dom. Ago 25th, 2019

Diario el Minuto

Práctica antisindical fallo de primera instancia de tribunales buses Vule S.A.

PRIMERO: Que comparece doña CAROLINA GONZÁLEZ MUÑOZ, RUT: 8.962.921-1, Inspectora Comunal del Trabajo, en representación de la INSPECCIÓN COMUNAL DEL TRABAJO de Santiago Sur, Rut 61.502.000-1, ambos con domicilio en Pirámide 1044, San Miguel, quien de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 292 inciso 4 del Código del Trabajo, en relación con el artículo 387 y siguientes del mismo cuerpo legal, y de conformidad a lo prescrito en los artículos 485 y siguientes del Código del Trabajo, interpone denuncia en Procedimiento de Tutela Laboral por prácticas desleales en la negociación colectiva, en contra de la empresa BUSES VULE S.A., Rut 76.071.048-2 representada legalmente por el Sr. Simón Dosque San Martín, Rut. 5.800.674-2, de quien ignora profesión u oficio, ambos domiciliados en Avenida Viel N°1756, comuna de Santiago, por incurrir en prácticas desleales al haber reemplazado ilegalmente a trabajadores en huelga ejercidas en contra de la organización sindical denominada SINDICATO DE TRABAJADORES EMPRESA BUSES VULE S.A., Manuel Bustos, R.S.U. 1302.1442, representada por su directiva Sres. Sergio René Muñoz Allar, David Mauricio Saavedra Meza, Hugo Esteban Lavado Zúñiga, Presidentes, Tesorero y Secretario respectivamente, solicitando sea acogida en todas sus partes.
Refiere que con fecha 18/11/2016 el Sindicato de Trabajadores de Empresa Buses Vule S.A. Manuel Bustos (RSU: 1302.1442), en adelante el Sindicato, presentó al denunciado un Proyecto de Contrato Colectivo de Trabajo iniciándose, de esa forma, la negociación colectiva correspondiente, de conformidad al artículo 315 del Código del Trabajo; luego con fecha 11/01/2017 la Inspección del Trabajo de Santiago Sur, notificó al Sindicato en cuestión del Ord. N°000085 de esa misma fecha, en lo referente a una Solicitud presentada con fecha 29 de Diciembre de 2016, de ese Sindicato, en que se le requirió a esa Inspección analizara la última oferta depositada por el empleador con fecha 23 de Diciembre de 2016, en esa oficina en el proceso de negociación colectiva llevado a cabo entre el sindicato de Trabajadores de Empresa Buses Vule S.A. Manuel Bustos y la Empresa Buses Vule S.A., ello con el objeto de comprobar si se ha dado cumplimiento a la normativa legal que regula el reemplazo y el reintegro de los trabajadores involucrados en la negociación, de conformidad al artículo 381 del Código del Trabajo.
Indica que una vez efectuado el análisis, se concluyó que la Última Oferta, no cumple con lo establecido en la letra a) del artículo 381 del Código del Trabajo, al no ofrecer idénticas estipulaciones que los instrumentos vigentes, y por tanto no da cumplimiento a la totalidad de los requisitos establecidos por el artículo 381 del Código del Trabajo, pero ha ofrecido el bono de reemplazo, por lo cual el empleador puede reemplazar a partir del día 15 de haberse hecho efectiva la huelga, y los trabajadores involucrados pueden reintegrarse a partir del día 30.
Señala que con fecha 12/01/2017, se hizo efectiva la huelga en conformidad al art. 374 del Código del Trabajo; luego con fecha 14/02/2017 La Directiva de la Organización Sindical respectiva, formuló denuncia ante esta Inspección Comunal del Trabajo Santiago Sur, para que se investigara la ocurrencia de reemplazo ilegal de trabajadores en huelga, en  las dependencias ubicadas en López Mateo 1553, comuna de Lo Espejo, Santiago.
Señala que se denuncia que los trabajadores afectados han sido reemplazados por parte del empleador, siendo de forma ilegal como por ejemplo don José Venegas Contreras conductor, Carlos Zúñiga Alegría,-conductor, John Darlink Mac – Inés, conductor, Roberto Valdés Fuentes, Aseador, Alexis- Osorio Tolosa, Inspector de Despacho, este último reemplazado por Emerson Martínez y existen también conductores que efectúan los reemplazos realizando doble turno, excediendo el máximo de horas legal vigente, agrega que existen también conductores que efectúan los reemplazos, realizando doble turno excediendo el máximo de horas legal vigente, estos son José Contreras Fuentes, conductor, José Opazo Pacheco, y conductor Nelson Soto, conductor, Víctor Coupier, conductor.
Sostiene que la empresa denunciada ha incurrido en una ilegalidad ya que comenzó a reemplazar a los trabajadores que son parte de este sindicato desde el primer día, por lo que no se ha dado cumplimiento a lo estipulado en la normativa.
vigente, esto es el artículo 381 del Código del Trabajo, cuestión que es respaldada a través de Ordinario N°000085 de fecha 11 de enero de 2017, razón por la cual se constituye una práctica desleal por parte del empleador en el marco del proceso de negociación colectiva vigente.
Refiere que con la finalidad de verificar los hechos denunciados se procedió a ingresar Comisión bajo el N°1302/2017/307, a cargo de la fiscalizadora dependiente de esta Inspección, doña Marcela Núñez Carrizo, quien a partir de la revisión documental laboral: Contratos de Trabajo y Anexos, Registro de Asistencia, Planillas de Ruta enero 2017, febrero 2017 y de las declaraciones prestadas en el procedimiento, constató lo siguiente: “Que dentro del proceso de Negociación Colectiva en la referida empresa, la última oferta formulada por el empleador con fecha 23.12.2016, no da cumplimiento a la totalidad de los requisitos establecidos por el artículo 381 del Código del Trabajo, pero ha ofrecido bono de reemplazo por lo que puede reemplazar partir del día 15 de hecha efectiva la huelga y los trabajadores involucrados. Pueden reintegrarse a partir del día 30”.
Hace mención que aquél informe determina la constatación de los hechos denunciados, informe que incluye en su demanda. Asimismo refiere que aquella información se constata luego de visitar el Cabezal Santa Olga línea H-13 ubicado en López Mateo N°1553, comuna de Lo Espejo, y de revisar la documentación laboral correspondiente a contratos de trabajo y anexos; registro de asistencia- planillas de ruta enero 2017, febrero 2017. Refiere que a partir de tales elementos probatorios la fiscalizadora concluyó la existencia de indicios suficientes de la vulneración de derechos fundamentales denunciadas, toda vez que hecha efectiva la huelga, el empleador reemplazó las funciones de tres de los trabajadores involucrados en la huelga, que se desempeñaban en calidad de conductores; indica además que siguiendo con el procedimiento administrativo se citó a las partes a una audiencia de mediación para el día 02.03.2017 a las 09:30 horas en el Centro de Conciliación DRT Metropolitana Oriente ubicado en Manuel de Salas N°529, Comuna de Ñuñoa, actuación que no tuvo resultados positivos.
Describe los indicios de vulneración de la libertad sindical. Cita toda la normativa vinculada a la acción intentada, como también cita Doctrina y jurisprudencia judicial. En cuanto a la aplicación de multa, señala que los hechos descritos anteriormente y respecto de los cuales da cuenta el Informe de Fiscalización configuran graves conductas lesivas al desarrollo normal de la negociación colectiva, por lo que solicita se le aplique al empleador el valor máximo de la multa a que se refiere el artículo 292 inciso primero del Código del Trabajo, ordenando las medidas reparatorias que el tribunal determine pertinentes y que sean capaces de enmendar los hechos vulneratorios denunciados bien como impedir o limitar los efectos negativos que tales prácticas significan en términos del funcionamiento de la organización sindical y de la negociación colectiva.
Como consecuencia del relato antes descrito solicita se formulen las siguientes declaraciones: 1. Que la denunciada ha incurrido en una práctica desleal en la negociación colectiva y lesiva de la libertad sindical consistente en reemplazar ilegalmente trabajadores en huelga durante el proceso de negociación colectiva sostenido con el Sindicato de Trabajadores de Empresa Buses Vule S.A., Manuel Bustos, RSU 1302.1442; 2. Que se condene a la demandada al pago de una multa equivalente a 150 Unidades Tributarias Mensuales o lo que el tribunal estime pertinente a beneficio del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, a quien habrá que oficiar para el cobro de la multa; 3. Que la denunciada pague al Sindicato cuatro unidades de fomento (4UF) por cada trabajador reemplazado, los que de acuerdo con los informes de fiscalización que se acompañan, ascienden a 3; aumentada dicha suma, a modo de reparación, en un 100%, en atención a la actitud contumaz de persistir en la conducta; 4. Que, se remita la sentencia condenatoria a la Dirección del Trabajo para su registro y oportuna publicación, y que se oficie al Ministerio de Hacienda, Dirección Chilecompra, Gobierno de Chile, domiciliado en Monjitas N° 392, de la comuna de Santiago Centro, enviando copia de la sentencia, para los efectos del artículo 4 de la Ley 19.886, si así correspondiere; 5. Que se condene a la denunciada en costas de la causa.
SEGUNDO: Que la demandada, dando cumplimiento a lo previsto en el artículo 452 del Código del Trabajo y 495 y siguientes del mismo texto citado, contesta la demanda y solicita su rechazo con expresa condena en costas.
Describe los antecedentes de su representada expresando que el giro corresponde a Ia prestación del Servicio de Utilidad Pública de Transporte de Pasajeros en las vías licitadas de la Región Metropolitana, dentro del marco o esquema establecido en las bases de licitación conocidas como “Transantiago”. Agrega que en tal sentido su representada postuló a dicha licitación, adjudicándose la unidad de negocio Troncal N° 3, y procedió a firmar el respectivo contrato de concesión; refiere que ha invertido importantes sumas de dinero, primero, para adjudicarse la licitación, adquirir los buses que circulan por la ciudad de Santiago y luego, para brindar servicios de calidad a sus usuarios y cumplir con las normas legales de su operación en Chile, en especial las laborales, pues sabemos que nuestros trabajadores son el capital humano más importante de nuestra Compañía. Sostiene que desde el comienzo de su operación en el plan Transantiago se han constituido en la Empresa distintos tipos de Organizaciones Sindicales, contando en la actualidad con más de 105 y aproximadamente 242 dirigentes sindicales; ellas han desarrollado y desarrollan las actividades que les son propias con la más absoluta normalidad, libertad y autonomía. Se han relacionado y relacionan con su representada cada vez que aquéllos o ésta lo consideran conveniente para sus respectivos intereses, sea intercambiando correspondencia o manteniendo reuniones de trabajo.
Afirma que en el amplio marco de las relaciones laborales de BUSES VULE S.A., es un hecho y una realidad indesmentible la existencia y pleno funcionamiento de las organizaciones sindicales que los trabajadores libremente han querido establecer, las cuales son muy numerosas al interior de la Empresa y manteniendo un nivel de sindicalización de alrededor de un 90%, en contraposición a la realidad nacional (12%); y también es un hecho que su representada jamás ha intervenido o interferido de manera alguna en la vida de los Sindicatos, sus Directores o de sus trabajadores afiliados; así como tampoco ha influido ni directa ni indirectamente en el ejercicio de los derechos que respecto de esta materia asisten a sus trabajadores, particularmente en cuanto dice relación con la libertad que los Tratados Internacionales, la Constitución y la Ley les reconocen y confieren para constituir sindicatos, afiliarse o desafiliarse de los mismos o para decidir no pertenecer a tales organizaciones y, por último, ha respetado siempre los derechos de todos sus trabajadores, sin discriminar a nadie y menos realizar prácticas desleales o antisindicales, como la denunciada en estos antecedentes, y cuestiona la imputación efectuada, por cuanto su representada ha implementado una política general y objetiva sobre la materia, respetando los acuerdos alcanzados con todos sus trabajadores.
Como antecedentes previos relata que desde el mes de Noviembre de 2016 tanto trabajadores como empleador dieron inicio a un proceso de Negociación Colectiva en razón del vencimiento de los Contratos Colectivos existentes en la Compañía, vigentes hasta el 31 de Diciembre de 2016.-; de esta forma se recibieron los correspondientes Proyectos de Contratos Colectivos por parte de 36 Organizaciones Sindicales, contestándolos el empleador y dándose lugar a las pertinentes negociaciones directas; luego en el mes de diciembre de 2016, la gran mayoría de las Organizaciones Sindicales que presentaron sus Proyectos llegaron a acuerdo con el empleador, suscribiendo sendos Contratos Colectivos, a excepción de 8, siendo una de aquellas la individualizada por la denunciante como [supuesta] afectada.
Menciona que con la organización Sindical por la cual la Dirección del Trabajo actúa en estos antecedentes, Sindicato de Trabajadores Empresa Buses Vule S.A., Manuel Bustos, RSU N° 13.02.1442, se siguió un normal proceso de Negociación Colectiva, verificándose diversas objeciones de ambas partes a las presentaciones efectuadas; que a ellos se les comunicó la última oferta el día 23 de Diciembre de 2016, la que no fue aceptada, votando en consecuencia la Huelga Legal. En dicho escenario, Buses Vule S.A. solicitó la intervención de la Dirección del Trabajo, mediante la figura de los Buenos Oficios, llevándose a cabo éstos sin resultados positivos, por lo que la correspondiente Huelga se hizo efectiva a contar del 12 de Enero de 2017, la que se extendió hasta el 31 de Enero del presente año. Describe que el ejercicio del derecho a Huelga ejecutado por los trabajadores de esta Organización Sindical, excedió de todo margen legal, por cuanto ellos ejecutaron diversas acciones vandálicas con la finalidad de impedir el normal ejercicio de la actividad desarrollado por la Compañía y el libre derecho a ejecutar su trabajo de todos aquellos que optaron libre y voluntariamente- por suscribir Contratos Colectivos con el empleador, motivo por el cual tanto trabajadores afectados como la empresa dedujeron sendos Recursos de Protección, los cuales fueron declarados admisibles por la Iltma. Corte de Apelaciones de Santiago, ordenándose informar a los recurridos, tal como se evidencia en autos Ingresos N°s 4311 -2017 y 4318-2017 de la Ilustrísima Corte señalada.
Reconoce que el hecho denunciado en la presente causa consiste en haber incurrido en prácticas desleales al reemplazar ilegalmente a trabajadores en huelga, las que se habrían ejercido en contra de la organización sindical denominada Sindicato de Trabajadores de Empresa Vule S.A., RSU 13.02.1442; que los mismos se habrían ejecutado durante el proceso de huelga legal y, específicamente, habrían consistido en el reemplazo de funciones de tres trabajadores involucrados en la huelga, que se desempeñaban en calidad de conductores, en circunstancias que la última oferta del empleador no habría cumplido con la letra a) del artículo 381 del Código del Trabajo, lo que habría ocasionado la drástica disminución de la capacidad negociadora del sindicato. Indica que la demandante sostiene que “en los hechos la empresa mantuvo sin alteración alguna su funcionamiento, lo que a todas luces constituye una práctica desleal del empleador en la medida que los trabajadores afectos a dicho proceso ven debilitada o casi inexistente la posibilidad de arribar a un acuerdo beneficioso sobre las relaciones colectivas de trabajo.” , y que la denuncia se base en el informe de fiscalización N° 1302/2017/307, levantado, desarrollado y suscrito por la fiscalizadora Sra. Marcela Elisa Núñez Carrizo.
Contestando la denuncia explica la modalidad en la operación del servicio de transporte que ejerce su representada, y señala que el lugar fiscalizado por la Dirección del Trabajo no constituye un lugar de trabajo según contempla la legislación laboral, toda vez que no es un lugar en que el empleador mantenga personal destinado permanentemente ni documentación de orden laboral, ya que se trata de un punto virtual de regulación de frecuencia creado e implementado por la autoridad, el Ministerio de Transportes, denominado “Cabezal”. Por ese motivo los trabajadores que asisten a cumplir funciones operacionales (como un Inspector de Despacho) a dicho lugar son generalmente rotativos. No existe conductor alguno que sea destinado a dicho lugar. Advierte que los conductores en la ejecución de los recorridos del transporte de pasajeros, pasan por dicho lugar y se verifica que los índices de regulación exigidos por la autoridad se cumplan. Menciona que dicho punto de regulación, emplazado en la vía pública, está enlazado y depende del Terminal de Buses desde el cual se origina la operación de distintos servicios o recorridos de transporte de pasajeros, en este caso, el Terminal Pedro Lira, ubicado en Avenida Pedro Lira N° 9161, Comuna de Lo Espejo, por ello considera extraño y difícil, por no decir imposible que la fiscalizadora haya revisado documentación laboral en dicho lugar, pues en aquél lugar no se mantiene documentación, a excepción de algunas planillas de ruta del día.
Señala que la operación ejecutada por los conductores a bordo de los buses de su representada se efectúa de acuerdo al marco normativo que exige e impone el contratante, el Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones, según consta en el Contrato de Licitación de vías públicas y los Programas Operacionales que entrega la autoridad cada cierto tiempo, todo lo cual se realiza con la finalidad de satisfacer correctamente el servicio de transporte de pasajeros en la Ciudad de Santiago, la autoridad impone el cumplimiento de determinados índices, los cuales son fiscalizados de manera intensa.
Hace mención que la forma más efectiva en que se ejecuta el servicio por parte de su representada y que permite constituirla en una de las operadoras de Transantiago con los mejores índices de cumplimiento, no es como la expone la Inspección del Trabajo en la presente denuncia e informes de fiscalización. Describe en ese sentido que los buses no son asignados a los conductores, ello es imposible atendida la gran cantidad de operadores de buses (un poco más de 3.100), el número de buses (alrededor de 1.100) y el número de terminales, patios o puntos de despacho, desde que se ejerce la actividad, los que ascienden a 25; sino que la operación se ha estructurado en base a Programaciones de Turnos, los que son rotativos (para lo cual se creó, desde el inicio de la actividad, la Gerencia de Planeamiento a cargo de ellas) las cuales son semanales y se entregan a todos los conductores antes del inicio de las mismas; tales Programaciones se encuentran reguladas, además, por la Resolución Exenta N° 805 de Junio de 2008 de la Dirección del Trabajo y, reitera que no asignan buses a los conductores, sino únicamente indican los días de la semana que deben laborar y el horario de presentación correspondiente. Insiste en el hecho que estaban programados los conductores que se sostiene efectuaron los reemplazos en los días pertinentes, y no se puede sostener que haya existido dicho reemplazo, por cuanto, desde que no forman parte de trabajadores que se encuentran en huelga, ejecutan el trabajo convenido por el empleador, trabajo que, en todo caso, se encuentran amparados para ejecutarlo por la propia legislación laboral para desempeñarlo libre y voluntariamente, lo que no pueden ni deben impedir otros trabajadores y menos la autoridad administrativa que fiscaliza el orden laboral.
Destaca que tanto los conductores como el Inspector de Despacho que afirma la denunciante “habrían reemplazado a trabajadores en huelga,” además de estar programados con anticipación en los días que analiza el libelo, pertenecían al mismo terminal de éstos últimos, aquello que resulta fundamental para afirmar y acreditar que no ha existido el reemplazo que se pretende hacer ver de contrario, puesto que ellos desarrollaron sus labores según lo convenido.
Menciona que existen innumerables ocasiones en que ciertas programaciones de turnos son modificadas de acuerdo a las contingencias que presenta la operación de buses, lo que es determinado por la Gerencia de Operaciones, lo que se observa mayormente en  los períodos estivales en que una parte importante de los trabajadores hacen uso de sus feriados legales, debiendo la empresa igualmente satisfacer la necesidad de transporte de la población.
Expresa que en este caso los trabajadores que hicieron uso del derecho legal de huelga, lamentablemente ejecutaron una serie de actos fuera de todo orden legal, ya que se produjeron bloqueos en terminales, calles, cabezales y se vandalizaron un sinnúmero de buses con lo que no sólo afectaron el legítimo interés de la empresa, sino también el legítimo derecho a trabajar de todos aquellos trabajadores que decidieron libre y voluntariamente no participar de la huelga. Afirma que como se trata de un derecho consagrado y protegido por la Constitución Política de la República, es que los recursos de protección referidos más arriba fueron declarados admisibles por la Ilustrísima Corte de Apelaciones, ordenándose informar a los recurridos.
Conforme a lo expuesto sostiene que las afirmaciones que vierte la Inspección del Trabajo en la denuncia, referidas a los hechos, no tienen sustento real, quedando la impresión que acciona únicamente por el hecho que una organización sindical efectuó la denuncia. Argumenta de manera adicional que la acusación efectuada por la Inspección del Trabajo carece de un análisis completo que permita justificar y dar cuenta de manera correcta tan grave imputación, ya que se limita únicamente a afirmar que el reemplazo de los tres trabajadores que individualiza habría sido ejecutado por otros tres que también individualiza, en los días que informa, sin indicar los horarios comprometidos, buses respectivos, servicios o recorridos, etc., sino que únicamente afirma que el reemplazo de los conductores en huelga se produjo respecto del “turno habitual que ejecutaban, correspondiente al de mañana”.
Cuestiona que aquello constituya una afirmación que tenga cabida en la realidad, por cuanto los conductores de buses, incluidos los señalados por la Inspección del Trabajo, ejecutan sus funciones “en turnos rotativos” de mañana, tarde y algunos de noche, por lo que no tienen turnos habituales ni de mañana ni de tarde; en cuanto al Inspector de Despacho, asevera que quien habría reemplazado al trabajador en huelga, Sr. Emerson Martínez Álvarez, habría ejecutado dobles turnos desde el 12 al 31 de Enero de 2017, modificando su sistema habitual de trabajo que era de turnos fijos, sin embargo señala que ello no fue así y lo demostrará pues el Sr. Martínez Álvarez no tenía turnos fijos, sino rotativos y la jornada ejecutada no salió de lo habitual, en este caso se respetó su programación y días libres, por lo que lo aseverado por la Inspección del Trabajo no es cierto .Con todo, prosigue la denunciante efectuando afirmaciones que no se condicen en nada con la realidad, y en ese caso plantea que por ejemplo, el hecho denunciado y supuestamente ejecutado por el empleador (el reemplazo de tres trabajadores en huelga) se vio agravado desde que habiendo sido citado a mediación para corregir la transgresión laboral, la denunciada no se allanara a aquello, pero no repara en la circunstancia de que dicha mediación se verificó el día 02 de Marzo de 2017, a más de un mes de haber terminado la huelga, la que concluyó el día 31 de Enero del mismo año. Es decir que en este caso pretende hacer ver más grave una supuesta infracción (por cierto inexistente) únicamente desde el punto de vista argumentativo y no desde la realidad (nuevamente).
Asimismo se afirma (página 3 final) que:

“en los hechos la empresa mantuvo sin alteración alguna su funcionamiento, lo que a todas luces constituye una práctica desleal del empleador, en la medida que los trabajadores afectos a dicho proceso ven debilitada o casi inexistente la posibilidad de arribar a un acuerdo beneficioso, sobre las relaciones colectivas de trabajo. La denunciada, ejecutó actos que debilitaron gravemente el proceso negociador, siendo uno de los fines principales del sindicato…”, sin embargo sostiene que en este caso se está en presencia de afirmaciones ajenas por completo a la realidad y en este caso da la impresión que estuviese hablando sobre otra negociación colectiva y otros partícipes.

Se les recuerda a todos los trabajadores de buses vule y socios en general el compromiso hacia ustedes y quedan cordialmente invitados a asistir a la audiencia de juicio el día 22 de junio a las 11 de la mañana sala 6 segundo juzgado del trabajo Merced 360 y comprobar que SI se puede solicitar la nulidad del contrato colectivo firmado por los amarillos de la empresa, tu apoyo es vital. Asiste sin miedo, demuestra tu descontento hacia quiénes te dejaron amarrado por 4 años. Vamos por la nulidad del contrato colectivo.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

AfrikaansArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish