El Minuto

Noticiero

Plan Hermes: Orientado a infiltrar organizaciones y agudizar las protestas en Chile

Servicios de inteligencia de ese país entregaron a sus pares chilenos comunicaciones encontradas en un operativo de octubre pasado, en que fue abatido Andrés Felipe Vanegas Londoño, alias Uriel, uno de los líderes del Ejercito de Liberación Nacional.


La revista Colombiana SEMANA revela los archivos encriptados de alias Uriel, el poderoso comandante del ELN recientemente abatido. Pretendía atentar contra los hijos de Uribe, sus tentáculos llegaban a más de nueve países, y sus mensajes evidencian la financiación de campañas, la planeación de secuestros en Argentina y el reclutamiento de universitarios extranjeros.

Además de tener referencias a supuestos planes para atacar a la familia del ex Presidente colombiano, Álvaro Uribe, o secuestrar gente en Argentina, los documentos secretos de Uriel también dieron a conocer que el guerrillero buscaba infiltrar sus redes en las manifestaciones chilenas tras el 18 de octubre del 2019.

Tras seguirle el rastro por años, Uriel cayó abatido durante la operación Odín, El 25 de octubre de 2020, comandos de inteligencia de las Fuerzas Militares y de Policía ubicaron en la espesa selva del Chocó a Andrés Felipe Vanegas Londoño, alias Uriel, quien era uno de los jefes del frente de guerra occidental del ELN.



En esta operación cayó un criminal peligroso, que era responsable de delitos como secuestro, asesinato de líderes sociales, persecución y hostigamiento a poblaciones, asesinato de soldados y policías, y también de conformar y estimular el reclutamiento de menores, informó el 26 de octubre del año pasado el presidente de ese país, Iván Duque.

 



Pero lo más importante, y que hasta ahora se mantenía bajo absoluta reserva, fue un verdadero arsenal de equipos informáticos donde se almacenaban 3,2 teras de información, que equivalen a 2 millones de archivos.



En total, los hombres de inteligencia incautaron siete computadores portátiles, 11 discos duros, 24 memorias USB, tres tabletas, 23 teléfonos celulares, equipos de GPS, cámaras fotográficas y radios de telecomunicación.

Los archivos fueron encontrados por hombres de inteligencia y estaban encriptados bajo una sofisticada modalidad para blindar los datos.

A diferencia de lo ocurrido con los famosos computadores de Raúl Reyes, Uriel no utilizaba correos electrónicos comerciales en sus comunicaciones con el comando central del ELN, cuyos miembros en su mayoría permanecen en Cuba y Venezuela.

Tampoco para hablar con sus contactos en Ecuador, Brasil, Honduras, Venezuela, Guatemala, Chile, Argentina y Francia, entre otros.

Las comunicaciones de este temido y poderoso comandante guerrillero, que duró 25 años en las filas del ELN, se desarrollaban por medio de correos humanos y de archivos enviados de computador a computador. Sin embargo, para tener control, Uriel se dedicó a archivar cada conversación en extensos archivos de Word y en mensajes de voz que él mismo grabó.

Plan Hermes en Chile

Fue en ese contexto que, señalan las mismas fuentes, lo que las autoridades colombianas transmitieron a las chilenas hace cerca de un mes a partir de lo encontrado en poder de la guerrilla del ELN apuntó a un supuesto plan llamado “Hermes”, orientado a infiltrar organizaciones y agudizar las protestas. 

El sábado pasado, la revista Semana reveló parte de esos mensajes. «Uriel tenía un interés especial en seguir de cerca la protesta social en Chile, y mantenía comunicación permanente con el Movimiento de Izquierda Revolucionaria de Chile y el Frente Patriótico Manuel Rodríguez. 

Uriel le comparte al COCE -Comando Central- sus impresiones sobre lo que ocurre allí y lo que le dicen sus contactos en medio de la agitación que derivó en una reforma a la Constitución.

Es muy probable que la salida sea un nuevo pacto interburgués con la clase media, representada por los partidos de centro y del progresismo, además el PC como halador de bolas, que podría llegar incluso hasta la renuncia de Piñera si la rebelión nacional se extiende varios días más, dice Uriel, quien se refiere al movimiento chileno como un movimiento continental.

Continúa el guerrillero: Estamos justamente en una coyuntura histórica de nuestros pueblos continentales que se movilizan y se empoderan como sujetos sociales, y también histórica para el cambio que se avecina a gran velocidad.

La revista la Semana conoció que el Gobierno colombiano alertó en su momento al presidente Sebastián Piñera de la existencia del denominado Plan Hermes del ELN, por medio del cual buscan expandirse en el continente, tratando de infiltrar los colectivos pacíficos de agitación social.

Según dicen en el Gobierno chileno, tras conocerse la publicación de Semana, los servicios de inteligencia de ambos países volvieron a tomar contacto, ocasión en que se hicieron entrega de más antecedentes hasta ahora en manos de Bogotá.

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish