sáb. Sep 21st, 2019

Por error de Diagnostico Help S.A. a pagar indemnización millonaria.

4 min read

En cuanto a los hechos Funda su demanda, en el hecho de ser Patricia Inés Nannucci Ubilla y Karla Ornella Matus Nannucci cónyuge ehija, respectivamente de Eduardo Manuel Matus Rodríguez. 

Explica que el día 05 de febrero de 2014, alrededor delas 21:30 horas, la cónyuge de éste solicitó por vía telefónica la concurrencia de la ambulancia de atención de JVNWJJXXET urgencia de Help S.A. hacia el domicilio en que se encontraban, en virtud del contrato de afiliación que el paciente había celebrado con la empresa.

Señala que el motivo que determinó la solicitud de asistencia fue que el paciente, persona diabética, con hipertensión e insuficiencia renal crónicas, presentaba signología de afección digestiva y cardiaca, y otros síntomas propios de su condición, atendido su carácter de paciente de diálisis peritoneal. Advierte que tal como consta en copia de carátula de contrato de afiliación N° 905615-7, el paciente informó al prestador la preexistencia de sus enfermedades-diabetes e insuficiencia renal crónica, así como su alergia a la penicilina.

Sostiene que el equipo médico de la demandada -conformado por  William Germán Trejo Corral y José Luis Fernández Pizarro-, llegó al domicilio alrededor de las 22:10 horas, quienes verificaron la presión del paciente y le suministraron suero.

Indica que pese a la insistencia del paciente y su cónyuge en orden al traslado inmediato del primero al Servicio de Urgencia del Hospital Barros Luco, el médico tratante estimó innecesario el traslado y prescribió al paciente el consumo de Rehsal 90 y Viadil, procediendo a retirarse del lugar e indicando que se requiera nuevamente la asistencia de Help en caso de volver a presentar síntomas preocupantes.

Explica que en razón de que el preocupante estado del paciente se agravaba, alrededor de las 22:30 la cónyuge del paciente intentó tomar contacto telefónico con la demandada incurriendo en aproximadamente 50 llamadas, lo cual consta en la investigación RUC 1510020121-3, dirigida por la fiscalía centro norte de la Región Metropolitana, por cuasidelito de lesiones cometidos por profesionales de la salud.

Indica que ante la inasistencia de la demandada, llamó JVNWJJXXET telefónicamente a Carabineros de Chile quienes asistieron y escoltaron vehicularmente al matrimonio hasta el Servicio de Urgencia del Hospital Barros Luco, ingresando allí ya fallecido el jueves 6 de febrero a las 00:56 horas.

En cuanto al derecho Señala que la acción indemnizatoria que en esta presentación ejercen las demandantes se sustenta en las reglas del título XXXV del libro IV del Código Civil, esto es, en las reglas de la responsabilidad extracontractual, y aclara que demandan indemnizaciones respecto a los daños personalmente sufridos, esto es, los daños sufridos como víctimas por rebote, atendida la inexistencia de vínculo contractual previo entre éstas y la demandada.

Aclara que la acción que se dirige en contra de Help se funda en su
hecho propio, consistente en la prestación defectuosa de un servicio y en la culpa en la organización.

Respecto de los elementos de la responsabilidad extracontractual sostiene el concurrir cada uno de ellos, y sostiene la verificación de diversas infracciones a la lexartis médica.

En cuanto a los daños sufridos por Patricia Inés Nannucci Ubilla, invoca la existencia de un lucro cesante atendido el hecho que su cónyuge fallecido asumía la función de obtener ingresos económicos y solventar las necesidades familiares, y además invoca la existencia de un daño moral en razón del sufrimiento irreparable que la muerte de su cónyuge y la experiencia previa a ésta supuso.

Por lo anterior, viene en solicitar una indemnización ascendente a los $54.478.116.- por concepto de lucro cesante y a los $300.000.000.- por concepto de daño moral.

En cuanto a los daños sufridos por Karla Ornella Matus Nannucci, invoca la existencia de un daño emergente determinado por una deuda que mantiene por concepto de educación superior, y un daño moral en razón de la angustia JVNWJJXXET y dolor que la pérdida de un padre supone para una hija.

Por lo anterior, viene en solicitar una indemnización ascendente a los $694.867.- por concepto de daño emergente, y a los $50.000.000.- por concepto de daño moral.

Por lo expuesto y razonado en los considerandos precedentes, es que se tendrá por verificado el elemento de la imputabilidad de la conducta omisiva ya descrita a la demandada, por cuanto constituye un hecho de la litis la transgresión de la lex artis de rubro en la cual incurrió el equipo médico dependiente de la demandada al haber formulado un diagnóstico errado y al haber omitido derivar al paciente al Servicio de Urgencia del Hospital Barros Luco, conducta cuya reprochabilidad recae sobre Help S.A.

En cuanto, por un hecho propio, ha dejado de adoptar y aplicar con éxito aquellos mecanismos organizacionales tendientes a evitar la producción de resultados lesivos como aquel que sirve de objeto a esta litis, entre ellos la contratación de personal médico que evacúe diagnósticos ajustados a la lex artis; la existencia de protocolos adecuados para enfrentar urgencias en pacientes portadores de diabetes tipo 1, hipertensión e insuficiencia renal crónicos; y la dotación adecuada de operadores telefónicos y profesionales competentes para la atención de llamadas de urgencias y la asistencias por dicha vía.

En Tanto el  Vigésimo Segundo Juzgado Civil de Santiago condenó a la empresa de servicios médicos de urgencia Help S.A. a pagar una indemnización total de $60.694.867 (sesenta millones, seiscientos noventa y cuatro mil ochocientos sesenta y siete pesos) a la cónyuge e hija de paciente qu falleció por diagnóstico errado y omisión de traslado de urgencia a un centro hospitalario.

AfrikaansArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish