el minuto

Noticias

Perú ¿Cómo Detener una Revolución?

El Minuto | La movilización de miles de pobladores del sur peruano, la onda expansiva que asomó a la zona central -sobre todo la concentrada en Lima- y las reacciones solidarias en otras regiones del país y hasta de peruanos en el exterior (Argentina, Brasil, Chile, México, Alemania, España, Italia, Francia, Australia y más) frente al gobierno de Dina Boluarte no constituyen un episódico conflicto para manejo de crisis ni tampoco un asunto para solución con decretos. ¿Alguien, no se ha percatado de que esto es una revolución?

Escribe: Gary Ayala, Director de El Minuto en Perú

El más de medio centenar de fallecidos atribuidos a las fuerzas uniformadas del Estado (hasta la tercera semana de enero 2023) no amilana el prurito de protesta de quienes expresan cuatro exigencias concretas: Renuncia de Boluarte a la presidencia, disolución del Congreso, nueva Constitución y elecciones generales para el presente año. Desde que Antauro Humala Tasso, autoliquidó su liderazgo social al reconocer al actual gobierno, el histórico caudillismo en el país cedió paso a un activismo popular sin nombre propio.

Mucho más le convenía al establishment mantener a un locuaz Humala debidamente mapeado y seguido por los servicios de inteligencia para neutralizar su incursión política. Las tácticas contra el ex mayor EP eran previsibles con medidas legalistas, políticas y psicosociales; pero, un escenario con multitudes de manifestantes encorajinados que marchan por calles, plazas y carreteras es más complicado. No existe un comando base ni central única de organización de marchas. Espontánea fortaleza.

El gobierno peruano o conjunto de actuales poderes integrados por el Ejecutivo, Legislativo, FF.AA., y el Ministerio Público -principalmente- tiene complicadas condiciones de gobernabilidad. El imaginario conduce a pensar en opciones bajo la manga como la estrategia de generar un conflicto externo para cerrar filas nacionales, reprogramar la agenda país y ejercer coerción sobre la población para que concentre sus energías y mirada hacia otro lado. No sería la primera vez que ello ocurra en América Latina.

Las arengas callejeras no cesan en condenar a la actual presidenta, a las organizaciones políticas instaladas en el Congreso que tiene el 90% de desaprobación de la ciudadanía (frágil representación), al empresariado habitual de las licitaciones públicas, al Ministerio Público y al trust de los medios de información tradicional cuyo discurso se ha convertido en noticia desacreditada y sosa para muchos. Todo lo contrario, resulta el neo periodismo accionado en redes por comunicadores activistas quienes, sin formatos protocolares, emiten despachos en directo con imágenes cinematográficas de gran impacto.

Dina Boluarte, no ha logrado empatizar con el pueblo que protesta, su nerviosismo no verbal y controversial mensaje (“No se está entendiendo claro qué están pidiendo”) pareciera tener autoría ajena. Un estadista demócrata habría renunciado ante civiles muertos por protestar. Hoy, es preciso revisar en la historia porqué se gestan las rebeldías.

Huellas de Revolución

En la Palestina de hace más de dos mil años, el pueblo judío constituía un grupo étnico marginal frente a Roma. El carpintero Jesús, tenía arraigo en la modesta ciudad norteña de Nazareth (Galilea), un lugar de agricultores. Séforis y Tiberíades eran urbes vecinas, pero él se identificó más como aldeano. Cafarnaún y el lago Genesaret, tenían actividad pesquera y los grandes propietarios asalariaban a capataces y jornaleros. Los adeudos impagos convertían a libres hombres en esclavos, limosneros o asaltantes de rutas.

En la metrópoli sureña, Jerusalén (Judea), vivía la alta sociedad, los doctores de la moral y la religión, los celadores de la ley y la casta étnica. Allí, un galileo, rural y pobre, escandalizaría si pretendiese enseñar sobre la ley, si declarara que todos los hombres son iguales, si invirtiese la investidura del rico: “Dichosos los pobres porque vuestro es el         reino de Dios”, y si alguien afirmara que podría destruir su colosal templo, entonces, se ganaría el odio de autoridades y sacerdotes por el delito de sedición y blasfemia.

La dominante cultura helena era urbana y la gente del campo era menospreciada. Había desigualdad: Dominantes y dominados, ricos y pobres, judíos y paganos, gente de ciudad y gente del campo. No obstante, había tradición e identidad cultural judía. Los injustos impuestos de Roma agobiaban al pueblo anhelante de romper su yugo imperial el mismo que gastaba mucho en mantener a su ejército. En esas condiciones sociopolíticas, se levantó una doctrina que revolucionó los valores de un sistema opresor al cual doblegó.

En 1788, Francia, vivía en monarquía absolutista con una paradisiaca vida para una élite (3% de la población) frente a otra que vivía en la aflicción (97%). Había tres sectores: El primer Estado: El clero, no pagaba impuestos, cobrara diezmos, no requería trabajar, su palabra superaba a la ciencia; el segundo Estado: La nobleza, recibía los impuestos, constituía un orden social divino, no se manchaba con el trabajo y gobernaba; y el Tercer Estado: El pueblo, era el único que pagaba impuestos, su destino era obedecer y sobrevivir.

Un precedente de pensamiento intelectual se generó en esos tiempos al cual se denominó Ilustración, defendía la igualdad y la libertad del hombre, utilizó la razón y la crítica. Dichas ideas llegaron hasta los artesanos, agricultores y comerciantes. Junto a ellos, surgieron los burgueses quienes impulsaron la insurgencia. El despilfarro de lujos aristócratas en Versalles, el gasto en la independencia de EE.UU., la negación de mejoras sociales y la escasez de alimentos signaban con enfermedad y muerte al sometido pueblo.

Mujeres parisinas armadas con palos fueron hasta Versalles, irrumpieron con coraje y sacaron al rey Luis XVI y a la reina Maria Antonieta, los llevaron a Paris, el pueblo también en multitud asaltó La Bastilla, tomó armas y municiones, redactó una Constitución. Más tarde guillotinaron a ambos reyes (antes divinos) y a muchos nobles. La burguesía hizo una proclama universal de los derechos del hombre y del ciudadano, impuso una nueva visión de mundo y legaron -entre un alto costo humano- una nueva forma de vivir: Democracia.

En el año 1917, la población mayoritaria de la Rusia zarista vivía en la pobreza, más de 132 millones de habitantes de toda la territorialidad euroasiática de los cuales 91 millones eran propiamente rusos, cargaban sobre sus espaldas más de 300 años de dominación de la dinastía Románov. Los campesinos y obreros no tenían más remedio que subsistir ante una élite divinizada y ostentosa que ignoraba el padecimiento de un pueblo sufriente.

Vladimir Ilich Uliánov, o Lenin (1870-1924), hijo de una familia acomodada y joven religioso, se solidarizó con el calvario de sus paisanos rusos e ingresó a la actividad política. Su hermano mayor,  Aleksander, de una inteligencia notable, fue ahorcado por participar en un atentado contra el zar, ello marcó a Lenin quien fue arrestado y desterrado tres años a Siberia hasta que huyó a Europa occidental. Se cultivó en las tesis marxistas y encabezó un movimiento para tomar el poder a la fuerza e instaurar el socialismo.

La protesta callejera efervescía en Rusia, pero no era escuchada. El 22 de enero de 1905 una marcha pacífica frente al Palacio de Invierno en San Petersburgo dirigida por el padre Gapón, fue acribillada, murieron más de mil personas y el pueblo se radicalizó. Lenin, agudizó su accionar, la situación se tornó ingobernable y el zar abdicó después de ensayar concesiones. Llegó la revolución bolchevique de octubre en 1917 y el mundo recibió un nuevo pensamiento. El zar fue fusilado junto a su esposa y sus cinco hijos al año siguiente.

 

La Paz Armada

“Año de la unidad, la paz y el desarrollo” es el nombre oficial del año 2023 decretado por el gobierno peruano que avista terrorismo en toda actividad o indicio de protesta y cuya respuesta ha sido protagonizar al ejército y policía para asegurar el orden público. Si se contrasta la última encuesta nacional del Instituto de Estudios Peruanos, IEP, frente a la racionalidad gubernamental en el país existirían casi veinte millones de subversivos, pues el 60% de la población apoyó las protestas hasta fin de año. Cosa de locos.

Si la Iglesia retira de su parroquia a un sacerdote como Luis Alberto Béjar (Pucará, Puno) por invocar la renuncia de la presidenta ante la muerte de niños y jóvenes, aquel contexto está insano. Cuando una artista como Susana Baca (tres Grammy Latinos y ex ministra de Cultura) dice que el Congreso genera violencia en el país junto con infiltrados en las marchas y que Dina Boluarte y sus ministros son responsables por crímenes de lesa humanidad que no deben quedar impunes ¿Será una comunista acusable de terrorismo?

En el Perú, conviven culturas originarias como los aymaras, quechuas, chancas, ashaninkas, boras, shipibos y muchas más, coexisten con otras que llegaron allende el mar, pero aun no terminan por enfilar un mismo camino. Cuando llegue ese tiempo, el país obtendrá la posibilidad de ingresar al primer mundo y se comprenderá que la principal riqueza nacional no estaba en sus recursos naturales, sino en su gente.

Un proceso social tras cambios estructurales del sistema no sucede de pronto, se forja en el tiempo. Que la sabiduría inspire un desenlace de justicia por una mejor sociedad, en paz.

Nacional

El Minuto | Desde el inicio de la administración del presidente Gabriel Boric, se ha instruido al Ministerio de Desarrollo Social a potenciar el Registro...

El Minuto | Conmoción en Arica tras el hallazgo de una mujer acribillada en un vehículo en la población Santa Rosa. El trágico suceso ocurrió...

El Minuto | Durante la mañana del domingo, una panadería en la intersección de Carmen con Sargento Aldea fue víctima de un asalto por parte...

El Minuto | En una carta dirigida al Sr. Alcalde de la Ilustre Municipalidad de Lampa, Jonathan Opazo Carrasco, la presidenta de la ONG Vecinos...

El Minuto | Ricardo Bravo Cornejo, reconocido abogado y administrador público, ha asumido la representación legal de destacados criminales que han marcado la agenda mediática...