El Minuto

Noticiero

Nuestro Desafio: La Brecha Digital

El Minuto | Con la llegada de una nueva normalidad en los tiempos de la post pandemia se comienza a ser notorio y visible que existe una batalla por los trabajos y empleos de un futuro casi inmediato donde el principal interrogante es:

Por: Daniel Defant | Corresponsal el Minuto para Argentina

¿Nos van a reemplazar la maquinas?

Hay todo un verdadero desafío ante el gran uso de la tecnología que nos ha ido transportando desde lo analógico a lo digital, creando una autentica brecha que a muchos les quita el sueño por cómo combatirla y acortar distancias.

¿Somos consumidores o creadores?

¿Cuál es la batalla de nuestro trabajo diario o nuestro empleo?

¿Cuál es el contexto abarca TiVo de la economía del conocimiento y de las maquinas?

¿Todas las empresas son tecnológicas?

¿Cuál es la crisis de la representatividad política que busca recetas acertadas para sobrevivir a

la tecnología, el internet y la robótica?

Son muchos los interrogantes para apuntarnos a una única respuesta.

Mas que nada nos pesa por donde a comenzar este desafío que nos apabulla y agobia por no percibir el cauce de las cosas.

Argentina viene de celebrar un fin de semana largo XL como se dice cuando supera los 3 días.

Rutas colapsadas, hotelería trabajando casi al 99%, muchos encuentros y reencuentros familiares que se pusieron en el centro después de un largo tiempo con la flexibilización de medidas de cuarentena que fueron incorporando un SI a un NO rotundo amenazante y con muchas censuras previas.

Pasaron las elecciones legislativas PASO y estamos arrancando hacia la elección GENERAL legislativa del 14 de noviembre.

El panorama político y económico por el que cursa nuestro país por estos días pone mucho foco y hace centro en mesas de café y decisiones poniendo de relieve los cambios a los que nuestra sociedad quiere dirigirse para atesorar todo lo que se viene: un país que necesita mucho trabajo para recuperar el tiempo perdido.

Sin embargo, en la cima siempre está la brecha humana y digital al mismo tiempo porque no todos cuentan con las tecnologías y los medios que la generan.

Hay un índice elevadísimo de pobreza que ronda el 54% de pobres, con más de 100 jóvenes que diariamente encuentran la salida en Ezeiza en busca de nuevos horizontes con futuros más promisorios, ayudados por consejos de familiares y afectos íntimos bajo el sostenimiento de que lo nuestro no tiene arreglo mientras todo se cae y rompe en mil pedazos como un castillo de naipes donde derrumba la vida.

No es una broma lo que sucede en esta Argentina.

El mundo del futuro necesita creatividad; muchas veces cuando nos distraemos afloran aquellos sueños que nos vuelven más creativos.

Sera tiempo de distraernos?

Sera tiempo de tomar una hoja en blanco sin tener certezas de lo que vamos a escribir sobre ella?

Sera una idea revolucionaria la que nos permita solucionar el problema o quizás nunca lleguemos a la solución buscada?

Por el contrario, si nos despejamos, charlamos con un amigo sobre otra cosa o jugamos a algo que nos entretenga, y luego volvemos a encarar el problema, podemos encontrar soluciones más creativas.

Esto no es pura especulación millennial, también tiene una base científica.

Según explican diversos especialistas, que probablemente nos denunciarían penalmente por expresarlo en estos términos, cuando estamos demasiado concentrados en encontrar una idea novedosa, componer un tema o descubrir una solución disruptiva, no estamos permitiendo que trabajen intensamente las áreas del cerebro que hacen nuevas asociaciones y promueven la imaginación.

Las ideas están frenadas, bloqueadas y sin permitirnos esa creatividad que necesitamos en este tiempo tan intenso pero importante.

Para mucha gente el concepto mismo de creatividad puede ser demasiado amplio y vago como para tener la importancia que se le da.

La creatividad no es algo innato, sino que es un habito que se puede enseñar y aprender.

Así Argentina pierde día a día el centenar de jóvenes que se embarcan en Ezeiza.

No podemos esperar a que los gobiernos de turno sean más o menos creativos, nosotros debemos serlo para evitar caer en el mismo rango diciendo que no se les cae una idea.

¿Nosotros donde estamos?

Los que jueguen y luego estudien que lo hagan primero.

Somos hijos de una madre docente y un padre que nunca se llevó una materia, es por eso que siempre escuchamos la típica frase: “primero haces la tarea y después vas a jugar”.

Las tareas que se dan en los colegios no requieren de una pizca de creatividad, sino más bien todo lo contrario: requieren rutina y repetición.

Esto es definitivamente negativo para fomentar las habilidades del futuro que requieren de creatividad.

Se pretende formar estudiantes cumplidores, pero poco o nulamente creativos, no se los ayuda a pensar.

Que más fácil y triste resulta luego terminar diciéndolas “ándate porque acá no hay futuro”.

Salir a buscarlo por el mundo es también una apuesta de encontrar alguna otra Venezuela, nadie sabe, la suerte estará echada en todas partes.

Tampoco es suerte, suerte es ganar un quine seis o una lotería.

Jugar, conversar con alguien, pensar en otra cosa, escuchar música o mirar televisión, puede despertar más creatividad que decir: “primero las tareas y después jugar” … hay que revertirlo: “primero jueguen y después hagan las tareas”…. sin dudarlo serán niños o jóvenes más creativos.

La creatividad no solo es un plus que completa a un profesional, sino que es una habilidad requerida en sí misma, y que las empresas buscan fomentar.

Cuando pensamos en las empresas a nivel global en su mayoría están incorporando espacios más cómodos, con colores, mucha luz natural, lugares para distraerse, consolas de videos juegos o mesas de ping pong.

Esto tiene como principal objetivo que los empleados se sientan más cómodos en su lugar de trabajo y puedan, entre otras cosas, ser mucho más creativos.

El escritor estadounidense Daniel Pink va un poco más allá, y dice que las personas con el hemisferio derecho del cerebro más desarrollado serán aquellas que liderarán el mundo del futuro.

El hemisferio derecho es aquel que genera un pensamiento no lineal, mucho más creativo, mientras que el izquierdo se concentra en lo lógico y secuencial.

Para Pink, las mentes creativas que se requieren para el futuro son aquellas que se concentran en el diseño y no solamente la funcionalidad, tienen habilidad para comunicar y persuadir, pudiendo comprender procesos globales y complejos, con empatía y alejándose de la seriedad.

¿Como descubrir en nosotros mismos sobre cual hemisferio nuestro cerebro tiene más predominio?

Hay un ejercicio simple y muy sencillo, que en una ocasión me toco realizar para saberlo. Debemos tomar dos marcadores uno color azul y otro color rojo, los sostenemos uno con cada mano y sobre un papel blanco comenzamos a trazar círculos al mismo tiempo, uno con nuestra derecha y el otro con nuestra izquierda por el lapso de un minuto y veremos que siempre sobre la hoja al finalizar un color va a predominar más que el otro, si prevalece más el color que tomamos con nuestra izquierda quiere decir que nuestro hemisferio izquierdo prevalece más que nuestro derecho y viceversa… es un ejercicio muy valioso, vale realizarlo para conocernos un poco más… muchas veces este es el indicador de que no somos lo que pensamos o creemos.

Como dice Jorge Drexier: Pilas americanas alimentan electrodomésticos ingleses en Nueva Guinea.

Gasolina árabe alimenta automóviles americanos en África del Sur.

Pizza italiana alimenta italianos en Italia.

Niños iraquíes huidos de la guerra no obtienen visa en el consulado americano de Egipto para entrar en Disneylandia.

Si bien a mucha gente esto puede generarle ansiedad, preocupación, o ganas de votar por candidatos que hablen mal de la inmigración, la realidad es que el acercamiento entre culturas es uno de los grandes beneficios que nos trajo la globalización y, por ende, la batalla del futuro.

La importancia de la diversidad cultural no radica solo en la gastronomía, aunque puede aclararse que es fundamental.

La multiculturalidad es una característica de la sociedad del futuro, y que permite que los seres humanos logremos cosas inimaginables.

Ya no resulta nada raro que para ser feliz una pareja tengan en sus manos teléfonos coreanos o de diseño norteamericano fabricados en China, quizás se conocieron vía Tinder, una aplicación de citas programada por dos judíos iranies en Los Ángeles, y para volver a casa usen Waze, una app originada en Israel… y así podría seguir con un montón de cosas más que ilustran un mundo aplanado donde las divisiones geográficas y la distancia dejaron de ser un obstáculo en el mundo de los negocios, emprendimientos y proyectos; ya no se necesita viajar tanto para tenerlo todo.

Hablar hoy que Japón cierra exportaciones de Toyota para bajar el precio e incrementar el consumo interno, es la reversa de dejar de pensar que el mundo es uno solo.

Argentina lo puso a prueba poniendo cepo a la carne; así es como nos fue, hemos perdido potenciales mercados, sus clientes, sus proveedores y potenciales socios que jamás pensaron en límites geográficos. Mientras nosotros jamás vimos el precio de la carne más barata.

Para concluir y desafiar la brecha digital es recomendable tomarse el suficiente tiempo de leer el libro del pensador libanes Nassim Taleb, sobre el impacto de lo altamente improbable, titulado: “El Cisne Negro”, en que compara la actitud de sus contemporáneos con la de los “Pavos” en los días previos a la cena de acción de gracia.

¡¡¡Que nada nos traicione más como la piel de Judas con su beso a nuestro Cristo amado!!!

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish