo tienes en tus manos” (Job Cap. 1 y 2). No vieron amor allí.

La prédica cátara renovaba el alma, vulneraba el sacrosanto establishment provocador de esa fuerte disonancia cognitiva (efecto psicológico) que inducía a las personas a introducirse ideas y aceptar sucesos que en el fondo no comprendían o los lastimaba. Enseñar que la salvación y la trascendencia al reino divino no exigían comprar objetos religiosos ni pagar diezmos o entregar oro, era atentar contra los intereses clérigos.

Entonces, la iglesia recurrió a su poder orgánico, presupuesto, influencia política, ejército, castigo eterno, logística de tortura y estrategias de guerra convencional para combatir a los pacíficos predicadores. Los cátaros fueron calumniados, perseguidos, arrestados, torturados y muertos, sus propiedades fueron expropiadas y sus ganados sacrificados. Se retornó a la prédica -como hacía mil años- a costa de la vida de los fieles cristianos.

El aristócrata Lotario de Segni, Papa Inocencio III, decretó a la herejía como “Crimen de lesa majestad” en 1199 (muy grave en el Derecho romano), el caso teológico pasó a ser caso jurídico. En 1208, el Papa envió a Pierre de Castelnau a Toulouse para invocar a los cátaros por su “retorno” al buen camino, pero fue asesinado por un extraño jinete, el desquite fue contra los cátaros y se justificó la ejecución de la Cruzada Albigense (1209-1229).  La “defensa de la fe” oficial fue la más inhumana vista hasta esa época.

Crueles batallas se realizaron entre el ejército cruzado y los que defendían a los hombres buenos, las luchas connotaban también conquista de territorios y de grandes patrimonios. Los mercenarios convocados contra el catarismo podían saquear sin límites y estaban exonerados de pecado. Se recuerda tristemente la masacre de Béziers en 1209 donde asesinaron a 20 mil personas entre cátaros y católicos afables que los acogían en sus casas.

El IV Concilio de Letrán (1215), priorizó la lucha contra los cátaros y conminó a los obispos a “limpiar” sus territorios de herejes o recibirían penas. Hasta los judíos fueron obligados a utilizar prendas diferenciadas para distinguirlos de los cristianos, con ello la Iglesia Católica precedió a Adolf Hitler en la discriminación pública, a través del vestir, contra esta nación.

Inocencio III patrocinó a Francisco de Asís, pues, generaba buena imagen de austeridad para la iglesia y parecía cátaro. Luego, el Papa Gregorio IX, ordenó a los Dominicos, crear un tribunal inquisitorial (1231) donde no exista la apelación. Así se fundó la Inquisición Pontificia que corregía el “error” de las personas con un justo casti​go. El Papa Inocencio IV, promulgó una bula en 1252 con la cual se legitimó la tortura como medio de confesión para los herejes, todo aquel que no proclamaba ser católico debía sufrir la pena de muerte.

El 16 de marzo de 1244, luego de un asedio de diez meses, el castillo de Montsegur fue asaltado por un ejército que esperaba recompensa, fueron quemados 200 cátaros. En 1321, agentes secretos (Inquisición) ubicaron a Guillaume Bélibaste -último Perfecto- y lo llevaron engañado a La Cerdaña; ya capturado, el obispo Fournier (luego Papa Benedicto XII, conocido por quemar “infieles”) lo condenó a la hoguera. Allí, Bélibaste dijo: “En 700 años el Laurel va a reverdecer y los cátaros vamos a volver a la Tierra”. Ergo, año 2021.

Contribución Eclesial y Retorno del Laurel

Monjes, rescataron valiosos manuscritos desde los primeros siglos cristianos, sabían leer, escribir y eran políglotas. Europa, recibió alta educación en el s. IX del monje anglosajón Alcuino de York, enseñó las siete artes del saber: Gramática, retórica, dialéctica, aritmética, geometría, astronomía y música. El sistema decimal y el cero fue introducido en Occidente por el Papa Silvestre II en el s. X. La universidad (Bolonia, Salamanca, La Sorbona) surgió a partir del s. XI gracias a la iglesia. La música diagramada fue posible por los benedictinos.

La pintura y la arquitectura fueron animadas por la iglesia. En el s. XIII el fraile Roger Bacon se erigió como el padre del método científico al estudiar el empirismo. Guillermo de Ockham, fraile inglés, se hizo padre de la filosofía moderna en el s. XIV con su teoría “Navaja de Ockham” al separar Razón y Fe. El sacerdote Copérnico causó una revolución científica en el s. XVI con su teoría heliocéntrica al retirar al hombre como centro del universo y reconocer al sol como centro.

El fraile checo y agustino, Gregor Mendel, fue el padre de la genética por sus estudios con arvejas en el s. XIX. El sacerdote belga George Lemaitre en el siglo XX creó la hipótesis del átomo primigenio y explicó el origen del universo por los caminos de la ciencia y de la religión que luego convergen en la verdad. Einstein quedó impactado por su conocimiento.

Hubo y hay católicos honestos, cómo olvidar a Mons. Oscar Romero; pero ¿Diez mil santos, muchos de dudosa valía? Un botón: Roberto Belarmino, condenó a hoguera (1600) a Giordano Bruno por llamar estrella al sol y aceptar otras vidas. Y, pidió cadena perpetua y humilló a Galileo Galilei (1633) para que arrodillado niegue el giro de la Tierra y planetas en torno al sol. Pío XII, lo canonizó (1930) y declaró ¡Doctor de la Iglesia!: “San Roberto”.

Hoy, la Iglesia carga pederastia; pero el protestantismo (que también persiguió católicos al ganar reinos) no se libra de “pecados”. Ahora, el poder global utiliza neo paradigmas: Un arma microscópica fijada en redes sociales y mega medios con monotema de muerte para detonar miedo. Y, mayores pugnas en cada país en modo caos. (Huestes, sin gran intelecto ni genio militar -s. XV- tomaron un continente gracias a las luchas entre sus naciones).                                                    

El mensaje universal, fraterno y valiente de dar verdad, como la voz cátara, puede ser el puente que queda por cruzar ante un poder financiero y sociopolítico que cierra las salidas. Ser espiritual y honesto refunda la esperanza de un nuevo tiempo. Orar, actuar por la vida y la paz, sin sectarismos, puede ser la mayor sabiduría ante el imperio del miedo.

Salud

El Ministerio de Salud emitió este domingo 28 de febrero un nuevo balance diario sobre el estado de la pandemia de coronavirus en Chile. Las autoridades sanitarias informaron la...

El Ministerio de Salud reportó que este domingo se sumaron 68 fallecidos por covid-19, alcanzando un total de 20.042 víctimas fatales de la enfermedad.  Respecto a las...

El Ministerio de Sanidad israelí registró una reducción del 98.9% en la mortalidad por COVID-19 entre aquellos que recibieron la segunda dosis de la vacuna de...

Las autoridades de la República de Guinea anunciaron oficialmente este domingo, la existencia de una epidemia de ébola en el sureste de ese país de...

Hoy vengo a contarles una de las realidades que estamos viviendo en la Argentina respecto a la Salud, los remedios faltantes y el consecuente riesgo...