Manifestación pro saharaui en Madrid, cuarenta y tres años después

Por: Alberto Maestre 

El pasado sábado 17 de noviembre, en Madrid, en el marco de la Conferencia Europea de Solidaridad y Apoyo al Pueblo Saharaui (EUCOCO) que celebraba su cuarenta y tres edición, se realizó la tradicional manifestación a favor de la libertad del Sahara Occidental, convocada por la “Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara” (CEAS), bajo el lema “Exijamos a la Unión Europea cancelar sus acuerdos comerciales con Marruecos que incluyen el Sahara Occidental”

Por otro lado, el lema de este año de EUCOCO fue “Por la independencia del Sahara Occidental. La Responsabilidad de España y Europa en la solución”.

Este lema resumía claramente en dos frases el problema existente de descolonización del Sahara Occidental y su posible solución.

Por una parte se reflejaba el anhelo de todo un pueblo perteneciente a la última colonia africana, de conseguir, por fin, la independencia y, por otro, se pedía a España y la Unión Europea, con más poder de solución, asumieran, por una vez y por todas, sus responsabilidades en este grave asunto, que dura demasiado tiempo.

Hablando de “responsabilidad” no hay que perder de vista la que tiene España en este drama, puesto que en la misma capital española, donde se desarrolló la manifestación, cuarenta y tres años antes, se firmó los llamados “Acuerdos de Madrid”, por los cuales España decidió, renunciar unilateralmente a sus responsabilidades y ceder, al margen de la ley internacional, el Sahara Occidental, a Marruecos y Mauritania.

Este acto unilateral del último gobierno del general Franco, nunca ha sido subsanado por los gobiernos que siguieron después, en la democracia española, más bien todo lo contrario, pues desde entonces, España, pondera sus relaciones bilaterales con Marruecos y, a efectos prácticos, que es lo que importa realmente en este asunto, apoya, sin lugar a dudas, la ocupación marroquí del territorio saharaui.

La manifestación que, transcurrió por el centro de Madrid, fue un éxito rotundo de asistencia, pero a pesar de ello, ninguno de los grandes medios de comunicación españoles se hizo eco de la misma, al igual que tampoco lo hicieron de la celebración de la propia EUCOCO.

Lo grave es que ya lo sabía que así sería, como todo lo relacionado con la que fue un día, una provincia más española. El Pueblo Abandonado, también lo ha sido por los medios de comunicación de España.

A pesar de esta ocultación premeditada del problema saharaui por parte de España y sus medios de comunicación, para no incomodar a su “temido” vecino del sur, no impide por ello, que la población española se solidarice cada día más con el pueblo saharaui y que sigan luchando juntos para que puedan ejercer su derecho, legalmente reconocido por la ONU, a ejercer la autodeterminación.

No dar visibilidad a esta realidad no es un buen camino a seguir y tarde o temprano España deberá reconocer y subsanar el grave error cometido con el Sahara Occidental y cooperar en su solución definitiva y más,  por cuanto es el máximo responsable de que el pueblo saharaui todavía no haya ejercido su derecho internacionalmente reconocido a ejercer su libre autodeterminación.

Ocultar a propósito una realidad no es bueno para nadie y no ayuda a solucionar este conflicto enquistado,  pero es la vía más fácil y cobarde de los débiles.