Vie. Abr 3rd, 2020

elminuto

Prensa Social Internacional

Nuevas expulsiones impunes en el Sahara Occidental ocupado

5 minutos de lectura

elminuto| El viernes, como se sabe, es el día sagrado de los musulmanes. El último viernes del mes pasado, se recordará, además, por ser el día más de la vergüenza y pérdida de los nervios de Marruecos con respecto a “su” querido y odiado Sahara.


Por: Alberto Maestre Fuentes.Corresponsal  del Diario el Minuto en España.


El 28 de febrero, los ocupantes marroquíes volvieron a impedir la entrada en el las zonas bajo su control del territorio No Autónomo del Sahara Occidental a un nuevo grupo de españoles. Esta vez, no se trataba de algún periodista incómodo y asilado, que pudiera informar al mundo de los atropellos y abusos que son sometidos, constante e impunemente, los saharauis por parte de sus ocupantes….

El grupo que esta vez no pudo entrar en El Aaiún y, que se interesaba por los derechos humanos de los saharauis, representaban a partidos políticos con representación parlamentaria y asociaciones catalanas.

Era pues un viaje institucional que se iba a efectuar por parte, ni más ni menos que del “Intergrupo por la Paz y Libertad del Sahara” del Parlamento de Cataluña. Palabras mayores.

La delegación estaba formada por los diputados del Parlament, Susana Segovia, Vidal Aragonés y Ferrán Civil. A ellos se sumaban Guadalupe Moreno de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo; Oriol Puig de Sahara Dempeus; David Minoves y Toni Royo, Director General  y Técnico, respectivamente, del Fons Català; y Gemma Aristoy, Presidente de la Plataforma de municipios solidarios con el Sahara Occidental.

Un grupo heterogéneo y bien formado que se complementaban a la perfección. Tenían como objetivo el comprobar, in situ, la vulneración sistemática de los derechos humanos en la última colonia africana. La tarea que le había encomendado el Parlamento catalán era clara y sencilla.

Para ello, la delegación tenía previsto realizar distintas entrevistas con colectivos saharauis que sufren la represión, sistemática, de las fuerzas de ocupación desde hace décadas. El Parlamento catalán informó, previamente, a las autoridades españoles de la visita oficial para que pudiera gestionarla, debidamente, con sus homólogos marroquíes.

Finalmente, el grupo del Parlamento catalán, no ha podido efectuar el sencillo y concreto cometido para el que había sido destinado, pues les han impedido literalmente la entrada en el Territorio No Autónomo.

El motivo oficial esgrimido por Marruecos para impedir la entrada del Intergrupo del Parlamento catalán y, así impedir que sean testigos directos, de la vulneración enquistada e impune de los derechos humanos al pueblo saharaui  y, puedan informar a la Cámara catalana, se ha enmarcado en su discurso ya habitual y manipulador.

El comunicado que remitió el Secretario General Técnico del Ministerio de Asuntos Exteriores español, el mismo viernes, al Parlamento catalán, con motivo de la citada visita institucional, se hacía constar  que  el Ministerio de Asuntos Exteriores español había hecho las gestiones oportunas ante las autoridades marroquíes, sobre dicha visita institucional, es de lo más sugerente y surrealista que cabe.

Según este comunicado, se informaba a la cámara catalana que las autoridades marroquíes no consideraban que este viaje fuera un viaje parlamentario oficial puesto que el mismo no respondía a una invitación previa, por parte de dichas autoridades. Además se señalaba, en el mismo comunicado, remetido por el Ministerio español que al no haber sido invitados a visitar el territorio y, no contar, por tanto, con un programa acordado por ambas partes, los marroquíes entendían que se trataba de una visita “impuesta” que no podrían tolerar.

Ante esto, estaba bien claro que las autoridades ocupantes no iban a permitir, bajo ningún concepto, la entrada de este grupo del Paralement.

Y así fue.

Toda la delegación fue obligada a regresar sin miramientos nada más aterrizar su avión. Así es como actúa siempre Marruecos.

Demasiadas décadas impunemente haciendo literalmente lo que le place a costa de la legalidad internacional y del sufrimiento del pueblo saharaui, lo avalan.

Y lo grave de todo es que no pasó absolutamente nada, por el momento, claro está. La noticia de la expulsión de la delegación catalana fue dada en los grandes medios de comunicación catalanes, pero, todo hay que decirlo, de forma breve y sin el rigor y seriedad que requería la misma.

Pero, es un pequeño paso y, por lo menos sirve para romper este silencio vergonzoso e impuesto, hace demasiado tiempo por parte de los grandes medios oficialistas, sobre la última colonia de África, antaño provincia española.

Es curioso que Cataluña que acoge la comunidad más numerosa de marroquíes que viven y trabajan en el Estado español, siempre, a nivel oficial mire hacia otro lado en cuanto al problema del Sahara Occidental.

¿Hasta cuando?.

Han sido expulsados, de forma humillante, y a toda prisa, representantes del pueblo catalán y todavía, al día de hoy, no ha habido una mísera respuesta por parte del Presidente catalán o de algún miembro de su gobierno a tal atropello.

Esto es lo grave.

¿Qué más tiene que suceder?.

Los saharauis seguirán en su lucha por conseguir su derecho reconocido internacionalmente a su autodeterminación. Llevan décadas luchando y quienes los conocemos sabemos que nunca cesarán en su lucha hasta conseguir su objetivo final.

Marruecos no ha podido eliminarlos ni que sea reconocida su ocupación ilegal. Después de tantos años, el Sahara Occidental continua penosamente ocupando el primer lugar en la lista de Naciones Unidas de los 17 Territorios No Autónomos Pendientes de Descolonización.

La expulsión del último viernes de febrero no quedará en la nada, puesto que cada día son más los colectivos y personas que son conscientes del problema saharaui. Mirar a otro lado no ayuda a este problema de descolonización pendiente..

¿Cómo se puede hablar de libertad y de derechos humanos, cuando un pueblo sufre lo insufrible?.

Bravo por la iniciativa del Parlament. Iniciativas así te hacen sentir orgulloso de tu parlamento. En cambio, mal la no reacción y ausencia total del govern en este asunto, hasta el momento.

El  “Intergrupo por la Paz y Libertad del Sahara”, del Parlamento de Cataluña, ha dado un magnífico ejemplo de solidaridad con el sufrido pueblo saharaui que muchos políticos que ocupan cargos de primer nivel, deberían tener en cuenta y seguir sin miedo. Son todo un ejemplo.

Con iniciativas como estas, que seguro habrán muchas más, se conseguirá superar la censura mediática del Sahara Occidental y, con ello, la libertad de su pueblo.

es Spanish