el minuto

Noticias

Macedonia del Norte ¿nuevo socio de la Unión Europea?

El Minuto | En julio de 2022, el gobierno de Macedonia del Norte y la Unión Europea, firmaron una serie de acuerdos, que abre el proceso para que ducho país se integre como socio de la UE.  Macedonia del Norte es candidato oficial a ingresar al bloque europeo desde 2005. El camino que exige Bruselas implica cambios en la Constitución, limar algunas asperezas con Bulgaria, además de llevar a cabo reformas en materia de calidad institucional y económica.

 Por el Jorge Alejandro Suárez Saponaro | Director de Diario El Minuto para Argentina.

En 1991, Macedonia se proclamó independiente. Las tensiones pronto se hicieron visibles, especialmente con los albaneses que son un cuarto de la población del país. en el plano externo, Bulgaria y Grecia, fueron otros focos de conflicto. El gobierno de Sofía, reconocía la república balcánica como entidad independiente, pero a sus habitantes como búlgaros. La postura de Atenas fue más dura, exigió el cambio del nombre del país y de su bandera, al ser coincidente sus símbolos con los de la región griega homónima.  El discurso griego fue mucho más duro, consideró que la nación macedonia era una invención de los comunistas y que adoptaría diversos medios para bloquear el reconocimiento internacional del nuevo país. 

En 1993, Macedonia ingresó como estado parte de Naciones Unidas bajo la denominación de “Antigua República Yugoslava de Macedonia”.  El gobierno de Skopie, a fin de reducir tensiones, modificó la Constitución, donde establecía el deber del gobierno de defender a los macedonios fuera de las fronteras nacionales – para evitar malos entendidos con los habitantes de Macedonia griega – cambio de bandera, pero en cuanto a la denominación del país, la postura de Atenas fue inamovible.  Los políticos griegos consideraban que había un falseamiento de la historia, y detrás de las intenciones de Skopie, se escondían viejos reclamos territoriales, en su momento utilizados por Tito, que llegó a reclamar la creación de una Macedonia independiente con capital en Salónica.

En 2001, el llamado Ejército de Liberación Nacional, hizo su aparición, exigiendo derechos para la población albanesa. La crisis se centró en las regiones lindantes con Kosovo, que estaba ocupado por una fuerza de la OTAN, luego de los gravísimos crímenes cometidos por el gobierno serbio al combatir la insurgencia local. 

Los gobiernos macedonios impusieron una serie de restricciones al uso de la bandera albanesa en edificios públicos, también se buscó extender el uso del idioma macedonio en las escuelas de mayoría albanesa. Mientras el sentimiento nacionalista albanés crecía, la OTAN se oponía a la venta de armas por parte de Ucrania a Macedonia.

Este país había heredado un arsenal obsoleto, con tanques T34 de la Segunda Guerra Mundial y algunos T 55. Solo la ayuda búlgara mejoro en algo. Kiev aceptó vender equipo militar en 1999, pero por presión de Estados Unidos, los envíos se cortaron en 2001.  Estados Unidos avaló de alguna forma los reclamos albaneses e incluso políticos de esta etnia, querían proclamar una república separada, posiblemente en el marco de llevar a cabo el sueño de determinados nacionalistas albaneses de crear la Gran Albania, incluyendo a Kosovo, territorios de Macedonia, además de la propia Albania. 

La crisis de Kosovo, trajo aparejado la llegada de 360.000 refugiados. Las sanciones internacionales a Yugoslavia, afectaron a Macedonia, que era su principal mercado. El cierre de fábricas y el alto desempleo, generaron más problemas. Las guerrillas albanokosovares se infiltraron en Macedonia y pronto hubo decomisos de armas y detenciones.  El llamado Ejército de Liberación Nacional o ELN atacó puestos policiales y militares ocasionando las primeras víctimas.

La presión de las fuerzas de la OTAN en Kosovo, permitió reducir el contrabando de armas hacia Macedonia. En marzo de 2001, combatientes del Ejército de Liberación Nacional ingresaron a Tetovo, una ciudad mayoritariamente albanesa en tensión, luego que padre e hijo murieran en un control policial. El gobierno macedonio criticó duramente a los gobiernos de Alemania y Estados Unidos por no tomar acciones más concretas contra la agresión de las guerrillas albanesas a Macedonia. 

La policía y el ejército macedonios llevaron a cabo una ofensiva en marzo de 2001, expulsando al ELN. En abril los combates reanudaron, la muerte de soldados y policías en varias emboscadas, generaron disturbios en el país contra la población albanesa. El primer ministro Georgievski, anunció la movilización general y el estado de guerra. Estados Unidos se opuso a semejante medida contra el ELN. Las guerrillas inclusive llegaron a estar cerca de la capital.

El conflicto escaló. En junio de 2001 finalmente se impuso el alto el fuego, luego que los macedonios llevaron a cabo una ofensiva a gran escala con medios aéreos y unidades blindadas.  A pesar del alto el fuego con supervisión de la OTAN y la OSCE, las guerrillas del ELN violaron constantemente dicha disposición, atacando la población civil, con serios incidentes, incluso con torturas y maltratos. El acuerdo de Ohrid, entre los partidos políticos albaneses y el gobierno macedonio puso fin al conflicto. El ELN entregó las armas a la OTAN.  El acuerdo alcanzado significó reconocer el albanés como segundo idioma, abrir mayores posibilidades para los albano – macedonios en la administración pública, la policía y el ejército.  Los incidentes con elementos terroristas continuaron de manera aislada, siendo los últimos en 2015.

El 26 de febrero de 2004, el presidente Boris Trajkovski, quien lideró la gestión de la crisis con el ELN, murió en un accidente aéreo. En ese mismo año, el país se postuló para ingresar a la Unión Europea, vetada en parte por Grecia en su reclamo para que el país cambiara el nombre. El veto de Atenas, fue un verdadero condicionante para la política exterior del país, zanjado en 2018, cuando finalmente las partes llegaron a un arreglo, y la “Antigua República Yugoslava de Macedonia” se convirtió en Macedonia del Norte.  En materia de política exterior, la crisis de Kosovo, abrió las puertas para la cooperación con la OTAN, que tuvo un rol importante en el proceso de paz de Ohrid. Dicha crisis retrasó el ingreso a la Alianza.

El gobierno macedonio llevo a cabo reformas en la seguridad del país. En la denominada guerra contra el terrorismo, tropas macedonias, se integraron al contingente internacional en Afganistán bajo el paraguas de la ISAF. En 2003, Skpie apoyó la aventura de Washington en Irak, incluso con una modesta presencia militar. El giro pro occidental de la política macedonia era más que evidente, y el acercamiento con un actor como Estados Unidos, respondía a neutralizar de alguna manera cualquier acción perjudicial por parte de Serbia, Grecia y Bulgaria, que, a pesar de no reconocerlo abiertamente, tienen viejos reclamos sobre Macedonia. En 2022, el parlamento búlgaro abrió las puertas para que Macedonia del Norte siga su camino para ser parte de la UE.

Pero todavía quedan temas pendientes que irritan las relaciones bilaterales., especialmente al considerar a los macedonios como “búlgaros” que hablan un dialecto, y que la idea de un “pueblo macedonio” es una construcción de la Yugoslavia de Tito, para romper con cualquier reclamo de Sofia. Asimismo, dicho gobierno exige a Macedonia del Norte, modificar la historia oficial, al mostrar la ocupación búlgara de 1941, como una invasión fascista. Es indudable que ciertos rasgos de irredentismo posiblemente subsistan en la política búlgara, mientras que Skopie busca construir un relato que permita dar legitimidad a la idea de una “Nación Macedonia”.

En 2008 bajo la batuta del primer ministro Nikola Gruevski, d tendencia nacionalista, el país se embarcó una activa política de diplomacia económica, con el objetivo de atraer inversiones. Esto incluyó medidas como reformas en la ciudad de Skopie, para que sea más atractiva para los visitantes. Se inauguraron monumentos, algunos recordando la figura de Alejandro Magno, con una suerte de búsqueda de conexión de la historia del país, con el antiguo rey helénico. Esto desató la ira de Grecia nuevamente. En la idea de reforzar la identidad del país, generó tensiones con las minorías nacionales que son el 36% del censo del país (albaneses, serbios, roma, y turcos). Las inversiones realizadas en la capital, no exento de cuestionamientos por corrupción, generó críticas dentro y fuera del país, dado que, en 2014, el 27% de los macedonios eran pobres y el desempleo trepaba el 26%.

En 2019 el país inició la etapa de incorporarse a la OTAN, luego de superar el veto griego, formalizado en 2022. Skopie, sin ninguna duda al incorporarse a la Alianza del Atlántico, convierte sus competidores geopolíticos como son Bulgaria y Grecia, en socios. La situación con la población albanesa, más allá del Acuerdo de Obrid, no impide que el “virus” del nacionalismo vuelva activarse, dado que los dirigentes de Kosovo, no ocultan la idea de una Gran Albania. Por otro lado, el ingreso de Macedonia del Norte a la OTAN, permite a Estados Unidos consolidar su influencia en un área de alto valor estratégico como son los Balcanes. Esta región, es objetivo de intereses chinos y rusos. En el caso de Pekín, tiene un rol importante en el marco de la Ruta de la Seda. No en vano han realizado fuertes inversiones en Serbia y su influencia en Montenegro también es creciente.  

En enero de 2022, el parlamento eligió como nuevo primer ministro al socialdemócrata Dimitar Kovacevski, un ex viceministro de Finanzas, quien reemplazo a Zorav Zoev, quién había perdido las elecciones municipales de 2021, unido con el desgaste sufrido por los escándalos de corrupción. En 2019, el puntaje asignado por Transparencia Internacional era de 39, ubicándose en el puesto 87 de 180 países relevados.  Si quieren ser parte de la UE, en esta materia, les queda un largo camino. Otro serio problema, es la base étnica de los partidos políticos, que obliga a la formación de gobiernos de coalición, evitando crear tensiones o la interpretación del dominio de los eslavos sobre los albaneses, la principal minoría nacional. En materia religiosa también hubo tensiones, especialmente con la iglesia serbia. Desde 1967, la iglesia macedonia es autocéfala, seguramente en consonancia con la idea de la construcción de una identidad macedonia separada, no solo de Bulgaria, sino también de Serbia. Recién en 2022, hubo un tímido acercamiento con la iglesia serbia.

Macedonia del Norte, enfrenta una crisis derivada del éxodo de población joven. En 2019, una encuesta reveló que el 70% de los jóvenes macedonios veían su futuro fuera del país.  Estamos ante uno de los países más pobres de Europa, con un salario medio inferior a 400 euros (465 dólares), y una tasa de desempleo de entre el 20 y el 25%, que afecta mucho a los jóvenes (se estima el, 46%). El Banco Mundial señala que los últimos años emigraron de Macedonia más de medio millón de personas. Estamos hablando de un país, pequeño de 25.710 Km2, de 2.1 millones de habitantes. Las reformas económicas, la política de bajos impuestos, tuvieron su impacto en el crecimiento de la economía, mayores inversiones industriales, pero no han solucionado los problemas de fondo.

Albania y Macedonia del Norte, iniciaron hace unos meses el camino para integrarse a la Unión Europea. Es altamente probable que esta maniobra, tiene un aspecto geopolítico. Dichos países tienen todavía muchos temas pendientes, pero están ubicados en una región de alto valor estratégico. Su integración en el plano militar a través de la OTAN, tendrá sin ninguna duda su correlato en lo político y económico.

Nacional

El Minuto | Desde el inicio de la administración del presidente Gabriel Boric, se ha instruido al Ministerio de Desarrollo Social a potenciar el Registro...

El Minuto | Conmoción en Arica tras el hallazgo de una mujer acribillada en un vehículo en la población Santa Rosa. El trágico suceso ocurrió...

El Minuto | Durante la mañana del domingo, una panadería en la intersección de Carmen con Sargento Aldea fue víctima de un asalto por parte...

El Minuto | En una carta dirigida al Sr. Alcalde de la Ilustre Municipalidad de Lampa, Jonathan Opazo Carrasco, la presidenta de la ONG Vecinos...

El Minuto | Ricardo Bravo Cornejo, reconocido abogado y administrador público, ha asumido la representación legal de destacados criminales que han marcado la agenda mediática...