mié. Dic 11th, 2019

¿Qué hacer para heredar?

Por :  Dra. Gisela Adriana Sabelli, Abogada

La Sucesión es el proceso mediante el cual el juez dictamina quiénes son los herederos de una persona que ha fallecido y el objetivo es dar seguridad jurídica para disponer de lo dejado por el causante, sean derechos u obligaciones, ganancias o deudas.

En el Código Civil y Comercial de la Nación, se comienza dando la definición de sucesión por medio del momento en el cual se inicia la misma

Por : Dra. Gisela Adriana Sabelli, Abogada

“ARTICULO 2277.- Apertura de la sucesión. La muerte real o presunta de una persona causa la apertura de su sucesión y la transmisión de su herencia a las personas llamadas a sucederle por el testamento o por la ley. Si el testamento dispone sólo parcialmente de los bienes, el resto de la herencia se defiere por la ley. La herencia comprende todos los derechos y obligaciones del causante que no se extinguen por su fallecimiento”

Del Artículo mencionado no solo se desprende cual es el momento de inicio de la sucesión sino también los tipos que existen en la Argentina los cuales son: Testamentaria, cuando el causante ha dejado expresado mediante un documento escrito su voluntad de la transmitirle, a su fallecimiento, sus bienes a determinada persona que puede ser física o jurídica; Ab-Intestato, cuando se hacer por las normas establecidas en el Código Civil y Comercial. Esta última es la que en general se utiliza en la Argentina, dado que es muy poco común que una persona realice un testamento, diferencia fundamental con otros países como ser Estados Unidos o varios países de Europa.

En este artículo les voy a tratar de explicar el proceso de la Sucesión Ab-Intestato. Lo primero que se necesita es tener la partida de defunción de quien ha fallecido. Para iniciarla hay que demostrar el vínculo que lo une con el difunto, por ejemplo, si son los hijos y cónyuge se van a necesitar las partidas de nacimiento y de matrimonio y además la documentación necesaria para demostrar al juez que existen bienes que den sustento al juicio sucesorio. También pueden iniciar el proceso los acreedores del causante y en este caso los herederos, en principio, van a responder a dichas deudas con lo existente en el patrimonio del deudor original.

Una vez que se ha demostrado la relación existente entre el causante y quien pretende heredarlo el juez, da por abierto el sucesorio librando la orden de realizar diferentes trámites tendientes a poder corroborar distintas situaciones necesarias, como por ejemplo se libra un Oficio al Registro de Testamentos, correspondiente al domicilio del causante, para ver si el mismo había realizado algún testamento mediante escritura pública, en la Provincia de Buenos Aires también se realiza un oficio al Instituto de Previsión Social para corroborar que no haya nadie que esté cobrando alguna pensión o subsidio el nombre de quién ha fallecido, otro de los pasos a seguir, aunque no es muy útil en la era tecnológica en la que vivimos, es la publicación de edictos en el Boletín Oficial, que se realiza con el objetivo de llamar a la sucesión a quien se considere con derechos a heredar o cobrar una deuda pendiente.

Concluida esta etapa probatoria, como se podría llamar, se solicita que el juez dicte la Declaratoria de Herederos y con esa resolución el juez establece que ante el fallecimiento de determinada persona le suceden en carácter de únicos y universales herederos quienes solicitaron serlo o quién hayan aparecido durante el proceso mencionado anteriormente.

Para poder disponer de los bienes que ha dejado el causante a los herederos se debe realizar una segunda etapa del proceso a la cual se lo denomina Incorporación de los Bienes, por estos se entiende a inmuebles, muebles móviles, acciones, dinero, y demás cuestiones que necesiten la orden del juez para poder realizar la disposición.

Voy a tomar, a modo de ejemplo, la transmisión de un bien inmueble en la Provincia de Buenos Aires. Lo primero que hay que hacer es pedir un Certificado de Valuación Fiscal, por medio del cual el fisco, que es la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), determina el valor fiscal de la propiedad el cual va a ser la base para la determinación del pago de las tasas judiciales correspondientes; luego un Certificado de Dominio, para comprobar que el titular de dominio sea la persona que ha fallecido y además que la propiedad no se encuentre embargada o tenga alguna hipoteca; también se pide un Certificado de Inhibición de la persona para ver que no está inhibida, que no tiene acreedores al momento de realizar la transmisión del bien; y por último se pide un Certificado de Cesión de Acciones y Derechos Hereditarios por medio del cual se corrobora que el causante no ha dejado a cedido sus derechos sobre esos bienes a otra persona.

Una vez concluido este pedido de Certificados se debe abonar la tasa de justicia y la sobretasa, estos se presentan conjunto a un escrito ante el juzgado donde tramita el proceso sucesorio pidiendo la incorporación del bien a la sucesión. Una vez que el juez determinó que esa propiedad corresponde a quien falleció da la orden que los declarados herederos pueden disponer del bien.

Los herederos a partir de este momento puedan vender por tracto abreviado, en donde directamente se realiza la escritura de venta en la escribanía elegida o la otra opción que se puede realizar es la inscripción del bien a su nombre.

© Diario el Minuto, innovación digital. Todos los derechos reservados & Oed Marcelo | Teléfono: (56-2) 232829875 | contacto@elminuto.cl
Abrir chat