dom. Ago 18th, 2019

Diario el Minuto

Libre de Polvo y Paja Pedro Sabat y Marcial Araya caso basura.

Por: el Minuto

Entre agosto de 2007 y julio de 2012, la ilustre Municipalidad de Ñuñoa, ubicada en Irarrázaval 3550, comuna de Ñuñoa, tuvo vigente el contrato referente a la Licitación pública nacional e internacional para los servicios de gestión integral de los residuos sólidos domiciliarios generados en la comuna de Ñuñoa.

Suscrito por el Alcalde (S) don Jorge Escárate Molina y la empresa Starco S.A. representada por don Fernando León Steffens, empresa filial del grupo Urbaser Danner (Holding KDM), contrato aprobado por Decreto municipal N° 258 de fecha 23 de febrero de 2007.

En este contrato se estipulaba que la recolección se efectuaría con una frecuencia de 3 veces por semana y se establecía la posibilidad de que la Municipalidad pudiera aumentar o disminuir una frecuencia.

Faltando más de 7 meses para el cumplimiento del plazo estipulado en dicho contrato,con fecha 22 de diciembre de 2011, mediante Decreto municipal N° 1.865, se dio inicio al proceso de licitación pública para contratar los servicios de gestión integral de residuos sólidos domiciliarios generados en la comuna de Ñuñoa.

Con esa misma fecha, las bases fueron subidas a Mercado Público (ID N° 5482-117- LP11), estipulándose como fecha de cierre para
la presentación de ofertas el día 2 de marzo de 2012.

En las bases de licitación, al igual que en el contrato que se encontraba vigente con Starco S.A., se estipuló que la recolección de residuos debería realizarse con una frecuencia de 3 veces por semana y se estableció la posibilidad de que la Municipalidad, pudiera aumentar o disminuir una frecuencia.

Las ofertas aprobadas y que pasaron a la etapa de evaluación fueron las efectuadas por las empresas Dimensión S.A., Proactiva Servicios Urbanos S.A. y Demarco S.A., esta última perteneciente al grupo Urbaser Danner (Holding KDM). Las ofertas fueron las que se muestran en el siguiente cuadro:

EMPRESA OFERENTE MONTO FIJO MENSUAL
POR RECOLECCION
AUMENTO O
DISMINUCION
DE FRECUENCIA
PROACTIVA S. A $185.760.283 $8.444.990
PROACTIVA S. A $166.690.283 $257.040
DIMENSIÓN S.A. $133.200.270 $257.040

El día 7 de marzo de 2012 sesionó el Comité de Adquisiciones, presidido por Roberto Epuleo Retamal en su calidad de director (S) de Secpla, e integrado, además, por Marcial Araya Director Jurídico, Mauricio Galle Director DAF, y Eduardo Apuente, Director de Medio Ambiente y asimismo contó con la asesoría del profesional de la Dirección de Medio Ambiente Claudio Álvarez. Actuó como Ministro de Fe el secretario municipal (s) Gonzalo Zúñiga Claudio Álvarez. Actuó como Ministro de Fe el secretario municipal (s) Gonzalo Zúñiga Ortubia.

Caso Basura: ex alcalde Pedro Sabat

Este Comité de Adquisiciones evaluó las propuestas económicas en lo relativo al ítem aumento o disminución de la frecuencia de acuerdo a una formula no contemplada en las bases de licitación, lo que redundo en que la empresa Demarco S.A. obtuviera una gran diferencia de puntaje por sobre el resto de los oferentes.

Dicha evaluación se hizo considerando la existencia de 4 zonas de la comuna en que supuestamente se utilizaría el aumento de frecuencia facultativo. En cuanto a la oferta técnica, atendido que no existía en las bases un mecanismo objetivo preestablecido de asignación de puntaje, se realizó una valoración subjetiva.

En definitiva, el Comité de Adquisiciones recomendó al alcalde Sabat adjudicar a la empresa Demarco S.A.

La propuesta iba a ser discutida ese mismo día en sesión ordinaria N° 6 del Concejo Municipal, presidida por el Alcalde en ejercicio Pedro Sabat Pietracaprina, con la presencia de los concejales Claudia Vera Barría, Andrés Zahri Troy, Maya Fernández Allende, José Luis Rosasco Zagal, Pablo Vergara Loyola, Manuel Guerrero Antequera y Jaime Castillo Soto y con la asistencia de Marcial Araya Hernández en su calidad de Director Jurídico, sin embargo, dicho órgano acordó en forma unánime que el tema fuera pasado a la Comisión de Presupuesto y Finanzas para su estudio y posterior informe.
Una semana después, en sesión ordinaria N° 7, de 14 de marzo de 2012, el Concejo Municipal, presidido por el alcalde en ejercicio Pedro Sabat Pietracaprina, e integrado por los concejales presentes señores Claudia Vera Barría, Andrés Zarhi Troy, José Labbé Martínez, Maya Fernández Allende, José Luis Rosasco Zagal, Pablo Vergara Loyola, Manuel Guerrero Antequera y Jaime Castillo Soto, y con la asistencia de Marcial Araya Hernández en su calidad de Director Jurídico, se discutió la propuesta del alcalde en orden a adjudicar a la empresa Demarco S.A.

En esta sesión, el alcalde Sabat, infringiendo sus deberes de transparencia, rectitud, imparcialidad, ecuanimidad, honestidad, probidad, eficiencia en el uso de los recursos y de velar por el interés general de la comuna, dos de las tres propuestas de las empresas habilitadas participantes, esto es, solo Demarco y Dimensión, exagero la necesidad y la importancia del aumento en una frecuencia, siendo que era un servicio adicional y opcional y en este ítem la oferta hecha por Demarco S.A. aparecía sustancialmente más económica que la efectuada por las demás competidoras, lo que en realidad se debía a que esta empresa estaba ofertando un valor por hora, no por frecuencia.

Además de lo anterior, durante el debate, el alcalde descalificó a la empresa que en realidad había presentado la oferta más económica, Dimensión S.A., vinculándola a presuntas irregularidades; al ser consultado por parte de los concejales respecto a precios de comunas vecinas o similares, por ejemplo, Maipú, afirmó erradamente que Maipú pagaba menos por dicho servicio dado que dispone su basura en la misma comuna, y consultando a los concejales si desean tener un basural en Ñuñoa, impidió a una concejal fundamentar su voto de rechazo a la propuesta del Alcalde y dramatizó la situación llegando al extremo de afirmar que al término del Concejo él tendría que informar a la prensa que Ñuñoa se quedaba sin servicio de recolección de basura, todo lo anterior con el evidente propósito de torcer la voluntad de los concejales, quienes tenían dudas por la falta de antecedentes para una decisión de tal relevancia e implicancia o derechamente se oponían a su propuesta por considerarla perjudicial a los intereses de la comuna.

Al término de la discusión, y no obstante los esfuerzos del alcalde Sabat por lograr la aprobación de su propuesta, el Concejo Municipal rechazo por 5 votos contra 4 votos, la propuesta.

Votaron a favor el propio alcalde Sabat y los concejales Rosasco, Labbé y Zarhi, mientras que en contra lo hicieron los concejales Vera, Fernández, Vergara, Castillo y Guerrero. En el intertanto, a solicitud del alcalde Sabat, el Director de Asesoría Jurídica, el abogado Marcial Araya Hernández, preparo el Oficio N° 17/12 de fecha 16 de marzo de 2012, suscrito por este último y por el Contralor Municipal Mario Araya Cáceres, quien no tenía el título profesional de abogado, actualmente fallecido, documento que contenía un pronunciamiento ilegal de las normas aplicables, por el cual se informó que, respecto de la adjudicación propuesta por el alcalde en la sesión del 14 de marzo de 2012, votaron cinco concejales en contra de tres concejales y el alcalde a favor, en consecuencia, no había habido pronunciamiento del Concejo, ya que para la celebración de contratos que excedan el periodo alcaldicio se requiere el acuerdo de los dos tercios del Concejo, debiendo considerarse a los concejales integrantes del Concejo y al alcalde.

El Oficio N° 17/12 fue utilizado por el alcalde Sabat para adjudicar la licitación pública a la empresa Demarco S.A. mediante Decreto municipal N° 428 de 28 de marzo de 2012, documento que fue suscrito por dicho imputado, invocando el artículo 82 letra c) de la Ley N° 18.695, que regula las situaciones cuando no ha habido pronunciamiento del Concejo Municipal, presupuesto normativo que no se configuraba en este caso, dado que el órgano colegiado había manifestado su voluntad en contra sobre la materia sometida a su consideración, no siendo procedente aplicar dicha disposición. En otros términos, la norma invocada no resultaba aplicable en la especie puesto que el Concejo Municipal si se había pronunciado acerca de la propuesta del alcalde, rechazándola.

Con esta forma de actuar tanto del Alcalde en su solicitud, como del Director Jurídico con su informe jurídico que señalaba que la ley exigía el quorum de los 2/3 de los votos, tanto para aprobar como para rechazar una propuesta de adjudicación, da cuenta que al 16 de marzo de 2012, existía la necesidad y voluntad por del Alcalde Sabat de adjudicar derechamente a la empresa Demarco, ya que a esa época no había transcurrido el plazo de los 20 días establecidos en el artículo 82 letra c) de la Ley 18.695, y dado que al contrario lo que había sucedido era que el Concejo ya había manifestado su rechazo, al no aprobar la propuesta; hacía que el Alcalde Sabat y el Director Jurídico Marcial Araya, requirieran de un subterfugio ilegal que permitiera validar su actuar.

Al obrar del modo que se ha descrito, Pedro Sabat Pietracaprina y Marcial Araya Hernández infringieron sus deberes de apego al principio de legalidad, transparencia, rectitud, imparcialidad, ecuanimidad, honestidad, probidad, eficiencia en el uso de los recursos y de velar por el interés general, establecidos en los artículos.

Al utilizar un subterfugio que va en contra del ordenamiento jurídico, en cuanto sostuvieron que no hubo pronunciamiento del Concejo, puesto que para aprobar o rechazar se requerían dos tercios de los votos del Concejo.

Con dicho actuar el alcalde Sabat, mediado por la intervención del Director Jurídico, no respeto la decisión del Concejo de rechazar dicha propuesta dado que iba contra los intereses de la comuna, y adoptó en forma unilateral la decisión de adjudicar la licitación a la empresa Demarco que había seleccionado y propuesto en forma inicial.

Consecuencia de lo anterior, el alcalde Pedro Sabat en representación de la Municipalidad de Ñuñoa suscribió el contrato con la empresa Demarco de fecha 29 de marzo de 2012, para la contratación de los servicios de recolección normal de residuos domiciliarios y recolección selectiva de elementos reciclables, servicio de limpieza urgente y servicio de limpieza de papeleros, con una fecha de inicio del 1 de agosto de 2012, y con una vigencia de 6
años.

Dicho contrato fue preparado por el imputado Marcial Araya, quien lo validó con su media firma colocada en las iniciales de letras de su nombre.

A su vez, en forma posterior, el Director Jurídico Marcial Araya Hernández, preparó y validó con su media firma puesta en las iniciales de su nombre indicado, el documento correspondiente al Decreto Municipal N°572 suscrito por el Alcalde (S) Sr. Miguel Ángel Ponce de León González de y el secretario Municipal (S), de fecha 25 de abril de 2012, que rechazo tanto en la forma y en el fondo el reclamo de ilegalidad interpuesto por 4 concejales de Ñuñoa dona Maya Fernández, don Pablo Vergara, don Jaime Castillo y don Manuel Guerrero, respecto del decreto municipal N° 428 de 28 de marzo de 2012, que adjudicó la licitación pública de recolección de basura de la Municipalidad de Ñuñoa a la empresa Demarco, por improcedente.

En dicho decreto se reitera la afirmación que el quorum exigido por el artículo 65 letra i) de la Ley 18.695 en relación al artículo 86 del mismo cuerpo legal, requiere de un pronunciamiento que involucre a favor o en contra los dos tercios de los miembros del Concejo en ejercicio, esto es, se exige para aprobar o rechazar, de un quorum mínimo de dos tercios de adhesión a cualquiera de las dos manifestaciones de voluntad; de modo que de no concurrir dicho quorum, no existe pronunciamiento.

En razón de lo anterior, durante la ejecución del contrato, la Municipalidad ha debido pagar mensualmente a Demarco S.A. los $166.690.283.- correspondientes al monto fijo por servicio de recolección de residuos, monto que resulta considerablemente superior al que debería pagar si hubiese adjudicado a la empresa Dimensión S.A., que ofrecía cobrar $133.200.270.- por ese mismo servicio, mientras que el aumento en una frecuencia, que como se ha dicho fue el argumento esgrimido por el alcalde Sabat para inclinarse por Demarco S.A., se implementó en mínimas oportunidades durante el periodo del Alcalde Sabat de 2012 a 2015
y, en definitiva, solo en 2 de los 4 sectores de la comuna en que supuestamente se iba a requerir.

El perjuicio municipal causado por las conductas desplegadas por Pedro Sabat Pietracaprina y Marcial Araya Hernández a la fecha, asciende a $51.983.850.- en el año 2012, $32.367.195.- en el año 2013, $133.362.597.- en el año 2014, $211.537.479.- en el año 2015 y
$95.486.240.- en el año 2016, con un perjuicio total $524.737.361.

Según la acusación de la fiscalía, los imputados adoptaron de forma unilateral la decisión de adjudicar la licitación a dicha compañía, que en su operación entre los años 2012 y 2016 provocó un perjuicio fiscal superior a los 524 millones de pesos y la inhabilitación para ejercer cargos públicos.

El Concejo Municipal de la época había hecho un claro rechazo a aprobar ese contrato porque era un contrato que no iba con los intereses municipales de aquel entonces, no tuvo la votación mayoritaria y por lo tanto ese es un primer antecedente para notar que contravenía a los intereses municipales y además el principio democrático de contrapeso para las decisiones de cualquier alcalde o alcaldesa del país”, aseguró la concejala.

Sin embargo, el tribunal consideró que no existían los antecedentes que permitieran acreditar la participación tanto de Sabat como de su ex asesor jurídico, Marcial Araya, quien también fue absuelto de los mismos cargos. El organismo judicial además señaló que el ex alcalde actuó conforme a derecho durante el proceso.

Por otra parte, también existen otros ex alcaldes que también están involucrados en el caso Basura y que también deberán juicios orales, como Cristián Vittori (Maipú), Luis Plaza (Cerro Navia), y Mario Olavarría (Colina).

Apoya el periodismo Independiente

 

AfrikaansArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish