El minuto

Noticias

Profetas en Tierras Lejanas. El Caso Turín

El Minuto | Según el Informe sobre las Migraciones en el Mundo 2024 (Organización Internacional de las Migraciones, OIM, ONU) hasta el 2020 los migrantes fueron 281 millones (3.6%) de la población mundial. El 48%, mujeres y el 52%, varones. Tres de cada cuatro tenían entre 20 y 64 años de edad y 41 millones menos de 20. En Asia y Europa residen, 31%; EE.UU., 21%; África, 9%; América Latina y Caribe, 5% y Oceanía, 3%. Razón principal: Trabajo. Más del 40% provienen de Asia (India; luego China, Bangladesh, Pakistán, Filipinas y Afganistán), después A.L. (México). Europa, acogió hasta hace dos años a 87 millones de foráneos. La alta autoridad de Torino, Doménico Carreta (Sport, Grandi Eventi, Turismo e Rapporti Con Il Consiglio Comunale) explica una visión desde la histórica ciudad de Turín, en Italia.

Por, Gary Ayala, Director de El Minuto en Perú

Turín (Torino), cruzado por el río Po, se ubica como capital de la región Piamonte. Sus calles y plazas muestran la arquitectura de siglos pasados y presenta historia, gestas heroicas y estilo barroco muy expresivamente. Fue la primera capital de Italia y tiene a la familia real Saboya en su memoria. Sus signos emblemáticos son la industria de autos FIAT, club Juventus y el Sudario de Cristo, entre otros. En mayo del 2024 albergó al G7 que acordó eliminar el uso del carbón para el 2035, también fue sede de la Feria del Libro, una de las más importantes de Europa.

La población migrante es de 442,289 habitantes en toda la comarca turinense y en la metrópoli, 261,231 habitantes. Los emprendedores de diversos continentes han afincado sus negocios con buenos resultados para instalar a sus familias, solo deben cumplir las exigencias de la legislación italiana, sobre todo, expresar el respeto por las personas y por la naturaleza que los rodea.

¿Cuál es su visión como autoridad municipal respecto a la migración que llega a la ciudad de Turín?

Turín, nació de la inmigración, de la capacidad de acoger y también de la capacidad de mezclar etnias y tradiciones. En los años ‘50 y ‘60, años de la gran emigración del sur, llegaron casi un millón 400 mil habitantes. Allí nació el dicho: “La ciudad más meridional con más sureños que la del norte”, efectivamente, en Italia después de Nápoles y de Palermo, era la ciudad con más sureños. Se fue transformando, construyó escuelas, barrios, una identidad diferente. La acogida siempre fue parte del ADN de esta ciudad. En los ’80 asistimos a la gran migración de los países del Este. Turín, no solo es tierra de migraciones, también de inmigraciones, hay un fuerte componente de comunidad piamontesa en Argentina y en Uruguay, especialmente a finales del siglo XIX y principios del XX, cuando aquí hubo una pobreza muy extendida. Ahora, es distinta, tiene 850 mil habitantes.

Gracias a la inmigración, no pierde más habitantes; sin embargo, hay situaciones particulares, la inmigración se concentra más en zonas definidas como la barrera de Milán, la zona norte de Turín, mientras que, en los suburbios del sur de Turín, cerca de Fiat, se tuvo que cerrar escuelas porque no hay inmigrantes, ni siquiera turineses que se han quedado a vivir. Está claro que son dinámicas y las gestionamos desde una perspectiva en la que esta ciudad, esta administración, no solo quiso dar una ciudad basada en derechos, de acogida, de acceso a la salud y a los servicios, sino, desde una perspectiva que decimos con orgullo va contra corriente respecto a lo que hoy es un pensamiento común a nivel nacional: abrirse, acoger e integrar. Lo hacemos utilizando a la cultura y el deporte que son nuestros elementos fuertes. Casi parece que la inmigración solo debería referirse a políticas sociales, no a la inmigración, por tanto, a la integración, a la capacidad de integrar culturas. Las fiestas culturales aquí también tienen un carácter y vocación no autóctonas.

¿Cuáles son los aportes que más ha brindado la migración?

Hay comunidades -como la de ustedes- que ahora son parte del tejido social de la ciudad. Siempre creo que cada vez que llega un elemento adicional de una cultura diferente es una fuente de enriquecimiento. El hecho de que ahora uno de los elementos con los que se suele hablar de Turín es que es una ciudad multiétnica. Para mí esto es un valor añadido. El hecho de que cuando acogemos determinadas disciplinas, por ejemplo, el otro día a la llegada del Tour de Italia me dijo que la comunidad más importante era la del Ecuador. Si hay algo que nos une más a nuestra tradición es la cocina, pasa por la identidad culinaria y si vas allí y ves todo este crisol de diferentes cocinas. Entonces entiendes cuál es la fuerza de una sociedad multiétnica.

¿Y, al contrario, problemas generados por la migración?

Hay dificultades con la inmigración, son las mismas dificultades que Turín enfrentó en los años cincuenta y sesenta cuando mis abuelos y mis tíos llegaron a Turín, es decir, importantes flujos migratorios que a menudo vienen dictados por situaciones de pobreza en el lugar de origen. Soy sureño y por lo tanto está claro que flujos como este deben ser absorbidos y muchas veces hay condiciones en que si no pueden ser absorbidos por el tejido social pueden convertirse en desviación social y por ende fenómenos de delincuencia menor, delincuencia a combatir, es parte de la historia de las migraciones desde el éxodo. Hasta hoy funciona así y por lo tanto está claro que luego nos concentramos en algunos lugares y esos lugares también son utilizados por el hampa local para crear trabajadores, es decir, para abastecerse de trabajadores en el tráfico de drogas o en otros lugares. Entonces tendemos a generalizar y decir que todo lo que es delito o no, se remonta a los inmigrantes. Es un atajo mental que se usa a menudo para culpar siempre a los demás. Dijeron que los inmigrantes del sur tuvieron suerte y que luego llegaron los albaneses y por lo tanto nos tomamos con los albaneses y dejamos a los inmigrantes a un lado. Luego llegaron los de África y nos desquitamos con África. Pero la historia de la humanidad la debemos echar a los más débiles. Aparte de la política de Estado sobre inmigrantes

¿Cuál es la visión especial de la actual administración municipal sobre los migrantes, hay alguna innovación en particular?

La diferencia es una cuestión cultural en el enfoque. Después de eso, está claro que una administración local debe actuar de acuerdo con las leyes definidas a nivel nacional. El enfoque es diferente y se debe a todo lo mencionado. Podemos crear condiciones para que la integración de los inmigrantes sea más fácil y, sobre todo, pensar en la inmigración como un valor añadido. Luego, el 90% de las políticas que este Estado está implementando -con las cuales no estoy absolutamente de acuerdo-. De hecho, se contrapone a la lucha contra la inmigración ilegal, es decir, el hecho de crear condiciones bajo las cuales hay inmigrantes ilegales. Si llego de otro lugar, quiero convertirme en ciudadano de ese lugar. Creo condiciones, desde un punto de vista legislativo-legal, que no te convierten en habitante, sino en ciudadano. Creamos condiciones para recibir al inmigrante ilegal.

Ahora que llegué a la Municipalidad observé a un grupo de personas que pedían mejores salarios ¿La migración representa un problema para el sector laboral de Turín?

No, en mi opinión. La inmigración siempre ha resuelto problemas relacionados con el trabajo. También porque la fábrica de Turín, Fiat, sobrevivió gracias a los trabajadores que llegaron del sur, de lo contrario, la fábrica cerraba. Nunca he pensado en esa “guerra de los pobres”, es decir, que alguien venga y te quite el trabajo. No, hay condiciones de oportunidades para todos. Digamos que llega alguien de Bolivia y viene a quitarles el trabajo a los italianos, hay condiciones para que todo sea absorbido. A nivel global, nos encontramos en una situación económica difícil. La globalización es algo positivo, también tiene algo negativo. Estos problemas no se resuelven por comunidades individuales, requieren respuestas organizadas de manera global. Hay guerras que crean problemas en el suministro de energía, que crean conflictos en la movilidad de mercancías. Todo esto termina impactando en el bolsillo de todos. Si cierro el Canal de Suez, tenemos que dar la vuelta al camino más largo para traer mercancías de Medio Oriente a Italia. Ese solo perno que se compró en China, en lugar de pagar 100 euros, pagarás 300 euros. Eso, inevitablemente, terminará en tu billetera. La globalización complica las cosas con las guerras. Hay provocaciones para desviar la atención de problemas mayores.


 

¿Tiene alguna cifra sobre el número de migrantes que hay en Turín y cuánto aportan a la economía de Turín?

Ahora los recolectaremos y los enviaré. Todo lo que es número significa Producto Interno Bruto (PIB). No se hace solo con los ingresos de los ciudadanos de la ciudad. Lo componen, por ejemplo, los trabajadores y también los viajeros que vienen de fuera, por los estudiantes que van a un bar y compran, por la población inmigrante convertida en ciudadanía italiana, en parte, y por aquella que aún no lo es. Todos generan economía. En una ciudad que está reduciéndose, los inmigrantes logran que todo sea menos dramático. Esta ciudad solía tener un millón 400 mil habitantes, tiene calles y alumbrado diseñados para ese número de habitantes. Ahora, que son 850.000 habitantes, las calles y alumbrado continúan para una ciudad de un millón 400 mil habitantes. ¿Significado?: El gasto en mantenimiento de vías y alumbrado público no utilizado aumenta. Está claro que una contracción de una aglomeración urbana conduce a dificultades, al igual que a finales del siglo XIX y principios del XX, el aumento desproporcionado de las ciudades provocó otros problemas, como la excesiva urbanización y demanda de guarderías y escuelas. Ahora, tenemos guarderías y escuelas cerradas.

En vuestra planificación se ha previsto el impacto específico de la migración sobre los servicios de agua, desagüe, electricidad, salud y educación. ¿Hay algún estudio?

Ha comenzado un momento de escucha -entre comillas- con la ciudad que determinará el nuevo plan maestro de la ciudad. Verá la luz dentro de uno o dos años y en él se incluirán todas las instalaciones deportivas, escuelas, nuevas necesidades, espacios verdes públicos y la demografía. En el mapa de la ciudad se repiten hace más de 30 años, pero hace 10 años la ciudad se reorganiza y pasa por la comparación con las distintas comunidades locales que dan indicaciones importantes para construir el futuro desde hoy, no para el próximo año o dos años, sino para más. Es un plan que prevé una disposición ciudadana desde transporte hasta otras cosas que transformarán a Turín para los próximos veinte años. Hay más de 300 obras de construcción que han comenzado ahora y terminarán en 2025. Estas obras reconstruyen una casa, reconstruyen la ciudad.

Cada migrante llega con su bagaje cultural ¿Esto puede afectar la propia identidad cultural de Turín?

Las identidades se transforman en función de las transformaciones de la humanidad, de la sociedad. Trate de pensar en un pueblo como el siciliano que tiene barrios en su interior que son barrios árabes y por qué son hijos de los árabes que han construido una identidad sobre otra. Ésta, actúa por estratificación, cada vez que la identidad avanza, la estratificación crece, mientras, lo que hace aumenta el nivel en términos también cualitativos. Mi abuela no tuvo la posibilidad de interactuar con algunos pueblos y por lo tanto tiene un menor nivel de estratificación identitaria. La identidad no se afecta, se mejora, se regenera, se reorganiza.

En cuanto a Turín, ¿Cuál es la imagen más bella?

Turín se ha convertido en una ciudad turística- está siendo redescubierta así- tiene lugares importantes y uno de los más visitados es Porta Palazzo, el mercado, es un ejemplo multiétnico de la ciudad. Los que vienen me dicen que no hay un mercado así, que no solo es mercado, que todo está allí, cocina armenia, japonesa y más. Es eso, aquí al final creo que hay algo que nos une más a nuestra tradición, y es la cocina, pasa por la identidad culinaria y si vas allí y ves todo este crisol de diferentes cocinas. Entonces entiendes cuál es la fuerza de una sociedad multiétnica.


 

Usted, parece entregar más una visión social que una política de Estado. Como latino, lo aprecio mucho. No obstante, ¿Se puede replicar igualmente esta visión en las demás ciudades de Italia?

Aparte de cuáles pueden ser las leyes que se dictan y que buscan reflejar lo que es una ola que está golpeando a Europa desde la Hungría de Orbán hasta Polonia, también en parte en los Países Bajos -que es para bloquear los flujos migratorios- creo que Italia, precisamente por su forma de construcción, es una península entre mares, un pueblo acogedor que inevitablemente, por su estructura, se convierte en un vástago de Europa hacia África, será la tierra de siempre, como España. De donde provengo, del sur, la gente es rubia y pelirroja porque estaban los normandos, no porque yo sea rubio. En el sur eran todos rubios, como hijos de la inmigración. Luego estuvo Aníbal, y luego estuvo la presencia de los fenicios. Esta es una tierra que tiene una identidad que se va moldeando con los años en comparación a lo que son los flujos de humanidad porque a ellos les gusta que la humanidad se mueva. Pero en ambos lados, nunca nadie ha logrado detener los fenómenos migratorios, solo tormentas en mares agitados y otras cosas. El resto de la gente debe moverse, de lo contrario, como dijo Snoopy, seríamos árboles con raíces, y en cambio no somos árboles.

En América Latina nos agrada la recepción de Europa. Vemos la selección nacional de Francia, con presencia africana. Y vemos a Estados Unidos como país favorecido con la migración, no obstante, Trump. Estuve en Nueva York cuando compitió con Hillary Clinton. Presencié la campaña, terrible.

El cuarenta por ciento de los votos de Trump provinieron de latinos.

En Torino podríamos decir, entonces que sí se construye una identidad con integración, que la migración genera y construye una nueva identidad.

Podemos esperarlo. Después de eso, ni siquiera podemos negar que hay muchas dificultades, con algunos pueblos que hacen que la integración sea más complicada y también con algunos que de algún modo piensan que la inmigración es cuando llegas a la casa de alguien y luego tienes que esperar que todo salga bien, pero sabes que algo puede salir mal, y por eso tienes que tener la conciencia -a pesar de eso- de la predisposición mental que la de la bienvenida benévola. El hecho de que algo puede salir mal está ahí. Y si algo sale mal es porque tenemos problemas de integración. Especialmente con algunas comunidades y eso hay que decirlo a nosotros mismos. No podemos decir que todo está bien. En fin, que hay problemas está claro, pero el hecho de que queremos trabajar para garantizar que estos problemas se superen es igualmente claro.

En Milan, donde hay incluso más peruanos que en Torino ¿Cómo ven desde aquí la migración a nivel regional?

No tengo una imagen de lo que es la migración en el Piemonte, pero como suele suceder, los principales flujos migratorios suelen dirigirse hacia las grandes aglomeraciones urbanas, por lo que el 90%, el 80% son absorbidos por Turín y su interior, los demás menos, es decir, si voy a un lugar, voy porque me da más posibilidades, no a un lugar que me da menos posibilidades. Entonces, creo que el observatorio de Turín es bastante importante, digamos, porque lo abarca casi todo en comparación con el fenómeno migratorio en todo el mundo.

He retornado de Roma, hay mucho movimiento, desplazamiento y mucho ruido. Como hombre de gobierno municipal ¿Qué mensaje le brinda a quien desde América Latina ve a Turín como opción de construir aquí su hogar?

Siempre les digo a aquellos que quieren inmigrar, si decidieron hacerlo, es porque algo anda mal en su país, porque a nadie, incluido yo, quiere abandonar su país. Si lo hace, Turín, es una ciudad que enfrenta mil dificultades, pero siempre acogedora, ha construido su propia estructura a partir de gente acogedora. Hay contradicciones, dificultades, absolutamente sí, pero lo que ocurrió aquí es una dimensión más cercana a los países de Europa Central, donde la inmigración y la inclusión de comunidades llegaron de forma mucho más natural. Aunque usted puso un ejemplo antes, Francia, los jugadores africanos. Francia, Bélgica, Portugal tenían colonias, Italia no. Italia construye su identidad a partir de sus fenómenos migratorios, no en fenómenos fronterizos casi obligatorios, porque Surinam y otras cosas todavía eran parte de Francia, eran municipios franceses, y como las islas en Madagascar y otras. Italia, no. Siempre ha estado allí, es un puerto, y Turín, no tiene mar, tiene un río. Es acogedora y se puede ver en la vivacidad de las comunidades locales, como la suya.
En lo personal, ¿Ha adquirido algún hábito o costumbre, de algún pueblo migrante en Torino?

Soy inmigrado. Sabe qué es lo que -cuando uno piensa en lo que ha recibido- hace diferencias. Siempre pienso así, que las cosas que absorbes lo haces de forma natural, por eso empiezas a decir: “Me gusta esa cultura” o “esa otra”. Haces diferencias, pero no creo que la identidad de una sociedad moderna y sana sea precisamente no pensar que la diferencia es un problema, sino pensar en cambio, ¿Qué diferencias se convierten en valor agregado? Entonces, en lo que a mí respecta, lo que me formó en mi juventud fue la literatura latinoamericana y la literatura argentino-colombiana, y aún ahora podemos decir, la historia de los pueblos de la liberación, desde Simón Bolívar en adelante. Por lo tanto, en definitiva, creo y formo parte de esa historia, de mi generación, los movimientos del CEI en adelante. En resumen, somos hijos de esa historia.

Nacional

Energía Renovable en Chile: Inauguración del Primer Parque Eólico Offshore Santiago, Chile - 20 de junio de 2024. Chile ha dado un gran paso hacia...

Nueva Ley de Delitos Económicos 21595: Implicancias en Compliance y el Rol del Oficial de Cumplimiento Tributario Por Luis Díaz Palominos, Ingeniero Comercial, Consultor Senior...

El Minuto | Este domingo se llevó a cabo la evacuación de los vecinos del edificio Euromarina II de Reñaca tras la aparición de un...

El Minuto | Más de $2 mil millones están siendo revisados “peso a peso” por el Servicio de Protección Especializada a la Niñez y Adolescencia...

El Minuto | El Presidente de la República, Gabriel Boric, vivió un momento incómodo durante su discurso en la inauguración del primer Centro Comunitario de...