Mar. Sep 29th, 2020

Sahara Occidental: El potencial económico de las “Zonas Liberadas”

Compartir

Estos son tiempos difíciles para la nación saharaui. “La división de un pueblo impuesto por el ocupante marroqui”, la indiferencia de la Comunidad Internacional y ahora el drama del pandemia del COVID 19, que golpea las puertas de los Campos de Refugiados como de las zonas ocupadas. El objetivo de esta nota es mostrar la posibilidad de que es factible pensar en promover el desarrollo de la República Saharaui, aún en estas circunstancias dramáticas.


Por: Jorge Alejandro Suárez Saponaro | Director Diario El Minuto para Argentina


Panorama general

La República Árabe Saharaui Democrática, dado que sufre la ocupación de su territorio por parte de Marruecos, impide su desarrollo económico, condenando a miles a vivir como ciudadanos de segunda en las zonas controladas por Marruecos y otros a vivir precariamente en las llamadas zonas liberadas (unos 90.000 km2) y los campos de refugiados en Argelia.

Este espacio, está separado de los territorios ocupados, por un conjunto de muros defensivos de arena y piedra, custodiados por unos 100.000 efectivos, campos minados, estaciones de radar construidos a lo largo de los años 80, ante la abierta incapacidad de poder contrarrestar la guerra de guerrillas del ejército saharaui.

El acceso a los territorios liberados desde los campamentos supone recorrer más de 100 km por territorio argelino, parte de este recorrido se hace por la pista Tinduf-Bir Moghrein que une Argelia con Mauritania que se dice que fue construida en los años 40 por presos españoles de la Francia de Vichy. Como paso fronterizo existe un puesto de la guardia fronteriza argelina y otro de aduana de la RASD. Para internarse en los territorios liberados no se requiere pasaporte ni visa de la RASD, basta con los documentos de viaje que expide el gobierno de Argel.

Una vez en el territorio, las pistas de tránsito son muchas, pero debido a la orografía hay algunos lugares por los que todos los vehículos tienen que transitar. Tan pronto como se entra en los territorios liberados se nota una importante diferencia paisajística con la pedregosa Hammada pues se ven árboles, colinas, uads, etc.

Por otro lado, en este espacio inhóspito, Argelia esta construyendo con ayuda de la Unión Africana o UA, una carretera Tinduf a Zuerat , que unirá dicho país con Mauritania en dirección a Nuadibú. Esta carretera tiene actualmente construidos unos 50 o 60 Km. y acercará sin duda los territorios liberados a los campamentos y a la zona de Tinduf con su impacto a futuro “TERRITORIOS LIBERADOS DEL SÁHARA” Por el ejercicio práctico de la soberanía sobre el territorio.

Disponible en:

http://www.cantabriaporelsahara.com/documentacion/documentos/301120081858.pdf)

Diversos estudios realizados por Naciones Unidas y ONG han identificado que las zonas liberadas están pobladas de manera permanente por unos 12.000/15.000 personas, no solo ligadas a la presencia del Ejército saharaui, al pastoreo trashumante, sino también que tienen su residencia permanente en diversas localidades ubicadas en la zona. En su momento la posibilidad de llevar a cabo un referéndum, motivó la construcción de infraestructuras mínimas para que las votaciones se llevaran a cabo, además de facilitar el retorno de los refugiados.

El estado saharaui llevó a cabo en 2007 el XII Congreso del Frente Polisario en Tifariti, con la concurrencia de más de 1500 personas, que incluyó invitados de América, África y Europa. Por lo tanto existe una base sobre la cual puede explorarse el desarrollar ciertas actividades económicas e incluso incrementar la presencia de la RASD en dicha zona, que existe una serie de localidades y poblados:

  • La capital provisional de la República y sede de la declaración de la independencia, Bir Lehlú, donde funciona una escuela José Carlos Diego Aguirre, un centro sanitario que asiste a nómadas y un grupo de comerciantes que ya tienen presencia permanente.
  • Tifariti, la localidad más importante, a tal punto que la primera universidad saharaui, lleva su nombre, existen instalaciones sanitarias, militares y la presencia de población permanente. En sus cercanías cuenta con un parque arqueológico prehistórico. En su momento con la ONG ASPS Sevilla se planeó construir 400 viviendas.
  • Mheiriz, con la existencia de una escuela y un pequeño centro de salud, construido con apoyo español.
  • Miyek. Cuenta con pozo de agua e instalaciones de la MINURSO.
  • Agüenit, a cien kilómetros de Zuerat, importante localidad mauritana. Cuenta con un pozo de agua con importante caudal, centro de salud.
  • Zug. Presencia de población, gracias a la cercanía con la frontera mauritana

La presencia de una ONG dedicada al desminado humanitario, también pone en evidencia la existencia de una “avanzada” de organizaciones humanitarias, que se ha traducido en diversas acciones, como las llevadas por la Universidad del País Vasco que en su momento encontraron las víctimas de ejecuciones de civiles en manos de soldados marroquíes, además de distintas expediciones arqueológicas.

Desarrollo de las “zonas liberadas”. Primer paso hacia la liberación de todo el territorio saharaui

Las zonas liberadas son mostradas como una “tierra de nadie” o zona de amortiguación entre dos facciones combatiente. Hemos explicado hasta el cansancio, que existe población saharaui y autoridades políticas y militares. El gobierno saharaui hace acto de presencia en dicha zona y ahora los cooperantes. Dado las limitaciones de infraestructura, impiden una mayor presencia de ONG’s.

Este territorio de la RASD ofrece una oportunidad para poner en marcha proyectos y experiencias diversas. Creemos que es indispensable que tanto las autoridades del Gobierno Saharaui como las ONG’s entidades oficiales que apoyan a los cooperantes, como de gobiernos amigos, concertar programas que permitan el desarrollo de una economía viable en dichas zonas. Esto permitiría que la idea de “tierra de nadie” que muchos tienen, sea descartada, al poner en evidencia la existencia de un espacio controlado por un Estados soberano, genere recursos que permitan mejorar la calidad de vida de los saharauis y crear un polo de atracción geopolítico, a fin de contrarrestar no solo las pretensiones anexionistas de Rabat, sino disuadir la instalación de grupos terroristas en dicha zona.

Estas son algunas ideas para promover el desarrollo de los citados espacios:

  • Mejorar la carretera que conecta Argelia con las zonas liberadas de la República Saharaui;
  • Promover Tifariti como sede alternativa de la misión de Naciones Unidas (MINURSO), luego de la expulsión del componente civil por parte de Marruecos, políticamente difícil de llevar a cabo, pero por lo menos la propuesta debería ser formulada.
  • Promover la radicación de legaciones diplomáticas, mas allá de los problemas de infraestructura, la existencia de edificaciones extranjeras, demandará personal mínimo para su cuidado. La presencia de edificios con estatuto diplomático, es un mecanismo de seguridad;
  • Apoyo a la ganadería, mejorando las instalaciones para los pastores nómadas, con pozos de agua, asistencia sanitaria, servicios veterinarios.
  • Continuar con el desminado, factor que genera graves daños a los pastores, no solo por la pérdida de ganado, sino por los graves accidentes que ocasiona.
  • Coordinar con la MINURSO, ONG’s la mejora de instalaciones y servicios en las localidades de la zona liberada, garantizando una serie de servicios mínimos: agua, energía eléctrica (solar), habilitabilidad, lo que generaría la necesidad de presencia de población.
  • Desarrollo de huertas comunitarias, cooperativas de producción de determinados bienes básicos.
  • Promover en acuerdo con las ONGs, Argelia y también Naciones Unidas de vuelos utilizando la pista de Tifariti. Ello facilitará el traslado de personal, mercaderías y la conexión rápida de la localidad con Tinduf.
  • Creación de un espacio “libre de impuestos”, esto promoverá la creación de un “polo de atracción” geopolítica que favorecería a Mauritania y Argelia, en atención que las zonas liberadas lindan con espacios fronterizos escasamente poblados y sumamente vulnerables para la seguridad de dichos países.
  • Negociar con Mauritania la rehabilitación de un tramo ferroviario que atraviesa el Sahara Occidental (zona fronteriza al pueblo mauritano de Choum), a fin de que contribuya el desarrollo económico de la zona liberada, lo que generará la rápida respuesta de Marruecos, pero ello no impide que no sea intentada esta negociación.
  • Analizar la puesta en marcha de un sistema monetario para la RASD, aplicable a las zonas liberadas.
  • Convocar a empresas mineras a explorar el territorio liberado, aunque sea simbólicamente, pero como muestra de que dicho espacio es territorio soberano de la RASD.

Queda pendiente la cuestión de la ciudad de La Güera, que diversas fuentes aseguraron que la RASD en 2016 izó su bandera. No obstante ello, la localidad, hoy deshabitada, está controlado por Mauritania, en un marco de un acuerdo no formal con la RASD. Es por ello que es preciso que ambos gobiernos lleguen a un acuerdo para que dicho espacio pueda ser utilizada como un área de cooperación económica.

Final

El desarrollo de las zonas liberadas, promover la radicación de población, desarrollo de actividades económicas, culturales y políticas, pondrá en evidencia que este espacio, no es tierra de nadie, sino es el espacio que pertenece a un Estado soberano, que lucha por recuperar el resto de su territorio sometido a ocupación militar desde 1976.

En primer lugar la MINURSO precisa infraestructura para sus actividades, el desalojo de su componente civil, brinda la oportunidad de que la RASD ofrezca la radicación de dicho estructura en la zona liberada. Esto, si se abriera la posibilidad, generaría la necesidad del desarrollo de infraestructura en materia de comunicaciones, sanidad, energía, agua potable, transporte, que beneficiaría ampliamente el desarrollo de localidades, como Tifariti. En caso contrario, otra posibilidad sería que personas jurídicas y físicas, pudieran radicarse, por lo menos simbólicamente a cambio de la contribución al sostenimiento de la RASD.

El desarrollo y mejora sanitaria, de pozos de agua, de construcción de viviendas, promoverá que los pastores nómadas se radiquen en la zona, y mejoren su calidad de vida y de sus productos. El lograr un acuerdo con Mauritania, sobre transporte y desarrollo económico permitiría el acceso a centros de consumo. Transformar la zona liberada en un espacio de libre comercio, sin ninguna duda podría desarrollar el comercio en la zona y combatir también el creciente contrabando, que beneficia especialmente a grupos terroristas, que es una de sus fuentes de financiamiento. Todo ello acompañado con acciones concretas para incentivar la radicación de población, mejoras en su calidad de vida a través de programas de huertas comunitarias, cooperativas, manteniendo vivo en el desarrollo de la economía de esta parte de la República, la solidaridad vigente en los campos de refugiados.

Nuestra propuesta fija una serie de puntos, destinado a promover un debate constructivo, destinado a que el desarrollo de las zonas liberadas, se transforme en un instrumento más para la liberación y unidad nacional saharaui. La experiencia de los Campos de Refugiados en diversos emprendimientos sociales, puede servir de base para aplicarlo a las localidades de las zonas liberadas.

El desarrollo de las zonas liberadas, permitirá a la RASD en el mediano y largo plazo, contar con recursos propios, lo que reducirá su dependencia de otros actores, con sus consecuencias políticas, incrementando el margen de maniobra del gobierno saharaui.